domingo, 31 de agosto de 2014

LOS CONDENADOS

CAPITULO  I

La mayor potencia mundial, hace su anuncio, como lo ha echo cada diez años, en los últimos cien años a los líderes mundiales; en el cual, hace del conocimiento de que todos los paises afiliados, preparen a sus reos, a los mas sanguinarios y peligrosos. 
Con una condena mayor a los cincuenta años de cárcel, para ser recolectados en los puertos de cada país. 
Todos, sin excepción, preparan a sus reos, trasladándolos a sus puertos, para que ahí los reciban y se los lleven a dicha nación, en donde son esperados por una super cárcel, una de máxima seguridad, de dónde nadie absolutamente nadie a podido escapar nunca; en la cual hospedaran a hombres, mujeres y niños de la peor escoria sobre la faz terrestre. 
Entre los reos, van: Violadores y asesinos, asesinos seriales, narcotraficantes violentes, terroristas, políticos corruptos hacedores de guerras. etc. 
Ésta cárcel, es una innovación de paises poderosos, los cuales cobran a sus clientes una fortuna, por deshacerse de ellos y limpiar a sus cárceles, dejándolas en la disponibilidad de ser llenadas nuevamente por condenados a cumplir su sentencia. Sentencias dictadas por jueces especiales e imparciales.  Recolecta a sus condenados cada diez años. 
Luego al estar todos los reos reunidos en un lugar ultra secreto, fueron trasladados a su destino final; como dije: hombres, mujeres y niños que habían delinquido, en delitos graves. Estarían condenados a cumplir su condena en lo que sería su futura morada.
Dejando a sus cárceles provisionales, en el mas inhóspito y horrible de los desiertos. 
Fueron entrando uno a uno, en la nave que los conduciría a su nuevo hogar. 
Ya todos adentro de la nave; ésta, la cual carecía de una tripulación normal, pues los que en ella gobernaban eran androides con un chip muy bien programado. Dentro de la nave, todos estarían en cierto horario, en la libertad de deambular por ella, dejándoles con la oportunidad de ser ellos, los que dispusieran de un comité para llevar la dirección, entre todos los reos. El poder entre ellos; ésto, no se lograba de una manera democrática, pues ahí adentro sobrevivían los mas fuertes, habían depredadores y presas. Y, siempre serían los mas fuertes los que tendrían el control, sin menos preciar, claro está, a aquellas mentes prodigiosas, que por darle un mal uso, estaban ahora ahí cumpliendo una condena, éstos eran como siempre los mas peligrosos pues, podrían con su inteligencia hacer situaciones impensables ahí adentro.

Llego el día del lanzamiento de la nave, ésto se hacia con una transmisión en cadena en la televisión mundial, todas las naciones participantes estaban atentas al lanzamiento de aquella nave espacial, cuyo destino sería: El espacio, las galaxias, nuevos mundos, nuevos planetas; pues los pasajeros, jamas volverían al planeta tierra, por el contrario los androides quienes cuidaban del comportamiento de éstos, cuando veían en alguno de ellos una posibilidad de reinserción social, eran aislados en una parte de la nave, en donde estarían separados de los carniceros y asesinos inconversos, para en su momento ser depositados en: Planetas que aun no se sabía se serían habitables para los humanos, serían utilizados como conejillos de indias, para ver las posibilidades de esos planetas en sobrevivencia humana. 
El resto de la tripulación, los condenados, si sobrevivían y, ésto ya es decir bastante. Corrección, los pocos sobrevivientes, pero inconveros o sea que, seguían siendo la misma lacra como cuando habían abandonado el planeta tierra, luego de diez años vagando por el universo, eran abandonados en la nada, en algún agujero negro, en algún planeta, en donde estaba comprobado la no posible supervivencia humana, o en lugares en donde habían seres inimaginables, habitantes extraterrestres peores que nuestra escoria terrestre. 
Los condenados, jamas volvían a casa, pues desde el momento de elegir esa vida llena de violencia que llevaban y por la cual habían sido condenados, su futuro era el de vagar en el universo, experimentando con ellos durante diez años.
Continuará....

sábado, 30 de agosto de 2014

Los cinco sentidos del amor

Cada sentimiento que de ti siento, lo percibo con mucho amor, hasta tenerlo guardado adentro de mi corazón. Utilizando lo que mi cuerpo posee para recibir todo eso que tu me entregas, con tanta dulzura mi amor. Los capto con los cinco sensores que DIOS me obsequio para tener contacto con el mundo exterior; pero, para mi lo único que me interesa fuera de mi cuerpo eres tu... mi amor y más, cuando me dices: ¡Que me amas solo a mi!

*Cuando te escucho decir: ¡Que me amas solo ami!
Escucho todos los posibles acordes de una orquesta sinfónica, conformada de ángeles y que hacen musica solo para mi... Y que ésta, es dirigida nada menos que por el mismo Arcángel Gabriel. Nada resuena tanto en mis oídos, como esa frase llena de amor saliendo de tus labios.... Cuando tu me dices que me amas.

*Percibir tus olores, los mas sensuales, femeninos, primitivos e infantiles. Simplemente con estar cerca de ti y ya me siento como un colibrí, volando entre campos inundados por olores de bellas flores multicolores, ofreciéndole a mi olfato, una gama variada que me hacen volar desorientado hacia el mejor de todos, los ahí presentes... y, que solo pueden brotar de ti.

*Simplemente con uno de tus cabellos que hagan contacto en mi, me estremezco y mi cuerpo quiere pegarse al tuyo, atraído por una fuerza sobre natural, para armonizar con un cuerpo lleno de amor y nunca mas separarme de él. Ese que fue creado solo para mi. 
Eso, sucede cuando tu me tocas, no necesito más el rose de un pétalo de rosa, ni de la mas sutil y frescas de las brisas, ni a las olas del mar salado pegando contra mi cuerpo desnudo. 
Lo único que pido, es quedar ahí, en ese lugar que formamos tu y  yo... La unión matemática mas perfecta de un: cóncavo y convexo, sin espacios entre tu y yo... Y ésto, sólo con un toque de ti.

*Ni te imaginas, el sentimiento que en mi provocas, al tener tu boca unida a la mía y sentir como nuestros alientos se mezclan y entrelazan al igual que nuestras lenguas. Y no se diga cuando con ella, recorro cada centímetro de tu cuerpo, pues es una explosion en mi boca de múltiples sabores. Es una ambrosía, con miles de texturas que puedo experimentar en ti... ya nada me alejará de ti.
No necesito nada más que a tu cuerpo para sobrevivir el resto de mi existencia... Y, solo con un rose de mi lengua.

*El solo verte... para mi es como volar y en el cielo mezclarme con los perfectos colores del mas majestuoso de los arco iris. Una luz celestial prismándose en el cristal mas puro, llevándome a descubrir los colores mas brillantes, las luces mas cegantes. Miles de estrellas danzarinas en el firmamento no producen nada en mi, como lo haces tu. 
Me transportas por un mundo inimaginable en donde hasta un ciego podría ver, todo lo que yo veo en ti. 





viernes, 29 de agosto de 2014

TE OFRECERÉ MI CORAZÓN

¡Oye! 
cada palabra que te he de decir.
Tratare de encontrar a otra como tu
sueño con alguien como tu.
A quien mi amor entregar.
te ofreceré mi corazón.

Esta vez sabre escoger
no quiero volver a sufrir
pero quiero a alguien que sea como tu.
pero que tenga algo en su corazón
para entregarle todo mi amor.
Te ofreceré mi corazón.

¡Oye!
sueño con alguien como tu cada noche.
saldré a buscarte.
quiero a tus labios poder besar
sin temor a salir herido una vez más.
te ofrezco mi corazón.

¡Nena! 
Escucha bien lo que he decirte
pues busco al  alguien como tu
pero que tenga corazón.
Que de mi tome solo lo mejor
sueño amar a alguien como tu
pero que tanga un corazón.

Alguien que me haga sentir muy bien.
Yo creí que esa eras tu
y aunque a mi corazón por un tiempo engañe
él sabe que quiero a otra como tu.
A quien poder entregar mi roto corazón.

Nena, tu sabes 
que siempre he soñado con alguien como tu.
te ofrezco todo mi amor.
una nena como tu 
pero con algo adentro de su corazón.
alguien que sienta como yo
que quiera tanto amor como lo quiero yo
le ofreceré mi corazón.











¡Ella tiene un amante!

