domingo, 29 de diciembre de 2013

MUJER

Mujer; tu bajaste desde el cielo y eres hacedora de vida...., pero también de guerras. Como reza aquella frase: los hombres van a la guerra..... pero son las mujeres  las que las provocan.  Y es que, la historia cuenta tantas guerras provocadas por ti.

Mujer;  ser inteligente, mal llamada por siglos el sexo débil. Pues, no creo que halla hombre capaz de parir un niño, y mucho menos de morir  por él. Mujer, ser que puedes sobrevivir tu y tus hijos sin ayuda de varón. Pero no hay varón, que sobreviva sin un cuerpo de mujer. 

Mujer. Sinónimo; de amor, de fuerza, de deseo, de poder, de lujuria, de odio, de venganza. En ti se encierran todas esas cosas buenas y malas de la vida. Puedes desatar: guerras, muerte, pasión, dolor, angustia, desesperación, ansiedad, tentación. Pero también: amor, dulzura, inocencia, deseo, ternura....

Mujer. Desde la creación; me has robado parte de mi ser. Pues fuiste creada de una parte de mi costado, mientras que yo fui hecho solo de barro. Si, DIOS te ha dado el honor junto a ÉL de dar vida, seguro que vienes del cielo. Mientras, tu estas entre nosotros, terrestres, tus alas esperan por ti, cuando regreses a tu lugar.

Mujer, desde niña, te acompaña, la bondad, la coquetería y tus juegos preparatorios, para ser la mejor de las  madres. Tu voz, suave y armoniosa, tal cual, la melodía jamás cantada. 

Mujer. Eres fuente de inspiración, con ese porte majestuoso y la caída graciosa de tus cabellos, y ese marco hermoso que solo tus senos y tus caderas pueden armonizar con tan bella obra de arte. PADRE, no te mediste al hacer a tan bello ejemplar sobre la tierra.

Mujer; como una rosa pintada de colores, eres armonía en la naturaleza. Tus caderas como montañas verdes y perfectas. Tus ojos; como lagos de increíble pureza y transparencia. Tu cabello; como cascadas en el centro de la selva virgen. Tus pechos; fuente del mas delicioso y nutritivo néctar. Tu cintura,  el meridional perfecto creado por la separación inteligente de los continentes. Tus manos, cuando me acarician son tan suaves y sedosas como el mejor de los terciopelos y la seda jamas vertida por oruga en plena metamorfosis. Tus pies, obras de arte imitadas por el mejor ejercito; pues echas fuego al andar. 

       Como dice el poeta; diera mi vida por verte andar desnuda, después de hacer el amor  







sábado, 28 de diciembre de 2013

MENTIR PARA CONQUISTAR???

Jamas, jamas..La vida me tome en serio, y muchos decían que, eso era de sabios. Y  sobre todo en el amor, era cínico, mientras los demás en una ruptura lloraban y se deprimían.
        Yo. siempre sonriendo, viviendo la vida. Eso si es un placer. Si estas siempre de buen humor, todos quieren estar junto a ti; pues a nadie le gusta estar al lado de una persona amargada.Y, como dice una canción, muy popular: Con una sonrisa puedo comprar! Eso, es cierto, con una sonrisa me pude acercar a ella. Si, Ella... que por razones obvias no escribiré su nombre. Era una persona, muy seria, rígida, inaccesible. Cuando alguien, tomaba el valor y se dirigía a ella.      Ella inmediatamente tomaba su celular y hacia como que hablaba con alguien. Entonces, el chico perdía todo su energía, entusiasmo y se intimidaba. Así era ella, Entonces, recordé esa fase de mi vida, cuando era todo un cínico en el amor. Y empece a buscar la forma de acercarme a ella y cuando lo lograba, mi platica con mi asociado se volvía hilarante, que eventualmente observe que de sus labios esbozaba una sonrisa. También me observé que. deje de ser nadie a hacer alguien para ella. La primera fase había dado resultado. Era hora de la segunda fase y ésta, consistía en mentir. Si, mentir! 
Entonces, tire la artillería pesada, para acercarme a ella, no sin antes hacer un trabajo de campo, el cual consistía en: observar, investigar sus gustos, ver si aparecía alguna amistad con la cual le pudiera hacer llegar algo o simplemente utilizarla para acercarme a ella. Luego del trabajo de campo, se presento la oportunidad. Nos encontramos, cara a cara en uno de los pasillos del lugar en donde ambos trabajábamos y al pasar junto a mi le salude, ella contesto, seria pero amable. entonces arroje al piso mi billetera y le llame por su nombre, ella volteó hacia mi preguntándome. Con una mueca, con el seño fruncido, con una seriedad paralizante, y yo muy sonriente y como si nos conociéramos de toda la vida le dije: 
-Se te cayó esto.
-Eso, eso no es mio.
-Pues mio, ...mio! si es. jaja. Ella esbozo otra sonrisa, el ceño fruncido desapareció, y se paro frente a mi como retándome.
-Vaya que no traía en mis manos algo de vidrio, porque entonces ahora habría un montón de chayes en el suelo. No crees?
Ella solo me dijo, -Loco! con una sonrisa que no he podido olvidar.
Debes dejar pasar un par de días, para que no sienta que estas desesperado. A parte, ella esta acostumbrada que de inmediato sea abordada y luego de lo que había pasado, era un error estar tras ella como loco. Había que encontrar una situación que, pareciera casualidad. Y así fue, a los días, me la encontré en la cafetería de la empresa; unas mesas mas allá se encontraban todos aquellos que lo habían intentado y no habían logrado nada.
-Que pena! pero la señora de la cafetería dijo que, cuando esto este abarrotado tendríamos que compartir la mesa. 
-Abarrotado? Pero esto esta vació. Me dijo riendo. Para cuando ella se percato yo ya estaba instalado. Y ambos reímos. Así que, almorzamos juntos, para luego retirarnos por el mismo pasillo en donde se había roto el hielo. Empece a contarle historias, todas inventadas y de ves en cuando un par de bromas, ella me creía lo que le decía y también reía con mis ocurrencias. Esa fue la forma en que la conquiste. Sonriendo pude acercarme a ella y mintiéndole, puede besar tus labios. Pues, tienes que tener mucho talento al engañar, tienes que creer lo que estas diciendo. Pues mentir es un arte, que hay que practicar. Lo peor o lo mejor es que mintiendo tanto algún día me pueda llegar a enamorar y eso....
No lo quiero ni pensar!!!!     -Mentir es mejor!!








A TODAS LAS CHICAS QUE YO AMÉ 4 CARMEN

Cuando llegamos a nuestro nuevo hogar, todos en el vecindario eramos nuevos, estrenamos colonia. Llegue, a una edad muy corta. En nuestra calle, el 90% de los niños, eran varones -yupi!!- Pues, a esa edad, quien quiere una niña? A una cuadra de allí, vivía mi primo. Era tres años mayor que yo; y en su calle el 90% de los niños, eran chicas -awgg!- Pobre mi primo!
El tiempo transcurrió y seguimos creciendo. Ya con 12 años encima, la historia empezaba a cambiar para algunos. 
   Una tarde, mi madre me pidió que fuera a la tienda, a comprar algo que necesitaba para la cocina,  yo, salí corriendo a comprar lo que me solicitaba. De pronto, una chica de la otra calle, me llama por mi nombre y eso me dejó helado e inmóvil, era mi primer contacto con una fémina, que de paso sea, recuerdo que era muy simpática.  Cuando volví en mi, pregunte:
-Siii?!
-Nada, solo quiero conocerte. Con forme me hablaba, se me iba acercando cada vez mas. -De todos es sabido que, las niñas despiertan antes que uno, en los asuntos del amor- A parte de eso, ella era novia del Tamba. El tamba, era alguien que había llegado de algún lado, atraído por la miel que había en aquella calle; y era alguien con mucha experiencia.  Tenia fama de ser bueno con los puños.
-Me gustaría que fueras mi novio- me dijo ella. Acercando sus labios a los míos.
-Adiós- dije y, pegue la carrera. 
              En cuanto me fue posible, subí a casa de mi primo, a contarle lo sucedido, yo me encontraba totalmente acelerado durante mi relato. Mientras mi primo, trataba de perfeccionar el peinado de un artista de moda. Con un afiche a la par y él frente al espejo, se peinaba y luego se despeinaba, preguntándome, -estoy igual. Nooo! se respondía el mismo.
A los pocos días de aquella aventura, mi pensamiento se mantenía fijo en Carmen, viéndola bien y a pesar de ser una chica no esta fea. Pensaba y a veces hasta la soñaba, creo que mis hormonas empezaban a despertar. Pero, mi temor se mantenía intacto. 
-Ya regreso voy a donde mi tío!- Le grite a mi madre, que siempre estaba en la cocina. Salí, y me dirigí para la otra calle, a unos pocos metros de la casa de mi primo me detuvo abruptamente Luis, un chavo como de dos metros. Colocándome su mano en mi pecho, me tiro la siguiente advertencia.
-Dice el Tamba, que andas quitándole la novia, y hoy encontré a Carmen y a Lili hablando de vos -Lili, era la novia de éste, Luis. -Y no quiero perder a mi novia, así que ten mucho cuidado pues, sino, te las vas a veer conmigo y el Tamba- Me advirtió. Yo, hice lo único que me quedaba por hacer, salir corriendo a la casa de mi tío. Entre, pues por esa época las casas mantenían sus puertas abiertas, pues la palabra delincuencia, era raro quien la conocía. Entre, todo sofocado y asustado, cerré de golpe la puerta y acudí a mi primo quien, obviamente se encontraba frente al espejo y a su afiche de Fernando Allende. Le conté lo acontecido. En ese momento, alguien golpeo a la puerta, con mucha osadía e insistencia. Lo cual, irrito a mi primo, que estaba por lograr lo que llevaba semanas tratando: el peinado de aquel artista novelero. -Quien putas será? dijo muy irritado, mientras se encaminaba hacia la puerta. Al abrirla, allí estaban mis némesis, celosos. Yo, me retire tras la puerta del cuarto de mis tíos y desde allí observe, como se iba a solucionar mi problema.
-Vos, venimos a pedirte que hables con ese tu primo que nos es......... Pow! sonó el puño de mi primo sobre la humanidad de aquel, de dos metros de estatura, quien yacía en el suelo sangrándole la nariz. Mientras el Tampa corría desesperado; para ese lugar, que nunca supe de dónde había salido.
-Deja en paz a mi primo o a la próxima, vas a recoger tu dentadura-
-Y, recorda esto, si él quiere de novia a la Lili o a Carmen así será. Pon! sonó la puerta. Cuando mi primo la cerró, de regreso a su fahena solo esbozo -Hijos de puta, ya casi me había quedado-
Los días transcurrieron con una gran paz. Cuando iba a donde mi primo, Carmen me decía. 
-Adiós guapo! y yo, me sentía todo un pavo real. Hasta la fecha, de ves en  cuando, recuerdo con mucha nostalgia a aquella niña hermosa que me pidió ser su novio, y quiso darme un beso -hoy me arrepiento de no haberla dejado. Donde quiera que estés; Carmen,  GRACIAS!!

