lunes, 31 de marzo de 2014

MI NOVIA ES UNA VAMPIRESA... cómo me volví un vampiro??

La noche es el escenario (para muchos personajes a lo largo de la historia de la humanidad: amor terror, suspenso, aventura, sexo, asesinatos, etc.)
...Esa noche, soplaba el viento con una fuerza fuera de lo común, el cielo estaba despejado, la luna que no estaba llena, alumbraba con extraña fuerza, todo se veía claro. Y, la fiesta en casa de Carlos estaba de lo mejor, habia: licor, drogas, sexo, chicas hermosas, buena musica. Aquello, era insuperable, todos estaban en total frenesí. En las escaleras que comunican al segundo piso, se observaban parejas besándose apasionadamente, otros tocando sus genitales; cuando logre llegar al corredor principal del segundo piso de la casa, lugar en donde se encuentran las habitaciones, habia una pequeña cola para ingresar al baño, que era lo que me habia traído hasta aquí, hice mi cola detrás de una mulata que se encontraba besándose con una trigueña espectacular, el pasillo era un eco de gemidos, por las parejas que en ellos se encontraban, jamas habia escuchado tanto escándalo provocado por una mujer, al momento de tener sexo. 
-Ese tipo, debe ser un gigoló, pensé. A parte de la envidia que sentía en ese instante, al escuchar a esas mujeres muriendo de placer y estas dos chicas hermosas amándose, frente a mis ojos. Pero mi urgencia por entrar al baño también era algo tremendo que, decidí buscar un arbusto en las cercanías del patio. Me encamine hacia las escaleras, mientras bajaba observaba lo bien que se la pasaban todos. Me dirigí, a la puerta principal pero, ésta estaba con candado. Cosa que me pareció rara. Me atravesé la sala, recibiendo: codazos, pisotones, empujones, pues como le habia dicho antes todos estaban sumergidos en un gran frenesí, a consecuencias de la droga, el licor y quien sabe que mas, entré a la cocina, pues era el único lugar que me llevaría hacia el patio, al abrir la puerta se escucharon los quejidos, provenientes de una chica que en ese instante estaba gozando de un delicioso orgasmo, la tenían en la isla de la cocina y le daban  tremenda ración oral, que por un momento me quede parado frente a ellos y éstos, ni se percataron que estaban siendo observados, la chica casi convulsionaba de placer. 
-Que bárbaro, este chavo! pensé. 
-wao! En ese momento, mi reloj indico que daban las doce de la media noche, hice malabares para callar a mi reloj; la chica, yacía inerte sobre la isla y el tipo que estaba dándole placer saco su rostro de entre las piernas de la niña y me volteo (sucedió a una gran velocidad) que cuando caí en cuenta sus ojos de color rojo e iluminados me vieron con tremenda cólera y acompañado de una especie de rugido, me mostró sus colmillos blancos y brillantes, del cual goteaban gotas de sangre. No aguante mas y mis pantalones se mojaron por completo del susto que me acababa de llevar, ambos dirigimos la mirada hacia mis genitales, yo le dije con voz temblorosa.
-Seguramente, la chica estaba en sus días... Pero eso no te importo... verdad campeón? Éste nuevamente me gruño y se puso de pie, yo corrí de regreso hacia la sala pues ya mi vejiga estaba completamente vacía, al entrar a la sala, me detuve abruptamente en el umbral de la puerta pues, en el suelo se encontraban chicas y chicos con sangre en diferentes partes de sus cuerpos y aquellos seres de ambos sexos, tenían sus ojos rojos y brillantes y sus bocas totalmente ensangrentadas. Me hice hacia la pared, pues ahí  a dentro todo estaba en penumbras, me movía sigilosamente pegadito a la pared pero tropecé con algo o alguien y caí sobre el cadáver, de la morena que hacia cola en el baño, su cara estaba totalmente pálida y en su cuello dos agujeros, del cual todavía brotaba algo de sangre. Quise gritar, pero las manos de alguien en mis piernas jalándome hicieron que me silenciara, esas manos se sentían en mis tobillos como témpanos de hielo y me daban tremendo apretón. Inmediatamente, pensé que seguro era un de ellos que me habia descubierto y quería mi apreciada sangre, voltee y efectivamente era el chavo de la cocina, quien me habia enseñado sus colmillos, sin pensarlo, de inmediato me lance sobre el cuello del cadáver de aquella hermosa morena quien, en vida fue una chica sexy y quien me había ignorado, al igual que muchas de las que estaban regadas por toda la casa. Mi boca, succionaba para extraerle algo de sangre, pero el hambriento que la habia matado casi la dejo seca (hablando del preciado liquido de la vida) Cuando yo chupaba y chupaba sentí que ya no me jalaban de las piernas, el tipo me habia soltado; al cabo de unos segundos se acerco a mi una hermosa vampiresa, diciéndome al oído.
-Ya, novato!... déjala, ya la vaciaste. Yo con mi boca manchada de la poca sangre que le logre extraer, le vi a la cara, diciéndole
-Que rica estaba esta mulata! Ya los ojos de ellos estaban normales. Todos, estaban como si fueran mosquitos, todos relajados y acabados, tumbados en los sillones, las escaleras o sobre algún cadáver, de los que estaban regados.
-Ahora entiendo la jadeadera y escándalo de las chicas cuando tenían su orgasmo, allá en los cuartos, pobres ilusas en ese instante de placer, seguramente estaban siendo también devoradas. La chica que recién me habia hablado se sentó junto a mi y me tomo de la mano, ya se le sentía, cálida al tacto.
Mientras tanto, se escuchaban las risas con los comentarios de la fiesta, la luna que aun alumbraba con ese extraño esplendor, me permitía observar, que en la sala solo quedábamos como una docena, entre hombres y mujeres.
-Bueno, dijo un tipo, que bajaba por las escaleras, era un tipo bien parecido, de  test blanca, muy robusto, de cuerpo atlético, quien según parece era el líder de esa banda de chupa sangres.
-Éste, era el gigolo seguramente. Pensé.
-Tú! Me dijo. El que habia encontrado chupandosela a la niña en la cocina.
-No eres, el idiota que se orino en la cocina.
-yo? ja,ja,ja!
-No se de que hablas! La chica, que me tenia ahora entre sus brazos dijo, luego de verme a mis genitales y observar tremenda mancha de miados.
-A este le paso lo mismo que a mi, la primera vez que me bebí a mi novio, también me mié!.
-Fue tan excitante que me orine... eso seguramente le paso al nuevo. Ja,ja,ja! rieron todos
-Yo, mi primera vez, hasta me cague! dijo un gordito graciosos que estaba al otro lado de la pieza.
-Cállense! ordeno el líder, tenemos que sacar a todos estos de aquí antes de que amanezca, para luego largarnos de aquí. 
Empezamos todos a trabajar en equipo, llevando cadáveres a una panel vieja que se encontraba en el garaje, uno a uno los fuimos apilando. Todos ellos con la fuerza que les caracteriza yo sin embargo, buscaba a las mas flaquitas y como me era posible me las echaba al hombre y ahí me encaminaba con mis piernas adoloridas. 
Nos subimos a unas motos y a la panel y nos largamos de ese lugar, dentro de la van, iban dos viejos, quienes seguro eran los dueños de la casa. Esos, fueron los primeros en morir, para poder prestar la casa para la fiesta.
A la tarde siguiente nos encontrábamos en el siguiente poblado en la casa de alguien, ya pertenecía al lider, quien seguramente habia matado a sus dueños, las chicas y nosotros empezamos desde ese momento a hacer amistad con los vecinos cercanos y con el resto del poblado, que seguramente dentro de algunos días o meses (la verdad lo ignoro) estarían con la noticia que se escuchaba y se veía en la televisión.

 "La policía local, piensa que seguramente estos jóvenes fueron secuestrados por un grupo de narcotraficantes que opera en la región. Ya tienen la información necesaria y pronto la estarán compartiendo con la población. Por el momento, no es posible pues, eso entorpecería la investigación... Aquí, las fotografías y los nombres de los jóvenes desaparecidos."

Empezaron a pasar las fotografías y nombres de los muchachos desafortunados. En eso, el chavo que me descubrió en la cocina, grito.

-Miren!, miren!... ese mula se parece al meón, ja,ja,ja!
-Donde, dijeron todos!
-Ah...ya paso!
-Era igualito a vos! Me dijo tomándome del cuello cariñósamente y alborotándome el cabello.
-Ya no me lo molestes mas. Dijo mi chica protectora...
-Ahora, para seguir viviendo, deberé pretender ser uno de ellos... lo bueno, es que al fin; conseguí una chica y que chica!.. ésta, si que sabe chupar.....


sábado, 29 de marzo de 2014

UN POLICÍA MARIGUANO (de la serie: la maldición de los mariguanos de la zona 1)

