lunes, 29 de febrero de 2016

Vuelve


Vuelve...
Pronto por amor a Dios
da la cara o mata mi amor por ti,
di si aun estoy en tu vida o ya no.

Vuelve...
No tardes, porque me hundo en la soledad,
nuestra cama, un desierto nocturno árido y frío;
nuestras sábanas han escapado con nuestro sudor y olor.

Vuelve...
Que hasta he pensado que es brujería
la que nos separa a ti y a mi,
da señales de vida, quiero escucharte decir: 
Aun te amo.

Vuelve...
Si es algún enojo, hazmelo saber  
para mantener viva la llama que hoy casi expira
aunque la protejo con mis manos temblorosas
del aire que sopla fuerte.

Vuelve...
Si piensas hacerlo mañana mejor hazlo hoy
y entrégame tu venganza para matar toda esperanza
lo único que mi corazón aun abriga por ti.

Vuelve...
Que mi cuerpo es manojo de ajos,
los murciélagos del deseo ya se han alejado
pero aún veo uno por ahí, por si vuelves
y me rescatas. 
Él, sus colmillos afila y le brillan.

Vuelve...
Nuestra casa un iglú con cubos hielos por el suelo
porque le falta el calor de tú cuerpo, tu risa y tu alegría.

Vuelve...
Tienes la llave que habré las puertas de mi corazón
y si ya no vuelves, nadie podrá entrar nunca en él.
Condenado a vivir sin un nuevo amor.

Vuelve...
O di algo y mata toda esperanza.
O regresa a mi la vida y dame un beso.
O mata de un tajo 
todo lo que aun me mantiene con vida.

Vuelve...
A mi cama se le antojas.
Dale cuerda al reloj que se mantiene parado en tú espera.

Vuelve...
A veces pienso que alguien nos hizo daño
por envidia del amor que siento por tí,
mi cuerpo se niega a vestirse de las ganas que tengo de ti. 






No me vuelvo a enamorar, jamás



¡Nunca más!...
Enamorarme de nuevo, jamás, nunca más.
El sol no sale para mi y la luna ni se asoma,
por las noches no duermo, ya ni logro ilusionarme.
Enamorarme nunca más, jamás.

Me dijiste, que agua pasada no se toma.
Cruel fue tu adiós 
y para mi la despedida una puñalada.
No me vuelvo a enamorar nunca más, jamás.

Sin rencor y en silencio te pienso,
te recuerdo y muero de soledad.
Mis pensamientos me traen solo los recuerdos bellos,
momentos que no podré olvidar jamás, nunca más.
Cosas de la mala suerte me han contado,
yo digo son cosas del desamor.

Si te has ido con otra no me importa,
simplemente lo decidiste y te fuiste.
Con ella recibirás el amor gota a gota,
yo te entregue mi vida entera,  
y de ti, ni la mitad pude disfrutar.
Te olvidaré lo juro, 
aunque en el intento pierda mi vida.

Te vas con mi amor, te lo entrego completo, 
llévatelo para que me compares,
de eso no me arrepiento,
total, no me pienso enamorar nunca más, jamás.

Estoy harta de ser juguete 
y que la suerte no este de mi lado,
aposte por tu amor y perdí así es este juego,
el ganador se lo lleva todo.
Y tú, te has llevado mi amor completo.

Con quien estás te dará su amor a cuenta gotas,
conmigo lo recibiste completo. 
Terminaste todo de mi, 
por ello ahora te marchas, 
cuanto tuve te di y ahora que sientes 
que no queda nada te vas.
Mis pensamientos 
siempre traerán los mejores recuerdos,
eso hará dificil para mi el poderte olvidarte.

Y aunque no pienso enamorarme nunca más, jamás,
el sol ya no sale para mi y la luna ni se asoma,
en las noches no puedo dormir y ya nada me ilusiona,
siento morir por ausencia de amor.
Sé que muero de sed de amar y ser amada
pero enamorarme nunca más, jamás.

Alguien me dijo: Búscate otro amor y olvídalo.
Quien lo dijo, seguro nunca se habrá enamorado.
No me vuelvo a enamorar nunca más, jamás.

Aunque consiente estoy que todo esto que ahora siento;
para dejar de sufrir esta en mi mente, vengo y me repito:
No me vuelvo a enamorar nunca más, nunca más, jamás.






viernes, 26 de febrero de 2016

NIKITA 2


Un lugar muy frió, lugar en donde naciste; te vi y dije: 
Así debe ser tu corazón, yo en el lado oeste te vi desde mi balcón y no pude evitar emocionar a mi corazón.

Cuando me viste con tus ojos tan azules, tremendo frió en mis huesos sentí,
mi padre se asomó y dijo: Olvídate de ella.

Mi corazón palpito y se negó seguir la orden de mi padre, 
me dijo: Un día los muros caerán y su corazón podrás conocer.

El tiempo transcurrió y ella al igual que yo, creció, en hermosa mujer se convirtió,
era ahora mi vecina, pero sus ojos azules me daban escalofríos.

Yo seguía en el lado oeste viendo desde mi balcón, en todo este tiempo 
nunca me viste con cariño y menos con amor.

Fría como el hielo de tu patio, ahora nunca llega el sol, de niño te conocí 
y mi atención robaste.

De adolescente me enamoraste, pero el muro seguía ahí como impidiendo 
que nuestro amor, uno frió y otro cálido se conocieran y se encontrarán. Y, 
asi lograr fundir esa frialdad que existía en ti.

Una mañana cuando apareció el sol por mi balcón, de tu lado 
aun de noche y frió congelante, tu dormías y yo en mi pecho con gran emoción
no pude más y grite: ¡Nikita te amo!