domingo, 22 de diciembre de 2013

nada mejor que un amigo fiel

Entre tantos amigos, siempre hay uno que es especial, diferente, tu hermano. Ese, es al que llamamos:  amigo fiel.
-Hace unas horas llego a casa Dany, mi amigo fiel. Él me contó, que ella (mi amada, e inmaculada novia) me engaña, que ayer la vio del brazo de otro. Y yo, como es mi amigo fiel, se lo creí.
De inmediato, acudí, con Sara a reclamarle, y decirle, que nuestro noviazgo llegaba hasta ahí. Ella llorando, intento  convencerme de que eso era falso, y que algún día me arrepentiría por no creerle. El tiempo pasó y yo empece a salir con otra chica, y mi amistad con Dany, se mantenía firme, como si nada hubiera pasado, pues al final de cuentas el era, mi amigo fiel.
Dany, me contaba que, había encontrado a alguien que le traía por las nubes y que era correspondido. Y yo, le decía que, ¿cuándo salíamos los cuatro al cine o cualquier actividad que nos involucrara? Para, lo que siempre tenia un pretexto.
Un día, me encontraba con mi nueva novia, y ella que también conocía a Sara, me hizo ver que, ella venia con su novio de meses. Entonces, pensé -al fin conoceré al tipo con quien Sara me estaba engañando todo este tiempo y que gracias a mi amigo fiel, le había descubierto-. Cuando me volteó para ver quien era el tipo, vaya sorpresa!! era nada menos que... mi amigo fiel. Si, se trataba de Dany. A partir de ese momento sin que Dany se percatara, empecé a separarme de él y, dejo de ser mi amigo fiel para, solo ser un simple conocido. Decidí entonces, comprarme un perro pues, estas mascotas si son: AMIGOS FIELES. Y hoy día, nos la pasamos fenómeno, Waldo (mi perro) Maya y yo. 
NADA MEJOR QUE UN BUEN AMIGO. COMO EL QUE HOY YO TENGO....MI AMIGO WALDO, MI AMIGO FIEL.

EL KAYSER, DEMONIO O PERRO

Cuando eres niño, todo te va y viene, no existe el peligro en tu mente, la vida se hizo para ser vivida y nada mas, jugar es lo mas importante, reunirte con tus amigos es imperativo. etc
      Cuando era un niño, en plena inauguración de uno de los mundiales mas emblemáticos de la época; también, se inauguraba cerca de mi casa, un parque con; columpios, resbaladeros etc. Había una marimba amenizando la ocasión, al paso del tiempo y ya mas  crecidito, ya visitaba dicho parquecito, todo estaba como es lógico desgastado y sin pintura. En fin, el uso de niños hiperactivos hace sus estragos con estos juegos. Si que los disfruté.
          Uno de los pasatiempos de la pandilla era, retar uno de los perros mas bravos del lugar, salir huyendo y subirte al resbaladero. Yo, un niño con una ración de preservación superior a la de mis amigos, jamás les acompañe a retar al Kayser, así era el nombre de aquel rabioso y gigantesco perro, de color amarillo y cola enrollada.
            Siempre, me acomodaba en el lugar mas seguro. Cuando se escuchaba la alarma del siguiente juego. 
   -Prepárense,  ahí viene el Kayser!  No importaba donde tu te encontraras, deberías ponerte a salvo y en el parque, el único lugar que te podía proteger en ese instante, era el resbaladero, y si te ubicabas en la tómbola que colocan hasta arriba del resbaladero era mejor, tenias la mejor vista de la carrera del valiente y Kayser, detrás de él. Bien, luego de la alarma, todos dejábamos lo que estábamos haciendo y corríamos en bandada, hasta el resbaladero era algo que hacia correr la adrenalina por tu cuerpo y a veces, de un solo brinco te apostabas y pasabas sobre el cuerpo de otro niño, para subir lo  mas que pudieras. 
Una vez ya en acción, y acomodado, observabas a tu amigo correr y Kayser casi mordiéndole los talones, entonces. el osado niño subía por el resbalín, hasta agarrarse de alguien para no caer. Kayser, brincaba y, sentíamos que nos alcanzaba. Era como ver la película tiburón, ver las fauces abiertas y brincando, queriendo atrapar algún pie, las babas salían de su hocico y se regaban por el aire, con tanto odio y a veces llegué a pensar, que con mucha hambre. Cuando se cansaba, se acostaba al pie del resbaladero y todos permanecíamos en él. Tal cual, la escena de la película: Pájaros, gritándole para que volviera a embestir. Y, si el perro regresaba a su casa, entonces le tocaba a otro niño, ir por él  y poner en riesgo su pellejo. Y así, se repetía la acción.
            Así se repitió, hasta que aquellos niños dejaron de ser niños, y se largaron del parque. Entonces, otros tomaban su lugar. Esto duró, hasta que Kayser murió. Los que continuamos con nuestra niñez lo extrañamos y a veces lo soñábamos, mordiendo nuestra pierna.
      -Dios! eso era una horrible pesadilla!!
    

miércoles, 18 de diciembre de 2013

el libro del amor

Cuando eres joven, solo piensas en el sexo opuesto, vives por él. y yo no era la excepción, al igual que todos deseábamos salir con la chica mas popular, la mas bonita. Para un grupo selecto esto era fácil, pero para la mayoría de nosotros esto era una misión imposible. Así que, pase noches enteras tratando de solucionar este problema. Mientras esto sucedía, un amigo del barrio, se volvió un adolescente de mucho éxito, Oscar. A dónde fuera las chicas se derretían por él, pero como todos sabemos, el peor enemigo de un adolescente es su inseguridad y su timidez. Pero cuando tienes lo que a ellas les gusta pues sencillo, ellas te conquistan, y esto sucedía muy frecuentemente, Oscar llegaba a mi casa para que le acompañará, pues, alguien arreglo como todas las noches una cita con él. Y allá íbamos, cosa que no me molestaba en lo mas mínimo, pues, ya he conseguido varias relaciones gracias a mi tímido amigo. Sucedía, que, como Oscar era muy tímido, el que mantenía la conversación era yo, y con la casaca que me mandaba por aquella época, las chicas terminaban fijándose y atendiéndome a mi. 
-Eureka! descubrí como tener la chica que yo quisiera. A estas alturas, un primo sabia de mis andanzas y se nos unió. Claro esta que un tercio, no sirve para nada en estos menesteres. Entonces me inventé una situación, para zafar al primo de nuestra excelente y fructífera sociedad, entre Oscar y yo. Y, este fue el plan:
Una tarde los cite y les propuse mi idea, la cual era así: -Nosotros tres, podemos tener a la chica que se nos antoje, siempre y cuando trabajemos en equipo.
-Y que tenemos que hacer.  Pregunto mi primo, mientras Oscar solo nos veía.
-Bueno. -Seremos como un libro, para conquistarlas!.
-Y, eso como sería?. Preguntaron.
-Pues. fácil, verán. Oscar sera la portada del libro, lo que llama la atención, lo que vos y yo no lograriamos solos, vos, seras la introducción. Ya sabes, la primera casaca que se le dará a la chica, para que nos acepte y se detenga a hablar con nosotros y yo seré el contenido, o sea, el que dará la casaca que la cautivará.
-Bueno! Aceptamos los tres. Al poco tiempo, seguía siendo yo, el que cortaba lo cosechado y fue entonces cuando mi primo se retiró. Quedandonos nuevamente solos, Oscar y yo. Pero, Oscar creció, maduro y aprendió; y un día, lo perdí. Pero, para entonces yo ya tenia una gran reputación, y me era sencillo conquistar a quien quisiera.
-Lo malo es que hasta la fecha y así será siempre, las chicas se fijan siempre en la fachada. O sea, la portada, si esta es nueva y llamativa y colorida tendrá la mayor audiencia. Pero, si el libro tiene una caratula vieja, arrugada y sin color, entonces, estas fregado. Por eso, trata de encontrar a una chica que te quiera, no por tu fachada, sino por tu contenido. Yo tengo la mía. Esa que, cada día que pasa, cuida de la portada de su libro; limpiándole, colocándole forro plástico para que no se dañe, y que a pesar de ya saberse de memoria el contenido de ese libro viejo y olvidado, no se cansa de leerlo. "ESTO ES POR TI Y PARA TI, GRACIAS, POR MANTENER MI CONTENIDO ACTUALIZADO, Y DE QUERER SEGUIR LEYÉNDOLO. AUNQUE  TE LO SEPAS DE MEMORIA"