El viejo, estaba durmiendo su borrachera en una de las aceras de las calles de la zona 1, casi eran las 11 de la noche, cuando la presencia de algo le hizo despertar. Frente a él se encontraba ese ser de color negro oscuro,  tan oscuro, como la noche mas negra. sin luna ni estrellas, como una caverna, cuando ni las luciérnagas la alumbran, como la cueva de minero atrapado bajo toneladas de tierra y escombros; así de oscuro era el ser que estaba a casi un metro de distancia, frente a él.
-Eres tu? Le dijo el viejo, sin siquiera inmutarse por la presencia de tan tenebroso y malvado enemigo de la marihuana. Éste, le veía fijamente, con el mismo respeto que le otorgaba el viejo. El viejo, quien era el único testigo de sus cobardes asesinatos y de su existencia, lo vio de pies a cabeza, sus garras eran parecidas a las de una especie de carroñero, pintadas de sangre humana y tal vez de otras bestias que ignorábamos, de quienes posiblemente también se alimentaba, pero era claro que su principal platillo eran los mariguanos, de la zona 1. 
-Qué, quieres viejo amigo? Pregunto el borracho a su desigual compañero nocturno. Pero éste, solo seguía observándolo.
-Ah!... Si no quieres nada, déjame dormir tranquilo. Le dijo el viejo acomodándose  en su improvisada cama. A unas cuadras se escuchaba la bulla de una de esas canciones modernas que les gusta a los llamados cholos, sonaba a todo volumen, ya los vecinos del barrio habían dado parte a la policía pero, éstos brillaban por su ausencia. El viejo estaba quedandose dormido, cuando se sintió una ráfaga de aire, que amilano un poco el calor que en aquella noche de verano se sentía; pero acompañado a la brisa de aire, venia mezclada con ella el típico olor de la mota, el anciano cerro sus ojos y oro por aquellos pobres desgraciados mariguanos. El olor, puso en alerta a este implacable ser y se vio que realizo un sacudon y alzo sus alas; empujándose con sus enormes garras tomo vuelo, provocando que los cartones que eran las cubrecamas del viejo, salieran despedidas por todos lados, los pocos pelos del anciano fueron fuertemente sacudidos y él, fue movido del lugar donde dormía unos centímetros de donde estaba. Cundo la cosa esa estaba en el aire se escucharon salir de sus fauces en forma de pico, unos gruñidos que le erizaron la piel a nuestro borracho, los aleteos se escuchaban con tanta fuerza, dirigiéndose hacia donde le atraía el olor. El viejo quedo completamente dormido nuevamente. Pero su sueño no le duro mas que una media hora, pues lo despertó el grupo de cholos y su estruendosa música que recién pasaba frente a él. Al estilo de los años ochenta, los jóvenes, iban cargando una tremenda grabadora, de donde salían las notas musicales. Ellos, siguieron camino hacia la quinta avenida sobre la trece calle, lugar en donde se encontraba durmiendo el anciano, la musica iba perdiendo potencia conforme estos muchachos se iban alejando, era obvio que eran cheleros y no drogos, pues de no ser así, ya no estarían viviendo. Pensó, el viejo.
-Entonces, de donde venia el olor a mariguana? Se pregunto el viejo. Intrigado por lo que pasaba, se puso de pie y coloco su mano en una de sus orejas para escuchar algún ruido que le indicara donde podría estar volando el acechador de los mariguanos, la noche como siempre estaba acompañada de una claridad asombrosa, causada por lo despejado del cielo y la hermosa luna llena que se encontraba justo arriba del anciano, una ráfaga de oscuridad le dio al anciano la pista de hacia donde dirigirse, agarro sus cachivaches y su cuto y se dirigió hacia donde lo llamaba la pista que acababa de observar, camino por casi 20 minutos pero las calle estaban vacías a excepción de algunos travestís apostados en sus esquinas, esperando ser levantados. Al fondo de la 15 calle ya casi llegando a la avenida Elena, visualizo un auto con dos personas fuera de él, sobre éste a lo alto de una casa todavía de adobe de color verde musgo  -pensó que era de adobe, pues era la mas alta de todas y se podía ver una gárgola- pero el viejo sabia que ese esperpento inmóvil, no era otra acosa que su amigo; come moteros, cada que se acercaba a ellos, se daba cuenta que era una patrulla de la PNC.
-Seguramente tienen a algún motero dentro de la patrulla y le deben de estar sacando pisto. pensó el viejo.
-Buenas noches, oficiales! Les saludo efusivamente, pero estos  ignoraron al desarrapado borracho, el viejo paso lentamente frente a ellos y pudo observar claramente que dentro de la patrulla no habia nadie y al rededor solo se encontraban dos policías, uno joven y delgado y a la par el otro mas viejo y panzón. Éste último, estaba fumando.
-Hace calor!.. verdad oficiales? Trato de entablar una conversación con ellos, siendo ignorado por el flaco, no así por el panzon.
-Mira vos chara, guaro no tengo, lo único que te puedo ofrecer es un jalón de mi porro. 
-Señor por favor circule. Le indico el otro -el flaco- con tono muy amable.
-Gracias, señor agente. Pero yo solo me acerque para salvarle la vida a usted oficial.
-porque el panzon de su amigo ya se condeno solo.
-A que se refiere señor? Le pregunto, amablemente el oficial al viejo 
-acaso sabe de alguna emboscada en contra nuestra. le pregunto el joven oficial, al viejo en tono burlesco sin faltar el respeto.
-No oficial, hablo del mariguano de su compañero. Al decir esto, se escucho una mezcla de gruñido y graznar en el techo de la vieja casa.
-Que putas fué eso? Pregunto el panzon drogadicto...
-Puta! esta mierda que le quite a eso cholos, si que es buena. -Ja,ja,ja. Rió el pobre policía panzon.
-Escucho viejo? le dijo el joven oficial.
-A eso me refería amigo... Deje que se ria, pues sera sus últimas alegrías. El policía sobrio, saco su 45 israelí nuevita, pues estaba recién graduado de la escuela de policía; se la habia entregado, el mismo ministro de gobernación.
-A lo mejor, mi capitán son esos cholos, a los que les confisco la hierba y que regresaron por ella.
-No! esos maricas, deben de estar lejos, ya en su casita. Tranquilo, debe ser cualquier otra mierda.
-No sera que este viejo de mierda se esta cagando, ja,ja,ja!
-Bueno, mijo si quieres seguir viviendo andate de aquí y deja a tu jefe, pues este ya no se salva. Adiós. Se despidió el borracho, a sabiendas que dentro de poco el panzon ya no estaría mas, en este mundo. Se retiro nuevamente calle abajo justo a su dormitorio en la trece calle.
El carroñero, agito sus alas tan fuerte que se sacudieron las ramas de los pinos que estaban aledaños al lugar donde estaban parqueados. El joven policía aun tenia su 45 en mano, estaba muy inquieto pues él, estaba seguro de que los cholos habían regresado y con refuerzos, se dirigió a la radio de su patrulla; pero al ver a su jefe en aquellas condiciones pensó que seguro les suspenderían y  hasta perderían su chance y el necesitaba su sueldito. Decidió entonces, enfrentarse solo a los cholos, 
-Mi capitán, voy a chequear por aquí a las calles aledañas... voy a pie... atento ya vuelvo!
-Tranquilo nuevo, aquí te espero. Se acomodo en la palangana del pick up y saco otro poco de hierba, se preparo su purito, diciéndose a si mismo.
-Que buena mierda les quite a esos cholos. Procedió a encender su puro, halo un sorbo de humo hasta lo mas recóndito de sus pulmones, pero cuando expulso el poco que su cuerpo no asimilo, éste humo ascendió, llegando a las fosas nasales del monstruo; poniéndole de mal humor, que de un solo se abalanzo sobre el policía motero y panzon, colocando en su cara y hombro sus afiladas garras y elevándose sin destino -pareciera ser hacia la luna- cada vez se hacia mas pequeño, perdiéndose en la oscuridad de la noche.
El policía panzon, iba pensando por los aires.
-Carajo! que buena está; esta mierda!
Sobre la trece calle y tercera avenida ya se encontraba durmiendo el viejo nuevamente cuando un sonido, como cuando somatan un saco de papas en el pavimento le despertó, era el cadáver del policía. Éste, quedo con los ojos bien abiertos, viéndole justo a su rostro. El viejo, salto de su cómodo lugar, pegándose a la pared, mientras escuchaba el aleteo que se acercaba a ellos, llenando de oscuridad a la angosta calle. Era él, lo tomo esta vez, por las piernas y se elevó perdiéndose en el cielo y ya no se supo mas del drogo uniformado. El viejo se sentó todo agitado con la mente perdida en el asfalto, su cabeza estaba completamente en blanco, volviéndolo en si un grupo de radio patrullas, de las cuales se bajo el joven oficial, indicando a sus compañeros.
-Éste es! si, éste es!... donde esta mi capitán, responde... viejo de mierda!
-Cálmese, oficial solo es un desgraciado viejo borracho, déjelo tranquilo.
-Mas bien, súbase a su patrulla y sigamos la búsqueda. tomaron sus automotores y se marcharon a toda prisa con las sirenas aullando, en la noche tranquila de la zona 1.
El viejo nuevamente despertado, pero esta vez por el sonido de una pila de periódicos, que dejaron caer de un pick up a la acera, justo para ser recibidos por el voceador de ese sector, el viejo que solo abrió sus ojos, pues aun no amanecía del todo, logro alcanzar a ver el encabezado de la prensa.

     "Jefe de la PNC secuestrado por traficantes de drogas en la zona 1, ya se tiene pistas. Se sospecha de unos cholos del sector"  






viernes, 28 de marzo de 2014

...de patito feo, a cisne

Era un viernes por la noche y como ya era costumbre -una costumbre de mas diez años- nos reunimos en este bar; justo para ligar muchachas,  y este  viernes no iba a ser la excepción, nos sentamos en el mismo lugar de siempre, era un excelente lugar para tener una visual de todas las féminas que se hacian presentes los días viernes, ellas iban a lo mismo que nosotros, así que, estábamos atentos, para no ser sorprendido por otros muchachos que frecuentaban el lugar para lo mismo que nosotros, y en verdad que mis amigos eran unos tiburones deseosos de sangre nueva cada viernes. Yo por mi parte, siempre fui un poco mas recatado que ellos y a pesar de ser un poco diferente, nos llevabamos muy bien.
-Bueno, ojala este viernes nos vaya de maravillas como siempre! dijo Willy.
-Sin duda amigo, sin duda. Le respondió Héctor. Todos reímos, mientras nos empinábamos nuestra cerveza. Justo en ese momento; entro un grupo de bellas mujeres, con ropa muy sugestiva y riéndose fuertemente como para llamar la atención de los presentes. Entre ellas, habia una que sobresalía. Era, como estar viendo a una modelo de pasarela, de revista, de alfombra roja. Todos fuimos cautivados por ella. Ella, que sobresalía del grupo. Fue Rolando quien se puso de pie, y se lanzo hacia donde se encontraba el grupo.
-Cuando no el chuchón! Replico Julio. 
-Les apuesto una cerveza a que utilizara la técnica de la confusion. Le dije al grupo.
-Yo no apostaría contra eso, pues es la única que se conoce!
-Pero, hay que aceptar que siempre le ha funcionado.
Rolando se acerco al grupo, con la seguridad que le caracterizaba, ellas hicieron como sino le veían acercarse. De inmediato se dirigió a la chica que estaba en medio y le saludo de beso, para luego pasar a saludar a las otras; dejando al ultimo, a la modelo. Ella se retiro del grupo, justo cuando éste le iba a saludar, al percatarse de la indirecta mejor las invito a nuestra mesa y en un par de segundos, se estaban acomodando en nuestra mesa. Rolando, procedió a presentarlas. La técnica habia funcionado y es que era infalible (ésta, consistía en saludar a una, cualquiera de ellas, así ella pensaría que él era amigo de alguna de sus amigas y que por gustarle le habia saludado primero, mientras que las otras, responderían al saludo, confiadas por creer que era amigo de la primera en recibir el saludo).
Ya sentadas, brindamos por nuestro encuentro, la música sonaba fuerte y las canciones estaban invitándonos al baile, todos nos movíamos, como preparándonos para ir a bailar, y si no lo habíamos hecho era porque, uno de nosotros se quedaría sin pareja.
-Miren, ahí viene la modelo!
-Quien? Pregunto una de ellas.
-Tu amiga, esa que parece modelo de pasarela. La chica, seguía muy segura, acercándose hacia donde nos encontrábamos.
-Ella?... ella no viene con nosotras! Terminando de decir eso estaba, cuando fui invitado a bailar por la hermosa chica.
-Bailas? Me pregunto. Mientras todos quedamos en shock.
-Yo?
-Si, tu!
-Claro! Me puse de pie; de inmediato tome sus cosas y las puse en mi asiento y nos dirigimos a la pista en ese momento el Dj cambio a musica lenta. 
-Ah! le dije 
-Por mi no hay problema.
-Ni por mi! le respondí. Así, que la tome de la cintura y empezamos a bailar, sus ojos me veían fijamente; tan fijamente que hasta me causaba un poco de incomodidad. Ella, rompió el hielo diciendo.
-Sergio!.. no me reconoces?
-Me conoces..., obvio, pues sabes mi nombre! Me respondí yo mismo. Me quede parado viéndola fijamente, tratando de reconocerla; pero no, jamas habia visto a mujer mas hermosa.
-Estas, segura de que no me confundes?... Jamas hubiera olvidado tu rostro. Le dije, cálidamente para no parecer descortés.
-Bueno, es lógico ha pasado el tiempo y vaya si he cambiado. me respondió.
-Déjame, refrescarte la memoria:
Luego de su explicación, la recordé.
"Hace un poco mas de diez años a tras, fuimos invitados a una fiesta, cuando llegamos a la fiesta, en la casa de una amiga -era un repaso-, entramos y vimos que todos bailaban, menos una chica que se encontraba aún sentada. Cuando la vimos, Willy dijo -ahí hay una, quien se anima a sacarla? y todos le sacaron la madre y soltaron la risa. Decidieron salir, a esperar si alguien llegaba o si alguien soltaba a una de las chicas que estaban bailando. Yo, sin embargo me quede observando a esa niña; seria y callada: era flaquita,  menuda, con su carita llena de barros; esa era la muchacha que vi triste y callada, mientras las otras bailaban. Yo pensé, -porque no?, ella también tiene derecho a pasársela bien. Me dirigí, hasta donde ella estaba sentada; mientras me acercaba vi que empezó a ponerse nerviosa, no podía mantener su mirada en solo lugar, sus manos le sudaban. Ya frente a ella, le pregunte -Bailas?, ella puso su cara mucho mas seria y viéndome directamente a los ojos me dijo que no. Yo le insistí, pero esta vez la tome de la mano y la levante con un suave apretón de manos y entonces se levanto y nos fuimos a bailar. Mis amigos se reían, haciendo muecas a través de los cristales de una ventana, claro sin que ella se diera cuenta, yo les ignore y bailamos un buen rato, hasta que se aburrieron y entraron por mi, para que nos fuéramos, antes de irme la lleve a su silla y ella me dijo.
-Gracias! yo simplemente le sonreí y justo cuando me estaba retirando. Tímidamente, me dijo.
-Cómo te llamas? Yo, con una sonrisa en mis labios le respondí.
-Sergio. Y me fui." 
Han pasado mas de diez años de aquello y no la volví a ver nunca, hasta ahora.  Ahora, que se ha vuelto un cisne hermoso, como el cuento. En esa fiesta, solo era una niña quien tal vez, ni habia desarrollado pero, cuando lo hizo se convirtió de  patito feo a hermoso cisne.