Sentados en la mesa de comedor tomando su cena se encontraban como cada noche, una pareja de jóvenes esposos. Él la veía con ojos de hombre enamorado, mientras que ella evitaba verlo a los de él. En el comedor solo se escuchaban los sonidos de los cubiertos golpeando contra los platos. En una, ambos toparon sus manos queriendo tomar al salero; él le sonrió y ella le respondió, pero de inmediato bajo su vista. Ella, desde hace unos días, se encontraba muy distante, su cuerpo estaba presente pero sus pensamientos estaban en otro lugar. Sin ella quererlo, su rostro la traicionaba y de vez en cuando esbozaba una picara sonrisa y al darse cuenta de inmediato a su rostro corregía y se molestaba, le daba por enojarse con ella misma. Claro, por no saber disimular lo que en su secreta vida le estaba pasando.
Él pensó; sin dejar de verla a la cara: _Se te nota, no puedes disimular que algo extraño te esta pasando y creo saber de que se trata. _Pues, últimamente, has estado muy agresiva y siempre a mi mirada esquivas _Tu vos fingida y te da por enojarte. _Ademas siempre estas tan distante. 
_¡Tienes un amante! 
El tenedor de su mano cayó, ésto la hizo reaccionar y se quiso  levantar a limpiar, pero él se lo impidió. Simplemente, siguió observándola y eso la ponía mas nerviosa. 
Sin saber como actuar ante un hombre bueno, galante, guapo, y que siempre la a amado, eso nunca lo a dudado; por eso ella se sentía muy incomoda con la situación sentimental que estaba viviendo.
_Creó que él ya se dió cuenta _¡Me ha descubierto! _¡Maldita sea, nunca he sido buena para disimular! _¡Y él me conoce tan bien! _¡Dios mio! ¿Qué hago? ¡No lo quiero perder! 
_Eso fue un momento de debilidad y por eso lo traicione.
Mientras ella pensaba ésto, el se repetía mentalmente, con una sonrisa maliciosa entre sus labios, con una sonrisa de alguien que sabe que saldrá triunfante ante la adversidad.
_Se que a otra carne has probado, pero que no han podido superarme. _Pero yo conseguiré y luchare para que tu vuelvas a mi y ahora pondré en todo mi corazón, ¡te recuperaré! 
Desde mañana, las flores volverás a recibir. _Una conquista mejorada inventaré para recuperarte.
Ella se levanto, tomo sus platos y él hizo lo mismo, ambos se dirigieron hacia la cocina y como siempre; ella lavaba y él secaba. Solo que esta vez de sus manos un plato se le cayo al suelo y éste se quebró. Como siempre se irritó y de sus ojos una lagrima broto, como gritando ya no quiero esta situación. Él se hinco junto a ella y le ayudo a recoger los pedazos del plato, entonces aprovecho para ésto decirle. 
_No te preocupes mi amor. _Solo es un plato roto, pero la vajilla sigue completa, te lo repondré. Ella no aguanto mas y con un llanto en su garganta y muchas lagrimas en sus ojos salio corriendo hacia su cuarto; pues lo que su esposo le acababa de decir era exactamente la analogía de los recientes acontecimientos en su vida. 
Ambos entendieron y él la siguió, cuando llego al cuarto, ella se encontraba sentada en la orilla de su cama, con sus manos a su cara deteniendo, él se quedo parado bajo el marco de la puerta, ella lo vió y luego de limpiarse las lagrimas y de tomar valor, intento confesarle lo que él ya sabia, pero no se lo permitió; solamente se hinco frente a ella y le dijo.
_No te preocupes mi amor, así como ese plato se rompió, eso no pasara entre nosotros, juntos vamos a resolver éste problema por el que estamos pasando. Ella lo abrazo y de luego se echo a llorar y entre sollozos le dijo.
_¡Eres tan bueno!... ¡no te merezco! 
Luego, un silencio invadió la habitación  y él la abrazo con tanta fuerza que ella volvió a sentir la vida y el amor en su corazón. 
Desde esa noche, volvieron a ser lo que siempre fueron, una pareja de esposos enamorados y ella jamas volvió a engañarlo ni en pensamientos....  












jueves, 28 de agosto de 2014

MAS QUE UNA MUJER

Cuando junto a mi te vi pasar... 
Luego disidí que mi mujer deberías de ser.
Entonces me di a la tarea de a tu corazón conquistar,
sin llegar a imaginar que mucho antes... 
El mismo plan tu tenias para mi
¡Oh! eres mas que cualquier otra mujer que en mi vida vi.

Luego te seguí y el momento justo decidí.
Cuando a ti entonces me acerque, 
de tus labios una sonrisa vi salir.
¡Oh! eres mas que cualquier otra mujer que en mi vida vi.
Luego de un momento de desconcierto; 
tu nombre pregunte y al escuchar tu vos de tus labios salir... 
Me dije: Esta mujer para mi debe ser.

Pobre de mi. Pues, yo aun sin saber... 
que tu un plan para mi tenias desde mucho antes.
Cuando por fin supe como era tu nombre y el mio te quise dar,
asombrado quede al darme cuenta que tu ya mi nombre conocías.
¡Oh! eres mas que cualquier otra mujer que en mi vida vi.

Ya uno frente al otro... 
Me dije: las mejores armas deberé usar para tu amor conquistar
y al ataque me entregue.
Pero con una simple caída de ojos y una bella sonrisa,
a tus pies muerto de amor caí.
¡Oh! eres mas que cualquier otra mujer que ne mi vida vi

Ahora ella me ataca y yo totalmente desarmado... 
En cazador cazado me volví.
Y, es que eres mas que cualquier otra mujer que en mi vida vi.
Se que un plan para mi bien estudiado tenias ya
como rehén de guerra me siento. 

Sentado frente a ti, sin una palabra en mi defensa poder decir.
Y es que frente a una mujer como tu ya no hay nada que hacer.
Y menos cuando tu ya habías decidido que yo tu hombre debería de ser.
¡Oh! eres mas que cualquier otra mujer que en mi vida vi.

Hoy si quieres me puedes matar... O simplemente amar
¡Ah que mujer!... Una que jamas antes en mi vida vi.
Yo decidí por ti... Pero tu ya antes habías apostado por mi.
¡Que alguien me salve! No soportare a tanta belleza y tanto amor...
Y, es que en mi vida a una mujer como esta vi.

La mas grande mujer que jamas en mi vida vi y ahora es solo para mi...
El mas grande hombre que en su vida vio y ahora solo de ella soy.
Y es que... En mi vida jamas podre encontrar a otra mas bella que tu.
¡Que maravillas hace la vida cuando dos corazones destinados a amarse están!


inspirado de la canción: More than a woman, de Bee Gees



¡EL AMOR YA ESTÁ AQUÍ!

¡Ah! que maravilla el amor llego....
y junto a él; apareciste tu.
¡Ah! que esplendoroso sentimiento...
que bueno sentirlo únicamente junto a ti.

Hoy el sol mas radiante esta
todo es música a mi alrededor...
y las mejores melodías resuenan solo junto a ti.
¡Ah! que maravillosa es la vida, 
cuando tienes a alguien a quien tu amor... 
poder entregar.

Ahora temo que será de mi, 
si ami lado ya no vuelves a estar...
Pues junto a ti, el tiempo no existe más.
¡Ah! que noche tan maravillosa,
las estrellas bailan alrededor de la luna
al ver en nuestros ojos... 
A nuestros corazones brillar.

Ese sentimiento que de mi haces brotar,
y que de mis poros ahora suelen emanar...
un aroma tan especial que todos pueden percibir.
Es el aroma que solo el amor puede dar.
y que se logra al estar junto a ti. 


¡Ah que maravilla ahora soy otro ser! 
sin egoísmos, sin prejuicios, sin envidias...
soy un ser de amor.
¡Ah! que increíble sensación
y todo esto es gracias a ti mi amor.

Siento que mi corazón ya no aguanta mas,
que pronto va a explotar... 
Pues en él jamas hubo tanta felicidad.
¿Qué debo hacer para esta tragedia poder evitar?..
Pues claro, todo mi amor a ti he de dar:
Mi esplendoroso, único y verdadero amor. 

¡Ah! todo el mundo debería de amar
¿Te imaginas un planeta lleno de amor?
¡Que gran fantasía!
Un mundo con solo la palabra amor
contagiando a otros en el universo... 
Que no puedan amar.









miércoles, 27 de agosto de 2014

Un cerebro obsesionado

Con la vista perdida y casi sin vida, su cerebro forma imagines borrosas, las cuales conforme se van aclarando van formando el rostro de una bella y joven mujer y que al aclarecerse se da cuenta, que no es otra mas que ella. 

¡Vaya si a pasado el tiempo! Y, su cabeza aún tiene a su imagen atrapada, almacenada como a un virus informático, que no le permite ver en otra; la belleza... ¡Un nuevo amor!

Marca en el teclado de su celular, para llamar a cualquiera. Y al ver claro en la pantalla del celular, aparece su número. Es que, ya a su foto eliminó, pero a su número no se atreve a borrar. Y, sin él querer marcarlo, sus dedos ya conocen los movimientos, pues grabados en su cerebro aun están.

Cuando conduce a su auto y  un atascamiento lo encierra, una silueta en el sillón del pasajero aparece y conforme esta se aclara, va apareciendo la imagen de ella... ¡La ultima vez que ahí estuviste junto a mi!