Pero no recibi respuesta alguna, solo el viento sopló de este a oeste
y a mi nariz congeló, regrese a mi cama y me abrigue para asi, a mi nariz
descongelar.

El tiempo sin detenerse pasó y mi padre murió, al igual que él 
yo tambien crecí y en mi cuarto de adolescente siendo todo un hombre ahí seguí.

Tú seguías de tu lado y te veía siempre bella, con ojos de mi corazón,
pero aun sentía esa frialdad que congelaba toda mi ilusión.

Pues el sol nunca daba por allá, siempre invierno blanco y cruel y de mi lado 
bella y cálida primavera y en mi corazón una quimera que nació hace mucho tiempo ya.

Cuando me vi en el espejo, vi que envejecí y yo esperando aun por ti, sin conocer nada más
que tu nombre, también sabía de la frialdad de tus ojos bellos, grandes y azules.

De ti, nunca una sonrisa y tambien envejeciste y nunca sonreíste.
Me di cuenta que te necesitaba tanto o más que el primer día que te vi.

Por fin el muro cayó y el sol a ti llegó, a tu hielo derritió, juntos, 
tú en tu lado y yo en el mio vimos como caía cada piedra del enorme muro.

Cuando se llevaron los escombros, parados frene a frente, dos viejos con diferentes 
lenguas, no sabían que hacer, pero tú al fin me sonreíste y de tus ojos ya no sentí el frió que congelaba a mi corazón.

Yo reí y en tus brazos me fundí, algo que extrañaste por nunca haber recibido de nadie esa caricia, pero poco a poco, tus brazos ascendieron y de ti el abrazo añorado sentí.

Reímos como nunca jamás imagine, te dije: Tu no conoces mi hogar, ¿quieres entrar?
ella me siguió y asombrada al entrar quedó.

Me dijo con señales: Esa soy yo de joven, enfermos has de estar. Pero, yo le dije: 
Si estoy enfermo, pero de tanto amor que ya no aguanta mi corazón.

Y tanta fue la emoción que muerto ahí quedé de un infarto fulminante.

Nikita por mi lloró y me enterró y a su lado nunca regresó, en mi casa 
sus últimos días ella vivió.

Y una tarde durmiendo sobre mi silla mecedora ya de vieja tambien murió. 

De la mecedora se levantó y un camino caminó, el que su corazón le señaló.

Y ahí me encontró, me desconoció, pues joven me halló, yo le dije no temas y al espejo la enfrente.

Y ahí estaba, Nikita, la bella chica de la que siempre enamorado estuve, ahora
hablábamos el mismo idioma.  Idioma del amor y este era muy fuerte. 

Ella me confesó que siempre a su jardín salió para ser abordada por mi,
pero el sol era tan fuerte que no le permitían ver bien y su rostro siempre frunció.

Yo le confesé que pensé que no le caía bien y que me odiaba, no me dijo, siempre 
te he amado, desde niña cuando apareciste por aquel balcón.

Y, cuando me gritaste que me amabas yo bien te escuché y toda la noche de emoción lloré.

Le cerré sus lindos labios y la besé, me di cuenta que era cálida y no fría como toda la vida imaginé. (lo pensé).

La providencia que supo nuestra trágica equivocación, en conferencia decidió
darnos otra oportunidad y al mundo nos regresó. 

Y, desde entonces cada día y noche yo amo como loco a mi Nikita y ella me ama a mi,
me da su calor y yo le doy todo mi amor.

Y cuando puedo grito al cielo: ¡Nikita te amo!

Unimos nuestros patios y en él, corren felices nuestros hijos. Algo raro, es que en su patio 
que tiene forma de corazón, ahí en invierno nunca nieva y en mi lado, siempre es primavera.

Seguro es fruto de nuestro amor, por años separados por enorme muro; erguido por personas que piensan son dueños del mundo y con ello, separan a verdaderos amores. Insulsos e ignorantes que no saben que el amor no conoce de fronteras ni falsos ideales, él solo sabe: Amar y amar.








Muma, mi hermano mayor


Muma, es mi hermano mayor, es de madrugada y lo veo volando por el cielo,
viajas al cielo para dejar aquí en la tierra tanto dolor, se que te dolió partir,
irte sin siquiera despedirte, pero tanto dolor era desesperante, se que hiciste bien
y aunque te extraño se que estas en un lugar mucho mejor, pues lo conoces muy bien.

Muma mi hermano mayor, una madrugada con mucho dolor, en un frío hospital él murió,
sus riñones ya no soportaron y el trasplante, los médicos no lo cocieron bien.

Cuando me visite, te hiciste el fuerte y en tu rostro siempre una sonrisa para su hermano menor, a quien tanto amó, como yo lo ame a él. 

El mundo sabe muy bien que traté de ayudarte bien, pero esa madrugada me desperté y salí al balcón y te vi por el aire, entre las nubes, ibas muy feliz, sonriente como siempre y gritando gracias hermano menor, mi riñón ahora esta muy bien.

Soy libre del dolor y del cansancio, de tantas hemodiálisis y cuartos fríos de los hospitales,
me sentí satisfecho pues hice lo que pude por él y en vida me lo agradeció, abrazo fuerte de él mi cuerpo sintió.

Muma mi hermano mayor, quien ahora esta en mejor lugar, disfrutando de excelente salud;
una estrella más que alumbra mi cielo oscuro en mis desvelos, me paro en mi balcón y veo al cielo.