Como dijo, uno de los hombres mas ricos del mundo: "No trates mal a un nerd, porque éste, algún día, puede llegar a ser tu jefe"
Y eso es lo que me paso a mi, no me burle ni menos precie a aquella niña flaquita y menuda con su carita sin pintura y llena de barros. Ese día, le di una tarde que seguramente no ha olvidado y hoy que me encontró. Ella me dará a mi, una noche inolvidable.... 



jueves, 27 de marzo de 2014

Mi primer amor; mi primer fracaso...


Cuando estudiaba los básicos tendría 13 o 14 años; mi prioridad era, obtener la bandera de mi centro de estudios, algo que a la vez odiaba pues para el 15 de septiembre, habia que desfilar y ese palo con esa bandera colgando era tan pesada, pero bueno, eso era lo único desagradable de ser un excelente estudiante, mi segunda atención; eran las chicas y luego los deportes y así iba  la escala de mis prioridades. Lamentablemente. las chicas que a uno le atraen; uno no les atrae a ellas y eso a veces, también les sucede a ellas; los chicos que les atraen a ellas a ellos no les son del todo atractivas. En fin, la adolescencia es mu dificil vivirla -pero cuanto no daríamos hoy, por tener esa edad de nuevo- A mi, en lo personal desde que entre a primero básico, me gustaba una chica a quien llamaré Virginia, vaya si me gustaba, pero yo para ella no existía. Mas bien, pensándolo ahora, para ella no existía nadie pues, no le conocí novio sino hasta en tercero básico. 
Bueno, paso primero básico y lo pase en blanco -respecto a las chicas- Por lo demás fue todo un éxito.  Para los exámenes, mis compañeros que eran los mas populares y mejores deportistas, hacían un circulo con los pupitres y en medio, me apartaban el mio, ya saben por si se les ponía feo el examen; ese día lo aprovechaba al máximo, pues era costumbre que para estar a mi diestra deberían de invitarme; la refacción y hacer lo que se me antojara, de no ser así, eran expulsados de tan selecto circulo; ja,ja,ja. Tonterías, que hoy me dan risa, pero si que se esforzaban por atenderme en esa semana. Llegamos a segundo básico y todo parecía ser igual al anterior, con la diferencia de que este año, asistí a varios concursos televisivos;  un programa de estudiosos, representando a mi colegio. Un día comencé a observar que una niña de primero básico y prima de Virginia me estaba acosando pues, a donde iba, ella y sus compañeras estaban allí, luego los papelitos, para posteriormente lanzarse me  directamente y a mi, me seguía gustando Virginia, y no la que supe mas tarde, era su primita -a ella la llamaremos Gloria- Bien, Gloria no me gustaba para nada, pero ella estaba empecinada conmigo. Un día, tomo valor -así son ellas, tan lindas- y se me declaro. Yo no sabia que hacer y me vi obligado a aceptarla, pues la declaración casi que fue en publico y ni modo que quedar mal visto ante tan selecto publico. A partir de ese día era mi sombra, todo el tiempo, que si agarraditos de la mano, que si sentaditos a la hora del recreo en un lugar escondido, que si un besito por acá y otro por allá, luego otro mas allá... A la hora de la salida, habia que acompañarla a su casa; en fin. Y yo, pensando en Virginia; debo aclarar que los uniforme no nos hacen ver muy atractivos y este era el caso de Gloria. Resumiendo la historia, en cuanto me fue posible corte con ella y seguí atento con Virginia a quien si habia visto sin uniforme y era alguien encantadora. La habia visto de civil, porque todos los sábados, nos reuníamos en casa de algún compañero, para un repaso -que tiempos tan bellos esos- Entonces, como yo habia cortado con Gloria un compañero que llamaré Guillermo me hablo si no habia problema si el la enamoraba, a lo que yo le agradecí, pues ella se miraba un poco triste. Bueno, un sábado, llegue a nuestro encuentro en la casa de una compañera donde era el reventon, esa tarde llegue un poco retrasado y con forme me iba acercando a la casa, veía que mis compañeros -esos, que solo llegan a detener paredes- me veían y hacian comentarios, luego se reían y movían su cabeza; como indicando que burro fue éste al dejar a Gloria -ésto, lo supe poco después- 
-Sos un mula! me decían, cuando me saludaban.
-Porqué? Pregunte, intrigado.
-Anda a ver  a la chavona con la que anda Guillermo. Me dijeron mis amigos; Guillermo habia llegado acompañado de alguien con quien estaba bailando. Así que, la curiosidad me hizo entrar en la casa donde se encontraba la mara bailando la música de moda de esa época, fue  entonces cuando vi a Guillermo bailando con tremendo monumento, mi Virginia no le llegaba ni al talón.
-Guao! Dije, que mujerona mas hermosa! Tenia un cuerpazo, andaba un peinado que le hacia ver su cara tan hermosa. Que tuve que preguntar a mis compañeros, -quien era? pues, a esas fiestas solo llegábamos, los de la foto-
-Quién es?.. esa chavona!
-No la reconoces?, animal!Me respondieron los muchachos. Yo me encontraba anonadado viendo a tremendo monumento; cuando ella se dio cuenta que yo estaba ahí. Ella, le pidió a Guillermo salir a tomar aire y éste le saco de la sala de la casa de Vilma, mi compañera anfitriona. Salieron entonces Guillermo y compañía. Se dirigieron directamente conmigo a saludarme, Guillermo me dio la mano -ya saben, un saludo que llevaba mas o  menos varios segundos- luego la chica se acerco a saludarme de beso. 
-Hola! cómo estas? Me dio un beso, muy cerca de la comisura de mis labios. Fue allí cuando la reconocí...
-Gloria!?.....

Tomado del libro: "Adolescente Tímido" de Sergio Raga


miércoles, 26 de marzo de 2014

ATAQUE DE ANSIEDAD... (Mi blog, numero 100)

Un ataque de ansiedad, es algo muy,  pero muy desagradable y agónico, cuando eso te sucede tu consiente y tu subconsciente, creen que morirás. Y eso, que estas sintiendo es, la agonía previa a tu muerte.
Todo empiezas, por sentir un dolor en la boca del estómago, como si te hubieran dado un susto de muerte, o como cuando te dan una noticia que no te esperabas y te la sueltan de golpe; el corazón empieza a latir a una frecuencia que sientes que se te va a salir del pecho, sientes unas ganas incontrolables de salir huyendo; crees que con ello, lo que estas sintiendo se quedará en el lugar donde antes estabas. Es, cuando sientes que el aire te hace falta, por mas que respires y respires profundamente, sientes como si algo hay en tu garganta y eso no te permite el paso del aire a los pulmones; también te acompaña el sentimiento, de que a tus pulmones están completamente llenos y ya  no les cabe mas aire; crees que el aire que esta dentro de ellos no quiere salir para tomar una nueva oleada de oxigeno; tus manos y pies te empezaron a sudar hace unos segundos, tu sistema nervioso esta en modo de alerta y eso te produce una mayor angustia; sientes que tus extremidades no te aguantan y que caerás al suelo, mientras que tus brazos se han puesto ya pesados y rígidos, que te cuesta moverlos. A cada instante te regresa el dolor en la boca del estomago, como indicándote que el fin esta cerca; tus labios te tiemblan y tu boca y lengua están, tan resecos como si fuera el propio desierto; tus pupilas se dilatan, dificultándote tener una visión optima, tus parpados empiezan a temblar y nuevamente te asustas y quieres salir huyendo del lugar en donde estas. Cuando caminas, pues no te puedes quedar quieto debido a que tu sistema nervioso esta en modo de alerta; sientes que el piso se te hunde ante ti y ahora tus piernas están totalmente rígidas y nerviosas, pues no las puedes controlar; ellas tienen su propio ritmo, un movimiento involuntario; tu cabeza empezara a vibrar, sientes como si te pusieran un vibrador en la coronilla de tu cabeza, casi sientes que se te duerme el cerebro, debido a un choque eléctrico que se lleva a cabo en tus células del cerebro; en este instante, si piensas que llego tu fin y sales corriendo; ésto te da un respiro pero, ya para estas alturas ya no tienes control de ningún musculo en tu cuerpo. Si quieres tomar un tranquilizante, el agua no pasa por tu traquea, regresándose por tu nariz, provocándote un lapso de ahogo; ya para este instante, tu no eres nada, solo eres un manojo de nervios que te puede llevar a cometer inconscientemente una locura, un accidente, debido al terror que estas viviendo; tus cinco sentidos, a los cuales no puedes controlar, te juegan bromas muy desagradables y tu cerbero  no puede pensar con claridad y raciocinio; tus pensamientos son de sobre-vivencia; pues la muerte, según tu, esta ya encima de ti; todos las personas a tu alrededor ya se han contagiado y ellos empiezan a manifestar algún tipo de ansiedad al ver su impotencia y no poder ayudarte; sientes una desesperación incontenible, todo esta consumado. 
Llego el momento de que un profesional te restablezca a la normalidad y es allí cuando, en la emergencia de un hospital el medico decide atenderte luego de haber permitido de que hayas trapeado el piso con tu cuerpo y al ver que ya tu angustia llego a niveles en los cuales puedes sufrir un paro respiratorio real o un paro cardíaco real. Pues, como dije antes, tu mente se apodero de ti, ahora tu mente es autónoma y no responde a ninguna orden real y normal; estas vencido.
Te tienen postrado en una camilla, de la cual, te puedes caer al suelo; pues, casi que empezaste a convulsionar; debido a que, si no te mueves es como si estuvieras muerto en vida. Entonces, escuchas la orden del medico de urgencias:
-Enfermera... 3cc... iv... de valium!! 
-Si doctor!
La aguja se introduce en tu vena y la droga entra en tu torrente sanguíneo; entonces manifiestas un pequeño mareo. Eso es, porque la droga empieza a hacer su efecto; llegando a ti la calma. Esa calma que Jesucristo le dio a sus discípulos en la barca.
                           "ESTO ES UN ATAQUE DE ANSIEDAD". 
Siempre me he preguntado, porque los médicos esperan hasta verte hecho un despojo de persona y te dejan sentir esa agonía para luego atenderte e indicarle a la enfermera que te apliquen la droga? Y, así estabilizarte. Si esta, documentado que cuando la ansiedad a alcanzado cierto nivel, ya no hay vuelta a tras, y esto es en el mejor de los casos; pues, existe otra clase de inhumanos galenos que te inyectan en ciertas partes del cuerpo, agua destilada, causándote un gran dolor agregado; como poniéndote a elegir  entre la angustia que ya hace media hora estas viviendo contra el dolor que te causa este liquido en determinados lugares de tu cuerpo. He visto que hay quienes te ven de reojo, de manera indiferente, haciendo comentarios como este: 
-Solo es un ataque de ansiedad. Dando a entender que, lo que esta viviendo la persona no es nada grave. pero ellos no saben la gravedad de la sintomatología que el paciente esta viviendo y sintiendo en esos minutos, de total angustia.
Alguna ves viví esto a diario, hasta que un día, un medico dijo:
-Ya no traiga a su hermano mas acá, llévelo con un especialista para que le ayude con terapia y medicamentos.
  Gracias amigo, por condolerse de mi trágica experiencia y gracias a DIOS por permitirme vivirla para poder hoy, ayudar a otros con esta enfermedad.  AMEN!!!

martes, 25 de marzo de 2014

sucedió en mi juventud...