Cuando escucha musica en su Ipod, las melodías se encierran en toda la habitación, inundandolo con esas notas y letras musicales de amor, sin igual. Y, al darse cuenta esta escuchando la musica de sus carpetas, que aun en su aparato grabadas están.

Cuando la señorita del noticiero, informa a la audiencia con las noticias del día; sin importar si son noticias graves o las del día, sin relevancia. O, si Israel sigue bombardeando a la Franja de Gaza. Cuando todo se aclara en su mente, él ve en la pantalla, a su amada leyendo: Palabras de amor para él y enviándole besos.

Cada mañana sale de su cama con los ojos cerrados, para evitar sobre ella ver a su cuerpo desnudo pidiéndome mas amor. Pero al estar bajo la ducha, el vapor del agua caliente coloca todo de blanco y cuando al vidrio limpia... Ella aparece del otro lado completamente desnuda, pidiéndome entrar para que le talle la espalda.

En su oficina, con tanto trabajo sobre el escritorio su mente logra divagar por unos momentos... ¡Momentos de libertad! pero un movimiento involuntario lo hace voltear y toparse con su retrato, que le grita... ¡Que llegue pronto a casa! ¡Que lo extraña!

Guarda energías para salir a trotar por las noches y así, regresar con mucho cansancio, para dormir como un bebe. Pero, al fondo la luna brillante refleja su sombra y junto a ella; la sombra de otra persona corriendo a la par.

_¡Me estaré volviendo loco! _O, ¡Simplemente no la logro olvidar y sigo enamorado de ti! _Y aunque quiera... ¡No logro olvidarte! _A donde vaya... ¡Ahí me encuentro contigo! _¡Dios sálvame!... ¡Liberarme de esta agonía! _¡Hazme olvidarla! _Para asi poder seguir con mi vida... ¡Te lo suplico!

_El único lugar en donde nunca te veo, es cada domingo, sentado sobre la grama verde, bajo el ardiente sol, con un ramo de rosas rojas recien cortadas y depositadas en el florero que adorna a tu tumba ¡Mi amor! 

...Aunque. Éste era el único lugar en donde los recuerdos no lo atormentaban y ella no se hacia presente... 
...Era en el cementerio, en donde estaba su cuerpo enterrado... 
...Y es que era lógico, pues ahí jamas habían estado antes y en su cerebro no había registros... 
...Y, es que sin él saberlo, era el único lugar en donde ella si se hacia presente... 
...Ella estaba ahí, junto a él sentado, a su lado, recostada sobre sus piernas, acariciándole sus brazos, sus piernas, sus manos, sus dedos... 
...En fin, cada domingo, que él religiosamente llegaba  a ese lugar, ella lo esperaba ansiosa, para amarlo... 
...Hasta que él ya tarde del lugar se retiraba, a vivir otra semana con ella en su mente... 
...El fantasma de una bella y enamorada mujer, se quedaba parada junto a su tumba, con su mano en alto, diciéndole adiós... 
..._¡Hasta la próxima semana mi amor! Ésto lo hacia hasta que él se desaparecía de su vista, entre todas las cruces del cementerio....

      Dos corazones encadenados, que ni la muerte a logrado separar... 
                                  ¡Ése es el verdadero amor!








martes, 26 de agosto de 2014

DOS CORAZONES SOLITARIOS EN EL MUNDO

Por increíble que ésto parezca; pero me atrevo a asegurar que es cierto, y es que, con tanta gente sobre el planeta hoy día, aun vemos a personas solitarias vagar por la vida. Sin el consuelo de haber encontrado a su media naranja aún. 
Hombres y mujeres; viejos, ancianos llegando al ocaso de su vida, completamente solitarios sin haber llegado a conocer el invaluable significado de la palabra amor, mucho menos haber logrado hacer a su corazón vibrar con este hermoso sentimiento. 
Otra cosa que parece increíble de asimilar es el echo de la existencia de personas con corazones múltiples (éstas son la mayorías) y otros con corazones exclusivos (una gran minoría) que por razones obvias se están convirtiendo en un considerable número porcentual alrededor del mundo.
A saber; según yo:
Corazón Múltiple: Aquella persona quien puede enamorarse en etapas, siendo éstas: 
La Principal: Esa persona que es tu complemento; tu posible verdadero amor. 
Las secundarias: Otras opciones, que sin serlo (el amor real) pueden llegar a ser felices con otro corazón, aunque éste no sea el principal. Y...
Corazón exclusivo: Es aquel, que no puede, ni podrá aceptar a nadie que no sea su complemento, decidiendo entonces quedarse solo por el camino de la vida. En éste caso, no hay sustitutos, ni posibles, son... Corazones fieles a una sola persona, aunque nunca en su vida la lleguen a conocer.
Por último y no menos importantes, pero al cual no haremos mas que su reseña: El corazón cínico.
Prueba de lo dicho anteriormente, es que ahora, en la actualidad, existen agencias de citas, y amistades por Internet que, a pesar de las distancias tan enormes han llegado a conocerse por esta vía y luego al conocerse personalmente, han encontrado lo que habían estado buscando durante toda su vida, con chicas/cos que viven a la vecindad; pero nada. 
Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que vivieron en una época en la que ésto no era posible, por el echo de vivir en países diferentes a grandes distancias y jamas sus corazones se pudieron encontrar y murieron pensando que  el amor se les habia negado a ellos?
Aun ahora, con la existencia de tanta tecnología y formas de contacto humano, hay personas que jamas podrán encontrarse y morirán pensando lo mismo. ¡Que el amor les fue negado a ellos!

Este pensamiento, tiene su ejemplo en la siguiente historia, ¡ojala y te guste! Y pueda darte las fuerzas y la determinación necesaria, cualquiera que fuere tu caso, para salir en busca del amor... de la felicidad.

Fabián, soñaba con encontrar a alguien con quien compartir todo el amor que su corazón guardaba con recelo, pues al igual que otros solía ser un simple espectador en el arte del amar, a pesar de que Fabián habia sido favorecido con un físico envidiable, un carisma que cualquier político moderno quisiera, muy educado y con una posición económica muy solvente: pero que, a pesar de ésto no daba pie en bola en asuntos del amor. La verdad era como el decía, que ninguna de sus allegadas y amigas le movía el tapete y él buscaba a alguien que fuera lo que desde niño habia deseado y habia soñado. 
Algunos de sus amigos se atrevían a expresar que Fabián era homosexual y mas de alguna despechada lo habia dicho, por lo mismo: por despecho. 
No quiero decir que Fabián no habia tenido sus devaneos, por el contrario, pero con nadie duraba casi nada, pues solo satisfacía a su cuerpo pero no a lo mas importante para él; su corazón.

Por otro lado, una joven mujer, licenciada, una exitosa profesional, envidiada por sus colegas en el bufete en donde trabajaba, pero que le pasaba lo mismo que a Fabián. Se trata de Mayra. 

Aquí tenemos ya a nuestros dos corazones solitarios en el mundo.

Todas las noches, Fabián se arreglaba y salia a caminar por las calles de su ciudad, para divagar a su mente y entender lo que su corazón no podía entender, el no haber  encontrado a la mujer de su vida. A veces, con amigos pero la mayoría de oportunidades lo hacia solo.
_¿A dónde va este muchacho todas las noches? Preguntaba un hombre de la tercera edad a su esposa, mientras ella tejía en su sillón.
_Déjalo, Fabián ya es un hombre y no tiene porque darnos explicaciones. Le contestaba la señora, sin dejar de tejer una bufanda, para su amado y gruñón esposo.
_¡Lo se mujer! lo digo, pues me preocupo por la situación tan fea que estamos viviendo. _Fabián ya debía haberse comprometido con alguien y formalizarse. _¡Ya no es un muchacho!