Entiendo que estás ahí para mi cuando veo titilar luces rojas y sonrió por tu felicidad, aunque seguro desearías estar aquí, tambien ver a tus hijos crecer y a tus nietos gozar, me visitas en mis sueños y me cuentas que todo esta bien.

Que gozas de excelente salud y que lo mejor esta por venir, me sonríes como cuando estabas frente a mi y me cuentas tantas historias que hoy comparto con mis nuevos amigos; les cuento a todos y les gusta lo que leen.

Ven y cuéntame más, me dice nunca dejaré de visitarte mi hermanito menor, no olvidaré lo que hiciste por mi, por ello cada noche estaré aquí.

No conozco el cielo, pero debe de ser algo increíble, algo bello, privilegio de mi hermano mayor residir hoy ahí; un tipo bueno y por ello, compró boleto para vivir ajusto ahí.
Yo, una madrugada al balcón salí y volando hacia ahí lo vi. 

Muma es mi hermano mayor y sufrió de una malformación en un riñón, mucho sufrió y con él su familia tambien, pero un día se trasplantó, su dedo pulgar hacia el cielo elevó, me indicó todo salio bien, pero un medico que deseaba salir de vacaciones lo engañó y no lo coció bien y su riñón dañó, uno que costo mucho conseguir y mi hermano al frió hospital de emergencia volvió y de ahí nunca con vida salió. Junto a él mi madre y yo siempre con él.

Extraña noche fue, que sin sueño algo me dijo; ve al balcón y al asomarme lo vi muy bien, 
iba feliz y sonriente, como siempre, me gritó desde lo alto, todo estará muy bien, yo le creí. 

Aunque no conozco ese lugar, el sí lo conoce muy bien y dice que es maravilloso y que se encuentra feliz, que está muy bien, que las molestias ya no las tiene, que ahí no hay enfermedad solo salud y felicidad y yo le creo, pues nunca él me mintió y aunque lo extraño.

Cuando me aflijo y quiero reír, me asomo en la madrugada, cuando todos aun duermen a mi balcón, veo al cielo y busco las luces rojas titilar y ahí esta mi hermano mayor, esperando por mi, feliz se le ve, me sonríe como siempre y me dice; duerme voy por ahí y platicamos un rato. 

Regreso a mi cama y quedo profundamente dormido como si fuera un bebe y en el instante llega, entra por la puerta como solía hacerlo, veo como Waldo brinca de emoción al sentirlo llegar, él me sonríe, me abraza y nos sentamos a charlar, me dice; ahí todo es maravilloso y yo le creo pues mi hermano nunca supo mentir, siempre fue bondadoso y jocoso.

Y a la mañana siguiente, mi esposa me ve feliz y me pregunta; ¿estuviste con él?, yo sonrió 
y le digo; quiero desayunar, mujer no digas cosas que no entiendes, ella me besa con amor y me prepara mi desayuno.

Y yo deseo que sea de madrugada para platicar con Muma, mi hermano mayor, ese no es su nombre, pero es como cariñosamente siempre lo llamé. 

Como se darán cuenta, es parecido a decir mama, pero es mi hermano mayor y lo quiero mucho y ahora lo extra tanto, pero se que ahora él esta muy bien, pues una madrugada él dejo de sufrir y de existir.


Para mi hermano mayor: Usmaro, con cariño Muma. Te extraño tanto mi hermano mayor, pero se que estas muy bien ya sin tanto sufrir. 




SACRIFICE


Sacrificio para mi fue verte partir sin a una sola palabra lograr emitir,
tu corazón se enfrió y te enmudeció. Parado quede, sin poder gritar perdón, te amo.
Sacrificio cometimos a nuestro amor, dejamos de ser personas sensibles 
justo las que un día se amaron. 

Y todo por un simple mal entendido, del cual no quisiste una explicación, 
tus celos te cegaron y no te permitieron oír lo que realmente pasó
y mi valor fue invadido por un dolor en  mi corazón,
que ya no pude hablar, pues un nudo cerró mi garganta; ver partir a quien 
tanto amé y aun amo. 

Me dije al rato de verte lejos de mi, los celos son malos y más en una insegura mujer.
Te dije la verdad, debí callar, eso tuve que hacer, pero un día me hiciste jurar 
que siempre sincero sería, pues una mentira acabaría con un gran amor.

Eso hice, ser sincero y se que dolió, pero fue la verdad; fallaste a la promesa 
de escuchar hasta el final para dar un veredicto final.

Y hablar, lograr entender que en la pareja todo puede pasar y más, 
cuando uno esta lejos del otro. Te recuerdo que quien se fue por meses 
esa fuiste tú.

Y en mi espera apareció otra que me hizo mi sacrificio mas leve,
pero amor nunca le tuve y ella a mi tampoco, solo fue como un trato 
que nació de tanta soledad.

Por las noches frías solo pensaba en ti, el momento en que volverías a mi,
lo feliz que por fin sería estar de nuevo juntos; el día llegó y la otra lo comprendió 
mis labios beso.

Me dijo; fue lindo mientras duró y te confieso que empece a amarte, 
pero tu a mi no, tu corazón para mi siempre fue frió, como tempano
la única que logrará calentarlo es ella, la afortunada que hoy de su viaje vuelve.

Vete con ella, seguro te espera. Se lo agradecí y tambien le suplique perdón,
ella madura fue, siempre supo que lo nuestro no era nada formal, 
solo era pasarla bien y desechar tanta soledad que en ese instante había en nuestros corazones.

Si que nos sirvió, pero ella se enamoró, lo siento, pero sabida estabas que a quien amaba es quien volvió.