Cuando somos jóvenes no medimos las consecuencias de nada; sin darnos cuenta, en esos momentos de vida juvenil, que todo o casi todo lo que hagamos, puede algún día pasarnos una factura muy elevada a nuestras locuras e insensateces de tan temprana edad. Edad, en donde pensamos que todo es posible; edad, en donde creemos que no existe nada mas allá, que ese momento; edad, en la que vivimos a una velocidad, que si nos caemos, algunos ya no se levantarán, y aun así, seguimos llevando esa forma de vida tan vertiginosa.
             Esta, es la historia de dos jóvenes, que vivieron sin darse cuenta, que un día sufrirían cuatro, la locura vivida por dos...
Baje de mi vehículo y me dirigí a la casa de doña Gertrudis, una vieja clienta, a la cual no veía en los últimos dos años; ella, me llamo para pasar a recoger un su aparato electrónico, para que lo llevara a mi taller y se lo reparara. Ella confiaba en mi, por mi honradez en trabajos anteriores.
-Recuerdo que es por aquí! Me repetía mentalmente, mientras buscaba su dirección; pero claro, en dos años muchas cosas habían cambiado y lo que estaba a punto de suceder, era uno de esos cambios.
-Acá es, estoy seguro. Entre en su pequeño jardín y me dirigí hasta la puerta principal. Ahí, toque el timbre. Volví a tocar, pues nadie me atendía.
-Será que salio, pero fui claro que solo ha esta hora tendría tiempo y ella dijo que me esperaría. Pensaba mientras seguía tocando el timbre, al fin del otro lado de la puerta, se escucho una voz joven, era claro que no era doña Gertrudis; entonces pregunte.
-Disculpe, es la casa de doña Gertrudis?
-Si, si es, que quiere? Me respondió la voz joven, de una muchacha, adentro de la casa.
-ella se encuentra?
-No!
-Disculpe, mi insistencia pero, quede con ella de venir por un aparato; para repararlo.
-Si!, espere, ahora le abro. Espere unos minutos y entonces la puerta se abrió, apareciendo el rostro de una joven mujer, su cara era parcialmente tapada por su larga cabellera, pues ella estaba cubriéndose con la puerta.
-Entre, por favor! Entre, y ella me indico donde estaba el aparato, hasta ese momento no me habia percatado mas en la chica; por pura delicadeza y por la confianza que doña Gertrudis, tenia en mi. Cuando, me volteo para agradecerle y disculparme por la molestia, me topo con tremenda hembra, envuelta en una batita, ligeramente transparente, sus pechos, casi se salían de la bata, la cual la sostenían dos pequeños botones, que se les notaba que estaban por salir disparados, de la bata.
Ella, vio asombro en mi rostro y me explico, que era lo primero que habia encontrado para cubrirse, pues, cuando se encuentra sola -como era el caso- se mantenía completamente desnuda.
-y usted es?... Nieta de doña Gertrudis... pues, sabia que solo tenia un hijo.
-Soy su nuera!
-Mucho gusto, me llamo Romeo.
-Igual, yo soy Juliana.
-Tengo, dos años de casada con el hijo de doña Gertrudis y me la paso aquí, encerrada y aburrida. Me echo toda su historia, ambos sentados en la sala, ya ella habia perdido el pudor y me permitía ver un poco mas. 
-Bueno... me voy... dígale a doña Gertrudis, que le cuento por teléfono lo del presupuesto.
-Permítame, voy por un papel para apuntarlo.
-No tenga cuidado, pues ella ya lo tiene!
-Si, pero yo no!.. y me gustaría tenerlo; usted sabe por si algún aparato y así poder llamarlo... no se, de pronto nos cambiamos de casa. Era obvio que juliana quería mi numero telefónico, que se lo dí. Indicándole.
-Claro! llámeme cuando quiera y por lo que quiera... si solo quiere hablar un día que este aburrida.
Me fui, para mi taller con el aparato en mi carro y la chica en mi mente.
-Vaya!, si que es hermosa. 
     Al termino de un par de días, recibí la  primera llamada de juliana, y luego otra; hasta que un día salimos. Y sucedió lo inevitable. Por dos meses, fuimos amantes, nos amábamos apasionadamente, entregándonos todo. Cuando sentí que todo se estaba saliendo de control decidí terminar con aquella aventura para mi, pero no para ella. Y me desaparecí. Han pasado ya casi veinticinco años y el destino pensó, que era tiempo de cobrar esos meses increibles, que pasamos siendo un par de jóvenes, viviendo la vida loca.
           Mi hijo mayor, lleva saliendo con su novia todo un año y se ve que es una buena muchacha, aparte de ello, es muy bonita, se aman y han decidido casarse. Para la ocasión tan importante, decidimos con mi esposa, hacerles una cena para que llegaran sus padres y así conocernos. Fue cuando la novia de mi hijo nos contó, que su madre la habia criado sola, pues hacia años, que se habia separado de su padre, pero que ella tenia una relación excelente con su padre y la familia de él y que en otra oportunidad su papa nos invitaba a su casa, para conocernos. Entendimos. Y, el día de la cena, fue entonces que conocimos a la madre de mi nuera.
-Buena noche, con permiso... 
-Señora, como esta, mucho gusto. Beso en la mejía a mi esposa. Cuando extendió su mano para saludarnos, me di cuenta de que se trataba de Juliana, mi antigua amante, ambos quedamos paralizados; yo, por el echo de no verla durante tantos años y ella por darse cuenta de quien era el padre de su yerno. Cenamos, platicamos, y luego de un par de horas de incomoda situacion se despidieron, Juliana al despedirse de mi, me dijo de una forma, en la cual nadie la escucho ademas de mi.
-Necesitamos hablar, es urgente y delicado... llámame! Dejo en mi mano un papel con su numero de celular. Al tener la oportunidad, le llame; pues me habia dejado intrigado por lo que me habia dicho y al ver la angustia en su rostro. Nos encontramos en un café y allí me contó algo que jamas hubiera querido escuchar.
-Si Romeo..! ellos son hermanos!!
-Pero cómo?.. Estas segura?
-Mi esposo, se separo de mi cuando quede embarazada, porque en aquella época él tubo problemas; y en esos dos años de casados nunca me pudo embarazar, así que él no podía, fue hasta mucho tiempo después que él soluciono su problema, pero para entonces ya nos habíamos divorciado, él no me desamparó y le dio su apellido y amor a nuestra hija, en todo este tiempo. 
Yo quede, destrozado al saber que una descendiente mía, habia crecido sin mi a su lado y lo peor era, que ahora estaba de novia de su hermano y para colmo deseaban casarse, pues estaban profundamente enamorados.
      Así, pasa; cuando no mides tus consecuencias de joven y haces todo por impulso, sin importarte que salgan lastimados terceros, sin medir las consecuencias. La vida nos estaba cobrando y demasiado caro, a mi  y a juliana, llevándose por en medio a nuestros hijos, nuestras vidas ya no serian igual para ninguno de nosotros. Por nuestra insensatez de juventud, hoy nos tocaba pagar y con un precio tan alto lo que hicimos de jóvenes... 







lunes, 24 de marzo de 2014

HOY, HE RENUNCIADO A TI! (el rompimiento)

-Aló? Contesto alguien al otro lado de la línea telefónica.
-Si, aló!.. Te llamo para decirte, que ya no quiero saber mas de ti.
-Eso me lo dice a cada rato...
-A qué estas jugando? le contestó sarcásticamente.
-Esta vez, es en serio!..
-Habrás notado, que ya no te busco!.. Que pasa el tiempo y ya no te llamo!..
-He renunciado a ti!..
-Porque, solo fuiste una ilusión, un capricho, que se fue formando con el tiempo que estuvimos juntos...
-Porque es tanta la distancia entre tu y yo... Porque, no le diste importancia a mi amor...
-Pues, nunca estabas cuando mas te necesite...
-Hoy, decidí, renunciar a ti... Porque, eres ese tipo de persona, que solo piensa en sí misma..
-Desde aquel día que me pediste un poco de tiempo...
-Supe que no era importante para ti... Y todo este tiempo, que me he negado, el amor de otra persona...
-Que vale mucho mas que tu!.. Tiempo perdido para mi.
-Porque lo nuestro, fue solo  fantasía. Sí, ilusiones y no amor... 
-Porque fue tanta la distancia que pusiste entre los dos, que ya no volveremos a encontrarnos.
-He perdido mi tiempo esperando que tal ves algún día cambiaras... 
-Pero. Hoy me doy cuenta que eso no es así... He notado, que simplemente nunca te importe.
-Y todo ese tiempo, renuncie a otros amores... Hoy, he renunciado a ti.. Como las aves a ver a las estrellas... Como renuncia a ser flor lo que es hierba... Hoy quiero olvidarme de ti!
-Por eso te llamo, pues ya no quiero ni verte, para que no intentes convencerme con esas mentiras que sueles decirme... Hoy, quiero darme una oportunidad... Con alguien, que no sea igual a ti...
-Con alguien, que valore lo que mi corazón puede darle... Con alguien, que se conforme con estar solo conmigo, sin compartirme... Con alguien, que valore lo que puedo ofrecerle... Con alguien, a quien pueda importar lo que quiero compartir... Con alguien, que valore el tiempo que pasa conmigo...
-Por todo eso... Hoy, he renunciado a ti!..
-Adiós!
Tuu, Tuu.. tu..tuu.. Sonó el teléfono, al otro lado de la línea.

"....He renunciado a ti... como el mendigo ante el juguete caro que llevaría a su hijo....
Como las aves a las estrellas... Como renuncia a ser flor lo que es hierva...  y cualquier hombre a volver a ser niño..."      Tomado de la canción del mismo nombre, interpretada por José José.


 







el plan, de los tres amigos!!!