Al otro lado de la ciudad, en la oficina de abogados, todos se disponían a salir del trabajo; algunos iban derechito a su casa, pues su pareja e hijos les esperaban. Mientras que otros se disponían a ir a algún lugar a relajarse con una cerveza.
_¿Vienes con nosotras Mayra? _¡Hoy es noche de chicas en el bar Mio´s!
_Gracias, pero tengo que ponerme al día con éste caso que esta muy difícil.
_¡Déjala, vamonos o no conseguiremos a los buenos chavos, pues las lagartonas los acaparan rápido!
_Esta bien vamonos. Dijeron las amigas de Mayra. 
_¡Ya no pierdas el tiempo con esa futura solterona! _Pues al paso que va, jamas va encontrar a un hombre que la ame... ¡Como los que yo me encuentro cada noche! _¡jijiji! Se rió con malicia otra de las chicas de la oficina.           
_¡Hola Fabián! _¡Hoy es noche de chicas en Milo´s! _¿Vienes?
_Esta bien... ¡Vamos! Dijo Fabián y se dirigieron hacia Milo´s 
_¡Miren a los papasitos que acaban de entrar! Dijo la amiga de Mayra, la de un tipo cada noche. 
_¡Quiten de en medio pues ya encontré a mi pareja de esta noche! Dijo Marbel dirigiéndose hasta donde se encontraba Fabián, mientras que las otras esperaron para ser abordadas por los amigos de Fabián y entonces se armo el grupo, solo que Fabián se habia quedado en la barra, bebiendo su trago y a la par de él, Marbel hablándole e invitándole al siguiente trago.
_¿Y, Fabián?
_Esta en la barra, con esa voluptuosa rubia. Respondió uno del grupo de los amigos de Fabián. A lo que las amigas de Marbel, dijeron
_¡Olvídense del chavo, ese ya hizo su noche con la zorra de Marbel! _¡Jajaja! rieron todas y junto a ellas, los amigos de Fabián. 
Así transcurrió la noche, pero cuando se acercaban las 10:30 de la noche; Fabián llego a la mesa de sus amigos para despedirse. Entonces las amigas de Marbel le dijeron; bromeando con él.
_¡Te cuidas Fabián, pues Marbel no te dejara descansar en toda la noche! _¡Jajaja! _¡Si! La devora hombres encontró a un delicioso bizcocho. Fabián, simplemente les sonrió y se retiro, al verlo salir solo, Marbel regreso a la mesa de sus amigas con una cara de fracaso y deserción. 
_¡Ese tipo no quiso irse conmigo! _¡Ahora me fregué, pues a estas alturas ya no conseguiré nada bueno!... ¡Dios, pasaré mi primer noche sola!
_¡Sola no amiga, recuerda que tienes a tu amigo y sus baterías! _¡Jajaja! Se burlaban de ella y ésta como todos los diablos.
Fabián, salio pensando que si todas las chicas eran como Marbel, entonces era mejor quedarse soltero, pues lo que él buscaba.. ella no lo tenía. 
Fabián no sabia que a unos pocos minutos de ahí, se encontraba la chica que poseía todo lo que él deseaba de una mujer... Si, ella era Mayra, quien en ese momento se despedía del policía que cuidaba el bufete por las noches.
_¡Hasta mañana don Marcial!
_¡Hasta mañana licenciada!... _Si yo fuera joven y soltero y ademas licenciado la licenciada Mayra sería la mujer perfecta. Pensó don Marcial, dejando escapar un suspiro, que hizo sonreír a Mayra.
Mayra le hizo la parada a un taxi, pero éste no se detuvo, entonces decidió caminar para estirar un poco las piernas y llenar a su cabecita con ilusiones perdidas, de encontrar a su príncipe azul. 
Sin siquiera sospechar que a pocos pasos de ella, ese príncipe azul pronto se materializaría. El destino estaba a punto de hacer una de sus jugadas maestras.
Fabián, con su característico caminar, con sus manos entre sus bolsillos y con su cuerpo casi encorvado, por el cansancio de su búsqueda del amor; cruzo la esquina, mientras que Mayra cruzaba tambien a la esquina, hacia la misma calle. Ella caminaba erguida, con su cartera y papeles de la oficina en sus brazos, sobre la calle solitaria, la luna en su lugar, como fiel testigo del inminente encuentro entre ambos. Ambos, caminaron hacia su destino, con paso seguro, pero con sus pensamientos en la persona que en algún lugar estaría esperando por el otro. 
Ahí iban, dos corazones solitarios en la ciudad a punto de encontrarse, a punto de cruzarse uno en la vida del otro.

Cuando, estaban a penas a un par de pasos uno del otro; hubo un apagón de luz y ambos temerosos pasaron uno a la par del otro y un simple buenas noches se escucho. Lamentablemente, hasta la luna fue saboteada por un nubarrón negro, que le impidió seguirle la pista a esos dos solitarios corazones. Cuando la luz volvió y la nube fue movida por un fuerte viento, tanto Fabián como Mayra, voltearon a verse... Se vieron por unos pocos segundos, mientras eran observados por la luna quien seguía en el lugar perfecto. Pero ambos siguieron su camino, cada quien rumbo a sus casas. 
Lo que si les digo, es que cuando pasaron uno a la par del otro y se saludaron sin siquiera verse, sintieron que sus corazones se alborotaron, como que hubieran querido salírseles del cuerpo y darse un abrazo, tal cual, aquel que regresa del campo de batalla con vida y se refugia en los brazos de su amada familia y es que, eso es lo bello del amor; que no importa lo físico, solo manda el corazón y ellos, sintieron eso hermoso que solo se siente una vez en la vida y te da la esperanza de seguir en la búsqueda del verdadero y único amor. Ahora las esperanzas de ambos tiene fundamento y aunque hoy no fue; otro día será y para entonces no habrá nubarrón que se interponga entre esos dos corazones solitarios en el mundo y yo. 
Haré hasta lo imposible porque se encuentren y esta vez sera para siempre.
Aseguro, con mucha seriedad y autoridad una esperanzadora luna llena y plateada, que esa noche estuvo a punto de unir; como lo ha hecho desde todos los tiempos con los corazones enamorados y solitarios en éste ya invivible mundo; al cual solo el amor lo puede salvar. 












  

  