Y eso ella no entendió, cuando le confesé después de preguntar; ¿qué hiciste todo este tiempo?,
di la verdad, lo juramos un día, no mientas, lo entenderé.

Y le dije todo el cuento, ella bajo el rostro y jamás a mis ojos vio,
de los suyos miles de gotas saladas le inundaron su corazón, y la vista 
le obstruyeron, por ello no vio en mi rostro la verdad de mis palabras,
simplemente se cayó y se levantó y de ahí se alejó.

Sacrificio fue, ver morir a tan bello amor, pero ella no quiso escuchar mi explicación;
entiendo, pues duro fue y mi garganta no me dejo gritarle; te quiero, te amo,
y se alejó de mi. 

El tiempo pasó y como siempre todo lo borró y a mi corazón endureció y como tempano lo volvió y de aquel amor, nada quedó.

¡Hola amor! lo pensé bien y tienes razón, yo no escuché además, falle a nuestra promesa de hablar con la verdad y sinceridad. ¿Me puedes perdonar? 

Se lo oí, fue sincera, pero en mi, nada quedaba de aquel amor, que me hizo por un tiempo llorar y recordar, la recuperación fue dolorosa y a mi lado, quien no amé y solo me ayudo a hacer la espera un poco menos triste y solitaria, siempre estuvo ahí, esperando una oportunidad; que por fin le llegó.

Yo le respondí; esta bien amor, ahora confundido estoy, dame un tiempo, no me llames y al aclarar lo que me pasa, si aun hay algo de fuego en mi por ti te llamaré, lo prometo, no tardaré para que no pierdas el tiempo esperándome, como me paso a mi.

Ella lloró, pues algo malo presintió y con lagrimas en sus ojos y un nudo en su garganta que no le permitió decir nada más, simplemente escuché que me colgó.

El tiempo que pedí pasó y mi corazón ya tenía nueva dueña, una con quien todo empezó como un juego, un trato de confidencialidad de dos chicos solitarios esperando a que volviera el amor que un día se fue.

Sacrificio fue, el que le hicimos a un verdadero amor, uno que duró mientras estuvo ahí, 
pero que las dudas y los celos lo sacrificaron y al corazón profundamente hirieron y por fin       lo mataron. Sí, al amor que hubo lo sacrificó quien siempre confianza y honestidad pidió.

Ahora empezaremos una nueva aventura, pero será con quien supo esperar, ella no me pidió nada a cambio, simplemente dijo; déjalo fluir y disfrutemos de esto que en mi y en ti de la nada nació y con él lleguemos hasta donde nos lleve, sin reglas, sin compromisos, nada que destruya una relación, solo quiero tu amistad y tu lindo amor, ese que sin yo querer me conquisto y así fue. 

Paso el tiempo, como siempre se llevó con él; amores, historias, desvelos, sacrificios, sonrisas, lagrimas. 

Y, alguien me contó que la quien tanto amé y me dejó se casó y que frente al altar por mi lloró, el novio pensó que era de felicidad, pero era por un amor sacrificado, uno que ella abandonó y que nunca comprendió que de soledad sufrió. Su corazón frió lo congeló y luego nada le interesó, que cuando entendió, tarde fue, ella regresó y a su gran amor perdió.

Por mi parte, fui premiado por ser honesto y honrado y no colocar trabas al amor, él necesita ser libre, pero es tan fiel, que mientras mas libertad le entregues mas fiel se vuelve y tambien me casé con mi mejor amiga, mi confidente, mi amante. 

Te cuento esto, para que no sacrifiques por tonterías al verdadero amor, ese que nunca volverá y al que jamas olvidarás, ten confianza en él, pues en la pareja pasan miles de cosas, unas buenas y otras malas, pero debes de confiar, pues el verdadero amor siempre regresa y lo hace con fuerza, no sacrifiques a un corazón cálido, no lo metas al congelador de la desconfianza y de los celos, pues se helará y todo lo bueno olvidará y cuando lo quieras descongelar te desconocerá.
Y entonces sabrás, que lo has perdido y más cuando ya alguien le a prometido; libertad y confianza, dejar que fluya, le permite ir y venir a sus anchas, eso te asombrará, que siempre a ti volverá y regresará con el doble de amor; pues bien escrito esta aquel dicho, que recita...: 

"Si lo amas, déjalo ir, si no regresa es por que nunca fue tuyo..."

Yo te digo: "No sacrifiques a tan grande y verdadero sentimiento, llamado amor... Él volverá y lo hará con un amor más puro, fuerte y sincero que cuando se fué. Déjalo ir y venir, pues si es tuyo no se perderá y si no vuelve, alégrate, pues nunca lo fue ni lo será." S. Raga





El tren de la vida


Como dice la canción (Diego Verdaguer): Si te dieran la oportunidad de regresar en el tiempo con la experiencia que tienes hoy, ¡usted que haría?...  Yo buscaría a la que fue mi amada y le pediría perdón. Para que regresar en el tiempo, si la tengo acá conmigo, mejor la tomo de la mano y se lo pido hoy...

Cuentan esta historia, personajes a los que no puedo mencionar, pues se los prometí y debo cumplirles la confianzas. Esto fue lo que me contaron, cierto o falso, cada quien deberá sacar sus conclusiones. 
Ellos me dijeron que la vida es como un tren, que viaja sobre un par de durmientes que aparentemente no tiene fin, pues te bajas de él hasta donde indica tu boleto, ese que te dieron al subirte al tren y que cuando el ticket indique la fecha exacta de tu muerte, aunque te agarres de donde quieras, de todos modos te bajan de ese tren y al estar abajo, el tren sigue su viaje sin fin y lo hace a una gran velocidad. Mientras el tren en el que viajamos va con rumbo norte hay otro que viaja con rumbo sur; cuentan que rara vez coinciden en algún punto; es más, nadie sabe si es o no verdad, el que haya otro y que venga en sentido contrario y si viene, hacía ¿donde va?...  ¿Quienes serán sus pasajeros?... ¿Será otro tren de vida? o?... 