EL 007

Como todas las noches, miraba con insistencia el reloj, mi cita en la casa del vecino era ineludible. Con mucho sigilo para no despertar a nadie o se echaría a perder mi noche. Camine por el pasillo que da a la sala, y asi llegar a la cocina, mi perro rara vez se percataba de mis andanzas, así que tocó que darle un trozo de pan y allí quedó saboreándolo mientras yo atravesaba el patio para brincar la barda que une a nuestras casas. Afuera la luna alumbraba todo el vecindario, mi cuerpo temblaba no de frío, si de emoción y mis ojos se pegaban al vidrio de la ventana del cuarto de mi vecino justo al que me dirigía. Ocultándome y tratando de no dejar huella, iba por arbustos, rosales espinosos, y con cuidado de no pisar alguno de los juguetes que mi hermanito dejaba regado en el jardín. Al fin mi espalda estaba pegada a la pared del vecino, adentro se escuchaban normalmente: risas, sonido de vasos y botellas, música ligera. Pero esta vez solo se escuchaba los sonidos del silencio, un gato maullar y perros ladrar. De pronto, con giros y piruetas me oculte al arbusto mas cercano, pues la luz del cuarto de mis papas se encendió; era papá, él y su próstata iban para el baño, religiosamente al igual que yo a la casa de mi vecino. En ese momento enrollado dentro del arbusto recibimos al rociador de agua, que regaba al jardín de mi vecino. Hoy todo era raro. cuando se apagó la luz del cuarto de mis padres, salí del arbusto escurriendo, pero mi clandestinidad seguía intacta; me coloqué nuevamente en contacto con la pared de mi vecino. una luz me encegueció unos segundos. -Agh! instintivamente me lance y el arbusto y yo eramos uno nuevamente, solo que esta vez una rama del arbusto abuso de mi penetrando en alguno de mis orificios.
-Maldición!, con mi boca mordí otra rama para soportar el dolor. Mientras, la luz cegadora eran los silvines del auto de los Martínez, que regresaban de su reunión mensual. Luego, de extraer de mi cuerpo a aquel palo y de quebrar el otro con mis incisivos y escurriendo otro poco. De nuevo mi espalda estaba otra vez en la pared de mi vecino. luego de algunos segundos de observar que todo estuviera en orden; me asomé a la ventana. 
-Dios mio! 
-Mi vecino esta en peligro!  me agache por un momento a pensar que haría; no sin antes, observar a la hembra, que le apuntaba con una arma a mi desafortunado vecino que yacía con su dorso desnudo y atado a su cama. La belleza estaba sobre él encañonándole. Ella, solo tenía, un diminuto biquini y el arma en sus manos. Transcurrieron unos minutos, entonces tome mi decisión. Esas que cambian todo el resto de tu vida. Iba a arriesgar mi vida por el vecino. Allí estaba yo planificando mi ataque sorpresa. Me escabullí nuevamente arrastrando mi espalda contra la pared, mi objetivo era: llegar a la cocina y entrar por ahí, tomar una arma, llegar a la habitación y.....
-Maldición!- mi pie estaba dentro de un charco con lodo, al sacarlo perdí el equilibrio y asoté sobre un rosal, el mas cercano.
-Ay!- tremendo ardor, varias espinas estaban en mi brazo, mi codo todo raspado, entonces me sente a extraer las espinas de mi brazo. Luego de recuperar un poco de dignidad, llegué por fin a la puerta de la cocina.
-Rayos!- la puerta esta cerrada con llave.
-Bueno, tocará probar por la puerta del perro, de suerte es un labrador y no un pequinés como el mio. Era un perro negro de nombre Jack. Me agache, empuje la puertita, pensé, -creo que si paso. introduje mi cabeza y me dije, -si mi cabeza ya paso al igual que las ratas, el cuerpo también-
En esas estaba cuando.
-Oh no, Dios! -no contaba con esto-, -déjame en paz-, -solo quiero ayudar a tu amo- Se trataba de Jack, que lamia mi cara, como niño con helado en verano caluroso, desde allí veía sus colmillos amenazadores y en cada lengüetazo exhalaba un olor desagradable. Por fin, logre entrar, tome un cuchillo y me dirigí muy cautelosamente hacia la habitación, antes de abrir la puerta tome un último aliento de fuerza, me persigne y abruptamente irrumpí gritando: -Arriba las manos!. Pero, valla sorpresa que me lleve. Unos minutos después de mi bochornosa entrada nos encontrábamos platicando; él le contaba a la hermosa compañera que  yo era quien lo observaba todas las noches y entonces, ellos me contaron a lo que se dedicaban. Y que lo que yo habia hecho por él era de héroes. -Entonces soy su asistente.
-jaja! no. Si mucho serás mi aprendiz. 
-y ahora vete. 
camine hacia la puerta, tome el picaporte, ya iba sin dudas, conocía su historia y el éxito de mi vecino con todas esas  mujeres hermosas. -Ya sé lo que quiero ser cuando sea grande -pensé-
Al abrir la puerta, una vos tierna y femenina, me dice.
-Espera jovencito, aún no se tu nombre.
 -Yo le respondí:
-Bonavides!...  Jaime Bonavides! sonreí y me retire.
......-por cierto, el número que identifica dentro de la agencia a mi vecino es el 700. 
-Si logró, ser uno de ellos, utilizaré el mismo número, en su honor. Solo que al revés.







lunes, 16 de diciembre de 2013

SALDRÉ A BUSCAR EL AMOR


Cuando supe toda la verdad ya ni modo no podía echarme para atrás, mas si ella ya llevaba un tercero entre nosotros.
   Cuando conoces a alguien y ese alguien se vuelve tu obsesión que haces cosas que van en contra de todo raciocinio, para conquistarle. Luego de varios intentos de éxitos y fracasos, de pelear con todas tus armas contra la competencia, pues bien reza aquel refrán: en la guerra y el amor todo esta permitido. Pues bien, allí es donde empieza la batalla, y te vuelves toda una modelo para que la persona que tu has elegido se fige en tí. Y entonces caíste. luego viene la presentación a la familia, otra farsa, a tratar de caerle bien a medio mundo, le estas atrapando, te falta poco. Luego te enteras,  precisamente en una reunión familiar que, tu presa tiene una pequeña fortuna y que con él tendrás asegurado tu futuro. Sí! este es el elegido -en este instante recuerdo a unas vecinas que decían seguras de ellas: -Yo solo me casaré con un abogado. -Y yo con un médico. dijo la otra. y así fue pero, ellas no sabían dentro de su ignorante arrogancia, que también hay abogados y médicos pobres.... Bueno, llego el día y, se escucharon las agotada palabras -Los declaro marido y mujer, puede besar a la novia.
        Ya han transcurrido algunos años. Después de aquel acontecimiento, en algunos casos mas otros menos, y ya para estas alturas, te das cuenta de que tu adorada pareja era un fraude. 
-Me enamoraron sus enormes pechos. pero cuando nos vimos en la intimidad al desnudarse se quito los levantadores y apareció la realidad, unos senos version mini.
-Me fascinaban sus caderas, y al verle caminar desnuda hacia el baño; vaya sorpresa, no hay nada, todo se quedo en el pantalón, y en los rellenos de sus bragas eso si, de marca pues, aun están bien conservados.
-Me volvió loco, su pelo rubio, casi blanco platinado de lo rubio que era. El mejor de los tintes traídos de Europa.
-Y, sus ojos, aquellos ojos verdes, verdes como un par de esmeraldas finísimas. Ahora mismo los tengo a la vista pero en sus estuches.
-Bueno, pero a la hora de hacer el amor todo se compensaba conocía mas trucos que yo y eso que, me compre el kamasutra y lo aprendí como si fuera mi examen privado en la universidad, la cual la deje por ella.
-Aparte de todo ello y otras que me reservo. apareció el verdadero yo, aquel ángel compasivo y compresivo, que siempre sonreía a lo que yo le decía. Y, en visitas familiares empalagaba con tanta melosidad. Ahora, es un volcán con fumarolas y lava, dispuesto a hacer erupción. 
-Y, no digamos su vestimenta, su forma de arreglarse, siempre impecable. Hoy cuando llego a casa, me recibe con un beso frío, una total desconocida. Con su cabellera negra llena de tubos, en chanclas con las uñas sin arreglar y mugre, un barro por acá, un seno colgando por allá, en fin quien es esta mujer; donde esta mi amada?
Ya en nuestra intimidad. -Mi amor, hoy es mi cumpleaños me toca el regalo de los pobres.
-Perdóname mi amor, te lo puedo dar mañana, hoy tengo un gran dolor de cabeza. y ese mañana se posterga, hasta nuestro aniversario, si es que tengo suerte. -PERO ESTO SE TERMINO!
-Me grite, en mi desesperación y desconsuelo, hoy: SALDRÉ A BUSCAR EL AMOR
Y, me dirijo con mis mejores galas, a buscar el amor, ese que no esta en mi casa, ese que una vez lo tuve pero fuera de mi hogar, ese por el que me peleé, como tarzán en la selva y salí vencedor, ese por el cual invertí tanta energía, y que, en el camino deje arrojados a mis costados a mis contrincantes.
-Hablando de ellos ahí viene Ricardo, uno de los vencidos, vaya que mujer tan hermosa la que le acompaña, pobre no sabe si la muñeca con la que esta saliendo es desechable, seguro todo eso que se ve tan hermoso es una fantasía. Viene para acá, debo de comportarme. Y Ricardo se acerco a él diciéndole.
-Hola, como va todo en tu hogar? Pero que pregunto, siempre fuiste un ganador seguro que te va de maravillas. Se alejo por el antro, hasta perderse con tremendo monumento, no sin antes volverse hacia mi y darme un guiño de ojos y una sonrisa sarcástica.
     Yo quede en el bar, observando a todas a mi alrededor, tratando de adivinar quien si era natural y real. Pues esta noche salí a buscar el amor.....