lunes, 25 de agosto de 2014

Bohemios

_Nuestro amor para ti solo fue un juego y en esta mano yo perdí, te veo muy feliz. _¡Vaya que suerte la mía!  _Y, sigue tranquila ni siquiera me veas de reojo por la calle, pues no te guardo nada de rencor; al contrario, pues de ti recibi las noches mas dulces y de un alto placer. _¡Ahora soy libre!... _¡libre de ti! _ Pues junto a mi, vive conmigo una gran mujer, que me llena de amor.... ¡Que viva ese amor!
Esto gritaba Pedro, al fondo de la cantina, junto a sus bohemios amigos. 
Mientras que al otro lado, otro bohemio se ahogaba en alcohol y al escuchar a su compañero de cantina, trastrabillando se puso de pie y entonces grito.
_¡Amor perdido! _¡Vive dichosa quiza otro te de esa riqueza que yo nunca tuve ni tendré! _¡Tu vives buscando con quien jugar! _¡A quien su sueldo bajar! _Siempre esperando encontrar a alguien lanudo... y eso, ¡te hace feliz! 
_¡Vive tranquila con el que de turno estés, si él como yo, en un lugar como éste te encontró... _¡Que viva el placer!... ¡Amigos!
Levanto su copa, con su mano temblorosa; bañando con el alcohol a un perro que pernoctaba en ese lugar.
_Vengase para acá amigo. Le dijo Pedro al otro bohemio. 
_Parece ser que usted habla de la misma mujer de la que yo me libre.
_Seguramente amigo, solo que a mi me esta costando mucho olvidarme de ese amor traicionero, de quien según me dicen, que ahora vive mejor sin mi. _¡Salud amigo!
_¡Sírvanle otro a nuestro amigo, para que logre sacar de su corazón a esa ingrata; que le gusta jugar con nosotros, los tontos que creemos que una vieja con buenas curvas se puede burlar de nosotros.
Le sirvieron su trago a Poncho, quien ahora lloraba en brazos de Pedro, mas de la borrachera que de dolor y juntos se apartaron a una mesa para seguirse consolando, mas bien, para que Pedro, quien ahora tenia a una buena mujer lo consolara a él. A Poncho.
Luego de repetir por horas a la misma canción en la rockola: "Amor perdido" 
en coro cantaban las notas de aquella vieja canción a todo pulmón, uno lloraba, mientras que el otro simplemente abrazaba a su recien conocido y ahora amigo de cantina.
Cuando en el reloj dieron las doce, luego de que Poncho se quedara por unos minutos dormido sobre la mesa y Pedro acariciara a la cabeza con pocos pelos y alborotados de Poncho. Pedro se sobo sus colorados y alcoholizados ojos, cuando a esa cantina entraron una pareja de enamorados bien abrazados. Se trataba de Chelo y un fulano. Pedro, quiso despertar a su amigo, pero se aguanto un poco y simplemente se concentro en observar a la pareja.
Chelo, una  guapa mujer, de unos treinta y tantos años, con una minifalda de lentejuelas rojas, al sentarse y cruzar sus piernas, se le podían ver hasta los mas oscuros pensamientos  que entre esas dos piernas guardaba. Mas arriba, un par de enormes senos, naturales, que se abalanzaban sobre su presa quien, cuando podía se hundía entre ellos. Mientras ella veía a su alrededor buscando a quien sería su próxima victima, su cabellera negra le rosaba sensualmente a sus hombros,  sus pestañas postizas, enmarcaban a un par de ojos verdes, su respingada y fina nariz, caía sobre unos carnosos labios, pintados de color rojo, el mas rojo que encontró, sus delicadas manos que entre sus delgados y alargados dedos, con enormes uñas, señal de alguien que no hace absolutamente nada; sobre salia un cigarro, del cual un humo en forma de serpiente se perdía en el techo del bar, con ella otro bohemio cincuentón, cuya mujer lo esperaba en su hogar con la pena de saber en donde andaría a esas horas de la noche. 
Chelo, pidió al mesonero una botella del mejor tequila del lugar, el cual, mientras el esposo abnegado se lo bebía, ella tomaba un poco y el resto lo arrojaba al piso. Cuando éste ya se encontraba un poco mareado por los tequilas y la falta de oxigeno en su cerebro, debido al tiempo que se mantenía sumergido entre los dos hermosos y enormes senos de Chelo, mientras éste se entretenía con ellas, Chelo aprovechaba para extraerle de su bolsillo su billetera, una muy gorda, con la quincena adentro de ella.
Con un salud, entre sus labios se despertó Poncho, entonces Pedro le tapo la boca con una de sus manos, mientras que con la otra, le hizo la señal de silencio. _¡Shhhhh!
_¿Qué pasa amigo? Dijo Poncho muy quedito; entonces, Pedro le señal a la mujer. 
_¡Mi Chelo! 
_¡Ahora ya no es tu Chelo!... es la Chelo de ese pobre tipo... a quien debemos ayudar amigo.
_¡No!.. ¡Que se lo lleve la chingada, como a ti y a mi! 
_¡No! _¡Si alguien me hubiera ayudado no habría sufrido tanto! 
_¡Tienes razón Pedro! 
Chelo le dijo al pobre incauto: _¡Voy al baño mi amor!  _¡Ya vuelvo! 
Mientras Chelo se dirigía al baño, éste siguió bebiéndose el tequila. 
Entonces Pedro y Poncho, se pusieron de pie y se dirigieron a la mesa de su ahora amigo, estuvieron con el  unos pocos minutos; éste, incrédulo de lo que ellos le hablaban. Entonces Pedro le dijo: _¿En dónde esta tu billetera amigo?
_Esta... ¡Justo aquí! Dijo el tipo, pero nunca encontró a su billetera, se habían largado juntos, Chelo y su quincena con ella. Mientras, Chelo se escabullía por una puerta que daba a un callejón, atrás de la cantina, lugar que solo conocían algunos empleados del lugar y que Pedro habia descubierto cuando fue victima de Chelo.
Chelo salio del callejón y al salir de ahí, se topo con Pedro y Poncho.
_¡Pedro! Dijo Chelo asombrada. _¡Mi amor cuanto tiempo sin verte! Entonces, dijo Poncho _Y, ami no me recuerdas amor.. 
_¡Poncho!.. no sabia que eras amigo de Pedro. Dijo un poco nerviosa y siguió con esto. ¡Debemos de celebrar que nos encontramos! _¡Yo invito! 
_Pero... ¡Vamos a otro bar! Los tomo del brazo y en medio de los dos bohemios se coloco.
_¡Que felicidad ver a mis dos entrañables amores! Cuando termino de decir esta otra mentira, se paro frente a ellos el tercero en discordia, el ultimo tipo de la lista.
_Y... ¡A mi no me vas a invitar mi amor! 
_¡A usted no lo conozco señor!... 
Colocándose atrás de sus antiguas victimas, Pedro y Poncho. Les pidió que la protegieran de ese extraño, quien seguramente los quería asaltar. 
Entonces Pedro Y poncho, se colocaron a la par del tercero y le dijeron a Chelo. _¡Queremos presentarte a un par de buenos amigos! Frente a ella y a la par de los tres bohemios, un par de policías; quienes luego de colocarla contra la pared y de agasajarse al registrarla, encontraron entre otras cosas, la billetera de su último acompañante, con la quincena adentro.
Ya Chelo esposada la subieron a la patrulla y después de éste, agradecerles a Pedro y Poncho, lo que habían echo por él y su familia, les agradeció y a un trago les invito; pero Pedro le dijo.
_Ya es suficiente por hoy amigo... sera en otra oportunidad... mejor lo acompañamos hasta su casa, no sea y lo asalten con tanto dinero. 
¿Por dónde vive usted?
Y se retiraron camino a la casa de su nuevo amigo de bohemiada. 
Cuando éste llego a su casa, al acercarse a la puerta, esta se abrió y de ella salio la esposa engañada.
_¡Viejo! ¿Estas bien, no te paso nada? _¡Estaba preocupada de que te hubieran asaltado, pues hoy es quincena!
_Pues.... gracias a estos dos amigos, recupere lo perdido vieja. Ella les agradeció y a un café les invito. 
Entraron a la humilde casa, mientras por las calles sonaban las sirenas de patrullas y ambulancias... En un viernes, como cualquier otro en la gran ciudad.  




inspirada en la canción: amor perdido 

domingo, 24 de agosto de 2014

Ya no piensa en mi...

_¡Sabía que aquí te encontraría! Le dijo Claudia a Franco.
_¡Hola claudia! Le respondió con vos de desespero. _¡Aun no puedo olvidarme de ella!... _¿Recuerdas que aquí fue cuando le pedí que fuera mi novia? _Y, ella sin pensarlo me dijo que si... __Fue algo hermoso.
_Pero Franco, eso paso ya hace mucho tiempo... _Acaso piensas que aun ella pueda recordar eso, que tu atesoras tanto. Le decía Claudia a Franco, sin dejar que Franco se diera cuenta de sus sentimientos para el.
Luego de una hora de charlas entre dos entrañables amigos tomando cerveza; el bar empezó a llenarse con parejas de enamorados y sobre la pista se encontraban ya algunas parejas bailando; musica romántica, de José José, Roberto Carlos y otros baladistas románticos, pues eso era una característica de aquel lugar. Por ello, cada fin de semana éste se llenaba con parejas de jóvenes enamorados y tambien de prospectos dispuestos a dejar su soltería esa noche.
Claudia, quiso disimular su asombro al ver entrar al bar, a quien Franco aun amaba tanto, acompañada de un tipo y tomados de la mano. Parados, buscando una mesa vacía para ocuparla. Pero el nerviosismo de Claudia al tratar de que Franco no se diera cuenta, fue en vano y Franco al verla no pudo fingir su emoción, pues hacia mucho tiempo que no sabia nada de ella y él, que cada viernes llegaba a ese lugar para recordar a su amada; esa noche por fin, convergieron lo malo era que ella habia llegado acompañada y tomada de la mano de un extraño, con buena pinta y ropa fina.
Claudia y Franco, se convirtieron en unos simples observadores nada mas, pues nadie dijo ya nada, Claudia veía a Franco y él a su amada. 
Ella, reía pavoneándose y coqueteándole le acariciaba las manos, luego le acariciaba su muslo, jugueteaba con la copa entre sus labios; era evidente de que ella, trataba de seducirlo y si que se divertía mucho con su acompañante. Entonces, el Dj coloco en la tornamesa, esa canción que a Franco le destrozo el corazón. Ella se puso de pie y casi a jalones, obligó a su acompañante a que bailara con ella. Franco al ver ésto tambien se puso de pie y le pidió a Claudia que la acompañara a la pista a bailar con él.
_Creo que no es buena idea franco. Le suplico Claudia a Franco, pero éste estaba dispuesto a encarar a la chica frívola.
_¡O, bailas tu!.. _¡O, invito a alguien de la barra! Le advirtió Franco a Claudia, por lo que ella acepto.
Cuando éstos llegaron a la pista, ya ellos se encontraban bailando muy juntitos, precisamente la canción que según Franco, era solo de ellos. 
Franco ya bailando con su amiga, hizo lo posible para que ella lo viera y efectivamente, claro que lo vio, pero Franco ya no existía, ni en sus peores recuerdos; que no lo reconoció. Por el contrario, ella se divertía de lo lindo y se le acercaba tanto a su acompañante, que éste tuvo que haberle sentido hasta el perfume que ella llevaba sobre su moreno cuerpo. Franco murmuro, ésto: _Puedo comprender que me ignores porque estas acompañada... _¡Pero como duele tu indiferencia!
_¿Qué? Le pregunto Claudia. _¡Nada, sentémonos! Franco, camino por delante de su amiga, mientras ella lo seguía, con rumbo a su mesa. Luego, él se sentó y Claudia tambien, junto a él. Diciéndole.
_¡Te das cuenta Franco!... _¡Ella se divierte y ya no piensa en ti!... _Es mas, creo que ni te reconoció.
_Mejor vamonos de aquí, ya no sufras mas por alguien que no vale la pena.
Pero un Franco adolorido y decepcionado se negaba a irse de aquel lugar, así que pidió otra cerveza para cada uno y siguieron allí callados, simplemente observándola actuar frente a su nueva victima. Ella se movía tan sensual adentro de ese vestido tan tallado.
_¡Mira como se divierte y no piensa mas en mi! Decía franco, con una cara de angustia. Aunque en sus ojos aun se veía que todavía sentía algo por ella, Claudia solo veía; tristemente a su angustiado amigo.
Cuando fue de madrugada, ella tomo a su acompañante y tomándolo de la mano, ella por delante de él y éste como haciéndose de rogar, salieron de aquel bar, subieron a un lujoso auto y se perdieron en la fría noche.
_¡Ya se fueron franco! _Sera mejor que nosotros tambien hagamos lo mismo. Le dijo Claudia; pero éste se negó y allí sobre la mesa se quedo, inmóvil, inmerso en sus pensamientos. Luego de un largo silencio, ésto dijo Franco.
-¡Claudia, ayúdame pues no quiero imaginar el final de esta noche!.. _¡El solo pensarlo no lo soporto!
_¿Viste como se divertía con ese tipo?... _Seguramente, ella ya no piensa en mi; como yo pienso en ella y lo entiendo... _Pero, ¡Lo que mas me duele es su indiferencia hacia mi! 
Esto, le salio a franco desde el fondo su corazón y una lagrima broto de sus ojos y por su mejía rodó.
Claudia no lo soporto y simplemente lo abrazo en silencio, mientras que ella por dentro de su corazón, sufría al igual que él viéndolo así...  Por otra que no fuera ella, sin poder gritarle cuanto lo amaba...