También me he enterado que ese tren tiene tres estaciones, en las cuales hace una parada, pero que es en un abrir y cerrar de ojos, muchos ni siquiera se han dado cuenta de ello. 

A ver te explico lo que he escuchado, cuando subes en él te dan un ticket, el cual lo recibes y lo guardas sin siquiera saber que es el tiempo que permanecerás en él, sin embargo, tiene tres estaciones. 

La primera estación, será cuando inicia tu adolescencia, ahí, justo ahí, cuando dejas de ser niño, este se detiene y cuentan que lo hace por si deseas bajarte para volver a vivirla, tú niñez; el máximo de veces que tienes permiso son tres, si decides regresar a vivirla y luego no se que pasará. Pero en ese instante comienzas a sufrir los cambios de niño a hombre y descubres de las mieles que esa edad te da y lo que te ofrece, que las puertas del tren de la vida se cierran y tú ni en cuenta. Me pregunto habrá alguien que se percató y del tren se bajó?...

Al cerrar sus puertas, sigue su camino a gran velocidad, tú ahora todo un adolescente, disfrutando de las mieles y locuras que da esa edad sin darte cuenta ahora viajas en otro vagón. 
Con el paso del tiempo, llegas a la segunda estación, justo al momento de tu siguiente etapa juventud-adulto eres y sigues joven pero ahora con más experiencia y mejores libertades, tu rostro se ha limpiado y ya no tienes las molestas espinillas ni manchas, otros hasta bajaron de peso; en pocas palabras: De patito feo a cisne hermoso (aplica restricciones). 
La segunda estación está por quedarse y las puertas se cierran y el tren sigue su indetenible viaje y tú ni en cuenta. 
Ahora eres personaje independiente, tienes un titulo, un excelente trabajo, ya no eres un inquilino eres propietario y tus decisiones son importantes, tan importantes que buscas la pareja ideal para realizarte como hombre y formar tu propio hogar.

Y, así te llega la ultima parada, la ultima estación, pero estas tan ocupado viendo a tus hijos crecer y recordando lo duro que fue llegar hasta acá; estudios, desvelos, trabajo duro, penurias, que deseas disfrutarlo y no quieres regresar a vivir lo mismo, peor si tu vida no fue la que deseaste; las puertas se cierran y el tren sigue su camino, ahora mucho más rápido que antes.

Cuentan que hay una cuarta parada, pero esta tiene restricciones, es una solo para adultos mayores y que a ellos se les anuncia que en breve llegarán, por si habrá alguien que quiera retornar y regresar a algún punto en su vida, pero que nadie a querido ni deseado tomarla. Dicen que todos se hacen los sordos y otros hasta han caminado a la puerta, fingiendo dolores artríticos y al esta cerrarse hacen como si no tuvieron el tiempo necesario para apearse y regresan; el tren sigue su caminar, ahora a triplicado su velocidad. 

Cuentan una anécdota de dos ancianos que regresaron a sus asientos y uno al otro le dice:
_Estuvimos a punto de bajarnos ¿no?
_¡Sí! ¡casi lo logramos!
_¿Oye? ¿lo habrías hecho de haberte dado tiempo?
_¡Estas loco? jejeje y regresar a vivir la misma porquería de vida.
_Pero la tuya no fue una porquería, has sido un hombre con fortuna, mujeres y lo que cualquier mortal en su sano juicio desearía.
_¡Jajaja! no me hagas reir, mejor sigo mi viaje, total ya me quedará poco de tiempo en éste maldito ticket.
_Pero, ¿no te entiendo? yo por lo menos no lo hice porque mi vida si fue un desastre, una porquería: Vicios, abandonado por mi familia, de niño maltratado y de joven encarcelado; ¡una vida de mierda!
_¡jajaja! tienes razón de no haberte bajado. 
_Pero, y tú ¿por qué no entiendo?
_Mira amigo, mejor termino con dignidad mi vida actual, fue buena, inmejorable lo sé, pero creo que lo que esta más adelante ¡es mejor! 
_¿Si, será?
_Creo e imagino y casi estoy seguro, que al llegar a mi final regresaré de nuevo; de nuevo vientre naceré y empezaré una nueva vida; la cual me preocupare por disfrutarla mucho más que esta, nada mejor que un nuevo inicio, todo nuevo, serán nuevas metas, nuevas ilusiones ya nada de lo mismo.
_Pero, y si te tocará vivir una vida como la mía, una vida de porquería ¿qué harás?
_Esa vida no estaba planeada así para ti, era para mi, pero yo inteligente fui y cambie todo a mi favor, progresé y me esforcé y feliz fui; pienso hacer lo mismo además la vida vivida es el pasado y yo quiero conocer la vida futura y ser inteligente y bendecido en ella tambien, tu crees que la vida es solo esto ya vivido. 
_¡No amigo! lo que nos falta por ver y vivir, eso no lo compra ninguna riqueza del mundo que has conocido.
_¿Creo que nos toca bajar en la otra estación?
_Ojala te encuentre en esa vida nueva, ¿qué dices? 
_Si lo haces, no te detengas a lloriquear, a maldecir, a desear, ni a reclamar; deja lo que te estorba y sigue adelante, solo asi lograrás conseguir lo que yo conseguí en la vida que ya casi termino. 
_Nos veremos ahí, pero si no te espero no te enojes, pues cada quien elije y escoge, espero esta vez lo hagas bien.