domingo, 15 de diciembre de 2013

MUJERES MALTRATADAS 2: LA SEDUCCIÓN

LA SEDUCCIÓN


Hacia mucho tiempo que Marcos y Mandy no se veían, ellos habían tenido una relación muy bonita, una  puppy´s love. Veinte años después, el destino les vuelve a unir.
-Como te decía, soy una persona exitosa, tengo una empresa de construcción y estos días me traen por acá unas merecidas vacaciones.
-Y tú, que ha sido de tu vida. Pregunta Marcos, muy ansioso.
-Pues, soy madre soltera. Soy ejecutiva de una empresa líder en el mercado. Vivo con mi hija, Wendy una adolescente adorable.
Luego de una larga conversación, la pasión les invadió y sucumbieron al placer. Ese que te da una vida vacía de amor y el reencuentro con alguien que fue muy especial contigo. Pareciera ser que, la vida te devuelve lo que te ha quitado, el derecho a ser feliz. Luego de ese encuentro amoroso se siguieron viendo, tenían citas mas seguidas. Las vacaciones de Marcos se estaban haciendo eternas, pues no tenia compromiso alguno y su empresa marchaba sobre ruedas pues su socio y amigo la administraba muy bien.
-Quiero que conozcas a mi hija. Le sugirió Mandy a Marcos, éste estuvo de acuerdo. Decidieron encontrarse en casa de Mandy para cenar y así presentarlo a su hija, Wendy.
       Marcos, llegó esa noche con un ramo de rosas. Tocando el timbre. Mandy le dijo a Wendy, yo abro, tu termina de prepararte y te comportas por favor. Esta noche es muy importante para mi.
-Si, mami! respondió Wendy, con un poco de desgano pues, a ella no le gustaban mucho las reuniones sociales y menos con amigos de su madre.
-Hola! -Es muy temprano? Saludo Marco con un beso a Mandy, quien se encontraba como adolescente en su primera cita.
-Están bellas, pasa. Estas en tu casa.
-Wendy! estas lista. Puedes bajar ya. Vamos a cenar. grito su madre al borde de las escaleras que dan a las habitaciones.
Wendy, bajo por las escaleras, era una niña hermosa, sensual, y vestía siempre muy provocativa 
-Hola, wendy, mucho gusto, eres mas linda de lo que tu madre me había dicho.
-Gracias, me da gusto conocerte. respondió Wendy.
La velada transcurrió de lo mas normal. Luego de ella, wendy se retiró a su habitación y Mandy invitó a Marcos a pasar la noche en su casa. Marcos no tuvo inconveniente y esa noche fue tan apasionada que, no se percataron que alguien les observaba mientras hacían el amor. Era Wendy. Ella los veía con lujuria en sus ojos, sin darse cuenta; su madre le había llebado a casa la tentación del sexo, a su pequeña Wendy.
   Al día siguiente, durante el desayuno. Wendy, veía a Marcos, pero con ojos distintos a cuando este le fue presentado, ella comía callada, mientras ellos se veían como un par de enamorados y no se daban cuenta de lo que sucedía a su alrededor.
-Bueno, debo ir a trabajar. Dijo Mandy, te quedas en tu casa. -Y tu wendy, haces tus tares y los quehaceres de costumbre.
-Si, mami, no te preocupes.
-Puedo utilizar tu computador. Pregunto Marcos.
-Claro, amor has tu trabajo acá en casa, te veo mas tarde se despidió con un beso apasionado.
Mientras, Marcos ponía al tanto a Sergio, indicándole que estaría mas tiempo fuera, pues, había encontrado al amor de su vida y necesitaba tiempo para  poner en claro su situación sentimental con Mandy. En eso, Wendy entra a la sala, donde se encontraba Marcos diciéndole que tenia que hacer la limpieza del mismo, como parte de sus tareas hogareñas. Pero, Wendy llevaba en mente otra cosa. Mientras Marcos seguía con su ocupación; ella trataba de seducirle provocándole de mil formas posibles. Pero, Marcos solo la podía ver, como la hija de la mujer que el amaba y la evadía. 
 El tiempo paso y Marcos se encontraba instalado en la casa de Mandy. Todos los días Wendy insistía en conquistar a Marcos pero, éste  la evadía siempre.
Un día, Marcos se encontraba tomando una ducha y Wendy que siempre lo acosaba; se desnuda y se mete en la ducha con Marcos, éste por mas que quiso evitar lo inevitable; sucumbió a la bella Wendy. Ahora Marcos servía a dos mujeres, de este trío solo Mandy ignoraba lo que pasaba en su hogar.
Un día, Marcos, tuvo que salir a solucionar un contrato importante en su empresa y se retiró por un par de días. Mandy que ya veía en Wendy a una rival, a alguien desconocido. En una de tantas Wendy deja su diario a propósito a la vista de su madre, ella al encontrarlo lo recoge y cuando lo iba a cerrar para colocarlo en su sitio, le llamo la atención que en él mencionaba a Marcos. Enterándose de lo que sucedía. Mandy, llorando enfrenta a Wendy. Y, ésta le contesta como toda una mujer celosa, dueña del amor de su hombre y con historias falsas le entrega una versión de su propia historia, la cual carece de veracidad. Mandy no puede escuchar mas y sale de su casa. Desesperada, camina sin rumbo por las calles.  Mientras, Marcos regresa. Y, con la idea en mente de pedirle a Mandy que sea su esposa. Pues, éste la ama. Cuando Marcos, sale de una joyería que queda cerca de su empresa. La sorpresa de él, es ver a Mandy al otro lado de la calle. Él, con una sonrisa y un brillo en sus ojos le saluda efusivamente, pero Mandy no responde como él quiere. Mandy, simplemente abre su cartera y saca de ella, una arma. Apuntando contra él. Marcos, desconcertado, ve odio y lagrimas en los  ojos de Mandy. Ella entonces, le descarga toda la carga del arma; matando en el lugar a Marcos. Marcos, cae al suelo, deteniendo en su mano una pequeña caja, con un bello anillo, el cual tiene la piedra mas grande que se podía conseguir en esa lujosa tienda. 