sábado, 23 de agosto de 2014

RECETARIO PARA EL AMOR DE UN CABALLERO

-Abrirle la puerta del automóvil.
-Acomodarle la silla, para que se siente.
-Besar a su mano como signo de respeto.
-Invitarle el mejor de los vinos, aunque te cueste una fortuna.
-Preguntarle si quiere ser tu novia.
-Llevarle o enviarle un ramo de rosas rojas, sin motivo. 
-Bailar un bolero... ¡Pegaditos!
-Prestarle tu pañuelo para secar el sudor. luego de bailar.
-Caminar un camino largo, solo tomados de la mano.
-Darle el asiento en el autobús.
-Ofrecerle tu lugar en la cola.
-Oler rico ¡para ella!
-Decirle cuanto la amas... a diario.
-Expresarle tu admiración a su belleza... ¡Aunque ya la haya perdido!
-Pasar por ella a su casa.
-Ponerte de pie, cuando ella se levanta de la mesa.
-Colocar algo sobre un charco o, simplemente tomarla entre tus brazos.
-¡Nunca!! Nunca, golpearla por nada por grave que sea.
-Evitar humillarla en publico. Háblale en la privacidad de tu casa.
-Cantarle una canción romántica... a su oído.
-Dedicarle una bella canción.
-Escribirle un poema... ¡Aunque te quede horrible!
-Acariciar su cara y cabellos. con mucha ternura.
-¡Nunca mentirles! Aunque fuere muy necesario y doloroso.
-Que tu amor por ella, sea para siempre... ¡Para toda la eternidad!
-Invitarla a caminar bajo la luna.
-Inclinarte ante ella, en señal de respeto solo por ser mujer.
-Ser un hombre cariñoso, cuando ella este embarazada y... ¡Entenderla!
-Sentirse orgulloso de ella... y lucirla frente a todos.
-Sorprenderla con algo, aunque ésto no tenga ningún valor.

Nunca olvides que ellas son mujeres y eso es ya bastante, y que en su ADN, traen la vanidad incluida, por ello: "Al corazón de una mujer se llega por su vanidad"
Nunca olvides, que al principio estuviste solo en un basto y hermoso lugar; y aunque todo eso te pertenecía. ¡Nunca fuiste feliz!... Fue entonces que ella llego, como un regalo Divino. Y, cuando ella apareció, tu vida cambio para siempre... "Para bien o para mal..." Pero cambio. Y nunca mas volvió a ser igual.
Imagínate, si ahora, por tanto maltrato y asesinatos en contra de ellas; nos las quitarán... 
Así como llego, de pronto ya no estén. ¿No es mejor vivir a dos? Te pregunto: ¿Cómo seria la vida, sin ellas? ¡Nada volvería a ser igual!... 
Y, simplemente la humanidad se extinguiría.... Ya quisiera verte pariendo a un niño. 
Por ello te invito, a que: Las ames, las mimes, las valores, las cuides, las protejas, las consientas, las respetes.... 
Pues, a ellas no las construístes, como lo has echo con tanta maquina... Ellas fueron enviadas por el mismo DIOS, para hacernos compañía, y si DIOS, vió que ésto era bueno; ¿quién eres tu para maltratarlas y dejar de amarlas? 
Por ello; te pido que simplemente... ¡AMALAS!! ...    
Éso, es lo único que de ti quieren...

Para ellas... y para tí, con todo mi amor.... Su amigo: Sergio Raga.  






viernes, 22 de agosto de 2014

UNA HISTORIA URBANA

En mi país, existe una pendiente que en el pasado cobro muchas vidas por accidentes automotrices. El transito hacia esa ciudad es muy denso, debido a que es un lugar muy bonito, con una excelente afluencia de turistas extranjeros. Se trata de La Ciudad Colonial, lugar en dónde sus calles se quedaron varadas en el tiempo. Éste es su atractivo. 
Y, de esa historia nace mi versión... ¡Ojalá te guste!

Eran las diez de la noche y habia llovido muy fuerte, pero ahora como secuela, solo quedaba un deliciosa noche fría y muchos charcos brillantes a consecuencia de un cielo despejado y una muy orgullosa y hermosa luna suspendida en el firmamento. 
Adentro de un bar, en el centro histórico, se encontraban bebiendo alcohol dos entrañables e inseparables amigos. Hablo de Juancho y Pancho. Y, uno le contaba al otro.
_Vos Juancho, será cierto lo que me contó mi esposa anoche, después de hacerle el amor.
_Y, que te contó vos Pancho. Le respondió un Pancho ya algo boleco.
_Pues, me dijo que, en la Cuesta de las Cañas, en una de sus curvas, varios vecinos de la Ciudad Colonial al ver por el retrovisor interior de su auto, hay un punto especifico en donde puedes ver a alguien sentado en el asiento trasero.... _Y, que cuando volteas a verificar... ¡Nada!... _Y, que al salir de ese preciso lugar; no recuerdo el kilómetro, ya nada... _¡Te imaginas que ahuevamiento, vos! 
_¡Puta vos! Ya se me puso la piel de gallina... _Ésto a merita otro cuto. ¿No crees? 
Y efectivamente, pidieron otro cuarto de alcohol y siguieron tomando y platicando sobre el mismo tema.
A eso de las once de la noche, Juancho le dice Pancho. 
_Vos, esas son huecadas de tu mujer, para meterte miedo y asi no te atrevas a ir a buscar a una gringuita, ¡jajajaja!
_¡Tu madre vos cerote! Ambos se quedaron viendo; uno aun riéndose y el otro molesto; luego un amigo le dice al otro 
_¡Y si vamos! El otro dejo de reír, pues en el fondo le asustaba el solo pensar que fuera cierto a pesar de que estaba bien tomado. Tanta era la insistencia de su amigo y jodiéndole la noche, diciéndole: Que si no iban, era porque él era un hueco. Éste se paró, se arreglo el pantalon, pues ya se le veía hasta la raya del trasero y le dijo a su amigo del alma. 
-¡Pues vamos!
Pagaron la cuenta y abrazados se dirigieron hasta donde habían dejado a su cucarachita (volkswagen) roja. 
Sonó la alarma, al desactivarse y cuando estaban adentro de la cucarachita, alguien les cayo de sopetón; lo que les provoco que se les escapara un tímido grito a sus hediondas bocas. 
_¡Bien cuidado jefe! Les informaba un joven drogadicto que cuidaba los vehículos a las afueras de los lugares nocturnos, del Centro Histórico.
-¡Hay hijo de puta que susto me metiste!... _¡Hoy no te doy ni mierda!
_¡Que paso mi cuate, si se lo cuide muy bien! Le insistía el muchacho.
_¡Dale algo a este mariguano y vamonos! Entonces, le dieron unas monedas el muchacho, éste les ayudo a sacarlo del lugar en donde se habían parqueado y tomaron camino, con rumbo a la Ciudad Colonial.
Iban por San Lucas y zigzagueaban sobre la carretera; entonces, Juancho quien conducía la cucarachita, dio un vistazo a su retrovisor y esto salio de su alcoholizada boca.
_¡Hay nanita!... A lo que le dijo Pancho.
_No seas pajero, aun no hemos llegado y ya queres asustarme. _¡Solo mierdas sos! jejeje, se rió Pancho, creyendo que Juancho, habia tratado de asustarlo. Pero Juancho se detuvo, saliéndose de la cinta asfáltica y atrás de ellos; una patrulla. 
_¡A la puta Juancho! _¡Éstos son peor que el fantasma ya nos llevo la gran puta!
_Buenas señores... _Sus papeles por favor. Les pidió el agente policíaco. Pero del auto salia una gran hediondez a alcohol y entonces les pregunto.
_¿Vienen, ebrios señores?
_No, para nada. Le respondió Juancho. El agente se retiro a la patrulla con los papeles de la cucarachita en mano; hablo con su compañero y luego regreso.
_Nos van a atener que acompañar... _¡Están detenidos, por manejar en estado de ebriedad!
Entonces Pancho se apeó del carro y llamando al agente a la parte trasera de la cucaracha, luego de un par de minutos, regreso con papeles en mano, diciéndole a Juancho. 
_¡Vámonos hermano, ya solucioné el problema! Seguro, que Pancho habia aflojado unos cuantos billetes y los soltaron; dejándolos ir.
Despues de varios minutos, llegaron a dicha cuesta y Juancho se detuvo; volteo a ver al asiento trasero para chequear que todo estaba en orden y le dijo a Pancho.
_Bueno Pancho, de aquí en adelante ya no hay vuelta atrás.
_De acuerdo amigo, dale pa delante. Le respondió Pancho a Juancho; se dieron un abrazo en señal de solidaridad alcohólica y empezaron a descender por la cuesta. 
Iban a una velocidad moderada y pendientes de lo que podría pasar.
_¡Ni verga amigo, esa tu vieja te dio casaca! Ésto le Dacia Juancho a Pancho. Entonces, éste le contradice a su acompañante. 
_¿Y?... _¿Entonces quien es ese cerote que viene riéndose en el asiento trasero? 
Pancho volteó y en ese momento la borrachera se le salio del cuerpo; quedando como una silueta en la carretera echa de alcohol etílico.
_¡Ayyyyyyyy! Gritaron los compadres, inseparables e incondicionales amigos de infancia....
      