Era la mitad del siglo pasado, cuando se reencontraron tres amigos, entrañables amigos de infancia, fue un gusto para los tres, el encontrarse, pues desde niños que no se veían. Así que decidieron tomarse un tiempo para saber que acontecía, en la vida de cada uno de ellos. Uno de ellos, dijo.
-Quisiera invitarles a tomar algo, pero no tengo ni un céntimo!
-Ah! ya somos dos! Dijo otro, de ellos.
-Ja,ja,ja! ya somos tres. Dijo el tercero. Entonces, se dirigieron a un parque y buscaron una cómoda banca, bajo unos árboles para que les diera sombra mientras platicaban. Luego de contarse sus anécdotas mas ocurrentes, uno de ellos, dijo.
-Se dan cuenta, que bien la estamos pasando y las cosas increíbles, que hemos hecho!
-Si! tienes razón!
-Se me ocurre, que podríamos hacer algo, con lo cual nos podríamos beneficiar los tres. Les interrumpió el tercero.
-Si? Y de que se trata? le preguntaron los amigos muy emocionados e intrigados.
-Vean, no tenemos dinero, pero con lo que se me acaba de ocurrir, podríamos llegar a ser muy ricos.
-Entonces, habla! No te quedes callado! Le insistieron los amigos a quien según él, tenia la solución a sus problemas económicos. Y esto fue, lo que acordaron estos tres amigos, quienes su único problema, sería conseguir dinero o inversionistas para llevar a cabo su plan.
        Y éste, fue el plan de los tres amigos:
"Vamos a condicionar a las personas para que dependan de nosotros y entonces les sacaremos todo su dinero. Verán, yo seré el encargado de hacerlos comer y comer, colocare unos lugares, de comida rápida, comida chatarra -así le llamaran- y con ello se volverán adictos a la comida, que les ofreceré, invertiré poco, pues esta comida no tendrá absolutamente nada de nutrientes, lo cual les ovacionara una gordura insana, una enfermedad que llamaran obesidad mordida, y con ellos, haré una fortuna"
-Me parece muy, bien dijo el segundo; a quien le gustaba la moda.
-Pero, que haré yo con tus gorditos? ja,ja!
Entonces, prosiguió con su relato. Aquel, a quien su fuerte siempre fue: la cocina.
"A ti, que te gusta la moda, tendrás una parte importante para que nuestro amigo
-refiriéndose al tercero- entre en acción. Tu, harás de la moda un estilo de vida, un standard de belleza, que todos querrán alcanzar. Tu trabajo sera hacer mujeres bellas, pero delgadas, las exhibiremos, en televisión, en revistas y en el cine. Harás de ellas, el modelo a seguir para todas las jovencitas. Todas querrán imitar y tener un cuerpazo como el de ellas 
-Refiriéndose, a las modelos y actrices de cine- ya no serán rellenitas como lo son ahora, serán delgadas y torneadas, cuerpos perfectos, según la psicología que tu, le des a tus diseños de moda. Y a éstas jóvenes, para que puedan ser tus modelos, tendrán que evitar engordar. Comprendes"
-Ya entiendo, Tu las engordas, yo hago el modelo a seguir y tu -vieron al tercero-
-Las adelgazas!! gritaron los tres al unisono.
-Exacto! Veo que me entendieron amigos.
-Y como las adelgazo?  Pregunto el mas ingenuo de los tres.
-Como a ti te gusta preparar brebajes y menjurjes.
-Pareces bruja! Le bromeo, uno de ellos.
-Lo harás de esta forma. Dijo el que daba las ideas.
"Tu, prepararas píldoras mágicas, las cuales luego de estar tomándolas empezaran a adelgazar, pero como todos sabemos que esto es imposible les agregaras dentro de las instrucciones, lo siguiente: "Deben acompañar a estas píldoras, con frutas y verduras y un régimen de ejercicios".
Eso, les hará perder peso y ellas pensaran que son tus píldoras las que hicieron el trabajo".
Esto fue lo que planearon los tres amigos, un circulo vicioso del cual nadie podría salir; pero que si seguirían consumiendo por décadas sus productos, pues lo que ellos hacían, era entrar en la psiquis y las necesidades de cada individuo, obligandolos a consumir sus productos. El plan era perfecto, pero el único problema que se les presentaba era que, no tenían ni un céntimo en sus bolsas para empezar tan osada empresa. Mientras pensaban y pensaban, como conseguirían el capital para empezar su malvado plan, de riqueza ilimitada. En una banca, al otro lado de los árboles, se encontraba una persona que habia escuchado el maravilloso plan de los tres amigos. Fue entonces que, éste señor, se levanto de su cómoda banca y se dirigió hacia donde estaban los amigos quebrándose la cabeza, para encontrar una posibilidad de hacerse de unos dolares y empezar su empresa, la cual se llevaría un tiempo en darles ganancias pero, cuando estas empezaran a dar, dichas ganancias, seria para toda su vida y la de sus nietos.
-Caballeros! Les interrumpió, el señor que les habia escuchado. Se trataba, de un señor muy bien vestido, quien parecía tener la solución, al problema.
-Permítanme presentarme. Soy, el Dr. B. Hill. y he escuchado todo su malvado plan. Me disculpo, pero no pude evitarlo.
-Me parece, un excelente negocio y quiero entrar en él. Si me lo permiten, claro.
-Verán, yo tengo el capital para que ustedes inicien sus empresas.
-Y usted Dr. B. Hill... En que se beneficia?.
-Pues, es obvio. Dijo uno de los amigos.
-Querrá, parte del pastel. Concluyo, no muy convencido.
-Caballeros, si me permiten les diré en que, me beneficiaré yo. Y se sentó en medio de ellos. Diciéndoles:
"Es obvio que si invierto, es para multiplicar mi capital, pero no me inmiscuiré en los suyos pues, yo tendré mi beneficio a consecuencia de lo de ustedes. Cómo? se preguntaran ustedes.
Bien, acá entro yo, Usted amigo, se encarga de engordar y enfermar a las personas; mientras que usted, con su pericia en asuntos de moda y publicidad les hace ver, que se ven horribles! colocándoles estándares imposibles de alcanzar; mientras que usted, aprovechándose de la urgencia de estos débiles individuos; de encajar en una sociedad consumista y egoísta, les miente con sus mágicas píldoras. Hasta aquí vamos bien verdad?.
-Si!! contestaron los tres amigos.
"Es aquí, en donde entro yo. Como ya saben, soy médico, les prestare mis servicios a estas personas desesperadas; al ver que no pueden bajar esos kilitos, o al darse cuenta de que, la piel les quedará dañada con, estrillas, celulítis y otros problemas mas, de la piel. Allí, entro yo. Con una simple cirugía, a la que llamaremos cirugía plástica, les moldearé hasta dejarles, como usted amigo, les ha sugerido con sus modelitos. Aparte de ello, les atenderé sanando otras dolencias que su trampita les dejara como secuelas o en términos médicos, efectos secundarios o colaterales. 
-Entonces, ya aclarado... tenemos un trato?
-Tenemos un trato! Dijeron todos con una gran emoción.

        Así fue, como éstos, ahora cuatro amigos, hicieron y siguen haciendo una gran fortuna a costillas de personas débiles emocionalmente y fáciles de embaucar. Han hecho una fortuna que trasciende ya hasta sus generaciones futuras, pues seguimos siendo victimas de ellos a sabiendas de que todo su plan, ha sido descubierto, seguimos consumiendo y utilizando sus cochinos productos.
Pero, como no hay peor ciego, que aquel que no quiere ver; sigamos siendo victimas de personas inteligentes, que hacen millones de dolares, con personas incautas, como nosotros.

domingo, 23 de marzo de 2014

sucedió en Holanda...

Era mi primer viaje de negocios a Europa,  en mis ratos libres aproveche para visitar algunos lugares emblemáticos del viejo continente. Esa noche, me encontraba en un hotel en Holanda, le pregunte a uno de los empleados que me recomendara un lugar a donde ir y pasármela muy bien; éste, me sugirió un lugar muy especial, en donde habia toda clase de diversiones y que no hacían distinción de sexo, que el lugar era para eso. Diversión!.
Pedí un taxi, para que me llevara a ese lugar, el taxista me llevo directo a la dirección; mientras llegábamos, me platicaba de aquel sitio, que según los residentes, era un lugar buenísimo y que cualquiera que visitara Holanda, debía de visitarlo.
-Allí, encontrará; drogas, licores, mujeres. 
-En fin, de todo, para una noche de locura.
-Justo, aquí es Sr. Me indico el chófer. Era un lugar muy exclusivo, lujoso, con personajes muy glamorosos, no solo de Europa, sino del mundo. Entre al lugar, me dirigí a una mesita, la que estuviera en un lugar lo mas privado posible, desde ese lugar empece a hacer un paneo visual. No se si era, porque me encontraba solo, o tal vez el deseo que esa noche sentía; que  al verte sentada, entre las otras, busque tu compañía. Desde mi lugar, alce mi copa para saludarla, ella se hizo la desentendida que, opte por  dirigirme hasta donde ella estaba, me pare frente a ella.  Al verte frente a mi, note que estabas sola, fue entonces que con el movimiento que hiciste para verme me provoco, tu pelo, tu ojos se cruzaron con los míos, eran verdes, grandes y serenos. Que, sin dudarlo te dije.
-Hola!
-Hola! respondiste, con una sonrisa de niña buena y mala y fue allí que descubrí la dulzura y la ternura de tu hermosa cara. Entonces, te corriste y me ofreciste un lugar para sentarme. Desde ese momento, me hiciste tuyo, tuyo nada mas, que todo lo que estaba a nuestro entorno, se desvaneció. Platicando, pude olvidar todos mis problemas y quise buscar en tu cuerpo un poco de calor y ternura y es que estando junto a ti, olvide todo. Tal vez nunca lo sepas, pero en ese instante me hiciste tuyo. Despues de varias copas, de risas, de coqueteos mutuos, de jugar con tu pelo,  de acariciar mis manos,  de bailar canciones románticas, de vernos fijamente sin decir una sola palabra, pues las miradas de ambos eran elocuentes. Te tome del brazo y te invite a acompañarme. Salimos sin dejar de vernos, con rumbo a mi hotel. Aquella noche, hicimos el amor por horas, de una forma inimaginable, si tu me hiciste tuyo desde que te vi, seguro estoy que yo te hice mía, mía nada mas, en ese cuarto. En un instante y ya desfallecida por tanto amor, se quedo dormida y volví a ver en su cara de niña esa ternura esa dulzura; podía ver a través de tus parpados cerrados por el cansancio, aquellos ojos grandes y serenos. Luego de varios minutos el  cansancio se apodero de mi y dormido quede en tu regazo, viendo tu linda cara y esos labios de niña-mujer que tanto bese esa noche. Yo, que solo buscaba amor para unas horas, me encontré con alguien que dejaría huella en mi, para toda mi vida.
A la mañana siguiente me desperté y note que ya te habías ido, solo habia quedado tu olor sobre la almohada y en mi pecho, no deseaba ni bañarme para no perder de mi pecho tu aroma, pero al ver un papel  sobre la mesita de noche, eso me hizo volver a la realidad.
-Esto, nunca tuvo que pasar, pero te recordaré por siempre. El papel lo firmaba unos labios de carmín rojo y al pie de los labios, un nombre que hasta hoy resuena en mi mente, Lizette.
Salí del hotel con rumbo al aeropuerto. Mientras esperaba mi vuelo, alguien me tomo del hombro.
-Hola!, como estas!..Tanto tiempo y mira donde te vengo a encontrar!... Con cara de asombro, queriendo reconocer a aquella persona, pero no me era posible...
-Soy Carlos!.. Carlos de Madrid!
-Hola! Carlos de Madrid. Hermano que haces!
-Cuanto tiempo... 
-Para donde viajas? 
-Regreso a Madrid, con mi novia.
-Y, Tú?
-Yo vuelvo a casa. Carlos y yo habíamos estudiado en la universidad, fuimos compañeros de cuarto y de parrandas y siempre lo identificamos como Carlos de Madrid, por ser oriundo de esa ciudad.
-Tienes tiempo para tomarnos algo y para que conozcas a mi prometida.
-Claro!
-No debe tardar, esta en el tocador. En eso, se acerco una chica, él inmediatamente se puso de pie, diciendo.
-Mira amor, te presento a un gran amigo... pero que digo, a mi hermano!.
-Mucho.... Gusto.... Nos dijimos, tomándonos de la mano. Yo quede paralizado, mientras que ella disimulo perfectamente nuestro encuentro.
-Y de dónde se conocen? Pregunto inmediatamente, mientras se sentaba al lado de mi amigo.
Los minutos transcurrieron en esa dirección, contándole a Lizette como nos habíamos conocido y las aventuras en la universidad. Fue entonces, cuando una voz en los altavoces hicieron que nuestro encuentro finalizara. Me despedí de ellos y me perdí entre aquel mar de gente que se dirigían hacia diferentes partes del mundo. Mientras  caminaba a la compuerta que me llevaría a mi avión, me fui repitiendo mentalmente:
...Pero me hiciste tuyo... pero me hiciste tuyo... tuyo nada mas!

        "Historia basada en el tema del mismo nombre, interpretada por José José".



sábado, 22 de marzo de 2014

"EL CABALLO LOCO". Fiesta de drogadictos!!