OTRA DE JUDICIALES: SE TRONARON AL BURRO

Al escribir la historia de los RAY BAN y LOS JUDICIALES, recordé con una gran sonrisa, otra aventura, que me pasó de adolescente con estos señores, entacuchados.
        Regresábamos de nuestra rutinaria visita diaria, a nuestras apreciadas amigas de la colonia. Éramos: Julio, Fredy, Wily, Rolmy, Mario, y "el burro" así le decía desde siempre este Julio, y nosotros llegamos a acostumbrarnos que hasta la fecha por ese apelativo le hablamos.
        Al entrar a nuestra querida calle, salió gritando desde su casa, Rigo, quién no había salido ese día con nosotros.
-Mucha! mucha!, en la ceiba están poniendo barricadas y están quemando llantas, se apuntan yo voy a ir a apoyar.
-Será? dude. Pues nunca me han gustado esas aventuras en donde hay un riesgo inminente.
           Pero, todos estuvieron de acuerdo en acudir a solidarizare con los vecinos, quienes protestaban pues de cinco centavos, que costaba el pasaje público, le habían incrementado a diez, y eso era inaudito.  Salimos todos, convencidos de apoyar hacia la ceiba. La ceiba, queda en el centro de nuestro colonia y en ella desembocan dos calles principales que aparecen en lo alto, pues la ceiba esta en una hondonada. Ya instalados en el  lugar todos se pusieron en acción, gritando consignas y alentando las llamas que salían de las llantas quemadas y acomodando chunches, para tener una buena barricada. De pronto, alguien nos alertó gritando: LA JUDICIAL!! Todos volteamos hacia las dos calles principales, lugar donde aparecieron un par de focos de los jeeps; para ser mas exactos dos en cada calle. Se detuvieron un momento,  para dar un vistazo y determinar la acción a tomar. Como, pieles rojas, dispuestos a atacar a los colonizadores ingleses; pero nosotros no nos quedamos a acomodar las diligencias y carretas, al grito de alerta salimos como almas que traen al diablo encima o, como cuando levantas una cloaca y las cucarachas se dispersan a gran velocidad para salvar sus putrefactas vidas; así salimos corriendo todos sin percatarnos  si a la par tuya iba alguien de tus amigos o eran solo parroquianos chutes igual que nosotros, en ese instante todos habríamos ganado las olimpiadas en los 100 metros. Al lado nuestro se escuchaban zumbar las balas que pasaban cerca de la humanidad de cada uno de nosotros. En otras palabras, nos tomaron de tiro al blanco o, como si salieron de cacería. Corríamos para salvar nuestras vidas; nuestros oídos enmudecidos de tanto ronroneo provocado por las balas rompiendo el aire, quizás tan cerca, pues era lo único que escuchábamos. Confundido con el sonido de las zancadas, atravesando terrenos baldíos, brincando piedras, basura, troncos, y uno que otro desdichado que se había tropezado. Uno de ellos era nada menos que, el Burro. Luego, de un sonido diferente a los descritos se escucho que alguien dio con toda su humanidad en el suelo, dando tumbos y rodando entre nuestras piernas.
-Mucha, se echaron al burro! -gritaba Rigo- -le dieron al burro! -el burro cayó! -el burro esta muerto!
        En la trifulca y la confusión, de que si el burro estaba o no herido o peor muerto! vimos pasar frente a nosotros cual saeta, corriendo como nunca, imparable y rebazándonos a todos, una sombra, -tremendo susto llevamos-. Pero, después nos regreso la alegría, al ver que aquella sombra no era nadie mas que, el Burro que luego de caído, revolcado, raspado, golpeado, se incorporó y nos rebasó a todos, haciéndonos a un lado. Llegamos a nuestra querida calle sanos  y salvos pero, asustados. El burro, llegó todo sangrado, con la ropa rota, después de tremendo trancazo que se había dado.

martes, 10 de diciembre de 2013

32 AÑOS DESAPARECIDOS....PERO CON MIS RAY BAN

Ésta, como muchas historias  contadas en este espacio, es totalmente cierta. Fue en una época, en la que eramos victimas, no del crimen organizado, ni de  maras como hoy día, aquella época los malos eran y venían del estado. Esta es la historia de mi hermano un amigo y su servidor, cuando apenas era un adolescente. 

Mi hermano, emocionado, nos llamo, para darnos la noticia de que era padre por segunda oportunidad, la felicidad era tal, que lo acompañe al Roosevelt, para conocer a mi nuevo sobrino.           Al salir de la visita se nos unió Carlos, un intimo amigo de mi hermano Juan.
-Carlos, ésto hay que celebrarlo! dijo mi hermano a su amigo, quienes no desaprovechaban ninguna escusa para irse de farra, y yo me fui de chute.
-a donde vamos? pregunto mi hermano a Carlos?
-vamos a Minos, allí dan buenas bocas. -Dijo el experto. Camino al lugar antes mencionado y ya entrados en la San Juan, a mi hermano le apeteció entrar a un nuevo lugar allí en Nueva Montserrat. En aquellos tiempos, no había nada en ese sector mas que, ese lugar, el que habían inaugurado recientemente y ellos, deseaban empezar lo mas pronto posible, y el Minos quedaba en la Florida. Fue entonces que, se metió en el carril auxiliar y se estaciono frente al inmueble y nos bajamos del carro. Al entrar, solamente habían tres personajes al fondo, frente a la barra, tomados. Mi hermano y Carlos se dirigieron hacia ellos, y por un motivo que hasta la fecha no nos explicamos, nos sentamos justo a un lado de los tipos, a tras de ellos para ser mas exactos; yo quede dándoles la espalda y viendo el transito de la San Juan, eran como pasadas las cinco de la tarde. Aquello iba para rato. 
-Qué les sirvo? -pregunto la muchacha.
-Tráenos un cuarto de venado. -Y vos que querés? me preguntaron-
-Una oranges por favor. 
-Ah! y no se olvide las boquitas. -indico Carlos- Así transcurrió el tiempo, yo comiendo boquitas de cantina y ellos hablando babosadas de bolos.
         De pronto, se escuchó una descarga de la tolva de una 45. El blanco eran las  botellas que se encontraban a tras de la barra y los cascabillos rebotaban sobre mi cabeza, mis oídos enmudecían a cada detonación. A mi hermano y componía, se les fue la borrachera en ese momento.
-A la puta, ya empezó este cerote con su muladas- dijo uno de los tres  tratando de controlar al susodicho alcoholizado. Y así fue. 
-Nos echamos otro cuarto para el susto, replicaron mis acompañantes.
-Yo digo. -Señorita otro cuarto por favor. -Y, vos querés otra agua? 
-No! -mejor nos vamos. les pedí un poco asustado.
-No te preocupes, ya los señores tranquilizaron a su amigo. -Salud! -dijeron los dos.
           De pronto, una parroquiana, vecina del lugar entro al local a hablar por teléfono. Por aquellos tiempos no habían teléfonos, eran contados los que aparecían en algunos comercios; teléfonos monederos. Cuando el alcoholizado y armado se percato, de que estaban hablando por teléfono; se levanto abruptamente y se dirigió a la señora arrebatándole el auricular y preguntándole a quien estaba llamando. Asumo que él pensó, que estaban llamando a la policía por lo de la balacera que había hecho en el lugar y así cobrarles todo lo que habian destrozado. Fue entonces que, la señora se le soltó y  salio corriendo del lugar. Retornando éste a su lugar. Por cierto; ya ni podía caminar de lo bolo que se encontraba. Yo que siempre estuve sobrio, insistía en que nos fuéramos del lugar pues, tenia una mala sensación.
        En ese momento, tronaron nuevamente los plomazos, ya no quedaban botellas sobrevivientes en la estantería, los parroquianos que atendían el negocio corrieron y otros gatearon para la cocina, lugar del cual ya no salieron. Mientras, los cascabillos daban en mi cabeza, y mis acompañantes palidecieron nuevamente.
-Llevémonos a este hijo de puta, porque ya esta muy clavero. -Desdieron los otros dos señores y gracias a Dios, se marcharon tomando un brazo cada uno de su amigo pues, éste ya no sabía ni su nombre. Recuerdo que, ya metidos en el carro éste, saco el arma por la ventana, apuntando hacia la barra, pero solo sonó un clic.
-Bueno, dijo mi hermano ya se fueron estos hijos de puta, pidamos otro cuarto para el susto.
-Señorita! otro cuarto por favor y no olvide las boquitas.
-Ahorita señor! -Grito la pobre, toda nerviosa desde la cocina y los demás, nunca salieron de allí.
 Mientras tanto, yo me encargaba de recopilar los cascabillos de la mesa en donde habían estado los bochincheros. Cual fue mi sorpresa que, en las prisas por irse alguien había olvidado sus lentes para el sol. Los tome, con mucho asombro pues, eran, ni mas ni menos que, unos Ray Ban, cuando iba a tener la oportunidad de comprar tremendos lentes, en aquella época. Al enseñárselos a mi hermano y nuestro amigo, quisieron apropiárselos y en esa estábamos -Son míos, pues yo los estoy invitando. -No! estos son míos, decía el otro. En ese preciso momento yo que tenia toda la panorámica de la San Juan, les interrumpí, con una noticia peor, a la que los señores hubieran regresado por sus lentes.
-Mucha!, mucha!
-Qué? estos lentes son míos. Gritó mi hermano ya con la vos aguada de la pichinga que tenían.
-Oigan, allí viene la judicial!
-Qué!!
-Lo que oíste, allí están apuntándonos en las esquinas de la entrada.
      La señora, a la que le habían quitado el auricular, los llevo, y les indico, señalando al lugar en donde nos encontrábamos. Diciéndoles.
 -Son esos tres que están allí. Era claro la lógica de la señora, si habían sido tres, pero no eramos nosotros.
Ingreso uno de ellos, con sus tradicionales tacuches y de tras de él, otros dos, puros patojos de veinte años.
-Señores, acompañenme a afuera!
-Señor, nosotros no fuimos. -Los que hicieron el escándalo y le quitaron el teléfono a la señora ya se fueron. -Pregúntele a los dueños del negocio. Los dueños como dije antes, jamas volvieron a salir. Mi hermano y compañía, estaban mudos y  aterrados pues, era de todos bien sabido que, el que entraba a uno de aquellos jeeps, de color rojo y mostaza, jamas se les volvía a ver.
       Mientras, mis acompañantes iban resignados hacia afuera, yo me altere explicándoles que, vieran que había otra mesa al lado de la nuestra y que se encontraba llena de cascabillos y que al registrarnos no habían encontrado arma alguna. De un culatazo en el estómago me callaron; y a empujones, patadas y culatazos, me hicieron salir del recinto. Mientras tanto ya Carlos estaba con una cara de muerto dentro de uno de los jeeps; a mi hermano le estaban otra vez requisando y yo, sin pena ni dolor, alegaba mi historia. De pronto, de adentro de uno de los jeeps, se escucharon las palabras mas bellas que jamas olvidare.
-Esta bien, suéltenlos y vamonos. Carlos fue vomitado del jeep,  cayendo sobre mi hermano. Los vimos irse, con la puerta trasera abierta y, un sujeto con una pierna afuera, siempre presto a abrir fuego.
Entramos nuevamente pero, esta vez a cancelar la cuenta. El dinero, se les dejo en la meza pues, las personas dueñas o encargadas del lugar, nunca les volvimos a ve el rostro. Ya subidos en el carro, mi hermano pregunta.
- Y ahora qué? 
-Yo digo, que nos vamos al bar Minos, a quitarnos el susto. Y así fue, nos fuimos para la florida, yo adolorido y magullado, pero feliz con mis Ray Ban.
.....Por cierto, aun conservo aquellos lentes, como fiel testigo de nuestra desafortunada aventura.