Y se escuchó... ¡Próxima parada, los de ticket color azul de pie y listos para bajar, su viaje termino!
_Vamos amigo, seamos los primeros en bajar, asi encontraremos un excelente vientre para iniciar nuestra próxima vida y esta vez, caminaron como si eran un par de jóvenes, se olvidaron de sus achaques y frente a la puerta, prestos y raudos estuvieron y fueron los primeros en descender del tren de la vida. Mientras que otros se negaban a hacerlo, pero fueron obligados y golpeados descendieron, el tren cerro sus puertas y siguió su camino; pero esta vez la velocidad fue menor. 

¡Sorpresa! ahí estaba el tren que va al sur, ¿a donde irá?... 








jueves, 25 de febrero de 2016

No quiero dormir solo


Nada es mejor
que dormir a tu lado
siempre abrazados y en la oscuridad
robarte un beso.

Mejor si lo robas cuando estoy dormido
soñaré que te beso a ti, 
segura estarás que soñaré contigo
pues tu sabor me llegará hasta el corazón.
No permitirá que sueñe con nadie más.

No concibo saber que estarás lejos
una noche sin ti 
será como noche sin luna, cielo sin estrellas, 
cielo oscuro jamas iluminado.

Noche de insomnio sería 
pues no quiero dormir si no estas tú
eso de dormir solo se terminó
en el momento en que te casaste conmigo.

Noches solitarias fueron mi soltería,
pero llegaste tú y no consigo más, 
dormir solo... Eso jamás.

Quédate esta noche 
y miles más después, pero conmigo
eso dijimos, nuestra noche de bodas
yo descanso en ti y tu descansarás en mi 
y asi será hasta que llegue el final.

Miedo ya no me da
la oscuridad, ni la vejez,
somos dos contra ellos 
y contra el mundo entero.
Así que a dormir pero junto a ti.

Nunca más noches solitarias,
estaremos juntos, haya luna o no;
estaremos juntos, haya estrellas o no;
estaremos juntos en medio de tanta oscuridad;
que importa si te tengo junto a mi.

Nuestra cama,
nuestro rincón para dormir y amar.

Nuestro lugar intimo,
sin testigos, más que el cielo oscuro.

Haga frío o calor,
abrazados siempre estaremos
hasta el amanecer. 

¡Dormir solo nunca más!...




La mejor receta para el amor, eso somos tu y yo


Todos me critican por ser joven y tu mayor
pero en el amor nunca hubo edad
te vi, te conocí y me enamoré
lo que el mundo diga de mi 
no debe importarte 
porque a mi me tiene sin cuidado.

En ti encontré, 
lo que con otra mujer jamás pude hallar, 
un verdadero amor,
experiencia y amor sincero; 
eso en ti encontré.

Por la calle nos ven con cara de disgusto
para mi voy con mi reina
y te siento toda mía,
lo que tú me das, 
otra no podría jamás.

No me importa el que dirán
camina a mi lado con dignidad
siente orgullo como yo lo siento, 
dame amor y abre ese corazón 
que para mi siempre será el mejor.

Solo en ti encontré el verdadero amor
y lo único que deseo 
es darte todo mi joven amor,
que disfrutes de mi juventud
como yo disfruto de tu experiencia.

Quédate siempre junto a mi
no veas esas miradas inconformes
personas que nunca habrán amado 
y se sienten desilusionadas
y con una gran envidia 
de ver a nuestro amor feliz.

Sonríe junto a mi,
toma mi mano y coloca tu cabeza 
sobre mi hombro, 
caminemos el camino del amor
que sufran los que no han podido 
hallar a quien amar,
que sufran sin un amor.

Ven a mi y trae todo ese amor
yo te espero con el mio
juntemos nuestro amor 
y escuchemos a nuestros corazones palpitar.

De las criticas acostúmbrate 
pues con el tiempo serán mayores
pero tambien el amor 
que tengo hoy por ti será mayor
y la experiencia ganada 
será la manzana de la discordia,
lo importante 
es como te sientas junto a mi
yo me siento muy feliz 
y enamorado cada día mas de ti.

Entrega sin dudar todo tu amor
y recibe el mio sin reservas,
habré tu corazón, 
el mio tiene sus puertas de par en par,
entra en él, 
cierra con llave sera tú nuevo hogar.

Ven a mi y quédate conmigo
ya no te dejaré huir de mi lado
solo por las apariencias mundanas
de personas que no saben 
lo que es estar ilusionado y enamorado.

Solo conocen la amargura
por ello nos ven como algo raro
pero eso no le afecta a nuestro amor.

Te conocí, te vi, te seguí 
y de ti me enamoré, nada que hacer.
Unamos juventud y experiencia 
la mejor receta para el amor, 
eso somos tu y yo.


Papa


Hombre fuerte y duro en su trabajo 
para ganarse el pan,
pero al llegar a casa cambia 
por un hombre suave y dulce 
como el mismo pan.

Cada noche me lleva y acobija en mi cama
luego de orar conmigo 
besa mi frente y me duerme 
con un bello cuento.

Él sueña con que llegue pronto el fin de semana
para poder jugar conmigo, 
llevarme a comer y por la tarde
ver juntos una película de cartoons, 
aburrida para él, 
pues a él fascinan las de acción 
y todo por estar conmigo.