Cuando nos acercábamos al instituto, a las afueras del edificio, varios muchachos ofrecían en cartones de cajas rotas, utilizándolas como bandejas,  sus mercancías; habían pastillas de todos los colores, bolsistas con marihuana, crack, coca, etc. La anunciaban como si fueran representantes o mejor, edecanes de centro comercial; aquellas guapas señoritas que te preguntan
 -Quiere degustar!
Así lo hacían, solo que en este caso eran vendidas, entre los audaces vendedores habían chavos desharrapados y señoritas muy guapas todas drogadas, a la lejanía se veían los azules, solo echando el ojo, tímidamente veían de reojo, no existía control alguno. Nosotros habíamos llegado, pues eramos los encargados de recaudar fondos para nuestra fiesta de gala, y a alguien se le ocurrió que lleváramos a nuestra fiesta, para recaudar fondos; nada menos que al grupo caballo loco, un grupo roquero que habia grabado un par de discos y que atraía a las masas. Cuando ingresamos al salón de bailes de nuestra alma mater, después de haber toreado a los vendedores de droga, custodiados a las afueras por los azules. Aquello estaba que no cabía una alma mas; lleno total, al fondo la banda haciendo vibrar sus instrumentos, nos detuvimos un momento a pensar si entrabamos o no pues, el olor que salia de aquel baño sauna se confundía entre, el humo de la marihuana y el pachuli, vimos hacia el techo del salón, ahí, yacía una nube  de color gris. Como si esa nube, anunciara que se acercaba una tormenta, nos envalentonamos y entramos haciéndonos paso, veíamos como todos se movían al ritmo de los éxitos del grupo, proveniente de la colonia La Florida. Entre la audiencia, vimos a unas nenas tan lindas pero, hiper drogadas, acompañadas de unos tipejos tan horribles, con el pelo sucio y largo, todos desgreñados, con ropa típica y caites, otros con mezclilla y ginas típicas, cinchos que les colgaban hasta las rodillas, algunos le tenían las manos hasta donde el cuerpo de esas graciosas hembras se les podía llegar. Eso si, el ambiente era de mucho amor y paz, cero violencias, allí solo baile, sexo, drogas, metederas de mano, ropas extravagantemente sucias y raras, tipos con cabelleras largas y en su sonrisa, casi a todos les faltaban dientes, sus miradas totalmente desorbitadas. Que desperdicio de juventud, nadie sabia, ni sentía nada de lo que estaban haciendo, todos andaban en un mundo paralelo, surrealista, fuera de si, eran como autistas. Desdimos retirarnos pues, el objetivo estaba cumplido, dinero habia entrado pues, el lugar estaba a reventar nos vimos las caras y nos dirigimos hacia afuera, creo que ya estábamos algo drogados por respirar todo aquel humo. Cuando, íbamos tal vez a medio salón la música se detuvo abruptamente, y las protestas no se hicieron esperar.
La situacion era que, un cholito se estaba encaramando en una de las columnas del edificio y el vocalista del grupo musical caballo loco, trataba de convencerlo de que no lo hiciera pues, era muy peligroso; una caída desde lo alto de la columna y el chavito ya iba a media columna, fue entonces cuando la concurrencia empezó a aplaudir y a alentarlo para que siguiera su osada aventura; yo me preguntaba, -Que estaría viendo ese muchacho en su drogada mente?, -estaría escalando una montaña?, -estaría escalando un balcón para llegar hasta donde su amada?, -que clase de alucinación le llevaba a no percatarse de su grave situacion? Pensé, -Si ese se cae desde esa altura, se mata. Mientras la masa le seguía alentando a subir y llegar hasta lo mas alto; cuando los músicos se dieron cuenta que aquello era algo espectacular para la mayoría, empezaron a darle a la batería y al bajo, mientras el vocalista paso a darle animo para que siguiera subiendo, al fin llego a una altura como de 5 metros ya postrado entre las vigas horizontales quedo agarrado con piernas y brazos, entonces soltó los brazos y quedo balanceándose solo agarrado con sus piernas, como si se tratara de un mono araña. Dos de mis compañeros salieron corriendo a llamar a los bomberos pues, esto no daba para un final feliz.
Cuando, este termino de hacer sus micadas, a las cuales todos le aplaudían y le hacían tremenda bulla, el inteligente vocalista del caballo loco, le dijo a través de su micrófono.
-Que se tire! Que se tire! A lo que, la multitud apoyo, coreando la misma frase. Las sirenas de los bomberos se dejaron escuchar, ingresando con todo y ambulancia hasta lo mas cercano del salón, pero el publico les impedía el paso, gritándole que se tirará y que todos lo iban a recibir, los del caballo loco le decían, que ese era un mar y que se tirara sobre ellos y se hundiera en sus aguas azules. Y así lo hizo el muchacho, pero nadie lo recibió, todos se hicieron a un lado y allí quedo inmóvil, tirado en el piso, fue entonces que los bomberos lograron entrar, lo revisaron y seguro estaba con vida aun pues, lo sacaron, lo montaron a la ambulancia y sonó nuevamente la sirena, perdiéndose entre las calles de la ciudad hasta el hospital mas cercano, para esto el caballo loco ya estaba entonando nuevamente el éxito de su sencillo, todos gritaron y la fiesta continuo. Nosotros nos retiramos para nuestra colonia. Yo regrese pensativo, de lo que las drogas hacen con un ser humano y me prometí nunca probar nada de aquel bufé que ofrecían en la entrada de nuestro instituto.
Lo bueno fue, que con lo que recibimos de las entradas de esa fiesta; pudimos hacer la mejor fiesta que quizá se halla hecho hasta nuestros días; llevamos dos conjuntos y una orquesta a nuestra fiesta de aniversario. Esa noche fue inolvidable. Sin embargo; yo, hasta la fecha, pienso en aquel patojo, 
-Cuál habrá sido su suerte?, -el susto de sus pobres padres?, -quedaría con alguna deficiencia en su cuerpo?, -moriría, debido a las fracturas?, -siguió, si sobrevivió, sumergido en las drogas? o -sera hoy día una persona sana y normal? 
-Eso nunca lo sabre...
...Lo que si se, es que esta historia va dedicada a ÉL.....


TOMADO DEL LIBRO: "HISTORIAS DE UN ADOLESCENTE TÍMIDO" de Sergio Raga

PETÉN


                                            I

Un camión se paseaba por aquellas callecitas polvorientas; como carga llevaba a un grupo de soldados, los cuales, iban sudando la gota amarga, debido al calor agobiante que por aquella fecha se sentía en ese lugar selvático del norte del país, se dirigían a un lugar secreto, conocido solo por militares, era el lugar mas salvaje de la selva petenera, justo a la vecindad, a unos cuantos kilómetros hacia el este, se encontraba el lugar de entrenamiento mas famoso del país. Lugar en donde se preparaban y entrenaban los Kaibiles. Llamaba la atención que entre los soldados iba uno, pero engrilletado de manos y pies, al fondo del camión. No parecía militar, pues su cuerpo y cara estaban totalmente tatuados, en su rostro se reflejaba el odio y en su mirada; la mirada de un asesino, algunos soldados se limpiaban el sudor de sus frentes, otros iban escuchando música, mientras que otros iban jugando con sus armas, de vez en cuando daban brincos, debido a lo malo de la carretera. La carretera serpenteaba en medio de una espesa maleza, el camión iba casi que abriéndose el camino, pues, éste no tenia mantenimiento para no ser descubierto; ni siquiera los narcotraficantes mas sanguinarios, habían hecho el intento de realizar algún campamento clandestino para el cultivo y fabricación de su droga, ese lugar era el mismo infierno. No habia nada que ver pues, si hiciéramos una toma aérea solo veríamos lo verde de la vegetación y lo montañoso del lugar, desde el camión, se veía en penumbras pues, el sol casi no lograba penetrar a aquel bien formado invernadero natural. En ese lugar, solo los animales salvajes eran los únicos sobrevivientes naturales, pues nadie podría subsistir mucho tiempo en aquella selva, el camión seguía su camino; pareciera que no supiera hacia donde se dirigía. Luego de un par de horas de cansado y agobiante viaje, llegaron a un lugar en donde les esperaban otros militares a los cuales, les brillaban los ojos de emoción, al ver que los llegaban a relevar; en el lugar habia una pequeña fortaleza, una especie de castillo hecho de adobe, con torres vigilantes, hasta donde la vegetación les permitía, pareciera que dentro del lugar tenían guardado un tesoro, al que debían custodiar con su propia vida, el camión entro en la fortaleza y se dirigió a una especie de paqueo, pero antes se detuvo para descargar su carga, bajaron los soldados y al último, el personaje misterioso, quien fue arrojado desde lo alto del camión.
-Afuera bestia! Recibió un culatazo en la nuca y cayo en el suelo, de inmediato le ordenaron ponerse de pie, éste como pudo se incorporo y se coloco entre los soldados que ya estaban formados frente a lo que parecía ser el cuarto principal de todo el cuartel. De pronto se escucho.
-Atención!! y todos incluyendo el tipo encadenado se colocaron en formación de atención; del recinto salio un tipo alto y rubio con pinta de extranjero, limpiándose la cabeza, totalmente rapada, se paseo frente a todo el regimiento que acababa de llegar, dejando al último al desafortunado, quien no demostraba en su rostro nada de temor ni respeto. Con un golpe en los huevos y otro en la cara, éste cayo nuevamente al suelo, todos rieron al verlo revolcándose de dolor en el polvoriento piso, de inmediato recibieron la orden de callarse y todos volvieron a quedar en modo de atención.
-Levanten a esta mierda! Ordeno el jerarca, con un raro acento, en español. De inmediato corrieron dos soldados rasos a levantar al recién apaleado.
-Mírame! Mírame! Ordeno el engringado militar. Éste, lo miro, ya su rostro habia cambiado, menos su mirar.
-Así me gusta, ya no estas tan machito, verdad? Le pregunto, propinándole, otro golpe en la boca del estómago. 
-Llévenlo con el resto! Ordeno el canchito, los soldados rasos lo tomaron y a pura patada y culatazo lo llevaron hacia un lugar, en donde se encontraban otros en las mismas condiciones que el recién llegado. 
-Abran! Ordeno un capitán, que se encontraba cerca de la puerta y esta se fue abriendo lentamente, adentro no se veía mas que unas penumbras, unos bultos y allí fue aventado el susodicho, cayendo de hocico, entre sus ahora compañeros de celda. Allá afuera, se escucho.
-Rompan filas!
-Si señor! Respondieron al unisono, todos los que se encontraban en la fila. El jefe, se retiro nuevamente a su habitación, mientras que todos se prepararon para el rancho.
-Alguien sabe para que nos trajeron aquí? Pregunto el recién llegado, pero nadie le respondió, todos tenían la moral hasta el suelo.
-Que putas pasa! Acaso nadie me escucho?
-De veras, no sabes porque estamos aquí? le contesto uno que estaba tirado en el suelo al fondo de aquel recinto. Otro le contó la siguiente historia:
-Este lugar, es el infierno; nos han traído aquí para luego soltarnos, dentro de esta horrible selva nos quitaran los grilletes, nos dejaran sin comer unos dos o tres días antes de soltarnos, luego nos introducen lo suficiente selva adentro, con los ojos vendados nos dejan allí, sin arma alguna, mas que nuestras manos, nos dan tres días para que avancemos hacia donde queramos, luego ellos nos vienen a buscar y al que encuentran lo torturan para que le digan donde están los demás, para luego asesinarnos... Tal cual, lo hemos hecho antes, con nuestras victimas... Algunos no sobreviviremos y moriremos de hambre y sed... otros serán devorados por algún animal salvaje.
-Y si nunca te encuentran?
-Jaja! rió otro de los presos, si eso llegara a pasar, serias hombre libre... Pero, eso es imposible!. Nunca nadie a salido para contarlo..!
-Babosadas! esto se lo dicen a todo nuevo que llega acá... Sino, como es que lo saben si nadie a regresado? El que seguía acostado, rascándose la pansa, llena de lombrices, le respondió.
-Eso nos lo dijo uno de los peloncitos.
Mientras, estos le seguían contando al asustado nuevo huésped en el campamento. En la capital sonaba la noticia; el escape de un nuevo reo peligroso, por el cual daban cincuenta mil de recompensa, por cualquier información. Esta vez, se trataba del nuevo inquilino aya en Peten.
-Y? cuando pasara lo que me han contado? 
-Ustedes ya tienen tiempo de estar aquí?
-Solo hacia falta uno... Y ya llegó, fuiste vos!
-Ahora, la señal sera, cuando ya se olviden de nosotros; es decir, ya no nos traigan agua ni comida, al tercer día, nos llevaran de excursión y hasta allí llegamos, amigo.
-Bienvenido al Infierno Peten! le dijo el mas callado de todos.