         Luego de ese largo y aterrador grito y de que la risa del ente de ultratumba se extinguiera; Pancho le dice a Juancho.
_¡Vos Juancho! _¡Que susto nos dió ese fantasma hijo de puta!...
_¡Era cierto vos cerote! Le decía Pancho, todo pálido a su amigo del alma. Pero, Juancho le interrumpió con la vos entrecortada.
_¡Hermano qu,,,e pu..t..as ha..ce...mos en el asi..ento tras..ero! _Y, ¿Qui...én es está vieja ce...rota?
_¡Puta Juancho!.. _¿Qué está pasando?...¡Todavía estamos a verga seguramente! Ésto dijo Pancho. 
Cuando la señora que manejaba a su Mercedes Benz, quien se dirigía a su casa en la Ciudad Colonial de Antigua. Escucho unos extraños murmullos, ella apago su radio y los murmullos seguían escuchándose, vio por los retrovisores externos para chequear y nada; entonces, la señora vio a su retrovisor interior y....
_¡Ayyyyyyyyy! Grito la señora, Junto a pancho y Juancho; perdiendo el control vehículo en la pendiente y antes de caer por la barranca, freno abruptamente dejando a los neumáticos pintados sobre el pavimento. Allí quedo un par de culebreantes manchas negras y cuando el carro se detuvo por completo, en el rostro de la señora se estampo la bolsa de aire. Pero Juancho y Pancho, salieron volando por el Parabrisas.
¡Ayyyyyyy! Gritaron los dos, cuando iban directo al vidrio, cubriéndose sus ojos. 
Cuando reaccionaron, estaban tirados sobre el pavimento, sin ningún rasguño. A todo ésto, la señora era auxiliada por otros automovilistas.
_¡Señora!.. _¿Está usted bien?
_¡Si gracias! _¡Erran dos hombres, que venían en el asiento de atrás! Decía ella, toda nerviosa, toda histérica.
_Ahí no hay nadie, señora... _¡Usted esta sola! Le dijo uno de los buenos samaritanos, mientras que el otro, la consolaba diciéndole
_¡Tuvo suerte señora! _Pues a un kilómetro atrás, hay un volkswagen rojo que ya no sirve ni para chatarra... _¡Seguro que los que venían ahí, ahora están muertos! 
Se metieron a sus vehículos y se fueron del lugar. 
Mientras que, Pancho y Juancho, se decían el uno al otro. 
_¡Que putas vos! Venimos a buscar a un fantasma y ahora resulta que vos y yo somos los fantasmas.
_¡Todo por tu culpa cerote! Le dijo Juancho a Pancho.
_¿Mi culpa?... _¡La culpa de la vieja de mi mujer! 
Entonces, empezaron a caminar sobre la cinta asfáltica, los entrañables amigos; caminando por la cuesta peligrosa, esperando a que algún vehículo los alcanzara, para pedirle jalón....







jueves, 21 de agosto de 2014

EL CANCER DE CARLOS

Para una reunión familiar, mi hermano llevo a nuestra casa a Carlos, él entro en el seno de nuestra casa, siendo un tipo muy tímido, el cual a todos nos cayo muy bien, pero algo habia en Carlos, que no podíamos evitar observarlo, no lo hacíamos con morbo, era otra cosa, era algo que él tenía en su semblante, que nos llamaba la atención y que a él no le importaba. Sentado en un rincón de nuestra casa, solo esbozaba alguna tímida sonrisa cuando escuchaba de nosotros, algún chiste.
Lo que nos llamaba la atencion de Carlos, era que su rostro estaba muy pálido, y su semblante era el de una persona demacrada y triste. Luego de varios whiskys, Carlos iba cambiando, se iba transformando en otra persona, una mas comunicativa, mas bromista, pues, hasta se atrevía a contar un mal chiste, a lo que todos se lo celebrábamos por educación. 
Al día siguiente, durante la cena, todos nos veíamos las caras para ver quien se animaba a preguntarle a mi hermano porque su nuevo amigo, ¡era tan pálido! Como si se tratara de un vampiro inapetente. Por fin, mi madre que siempre se caracterizó por no tener pelos en la boca, le lanzó la pregunta a mi hermano; todos volteamos hacia él, para escuchar su respuesta, éste siguió comiendo y hasta que trago sus alimentos nos respondió, de una forma tan natural.
_¡El paliducho de Carlos esta blanco porque tiene cáncer!... _¡Leucemia! Y, siguió comiendo. Todos nos sentimos muy mal, a todos nos afecto la noticia tan triste, al escuchar lo que mi hermano nos acababa de contar y mas, de la manera tan insensible de expresarse. 
Mis padres le llamaron la atención, a lo que todos estuvimos de acuerdo, pero mi hermano ésto nos contesto.
_Vean, a Carlos no le gustaría que nosotros le tuviéramos lástima... _Ni él se la tiene... 
_Y, desde que nos presentaron me hizo la salvedad de que no me compadeciera de él, pues eso lo deprimía... _Me pidió que lo viera, como otro amigo mas que esté completamente sano... Y, concluyo: _¡Algunos me dicen de apodo: El Paliducho!
Nosotros, siempre seguimos viendo a Carlos con reserva, aunque hacíamos lo posible de que él no se diera cuenta. A veces nos asustaba, pues llegaba a nuestra casa con su rostro cambiado, con el color natural en su piel. 
Una de tantas veces, quiza nos descubrió y esto nos dijo: _¡Me acaban de hacer una transfusión, por eso me ven rosado! Y rompió en risas. Nosotros nos sentimos incómodos, pues no sabíamos como lidiar con una personaje así.
Con el tiempo y la confianza ganada, supimos que Carlos estaba desahuciado, y que pronto moriría, pero que eso no lo asustaba y por ello vivía la vida ¡al máximo!
Una tarde, llego Carlos a buscar a mi hermano y mi madre le indico que estaba en su cuarto; ahí nos encontrábamos mis hermanos y yo. Carlos entro y a todos nos saludo, luego le dijo a mi hermano _¡Macho choco, nos echamos unas cervezas! 
_Con que dinero si no tengo empleo y a vos te acaban de despedir del tuyo. Carlos simplemente se carcajeo y luego nos contó porque lo habían despedido.
_Fíjense mucha, que como saben yo era cobrador motorizado... _Pero un día llegue tarde al trabajo y el jefe me despidió... _Yo, que todavía tenia unas tarjetas de cobro en mi poder, me lleve al Macho Choco y nos fuimos a cobrar....
_Algunas personas no tenían ni para comer, entonces nos daban lo que podían y luego rompíamos su tarjeta, aunque su deuda fuera casi la total. Y así, estuvimos en un desmadre hasta que algunos terminaron de pagar y a otros nunca les cobramos, saliéndoles gratis la mercadería. Todo ésto, mientras nos lo contaba se moría de la risa. Nosotros, pensábamos cada uno en silencio. ¿Cómo era posible de que alguien desahuciado, viviera la vida tan feliz? Y le admirábamos su valentía.
_Bueno Choco, vamos o no a chupar. Le repitió a mi hermano.
_¿Con que pisto Paliducho? Le dijo mi hermano, tumbado en su cama y molesto. Pero, Carlos le respondió.
_Me acaban de dar mi medicina en el seguro social y la vendí en una farmacia; asi que, tenemos dinero suficiente para ponernos a verga. Y se rió. Mi otro hermano, lo regaño por lo que habia echo, pero Carlos le respondió: Que pronto moriría, porque su enfermedad no tiene cura y que la poca vida que le quedaba la quería disfrutar. 
Mi hermano salto de la cama y a una cantina se fueron, siempre terminaban hasta atrás, de borrachos. Lo único malo de Carlos, era que cuando se emborrachaba, éste se volvía muy violento.
Pasó el tiempo y un día Carlos llego a la casa, nos encontró cenando y se sentó con nosotros a comer. Carlos, vivía con una hermana, pues sus padres, hacia tiempo que habían muerto y para él, su familia eran: su hermana y nosotros; que le habíamos tomado una gran cariño, en especial mi madre. Esa noche, mientras cenábamos, nos compartió un secreto.
_Fíjense familia, que mañana iré a visitar a un brujo. (Éste, era un famoso yerbero al que le llamaban brujo, porque era muy efectivo con sus tratamientos) Era un famoso curandero que queda por la Roosevelt. 
_Dicen que a curado a muchos con mi enfermedad o por lo menos les ha alargado un poco mas el tiempo de vida.
_Esta bien Carlos, haga la lucha, pero no deje sus medicamentos que le da el seguro social. Le aconsejo mi madre, a lo que mi hermano dijo.
_Si Carlos, aunque ya no tengamos dinero para chupar ya no permitiré que sigas vendiendo tus medicinas.
_Esta bien, se los prometo. Dijo un resignado Carlos.
Luego de varios días, Carlos regreso y mi madre le pregunto si habia ido a visitar al brujo y este le dijo: Que si, que ya estaba con el tratamiento. Mi madre, que era médico, con la curiosidad de un doctor, le pregunto:  Qué le habia prescrito y, Carlos nos contó.
_Pues, todas las madrugadas, a eso de las cinco de la mañana, me levanto y hago un mi cóctel. (Ésto, es lo único que recuerdo de ese famoso cóctel) 
_Machuco unas cebollas, unos ajos, un manojo de rábanos, le agrego jugo de limón, y a eso le agrego unas gotas de un menjurje que él me dió. 
_¡Todos los días! Le contó Carlos a mi madre con una cara de asco, de alguien que casi vomita.
          El tiempo transcurrió y un día Carlos llego a nuestra casa a darnos la noticia de que en el seguro social; lugar en donde le hacian las transfusiones de sangre y donde lo habían desahuciado, dándole unos pocos meses de vida. Lo daban como caso concluido, un héroe mas, a la lista de los vencedores del cáncer. 
          Mucho tiempo después, Carlos se casó y procreó a dos hijos, quienes hoy día son unos adultos de bien, con sus propias familias y sanos. 
          Pero, Carlos no tuvo la suerte de ver ésto, pues lamentablemente Carlos murió... 
¡No de cáncer!.. Recordaran, que les dije que cuando Carlos tomaba licor le cambiaba la personalidad por completo y pasaba de ser un hombre tímido a uno muy agresivo... y, fué ésto lo que mato. 
En un bar, cerca de su casa, al llegar del trabajo, Carlos paso a una cantina de mala muerte, y estando allí, se emborracho y se peleó con unos maleantes; éstos, luego de ese pleito, cuando Carlos salio bien borracho para su hogar, lo siguieron y a una cuadra, antes de llegar a su casa... ¡Lo asesinaron!