Siempre dijo: 
Que juntos éramos más fuertes,
yo pensé que se refería a él y a mi
pero al crecer lo comprendí 
que hablaba de la unión familiar.

Como todo lo bueno 
el tiempo pasa volando tambien
y cuando sentí 
junto a él envejecí tambien,
recuerdo a mi madre siempre a su lado
muy unida y apegada a él;
sus ojos al igual que los míos 
lo veían con admiración y respeto 
y amor también.

Un día, 
mi madre enfermó 
él la vio muy bien y ella lo sabía 
y sufrían a escondidas,
todo para que yo no sufriera 
pero ya era un hombre mayor 
y me di cuenta del dolor de los tres, 
cada uno a su modo.

Mi madre murió una madrugada
mi papa sufrió su muerte 
y con respeto a Dios pidió
que se lo llevará a él 
y me devolviera a mi madre;
porque él sabía que era lo mejor para mi.

Despues de su muerte 
él ya no fue igual,
no subía al segundo piso 
pues sabía que ella no se encontraría ahí.

Se mantenía durmiendo en su hamaca 
y en sus ojos, rojos por el dolor a flor de piel;
por más que hice no lo rescaté.

Un día, 
él se me acercó y me dijo: 
Hijo, orgulloso estoy de como has crecido
y hombre bueno ahora eres,
como lo soñamos tu madre y yo.
Gracias papi, también te quiero, le dije 
pero el solamente me sonrió.

Me vio con sus ojos tristes y su cara tambien;
él me dijo: Hijo, debes de salir 
a encontrarte con la vida, vivirla y gozarla,
tienes mucho por conocer...
tienes mucho por ver...

Encontrar a una mujer 
que te de hijos tambien,
vete... Por mi no temas, 
yo estaré bien solo.

Hoy día, 
al ver a mis hijos y hacer con ellos 
lo que mi papa hizo conmigo,
me doy cuenta, 
de que todo era la pura verdad.

Y cada que estoy con ellos 
disfruto y tambien sufro 
al recordar sus sabias palabras:
Un día tus hijos crecerán 
y te dejaran tambien.

Papa te amo y te recuerdo
con cariño y mucho más amor,
los esfuerzos que hiciste 
por hacerme hombre de bien.

Y ciertamente 
al ver a mis hijos te recuerdo hoy,
lo mismo, seguro me pasará a mi.

Educado fui muy bien
y tambien un niño y hombre por su papa amado,
cada noche que oró 
vienen a mi mente tus cuentos y el beso en mi frente.

Como te extraño mi papa y tambien a mi mama.
Cómo olvidar el alimento y el zapato en mi pie,
eras un hombre duro para el trabajo
todo lo hacías tú muy bien 
y hoy comprendo que era por mi, por mi madre.

Papa: 
Hombre duro en la calle y en el trabajo también,
que al legar a casa, aun cansado
siempre tuvo tiempo para su familia.

Él se convertía, 
como aquel héroe incógnito, 
de hombre serio y duro 
en el mejor de los panes, 
ricos suaves y dulces.

Te extraño 
y practico todo lo que con paciencia 
un día me enseñaste, papa.

Y aunque no lo creas, 
aun duermo pensando y recordando 
los maravillosos cuentos
que seguramente te inventaste,
y me los contaste, 
luego tú oración y del beso en la frente.

¡Papaaaaa!




Inspirado en la canción del mismo nombre: Papa de P. Anka
Por ello no tildé la palabra Papa.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Un Operativo Policiaco Perfecto


_¡¡Me copian...  todos en sus puestos... esta vez no se nos escapará este bastardo.!!.. 
_Pero que nadie mueva un solo musculo hasta mi orden, entendieron, todas las unidades, no quiero que se nos escape de nuevo.

Todas las unidades recibieron la orden del jefe del escuadrón y encargado del operativo para atrapar al enemigo publico numero uno de la ciudad.

_Jefe ¿me copia? Shhhh cambio.
_Lo copio García, cambio. Shhhh
_El objetivo se acerca, cambio. Shhhh
_Entendido, cambio. Shhhhh
_Todos atentos y en sus posiciones, el objetivo esta entrando a la zona roja. Cambio. Shhhh.

Todos los oficiales utilizados para el operativo se encontraban con la ansiedad a flor de piel, algo que sería un gran evento y la más exitosa operación en conjunto de varias fuerzas del orden publico, para atrapar a tremenda joyita.

El objetivo, como lo nombraron los agentes del orden, entró en la zona llamada por ellos: Zona Roja.

En una de las principales avenidas de la ciudad, por un lado, uno de los mejores bancos de la ciudad, con una historia de cien años, por otro lado, una joyería, lugar en donde se vendían las mejores y más caras joyas de esa avenida tan visitada, transitada y comercializada; también había: Un Pollo Campero, a la esquina siguiente: Un McDonald, también una de las más caras y deliciosas panaderías; todos los comercios entre otros, estaban colaborando con las autoridades para la captura de tan despreciable ladrón.

_Jefe el objetivo avanza hacia su propio objetivo, cambio. Shhhh.
_Lo tengo en la mira González, ya García me alertó, pero no hagan nada sino lo ordeno yo, entendido, cambio. Shhhh.