                                           II

Luego de tres días de pasar hambre y sed -y vaya que hacia calor- la sed era insoportable, todos se encontraban muy débiles. Se escucho el sonido que producía el rechinar de los cojinetes sin grasa, llenos de polvo y hiervas.
-Llego la hora compañeros... Buena suerte! Les dijo, el Zeta a sus compañeros de celda.
-Para afuera hijos de puta! Grito el gringo, 
-Salgan ratas mal paridas, escoria de la sociedad! Les ordenaba con gran vozarrón el gigantesco coronel a cargo del lugar.
Uno detrás del otro, fueron saliendo los condenados y se fueron colocando en fila, frente a su verdugo, éste empezó a contarlos; contabilizando 6.
-Bueno, putitas desgraciadas, les iremos a dar una vuelta, para que conozcan su nuevo hogar. El camión estaba estacionado justo a un costado.
-Soldados!
-Si, señor!
-Suban, a las señoritas al camión! 
-Y, usted capitán, ya conoce sus órdenes!
Si, mi coronel, a la orden de usted! A culatazo limpio, los fueron acomodando en el camión y ellos lo subieron como pudieron, algunos estaban tan débiles que recibieron ayuda de sus compañeros mas fuertes. Despues de unos instantes se escucho la orden.
-Avancen!  Los seis condenados llevaban un pasamontañas al revés en su cabeza, se dejaban escuchar algunos lamentos, acompañados de lagrimas, los mas fuertes y quizá mas sanguinarios iban erguidos, aceptando su destino.
Luego de unos 45 minutos de camino, se escucho el rechinar de los frenos del camión.
-Creo que ya llegamos, a su nuevo hogar! Les dijo uno de sus escoltas; efectivamente el camión se detuvo y se escucharon sonido de los soldados ubicándose en lugares estratégicos. 
-Quítense las gorras! Les ordenó el capitán, y así lo hicieron a algunos, se les fue quitado por los soldados pues, se negaban a su presente situación. Expulsados uno por uno del camión, caían sobre aquel lugar a donde parecía que terminaba el camino y un retorno al rededor de una ceiba, era el regreso hacia el mismo caminito, eran como las cuatro de la tarde, la oscuridad provocada por la espesa selva se hacia sentir, la temperatura comenzaba a descender.
-Al camión! ordenó el capitán; todos los soldados se encaramaron en el camión. El capitán, antes de subir a la cabina del Hino, les dijo los veré en tres días, ya sea vivos o a sus cadáveres, si es que algún jaguar deja alguna de sus extremidades por allí. Se subió y ordeno regresar al castillo.
Allí, quedaron los asesinos, violadores y secuestradores mas sanguinarios de las últimas décadas; abandonados a su suerte, por unos instantes, solo se escucharon los sonidos de la selva. La noche se estaba apoderando de la vegetación petenera, y el frío ya calaba en los huesos de los ahora "libres"
-Bueno, reaccionen que haremos! les hablo con energía el barrigón lombriciento del Zeta.
-Y, a vos quien te nombro jefe. le dijo otro de los excarcelarios, quien se encontraba muy bien dotado y no se veía agotado, mucho menos asustado. se trataba del Tigre
-Cálmense! debemos estar unidos para ver como sobrevivimos, les sugirió, el Chinche, otro de los seis.
-Deberíamos aprovechar el poquito de luz que aún queda, para hacer una fogata, descansar y mañana vemos que hacer.
-Esta bien, ustedes dos busquen hojas secas y algunos palos, ustedes vean si encuentran algunas frutas para comer, o alguna iguana o algo. Yo buscare por el alrededor si encuentro agua potable, les organizó el Tigre. Y éste, que seguro no tienen fuerzas que se quede, ya volvemos.
A 45 minutos de distancia, se encontraban en el rancho los militares, haciendo quinielas de como morirían los seis, si a manos de algún soldado o devorado por alguna bestia o por inanición. 
Al fin amaneció, los seis estaban durmiendo muy pegados, uno contra otro por el frió, no habían logrado hacer fuego, ni conseguido nada de víveres. 
-Despierten ya amaneció. Les dijo el Zeta.
-Me muero de hambre! dijo, el Chinche.
-Creo que pronto tendremos carne amigos, éste idiota esta hirviendo en fiebre y no despierta.
-Bueno, si ustedes quieren comanse a este idiota, yo me voy de aquí. Les dijo el Tigre.
-Yo me voy con vos, le dijo el Calavera. Y se marcharon de aquel lugar, introduciéndose en la espesa selva. 
-Creo que este ya se murió!  dijo el Chinche, levantándose abruptamente, pues estaba a un costado del que en vida fue un gran sanguinario secuestrador.
-Dichoso! éste ya no sufrirá. dijo Zeta.
-Y? no lo comemos? pregunto el Chinche, el recién llegado, El Zeta, quien era el lombriciento dijo: 
-Arránquenle como puedan los brazos y las piernas y nos largamos de aquí.
-Si no encontramos con que alimentarnos, nos comeremos sus restos. Y así fue. el Chinche, el Alacrán y el Zeta, tomaron unas piedras y lo apedrearon, destruyendo sus articulaciones y huesos, para luego desgarrarle la piel y se marcharon.
-Por donde? le preguntaron al Zeta.
Por acá! así no nos topamos con el Tigre y el Calavera.
Se dirigieron los tres con partes del cuerpo del compañero caído, hacia el este, pues los otros se habían dirigido hacia el norte.
...CONTINUARÁ....
  















martes, 18 de marzo de 2014

LA MAQUINA DEL TIEMPO

-Agente Smith, bienvenido de nuevo, parece que le esta yendo muy bien, económicamente hablando.
-Una herencia señorita Valery, sino no podría costear mis visitas con ustedes.
-La agencia ya investigo y todo esta en orden. Esa era la conversación del agente Smith y la empleada de la la empresa Viajes en el tiempo. Mientras, ambos se dirigían al cuarto utilizado las últimos meses por el capitán Smith. 
Se escucho una alarma; enfermeros, médicos y técnicos, corrían hacia el cuarto del Sr. Caterpillar, un octogenario millonario, solitario sin familiares vivos, quien decidió quedarse en el pasado; por ello las alarmas sonaron, como lo hacen siempre que alguien ya no quiere regresar de su viaje. Su cuerpo sufre un paro cardíaco, ya que si no hay cuerpo para regresar, el individuo se quedará en la fecha que decidió retornar, viviendo una vida tal cual la vivió en aquella época. 
La empresa Multinacional Viajes en el Tiempo, en poco tiempo, habia logrado posicionarse del mercado, ofreciéndole a sus clientes la oportunidad de viajar en el tiempo: De la única forma posible hasta esa fecha.  Era simple y sencillamente escudriñando en el cerebro del cliente, haciéndole re-vivir nuevamente los recuerdos que yacen en lo mas recóndito de su cerebro. En otras palabras, la verdadera y natural maquina del tiempo no era otra cosa mas que, el cerebro del cliente y la empresa habia encontrado la tecnología para hacer de ese recuerdo escondido, la experiencia con detalles de volver a vivir algo ya vivido. Como reza el viejo refrán recordar es volver a vivir. Pero, nosotros por si solos, logramos tener recuerdos vagos y centellas de los mismos; pero esta maquina y su software lograba concentrar los cerebros en ese dato elegido por el cliente y le proporcionaba toda la información que una persona no podría lograr sola.
Luego de estabilizar al Sr. Caterpillar, lo llevaban a la oficina del gerente, para indicarle que se le negaban los servicios, por el intento de quedarse en el pasado, pues el gobierno regulaba y citaba reglas para los que emplearan los servicios de la empresa. Y la multas eran millonarias.
-Pobre el Sr. Caterpillar, yo haría lo mismo. A su edad y sin nadie vivo, lo mejor es quedarse en el pasado.
-No cree, agente Smith? 
-Supongo, señorita Valery... Supongo? 
-Lugar y fecha, agente Smith? le preguntaba Valery, para ajustar la maquina y llevarlo en el tiempo al lugar y fecha requerida. El agente Smith, se encontraba acostado cómodamente en un sillón especial; en su pecho se encontraban los electrodos necesarios para el control de sus órganos vitales, en su cabeza se encontraba un casco especial del cual salían una serie de cables que se introducían en una maquina gobernada por una computadora de ultima generacion, única en el mundo; su software habia sido creado por las mentes mas brillantes en diferentes áreas y se basaban en ciertas teorías de físicos del siglo XX, entre ellos Albert Einstein.
-Agente Smith, de nuevo va al mismo tiempo y lugar, de los últimos meses. No quiere ir a otro lugar.
-No Valery. La pregunta de Valery se debía a que el agente Smith, estaba gastando un gran fortuna en viajes en el tiempo, y siempre iba al mismo lugar y tiempo, mientras que otros clientes asiduos, viajaban a varios lugares en el tiempo, habia quienes regresaban en el tiempo hasta el útero de sus madres.
-Bueno usted paga, usted manda!
-Listo para su viaje, agente Smith?
-Listo Valery!
-Lo veo en un par de horas.
 El agente Smith, tenia una especial razón, para retornar al mismo lugar y tiempo. Justo en aquellas fechas, habia sucedido el asesinato de una chica; una bella veinteañera, reina de belleza. Su cuerpo fue encontrado degollado y abandonado en las afueras de la ciudad y nunca se encontró al asesino de la señorita reina de belleza. Pero en el primer viaje que realizo el agente Smith, creyó haber encontrado una pista para esclarecer dicho asesinato y esa era la razón por la cual siempre regresaba en las mismas coordenadas; para buscar mas evidencias que le permitieran descubrir al asesino de la chica. Por aquella fecha el agente Smith, no era nada mas que un joven adicto a las drogas, fiestas y sexo, le gustaban las carreras de autos clandestinos en la ciudad, a altas horas de la madrugada. Fue en una de esas madrugadas cuando en un accidente provocado por el alcohol y las drogas, dejo de existir su mejor amigo; su hermano y compañero de parrandas desenfrenadas. A razón de aquel accidente, decidió dejar ese ritmo de vida y se dedico a seguir estudiando en la universidad, hasta graduarse en leyes, luego entró al servicio policíaco y es allí donde se convirtió en un excelente agente del FBI. En una de sus reencuentros, con su entrañable amigo ya con la conciencia y experiencia policíaca, se dio cuenta de algo, que su amigo le habia comentado en una de esas noches que se encontraban drogados y teniendo relaciones con unas amigas. Que, éste le habia hablado de un tipo al que habia escuchado, contándole a otro, ambos totalmente borrachos; uno le decía al otro de su problema con una chica, reina de belleza y de la cual habían decido deshacerse, pues, ella conocía de algunos secretos que le incriminaban y eso, le impediría llegar a ocupar un puesto importante. El amigo estaba a punto de contarle mas cuando, una de las chicas despertó de su letargo y le pidió que le hiciera nuevamente el amor. La conversación se cortaba cada vez en ese punto, mas tarde su amigo yacía entre los hierros retorcidos del auto accidentado, en ese tiempo Smith no le tomo importancia, hasta ahora, que era un agente de la policía y necesitaba saber mas, para reabrir el caso y 
encarcelar a la persona o personas involucradas en dicho asesinato. Esto era ya una obsesión para el agente Smith.
-Agente Smith, me escucha.
 -A la cuenta de diez, usted estará nuevamente con nosotros. Se escuchaba la vos de Valery pues, las dos horas ya habían finalizado, el agente regresaba nuevamente sin nada concreto.
-Valery! regréseme por favor!
-Usted sabe que eso no es posible, agente Smith.
-Tendrá que esperar un semana para volver... Usted conoce el protocolo, verdad?
-Si, Valery.
-Valery? cuanto tiempo llevamos de conocernos?
-Creo que seis meses, o no?
-Si Valery... Valery, aceptaría salir a cenar conmigo?
-Porque no? 
-Salgo a las ocho.
-Entonces, a las ocho paso por usted.
-Esta bien John. Se dieron la mano con una sonrisa emocionada y John Smith se retiro de Viajes en el tiempo.
....CONTINUARÁ....


