           Carlos, quien venció a una de las enfermedades mas asesinas de la historia de la humanidad, no murió a causa de ella. Aunque a Carlos, lo habían desahuciado lo que lo mato fueron, sus vicios y su temperamento, su manera de vivir la vida, esa que él encontró cuando pensó que moriría de cáncer. Aunque su muerte, si hubiera sido de cáncer, habría sido horrible. La forma en Carlos murió fue peor, que si hubiera muerto por su cáncer ya vencido... 
Carlos, ¡murió asesinado por unos insociables, los cuales lo degollaron con unos cuchillos todos oxidados!


A la memoria de mi hermano Carlos, El paliducho Q.E.P.D    

miércoles, 20 de agosto de 2014

AMOR DE ANCIANOS

Recuerdo, cuando como locos corríamos haciéndonos bromas bajo la lluvia y de como la gente sensata por sus ventanas podían vernos: felices, mojados y corriendo y saltando entre los charcos. Seguramente que, algunos de ellos se reían de nosotros y decían: ¡Que eramos unos locos! o, ¡Que tal vez estábamos hasta drogados! Y, si que tenían razón, tu y yo estábamos: ¡Bien drogados!... Pero de un amor puro, un amor de juventud, que nuca volverá a repetirse. Seguramente, que algunos de los curiosos... Un par de viejitos románticos, se decían el uno al otro: ¿Te recuerdas, cuando nosotros hacíamos esas locuras? ¿Te imaginas?.. Tu y yo corriendo ahora ¡Bajo esa lluvia! _Como esos dos locos jovencitos. _¡Mañana seguramente nos estarían velando! Le respondió la viejita, muerta de la risa. 
Para nosotros, no era más que un día juntos, llenos de felicidad; pues, con sol o con lluvia, eramos felices. Pues,  lo mas importante para nosotros era estar juntos, sin importarnos lo que los demás dijeran o no, sobre tu y yo. 
Nuestras ropas empapadas y pegadas a nuestros cuerpos, completamente sucias, pero sin embargo, mis ojos solo podían ver lo bella que eras y el amor que te tenía. Para cuando la lluvia menguaba, hasta fallecer y el sol entrometerse en nuestro juego, nos tomábamos de la mano y caminábamos en busca de un lugar solitario para que con nuestros besos, subir nuestra temperatura y asi a nuestra ropa poder secar. Siempre juntos y sin soltarte la mano y sin quitar mi vista de la tuya, pues no habia nada mas bello que tu a nuestro alrededor, ni nada que mi atencion pudiera robar, era como si nada existiera; solo tu y yo, deseando que el día fuera mas largo y así tener mas tiempo para amarnos sin pena ni gloria. 
Pero, como todo tiene su final; al fin, la noche anunciaba su llegada inminente, con sus lánguidas sombras y la parcial oscuridad; regresábamos a nuestro lugar secreto a buscar nuestros cuadernos y nuevamente tomados de la mano caminábamos rumbo a tu casa, a dejar a mi princesa en su castillo, protegida de dragones y espadas, luego con un beso interminable para los curiosos, pero corto para nosotros me retiraba, a pesar de que nuestras manos se oponían a soltarse y pegados seguíamos, tu me jalabas y otro eterno beso me dabas. Pero lo bueno termina pronto y me marche para mi casa; por las calles mojadas, las cuales reflejaban a las estrellas y a la luna, saltando de charco en charco y con mis pies destruyendo constelaciones, pensando solo en ti, con mis cuadernos al hombro a veces corriendo y otras caminando... Pero lo que si te garantizo, es que de mi mente jamas te fuiste. 
De pronto, alguien a quien seguramente se le olvido que alguna vez tuvo nuestra edad, la madre me sacó; pues a media calle yo iba caminando y casi con su auto me atropella, al percatarme del murmullo que yo escuche (pues, seguramente fue una escandalosos sacada de madre, que hasta los vecinos las luces de sus casas encendieron) Yo vi que el tipo por la ventana de su auto su dedo me enseño, pero lo que yo vi fue un ramo de flores, pues cuando estas enamorado no puedes ver ni escuchar nada que no sea: paz y amor. 
Al llegar a mi casa, antes de entrar, me arreglaba para evitar ser descubierto por mi madre, aunque de seguro mas de algún vecino metido me habia visto y a mi madre bajo la tormenta de esa tarde, le corrió a contar. Pues al nomas entrar a mi casa, del pelo me tomo y para mi cuarto me envió; para mi, eso fue una caricia de mi amorosa madre, pues nada echaría por tierra a esa fantástica tarde, cuyo recuerdo en mi mente vivirá por siempre. Luego de ducharme, al teléfono... Mi puente medieval para con mi princesa seguir hablando, hasta quedar profundamente dormido y entonces, sería mi madre quien al darme su bendición al teléfono deberá colgar y un beso en mi frente plasmar.

...Describiendo esta bella estampa, me pregunto: ¿Qué nos paso? ¿Dónde quedó toda esa energía, esa armonía, esa paz, esa juventud? ¿Porqué? Ahora en unos gruñones nos convertimos. ¿Porqué tan pronto nos olvidamos de que la mejor etapa de nuestras vidas fue esa? ¡Nuestra juventud! Y... ¡Bien por esos viejitos! Que no, nos acompañaron, para no morir al día siguiente y asi, seguro poder seguir amándose unos días más... ¡Bien por ellos! 

"Dedicado: A esos ancianos, que aun sabiendo que la muerte esta al umbral, siguen amándose como la primera vez y siguen siendo los jóvenes que un día fueron y, que sin ellos darse cuenta... Aun lo son"
.....Para ellos, con toda mi admiración y mi amor...