domingo, 8 de diciembre de 2013

CUERPO ULTIMO MODELO

Hace ya algunos años, tuve la oportunidad de recibir unas platicas, de la señora Bonin. Nuestra cita era a las 5 de la madrugada. Cuando llegaba, era recibido por ella. Al verme unía sus manos; como aquel niño que eleva una oración al creador antes de ir a dormir. Y, me saludaba con un: om shanti, y yo hacia lo mismo. Luego nos dirigíamos a una cabaña, parecida a un iglú; en cuyo interior solo habían almohadas, para colocarse cómodamente. En alguna de sus charlas, utilizó la siguiente analogía: Me decía, que nuestro cuerpo era como un vehículo automotor dentro del cual iba un pequeño hombrecillo (el alma), quien conducía a este vehículo.
        Hoy día, recordando esta experiencia, la cual agradezco profundamente. -Pues, jamas me recibió un solo centavo-. Quiero compartir la siguiente historia, de ciencia ficción.

CUERPO ULTIMO MODELO
     
               -Querido, ya te decidiste por el modelo que escogerás? -preguntaba Mirna, muy emocionada, mientras se arreglaba para la ocasión-
-No! -respondió Juan, sin tanta emoción como la de su esposa. 
-Pues apúrate, porque Felipe no tarda en llegar, para llevarnos. Y, qué opinas del que compro mi hermano?
-Ése es todo un clásico, yo habría aprovechado y con esa plata que invirtió, mejor habría optado por unos accesorios. No crees?
-Cada quien con sus gustos.  Así prosiguió la platica de estos septuagenarios. 
      Mientras tanto.  Felipe ya estaba rumbo a casa de  sus padres. Felipe era el hijo menor de Mirna y Juan. Deseaba darles este obsequio debido a la precaria salud de los ancianos. Mirna por su lado padecía de una deficiencia renal; mientras que Juan tenia artritis, el azúcar muy elevado y también,  hipertensión arterial.
      -Ya llegó Felipe! grito Mirna a Juan, en tono emocionado.
      -Hola, listos para irnos de compras. Entro Felipe dirigiéndose a sus padres luego, de un efusivo saludo filial.
       Se dirigieron entonces, al concesionario que había anunciado el arribo de sus modelos mas recientes de última generación.
         Llegaron al lugar y fueron recibidos por los vendedores de la sala de ventas. Cómo esta don Felipe? pasen por acá, para que vean nuestros bellos modelos, para que sean elegidos por sus padres. 
     Mirna, eligió un cuerpo de una veinteañera y también pidió, los accesorios que venían con ese modelo; unas bubis bien pronunciadas, al igual que caderas de chica latina a la Jlo. Y, el color de piel, pidió siempre mantener su piel blanca pero esta vez acompañada de un bronceado espectacular, que hicieran juego con sus bellos ojos verdes jade. Mientras que, Juan escogía un cuerpo de 30 años y como accesorios unos pectorales a la Stallone, y un poco de películas triple X, por acá. El vendedor les felicitó por sus exigencias y luego de firmar unas normas necesarias y, de que el celular de Felipe hiciera la transacción bancaria; fueron llevados para el cambio tan esperado de sus bellos cuerpos, indicándole a Felipe que, volviera por ellos en un termino de 15 días;  tiempo necesario para extraer de sus antiguos cuerpos a su pequeño e inexplicable morador, en dichos cuerpos -lo que nosotros conocemos como: alma, espíritu, inconsciente, etc.- Después de esa semana; Felipe, llego por ellos. Felipe quedo asombrado al ver a sus padres en tremendos cuerpazos y muy felices por cierto. Solo, necesito verlos en una semana, para hacerles ajustes de rutina y listo, añadió el especialista en estos menesteres.
                   Y es que, dime tu, si alguna vez no has sentido estas sensaciones:
-Te has sentido, como si estuvieras encerrado dentro de tu cuerpo y que ves la vida a través de las ventanas que son tus ojos?
-Sientes como si el tiempo no hubiera pasado, pero al verte al espejo ves que ya no eres el mismo pues has envejecido y quieres hacer lo que antes hacías pero tu cuerpo ya no te sirve para ello?
-Otras veces, te sientes confundido, pues, crees haber estado ya en  ese lugar con anterioridad. O, crees conocer a alguien cuando le vez por primera vez, pero esta persona te indica que nunca antes te había visto?
-Viajas a alguna parte del mundo y sientes que ya estuviste en ese lugar, aunque es la primera vez que viajas?
-Te sueñas en situaciones extrañas, como reuniones con personas y familiares que ya fallecieron?
-Tienes la habilidad de hacer ciertas actividades de las cuales, careces todo tipo de experiencia y tecnología?
             Estos son algunos ejemplos que se me ocurren, pero, seguro tu tienes los propios. Sera a caso que nuestro cuerpo es mortal pero nuestra personita que esta dentro de nosotros no? Nuestra alma es inmortal! pero, luego de fallecido tu cuerpo, tu espíritu, tu alma, abandona tu cuerpo y te diriges a un lugar especial. Lugar en donde, se reúnen todas ellas a una purificación y preparación, para luego retomar otro cuerpo nuevo, el cual se esta formando en el útero de tu madre, para posteriormente nacer. Y, así empezar una nueva vida, sencillamente porque las almas son inmortales y si son inmortales, obviamente tienen que ser rehusadas nuevamente en este planeta al que llamamos hogar. 





A TODAS ESAS CHICAS QUE YO AME. 3

HISTORIA 3
UNA MOVIDA CON MUCHA SUERTE


Era una tarde hermosa de esas que no puedes desperdiciar quedándote metido en cama, así que me preparé para salir, una ducha, ropa para la ocasión, pues a pesar de ser una tarde hermosa hacia el típico frío de la época, de fin de año. llegue al lugar de encuentro con la palomilla, que no era otro lugar mas que, la esquina de tu cuadra. Quede asombrado al no ver a ninguno de los cuates mas cercanos, así que, decidí caminar por las calles sin rumbo determinado, luego de varios minutos caminando sin rumbo, algo llamo mi atención, un grupo de chavos así que, decidí acercarme para curiosear, al acercarme me percate que ese grupo de chicos, no eran mas que mis amigos, que habían salido a visitar a alguien sin invitarme: Ellos rodeaban celosamente a alguien pues ella se encontraba sentada en las gradas que dan a su casa y aquellos estaban en pleno coqueteo frente a ella. Me acerque y les salude, siguiendo el ritual que caracterizaba a cada grupo en particular; me llevo varios minutos terminar de saludar a cada uno de ellos. Luego de unos segundos y de un silencio incomodo.
    -Bueno ya que nadie nos presenta.   -me llamo Jorge- extendí mi mano.
  -mucho gusto, yo soy Vicky- respondió, sentada cómodamente sobre las dichosas gradas. Claramente recuerdo que tenia las piernas cruzadas, y movía su pie con mucha coquetería.
     Me retiré un poco, cruce mis manos recostándome sobre el poste de la verja que quedaba frente a ella, clave mi mirada sobre su bella existencia mirándole fijamente, sin parpadear, para no distraer mis ojos de tan bello espectáculo. Ella, conforme respondía el interrogatorio de mis camaradas eventualmente lanzaba una mirada la cual se cruzaba con mis ojos inertes y absortos por tanta belleza, ésto claro sin dejar de mover su pierna coquetamente.  Me dije: -o anoto, o me llevo un buen golpe-.
       Así que, decidí hacer una inesperada e inexplicable movida; jamas antes la había hecho, ni sabia de alguien que la hubiera hecho antes, pero eme allí en esa situación. Abriéndome paso entre mis 4 desafortunados amigos y (...) Tome con mi mano su pie, sí, su pie, ese que movía tan coquetamente. Y levantándolo hasta casi hacerle perder el equilibrio y con el pie en mi mano les dije.
           -Ya se percataron que pie tan bello y sus sandalias la cual, tenia en mi otra mano, parecen un llaverito de lo pequeños que son-. Ella, apoyándose con sus manos para no caer de costado y ante la mirada atónita de todos; luego de un silencio esperando todos la reacción de ella; se coloco la sandalia, se acomodo y cruzó nuevamente su pierna, me vio fijamente a los ojos y rió sin control, obviamente dándome la aprobación a tan delicado cumplido que le acababa de proporcionar. Aprovechando el momento tan confuso que se sentía al rededor de nosotros, le dije.
        -Mañana, es una fecha muy importante en mi vida; puedes darme una cita, pero sin guardaespaldas claro esta-.
               -Porque no, te espero a las 4 pm-. Haciéndole una señal con mi mano, me despedí de todos y con toda la seguridad que la experiencia te da, me perdí por aquel callejón, sin voltear por ninguna razón.
            Al día siguiente a las 4 de la tarde estaba frente a su casa, ella se encontraba acompañada por uno de mis amigos el cual al verme llegar se despidió dejándonos solos. la salude con un beso en la mejía, nos acomodamos en las mismas gradas del día anterior y con una broma de dijo. Hoy me coloque estas botas para que no me las quites, jaja- Reímos; luego de ello y, un breve silencio, con nuestros ojos entre lazados. Ella me dijo.
              - Que, era eso tan  importante en tu vida en este día-.
              - Hoy es mi cumpleaños. -le indique- colocándome un brazo en mi espalda me dijo,
              -Feliz cumpleaños!
              -Gracias!! sabes que haría mas especial este día? le pregunte-
              -Que? respondió con una sonrisa en sus labios y con una mirada picara.
              -Pues, nada, que aceptes ser mi novia?
  Antes de que ella respondiera, le robe un beso.  Escapándosele un suspiro me dijo: Si!!!, besándome, me repitió feliz cumpleaños!!...... Ésta tarde, si que era mucho mas bella que la de ayer.