lunes, 17 de marzo de 2014

tonight it´s the night

Salio de su casa, lleno de alegría y emoción, para la de su novia, sabiendo que hoy seria la noche de su encuentro amoroso; las calles estaban iluminadas por la luz de una brillante luna llena. Las sombras se alargaban unos metros delante de él. Era temprano, así que decidió irse a pie para así compensar el tiempo. Era tanta la emoción, que no pudo esperar ni un minuto mas, metido en su habitación. De camino a la casa de su novia, se detuvo unos minutos en uno de los parques de la zona 1, se introdujo en él. Una pareja de jóvenes se comían a besos mientras, el joven muchacho encendió un su purito, para calmar los nervios que sentía por tanta emoción debido a lo que pasaría esta noche. Encendió su puro y le dio un jalón como para terminárselo de un solo; retuvo el humo el tiempo suficiente para que la droga hiciera su efecto tranquilizador, luego soltó la bocanada de humo de lo que no le quedo en los pulmones; el humo ascendió lentamente hacia las copas de los árboles, al llegar éste hasta lo mas alto de las hojas de los árboles se escucho un aleteo, al darse cuenta de ese extraño sonido se paró de la banca donde se encontraba sentado y vio hacia el cielo una hermosa luna le acompañaba esa noche, pero no vio ninguna ave volar por alrededor de aquella arboleda. Así que, no le dio importancia al extraño aleteo y siguió su camino, la pareja de chavos no se percataron de nada pues, estaban tan ocupados besándose y manoseandose. Camino unas dos cuadras, solo le faltaban 5 para llegar hasta la casa de su novia. Llegando a la siguiente, justo debajo del semáforo, en una esquina a la cual le faltaba el bombillo del alumbrado publico; era como si alguien lo hubiera quebrado a propósito, solo con la luz de la luna llena se dejaba observar un bulto negro inmóvil y amenazador. El chico, froto sus ojos pues no podía dar crédito a lo que estaba frente a él. Cuando dejo de frotar sus ojos y vio nuevamente al lugar, ya no habia nada. Pensó. 
-Que droga mas buena! Dio un paso mas y sobre él aprecio una sombra negra, tan negra, como la misma muerte, su piel se erizo completamente, no quedo un solo vello en su cuerpo sin que se erectara, quedo sin poder mover uno solo de sus músculos, en cuanto pudo vio hacia arriba y solo se encontró con la brillante luna, la sombra habia desaparecido, tomo aire y dándose valor se encamino nuevamente hacia su destino. Mientra la novia del chavo, estaba dándose un baño, se habia buscado una ropa intima muy sensual par la ocasión tan especial que le esperaba esa noche.
Cuando el joven drogado llego a la esquina donde habia visto el horrible bulto, se detuvo; vio para ambos lados y para el cielo, en las avenidas adyacentes se veía pasar un auto de vez en cuando pero la calle estaba solitaria en cuanto a peatones, como es normal en la zona 1, las noche son tan desoladas si mucho ves en alguna esquina a una chica de la vida alegre o a un alocado travestí, esperando ser levantado por otro drogo sin oficio ni  beneficio. 
-Seguro fue una alucinación por el purito. Se consoló y siguió calle abajo. De pronto escucho de nuevo el mismo aterrador aleteo; ese que se escucha, cuando una cucaracha pasa volando a la par de tu oreja que hasta el airecito se siente, solo que éste estaba muy amplificado y el airecito que el muchacho sintió hasta el cabello le alboroto. Instintivamente agito sus manos como espantándose algo que estaba muy cerca de su rostro. Pero nada, sobre él, caía el manto negro de su acosador, ni siquiera su propia sombra se podía reflejar en el pavimento, un miedo horrible se apodero de él que instintivamente salio corriendo calle abajo, metiéndose en una vieja tienda. El vio pasar lentamente la sombra por el pavimento, era algo que cubría todo su campo visual.
-Ahorita le atiendo. Dijo la vieja tendera quien  se encontraba dándole un cuto a un anciano, que se encontraba en la tienda, el joven vio su reloj, faltaba un cuarto para la hora pactada, su corazón palpitaba queriéndose salir de su cuerpo, sus manos y piernas tenían un temblor incontrolable.
-Que te sirvo patojo. Pregunto la vieja, limpiando el mostrador, con un trapo tan sucio que daba nauseas, pero habia que limpiar el poco de guaro que se le habia caído cuando se lo introducía en una bolsa, al anciano. 
-Deme un chicle por favor y un cigarrillo. 
-Jajaja! Rió el viejo, apostado en la puerta de la tienducha.
-De que te reís vos metido. Dijo la vieja, mientras le daba la mercadería al joven muchacho a quien no dejaban de temblar las manos.
-De este pobre infeliz!
-Y, usted porque se ríe de mi? Se animo a preguntar el muchacho, con una vos totalmente quebrada.
-Patojo mariguano, crees que con un chicle y un pinche cigarro vas a evitar ese hedor que te dejo la mariguana.
-Esa mierda ya le llevas en tus venas, y por ella, hoy sera tu noche.
-De que putas hablas viejo borracho, no asustes al patojo. 
-Que no ves que ya parece araña de corpus?
-Si, de que habla señor? Pregunto esta vez con los ojos casi desorbitados del puro susto.
-Mira patojo baboso. Decirme: -Te echaste un puro en alguno de los parques que hay por aquí?
-Bueno..., y eso que tiene que ver?
-Mucho! si lo hiciste, te aconsejo te quedes aquí con doña Gertrudis y espera a que amanezca...
-Eso, es lo único que te puedo aconsejar.
-Pero porqué? Pregunto insistentemente el joven
-Ni mierdas yo dentro de una media hora voy a cerrar y no quiero a nadie, aquí adentro.
Despues de un breve silencio de los tres, mientras el viejo sorbía un trago de licor; la vieja se sentaba en un viejo banco y el chavo se fumaba su cigarrillo. Se escucho nuevamente el espeluznante aleteo de alas. Tanto el muchacho, como doña Gertrudis, casi se hicieron en los calzones; el viejo dijo. 
-A eso me refiero. Y expreso la siguiente frase en ingles.
-tonight it´s the night! muchacho. Eso hizo recordar al asustado patojo calenturiento de su cita y vio que solo le quedaban cinco minutos para su encuentro amoroso.
-Viejo loco y borracho, yo me voy.
-Si, viejo y borracho, pero mañana estaré de goma y vos no.
El patojo, salio de la tienducha no sin antes, ver para todos lados. Puso un pie en la calle y luego el otro; acomodo su chumpa y se dispuso seguir su camino. La puerta de la tienducha se azotó en sus espaldas, quedandose como al principio, completamente solo y todavía le faltaban un par de cuadras para llegar a su destino. Le dio un jalón a su cigarrillo, luego lo apago son su zapato, al apagarse la chenca se poso sobre él la sombra nuevamente pero esta vez, daba la impresión que volaba en círculos sobre él; así que salio corriendo hacia la casa de su novia, tras él solo se escuchaba el aleteo de unas enormes alas, las cuales le hacían llegar hasta su cabeza, un aire tan helado, que casi congelaban sus huesos.
La muchacha en ropa interior, salia a su balcón, para ver si su novio se aparecía pues, ya se le habia  echo un poco tarde y estaba ansiosa de que su varón llegara a su encuentro. A  unas dos cuadras se veía venir  alguien corriendo, ella se dijo. 
-Allí viene ya, y viene corriendo, seguramente por que sabe que se le hizo tarde y quiere aprovechar cada minuto de esta noche; hoy sera la noche. Se dijo ella, toda emocionada.
-Pero que es eso? 
-Que viene sobre la cabeza de Julian... Que cosa tan espantosa!
-Corre, Julian corre! Le grito. Ella desesperada, abrió las puertas de su ventana de par en par, para que Julian entrara de un salto; pues, la cosa que le perseguía  casi la  traía encima; se hizo a un lado para que su novio entrara en su habitación y así fue, la cara de Julian apareció entre la ventana de sus cuarto, entraba ya casi medio cuerpo, ella corrió para recibirlo y jalarlo para luego cerrar las ventanas; pero en ese preciso instante Julian salio despedido hacia arriba, con las manos queriendo hacerse de algo, para no ser llevado por aquel, que le perseguía. 
-Nooo! Grito la joven y sensual novia de Julian  y de inmediato cerro las puertas de su ventana, temblaba de horror, pues vio, cuando la cara y el cuerpo de Julian se alejaban y se perdían en la oscuridad de la noche, jalado por un ser tan espeluznante. Luego de unos cuantos minutos y de un silencio aterrador, se atrevió a abrir para observar, si lograba ver a su novio por ahí, después de ver para todos lados, inclusive hacia arriba, solo logro encontrarse con esa hermosa luna llena, al bajar la vista y dar un vistazo para la calle, justo debajo del semáforo y donde hacia unos minutos habia luz en el poste, pues ahora el foco se encontraba  quebrado y a media calle vio un bulto enorme e inmóvil; parado sobre una persona la cual parecía ser su novio, quien le pegaba con sus puños a las patas que le tenían  apresado. Ella, dijo tristemente. 
-Juliaan! En ese instante el bulto alzo sus alas y se elevo, dejándose ver la silueta, frente a la luna. Entre las garras de sus patas se veía a Julian, luchando por soltarse.
-Nooo! Se escucho el grito desgarrador de la chica, por el vecindario. 
Un carro que deambulaba por las calles aledañas; creyó haber escuchado algo. Pero, luego de ver a sus costados y nada, subió el volumen de su radio. Dejándose escuchar las armoniosas notas de la ronca vos, de Rod Steward:
¡tonight it´s the nigth!!!   






 

jueves, 13 de marzo de 2014

golpe de estado al vaticano

Por los corredores de palacio corría un joven, en su cara se veía la desesperación por alcanzar su objetivo lo mas antes posible, los guardias que vigilaban el lugar le veían correr sin percatarse de la terrible novedad que el muchacho llevaba para entregar al señor jefe de estado del Vaticano. Era obvio que ese muchacho era bien conocido por todos pues, de no ser así le habrían detenido de inmediato, pues a parte de pasar por los pasillos apresuradamente, no eran horas como para andar haciendo tanto escándalo. Al fin llego al pasillo, que conducía hacia la habitación del señor presidente, ahí si se detuvo, pues la guardia no le permitió el paso para no molestar el sueño de tan distinguida personalidad.
-Alto! le ordenaron.
-Déjenme pasar, pues traigo importante información! Les suplicaba a los guardias. Fue entonces cuando uno de ellos, dijo.
-Debe ser algo importante para que éste venga corriendo y con esa cara a molestar a estas horas de la madrugada. Entonces, el jefe de los guardias, encargados de la seguridad, ordeno que le permitieran pasar. Ellos, también lo hicieron.
-Su Santidad! su santidad! le hablaba al oído con vos nerviosa.
-Pero que sucede! Porque tanto alboroto! Respondió el santo padre al joven, que al ver a los soldados junto a él, su rostro denotó preocupación.
-Su santidad, sera mejor que lo escuche, pues algo importante debe estar pasando para que este joven venga a molestarlo así a estas horas de la noche. No cree?
-Esta bien. Pero cálmate muchacho! Le dijo el anciano padre a su joven e inquieto amigo.
-Padre! están aquí! y vienen por usted! Le dijo al santo padre, con vos alarmante.
-Quiénes? pregunto el guarda de seguridad.
-Ellos!
-Ellos?... Pero quiénes, hijo?... Habla ya!
-Los nazis! señor... la doble SS.
-Y traen un ejercito, con tanques y jeeps ya tomaron la plaza de San Pedro!
-Cómo? pregunto indignado el jefe de seguridad; y ordeno a sus subordinados que se asomaran al balcón para corroborar lo que acababa de escuchar.
-Positivo señor, nos están dando un golpe de estado!
-Déjate de estupideces.
-Saquemos a su santidad de aquí. Tomaron al santo padre y lo llevaron por lugares secretos de escape, que solo ellos conocían. Mientras se trasladaban por aquellas catacumbas
escuchaban a los nazis apoderarse del lugar, preguntando en donde estaba el papa.
-Hable soldado, en donde esta su jefe?
-No sé, seguramente en este momento ya no están en el edificio. Ya deben estar lejos!
Los nazis se apoderaron de todas las instalaciones y por órdenes de sus superiores empezaron a destruir parte del vaticano, en busca de las puertas secretas, para dar con el paradero de su santidad.
-Señor!
-Ya! respondió uno de los nazis.
-Puedo preguntarle porque buscan a su santidad?
-Tengo entendido que Mussolini lo habia dejado fuera de esta guerra. El vaticano es un país independiente y soberano, que no toma parte en este problema bélico.
-Ya! pero nos han informado que su santo papa tiene raíces judías y tenemos órdenes del führer de llevarlo al campo de concentración mas cercano.
Entonces los soldados del vaticano quedaron enmudecidos al escuchar lo que el capitán nazi les acaba de informar....
.......Continuara