        

miércoles, 4 de diciembre de 2013

mujeres maltratadas 1: Quizas

     Esa tarde, Ana, decidió regresar a casa. Por el camino a su casa, esperanzas nuevas renacían en ella. Al acercarse al que fue su hogar. Se sentó en una banca del parquecito que queda a unos metros de su casa. Ella pensaba,  a veces murmurando y otras simplemente escuchándose.
-Quizás, al abrir la puerta, estarás cambiado y tu tierna mirada sea la de siempre.
-Quizás, vuelva a ser tu princesa, quizás estarás cambiado.
-O. quizás, destruyas de una vez por todas mis sueños  y otra vez vuelva a arrepentirme, pues habrás de herirme como es tu costumbre.
-Quizás, un gesto amable y una sonrisa, como suave brisa, bañe mi rostro. 
-Eso me traen hasta aquí: esperanzas.
      Tomando una bocanada de aire, tomo el valor que le faltaba y con paso lento, se dirigió derecho al umbral de la puerta Aquella que ahora le parecía una puerta extraña.
      Con mano temblorosa timbro y espero......Al poco rato, ésta se abrió; escuchándose  el clásico rechinido, de una puerta sin mantenimiento. Afuera hacia una tarde maravillosa, tan soleada que, adentro de su hogar se vio solo aparecer una sombra en la penumbra. Victor solo abrió y se retiró. Como una invitación indiferente a que pase. -Hola Victor!, repitió tímidamente, vengo de nuevo para quedarme contigo- balbuceó Ana, con forme entraba en la casa. La casa se encontraba toda sucia y patas arriba -típico, cuando hace falta la mano femenina en ella- 
-A que has vuelto? pregunto Victor, con voz firme e indiferente, esta ya no es tu casa, desde que me abandonaste y saliste por esa puerta esta dejo de ser tu casa.
-Pero, tu sabe perfectamente por que me tuve que ir. Pero he vuelto como siempre para que rehagamos nuestro hogar. Respondió Ana.
       Victor la tomo entre sus brazos, ella sonrió de felicidad. 
-¿estas cambiado Victor, hacia tanto que no me tomabas entre tus brazos. Te amo mi amor.      Cerraron la puerta y continuaron nuevamente con su vida. Ana estaba convencida de que Victor ahora si había cambiado, sus esperanzas se habían hecho realidad.
        Ese día. Victor regreso a casa, un poco tomado debido a una reunión en la oficina; llevaba con él a un compañero de trabajo, para seguir en casa la fiesta.
-Ana! Ana!, grito repetidamente. -Ven y atiendes a mi amigo, tráete las cervezas y, unas boquitas. Ana que ya se encontraba acostada, sintió un frió en todo su cuerpo, su corazón palpitaba a una gran velocidad, acomodándose una bata estaba...., cuando....
Ana!, Ana!. no me oyes, que te pasa mujer, quieres hacerme quedar mal con mi amigo. 
-Que vengas, te ordeno!. grito nuevamente. Ana, con un horror en su cuerpo, salio. Y, parándose  ante ellos de inmediato, sin percatarse que se encontraba con un camison pequeño, transparente que dejaba ver todos sus encantos femeninos. En ese instante, Victor, con una rabia de celos tiro lo que en la mano traía y le lanzo varios improperios: -Desvergonzada!!, mírate! eres una prostituta! ¿como vienes casi desnuda a exhibirte ante mi amigo?!. El amigo quiso tranquilizarlo pero, éste se volvió loco y lo lanzó por un costado. Éste decidió mejor irse, dejando a Ana y Victor solos en casa.
        Victor, cegado por los celos y el alcohol comienza a golpear a Ana, ella se cubría como podía pero, Victor le persiguió por toda la habitación. En una, la lanzó por el suelo,  se encaramo sobre ella y, no dejó de golpearla. Ana desfallecida, ya sin fuerzas para defenderse, yacía desmayada y amoratada sobre el suelo. Victor no volvía en si, él la sacudía con tanta fuerza que la cabeza de Ana empezó a emanar sangre, fue entonces cuando, a la par de Victor se escucho un desgarrante aullido; se trataba de Fido, su fiel amigo pequinés quien, al darse cuenta de lo que pasaba, aullaba como pidiendo auxilio, como pidiéndole a Victor que  detuviera la golpiza,  después de varios aullidos, Victor entro en razón y se dio cuenta de que su hermosa esposa yacía sobre una poza de sangre ya sin vida. Victor quiso arrepentido, volverla en si, gritando: -NO! Anita,  no! Mi amor, que te hice, por favor perdóname, no me dejes! Pero, ya era demasiado tarde.  Ana, había muerto.
"Quizás, al abrir la puerta, esperanzas muertas, nacerán en mi. Quizás, con aquellos modos destruirías del todo mi sueño final....." se dejo escuchar en la paz de la  noche de luna llena desde el radio del vecino.

lunes, 2 de diciembre de 2013

AL CÉSAR, LO QUE LE PERTENECE!

Hace ya 2,000 mil años, nuestro señor Jesús, fue tentado por un grupo de maliciosos, con el fin de tenderle una trampa. Preguntándole, si debían tributar o no? Él, teniendo la sabiduría divina; pregunto: ¿Quién era ese César? para lo cual le dieron una moneda. Al verla Jesús pregunto: ¿De quién es la imagen que aparece en dicha moneda? A lo que, este grupo respondió, con una sonrisa hipócrita en su cara: -Pues, este que esta en la moneda es él,  César. Jesús entonces, sin inmutarse, (perder su valioso tiempo), les respondió: -Si esta moneda es del César, entonces dad al César lo que a él le pertenece y a DIOS dadle lo que es de ÉL.
      Bueno, esto es sabido por todos nosotros, y  ha sido interpretado de mil maneras, a lo largo de la historia humana. Entre otros pasajes, también, mencionan de igual manera; que si el diezmo, que si la limosna, etc. Entiendo que este tema es muy delicado, pero no para nuestro amado Jesús, a quién, no le interesaba si se tributaba o no, si se diezmaba o no. Lo único que Él deseaba y desea es que, nos amemos los unos a los otros. En otras palabras, Él hablaba, de Amor. si, así de simple. No vemos un Jesús histórico, lleno de ostentaciones, por el contrario. Él, estaba en la abstinencia total a lo que el lujo y comodidades respecta. Recordemos que Él, dormía en el suelo, junto a sus amados discípulos y a otros seguidores. A los que, proporcionaba sendos discursos al aire libre; no en hoteles 5 estrellas, ni dentro de edificios opulentos, NO! amigos. Entonces ésto me lleva a reflexionar lo siguiente.
"Porque razón los jerarcas de las religiones predominantes duermen en camas adornadas con oro, con almohadas de plumas, comen los mejores banquetes terrenales, beben los mejores vinos y en la mayoría; lo exigen en nombre de Él; que donen el 10% de sus ingresos, que si te sobra un carro lo dones, si te sobra un terreno lo dones. Y, si yo les pidiera a estos "mesías modernos" que, vendan todo y lo donen a los pobres y desvalidos.  Lo harían?".....
        Si continuamos viendo lo que la historia nos ha heredado, vemos que las dos fuerzas divisorias de la humanidad son: La religión y la Política, y que  uno apoya al otro y viceversa. Algunas veces, vemos a pastores y sacerdotes lanzándose a puestos políticos de elección popular.
         También, vemos que muchos letrados y personajes inteligentes, que murieron por herejes a manos de la santa inquisición, -la era oscura del catolicismo- y que, posteriormente por tantos acontecimientos atroces de esta institución;  desertaron de ellos para formar sus propias iglesias. Tal ves, al inicio, con la convicción de continuar sinceramente con la verdad cristiana y con la orden divina de amarnos todos. Pero, que con el tiempo, esto se fue deteriorando al grado de llegar a ser hoy día un gran negocio.
         Reconozco que las santas escrituras tienen,  temas que si, fueron dictados a personajes privilegiados por el espiritu santo pero, ¿qué paso con estos preceptos recibidos del mismo cielo?. -Haré una pausa acá, para recordarles el juego que se llama: teléfono descompuesto (lo has jugado?) bueno, imagina que en una fracción de tiempo, con un número de 5 personas, al primero se le da cierta información, éste se la pasa al siguiente y así hasta llegar al numero 5 y la información inicial no se parece en casi nada al llegar al ultimo. (recuerdas?). Esto me lleva a la siguiente hipótesis; y, volviendo a retomar el tema. Hace dos mil años un apóstol, recibió la información divina y él, la escribió sobre un pergamino tal cual. Pero, pregunto, ¿qué paso con esta línea telefonica en estos dos mil años? sera exactamente exacta la información que, el apóstol recibió del espiritu santo hasta la última edición de la santa escritura. O, por otro lado, si tu hubieras tenido la oportunidad de transcribir años después (100 por ejemplo) la biblia, no te verías tentado como humano que eres, en cambiar unas palabras para beneficio propio, o para una causa especifica pues, el fin justifica los medios. Y, como de todos es sabido la manera mas antigua de dominar a las masas es por medio del terror, el miedo, eso de que el inculto teme mucho a sus ......
bueno pudo ser no creen?
       Bien, ya para terminar éstos pensamientos (que no sé de dónde me han salido). Quiero invitarlos a cambiar tu forma de devolver a DIOS, todo lo que ÉL, generosamente  te ha regalado en este mundo. Que no sea por el medio tradicional, de pagar un diezmo, o dar una limosna en una iglesia. Mejor, has esto y compártelo con los menos privilegiados, con los enfermos, con los desnutridos, los desvalidos, en fin. Comparte con ellos tus ingresos proporcionándoles un apadrinamiento mensual, lo que tu corazón te diga. Y ayudemosles, evitemosles el dolor, mitiguemosles el hambre; seamos ejemplos de amor. Y nunca olvides esto: "Lo que tú le des a una de estas personas, en verdad os digo que no es a ellos que se lo estas dando. Se lo estas dando, nada menos que al mismo DIOS". Pues, estas cumpliendo con uno de sus mas grandes mandamientos: "Amar a  tus semejantes". Esto es, simplemente: AMOR.
         

domingo, 1 de diciembre de 2013

BESO: EL MEJOR SEXO

Sentados,  conversando. El depredador prepara el terreno, ella denota un poco de nerviosismo, situación que sera aprovechada por mi. Ella, balbucea palabras al azar, haciendo preguntas triviales, y es que, se siente nerviosa. Mientras esto sucede, simplemente la observo. Como fiel depredador, esperando encontrar el momento y movimiento exacto para efectuar mi voraz movimiento. Mirando siempre a sus ojos, ella evita el contacto visual, jugueteando con sus cabellos y viendo eventualmente sus manos; colocando una de sus manos en su mejía y enviando pequeños destellos de luz cuando hace contacto con mis ojos. La tensión se eleva, ella ya atrapada por mi silencio; pregunta: 
 -¿Viste?: como quedaron mis uñas con este color de pintura!. Sin gesticular palabra, tomo una de sus manos y la entrelazo entre mis dedos, ella enmudece y un frió recorre su hermoso cuerpo, el corazón cabalga a máxima velocidad, sintiendo sus latidos a través de mis dedos, las mariposas que descansaban en sus entrañas, salen despavoridas como si hubieran recibido un agitón en el lugar,  dónde reposaban; las pupilas de sus ojos se dilatan, provocando en ella una ceguera a toda su visión periférica, ya con la adrenalina al máximo se percata que, yo me voy acercando hacia ella, con tal lentitud, para que la presa no salga en franca huida, mis movimientos son parecidos a los que ejerce la lengua del camaleón, cuando caza su victima. Con esa lentitud, me voy acercando a ella. Mis labios entre abiertos, preparados para efectuar el primer zarpazo; ella baja su mirada por momentos y ve mis labios; cuando, ella siente mi aliento entrar por su nariz, doy el último y mortal golpe. Introduciendo dentro de mis labios entre abiertos el labio inferior de ella.  Veo, como se estremece, recibo un leve apretón de manos que, luego se afloja relajándose,  entregándose a su destino, sus parpados empiezan a caer y sus ojos viajan en sentido contrario a sus bellas pestañas, sus oídos son callados pues, los latidos de su corazón, resuenan hasta sus tímpanos; ella adormecida cree escuchar campanas, dos de sus sentidos han desaparecido, adormecidos por el veneno que esta entrando en su ser, entonces, mientra mis movimientos van acelerando por momentos, por su nariz solo recibe mi olor. Una explosion de endorfinas llena el ambiente y entonces, pareciera que todo lo que había a nuestro rededor ha desaparecido, esfumándose por aquella nube, que se ha evaporado de su cuerpo e inundado ese lugar que, hacía un momento estaba repleto.
          Mientras, mis labios recorren su labio inferior; con un roce suave y delicado, ejerciendo de vez en cuando unos pequeñas succiones, como pequeñas ventosas; mi lengua recorre después de mis labios, como supervisando que no aya quedado ningún lugar sin ser besado, luego de recorrer su labio, el cual ya se encuentra un poco hinchado y enrojecido, introduzco mi lengua hasta hacer contacto con la suya, sobándola por cada costado de ella, como efectuando una inspección táctil, de pronto halo su lengua hacia mi boca, provocada con una pequeña succión, saboreando sus jugos, los cuales a estas alturas ya se han confundido con los míos y a ellos se han unido los sabrosos sabores del labial o brillo que enmarcaba su sensual boca; luego, le dejo descansar su lengua y permito que ella haga lo mismo con la mía, para posteriormente efectuar mi siguiente movimiento con su labio superior. En este momento con un pequeño mordisqueo, medido milimétricamente, para no causar daño sino, nada mas que una ráfaga de placer lo que provoca que, su cuerpo se estremezca, al grado de que el único vello que olvido depilarse en alguna parte de su aterciopelada piel, se erecta sobre la cumbre de un poro que se encuentra erizado al igual que el resto de su piel. Por sus poros, empieza a emanar un pequeño sudor que por momento se vuelve frío, como viento del sur y por todas partes de su cuerpo, especialmente en sus zonas erógenas, emanan como manantiales de agua fresca sus líquidos, mojando todo aquello que apenas hace unos segundos, era un desierto por la sequedad que había. Estos cambios corporales de, frío y caliente, hacen que algunas partes de su cuerpo se tensen, mientras otras se relajan, al grado, como si colocaras un chocolate dentro de cacerola hirviendo; y ráfagas de frío que también erectan a sus perfectos pezones.
          Mi lengua. Decía, embiste como retroexcavadora  en obra arquitectónica, la cavidad entre su labio superior y sus dientes, lugar donde se concentran muchas terminales nerviosas luego, retiro mi boca y a intervalos, beso la parte superior, luego su labio inferior. Para terminar, con su lengua succionandole y permitiéndote succionar la mía, abro completamente mi boca sobre la boca rendida y abierta de par en par, y me doy el festín final, introduciéndole desde la comisura del sur hasta la opuesta, encontrando en mi incursión la de ella acariciándola sin detenerme hasta llegar a la otra comisura, para finalizar, quedamos relajados y descansando nuestros ya cansados músculos faciales, con nuestras bocas totalmente abiertas intercambiando fluidos y acariciando nuestra lengua. Finalizando con unos besos tronadores, típicos sonidos que se escuchan por la humedad de nuestros labios. Me retiro no mas que unos milímetros, para visualizar como sus parpados se elevan hacia el cielo y sus ojos retoman su posición horizontal normal, de momentos imágenes a nuestro rededor se hacen presentes, por un breve instante y sin tomar la mas mínima importancia de lo que sucede, doy mi segunda embestida besando la  comisura abultada de su boca entre abierta, mientras esto pasa siento un movimiento, que no es mas que una sonrisa tímida de aceptación, recorro su mejía con mis labios, despacio, ejerciendo pequeños toques de succión, provocando unos calambres eléctricos,  un cosquilleo, en la parte interna de sus mejías, no me detengo, a todo esto sus parpados vuelven a ceder y cierran el telón, mientras sus ojos ya cerrados se elevan como agradeciéndole al creador por tanto placer. Mientras les comentaba esto; mi boca esta instalada en su oreja, pasando mi lengua delicadamente por todo el borde externo y metiendo dentro de mi boca su lóbulo, en conjunto con su ornamental arete. Prosigo, enviando aire, el cual sale de mi boca en cantidades previamente medidas, nuevamente aquel pelito se erecta conjuntamente con sus pezones y sus brazos;  otras partes se erizan totalmente, ya entregada, sin ejercer ninguna clase de resistencia, sigo mi recorrido, ahora por su largo y claroscuro cuello, haciendo por un lado a su oloroso y sedoso cabello recorro con  mis labios entre abiertos. con una tímida lengua, la cual aparece en el momento justo para provocarte otra ola de satisfacción que, por un momento quiere dejarlo pero sus músculos no se lo permiten y cae una vez mas en trance ya con la excitación llegando a margenes rojos, me apropio de sus hombros, moviendo hacia un lado la correa que, detiene la blusa, corriendo el riesgo de que salgan a luz sus bellos pechos, le doy pequeños besos como si fuera un pececito dorado, el cual limpia su pecera. En eso estaba; cuando, una mano toma mi hombro, sobresaltado volteo y veo a un viejo, con traje andrajoso; ella vuelve en sí viéndose salvada por aquel sujeto, que me dice: 
 -Soy el viejo censura. 
 -Mándame tu número telefónico, que yo te enviaré un SMS. Solo para verificar tu edad y así puedas seguir leyendo el resto de esta historia......