En la calle todo en orden, para no levantar sospechas y que el objetivo se movilizara a sus anchas, con la mayor de las confianzas, para que realizara su fechoría cómodamente, sin embargo, las autoridades esta vez no estaban dispuestos a dejarlo salirse con la suya. El Objetivo no podría esta vez, escapar. El Jefe se aseguró esta vez que todo estaba bajo control, mientras los trabajadores de los comercios y oficinas ya mencionadas estaban con los nervios de punta, pues podrían salir lastimados con alguna bala perdida durante la trifulca que pronto se llevaría a cabo; pero algo les tranquilizaba, y era que el despliegue de las autoridades estaban bien apostados, en: Las azoteas de los edificios estratégicos, en ellos, se encontraban dos francotiradores; los cuales seguían son las mirillas de sus poderosos rifles al Objetivo, mientras este hacia sus movimientos de reconocimiento para evitar ser aprendido, por otro lado, en medio de la calle, justo frente al enorme y antiguo banco y por el otro lado, la lujosa joyería; se encontraban con la alcantarilla destapada y un rotulo de: Men at Work. Tres oficiales encubiertos, esperando ordenes del jefe. 
Mas allá, a un par de cuadras a la redonda se encontraban dos helicópteros de la fuerza armada, dispuestos y atentos, por si acaso se diera una persecución, esta vez el malandro no tenía escapatoria; también, en la parte alta de los edificios colindantes a la supuesta institución a ser atracada, un fuerte numero de elementos dispuestos a dar la vida si fuere necesario para obtener el éxito de la operación. 

Frente a la panadería que estaba al lado del viejo banco, una panel con rotulo de telefonía, pero era una fachada, pues adentro seis oficiales maniobrando las cámaras de seguridad, prestadas por el departamento de transito; desde ahí, ellos cubrían todos los ángulos y posibles rutas de escape.

_Esta vez, eres mio desgraciado y juro que te pudrirás en la cárcel. Pensamientos del jefe quien no hallaba el momento que el Objetivo diera su movimiento para dar la orden a su pequeño ejercito y atrapar con las manos en la masa a tremenda escoria.

Después de que el objetivo diera varias vueltas y con seguridad ya tuviera estudiado sus movimientos y rutas de escape en donde se encontraban escondidos con seguridad sus secuaces; el olfato de veinticinco años del jefe, le indicó que la hora cero había llegado

_¡¡Atención a todas las unidades!! Creo que el Objetivo hará su movimiento, todos a sus posiciones y no olviden, esperen a orden para atacar al desgraciado hijo de puta. ¡Lo odio tanto!

_¡Cálmese jefe! 

Le dijo su subalterno y el segundo al mando en el operativo.
_¡Tome su calmante! 
_Gracias Avelardo, ¡muchas gracias!

Por fin, el Objetivo hizo su movimiento y atacó a su objetivo personal. Justo cuando lo hizo, el Jefe con la emoción a flor de piel ordenó.

_¡¡Ahora!! ¡¡Atrápenlo!! 

Y como relojito Suizo, se escucharon los frenos derrapar en las cuatro esquinas de las manzanas, y apostadas diez patrullas,  de ellas salieron sus ocupantes, resguardándose en sus autos, apuntando al tipo perpetrador del delito; en ese instante, los helicópteros se hicieron presentes y se colocaron sobre el tipejo; a los francotiradores les temblaba el dedo por disparar, solo esperaban un mal movimiento y lo harían, esas eran las ordenes, el sudor les corría por las mejías y limpiaban su frente para que no les interrumpiera la vista. Los laceres rojos de los rifles, uno en el pecho y otro en la cabeza y de las paredes de los edificios descendían como cincuenta efectivos; los cuales, parecían que brotaban de las paredes, como si fueran cucarachas recién descubiertas, ellos bajan habilidosamente por sus arneses y con sus fusiles listos para ser disparados justo al frente y boca abajo, así descendían. 
El Objetivo se vio copado y sin posibilidades, que no le quedo de otra más que colocar sus manos en alto.
Por el alta voz el jefe le hizo la advertencia.

_Estas perdido, coloca tus manos en la nuca y arrodíllate o daré la orden para que te disparen a las piernas... Obedece, no tienes escapatoria escoria de la sociedad. 
El Objetivo hizo todo lo que se le pidió y estando en el piso, salieron del agujero: Los men at work y lo tomaron de sus brazos, llevándoselas a la espalda y enchachándolo, mientras le leían sus derechos. El jefe se abrazaba con Avelardo, por fin, después de varios intentos, había caído el enemigo publico numero uno de la ciudad y terror de aquel y otros vecindarios. Cuando estuvo neutralizado y colocado boca abajo sobre la banqueta, justo al frente del famoso y antiguo banco, se hicieron presentes detrás de las barricadas, los civiles, quienes aplaudían al jefe y sus subalternos; también estaban ahí filmando todo, las mejores cadenas televisivas de noticias. Los periodistas se dirigían a su audiencia, con una noticia que recorría a todo el mundo. Ellos informaban...

_Ahora vemos como esta ya neutralizado el más grande asaltante y no tardaran en traer a sus compinches; según fuentes confiables: Pero veamos las escenas el jefe se acerca a él.
Y. los camarógrafos apuntaron sus cámaras hacia el emotivo momento.

_Por fin me perteneces malnacido, ¡traigan a sus compinches!
Ordenó el jefe y así fueron llevados y apostados a su lado. 

_¡Veamos tu botín maldito! 
Le abrió la gabardina y extrajo cinco panes franceses que se robo de la panadería contigua al banco y a su lado, sus compinches: Su esposa enferma y tres de sus hijos; uno de 15, otro de 12 y una niña de 6 años de edad.

_¡Aquí está lo que necesitábamos para darte cadena perpetua!... 

El jefe levantó los cinco panes franceses al aire, para que todos lo vieran y aquello se volvió en una algarabía; habían por fin atrapado a un indigente que recién robaba cinco panes franceses como lo venia haciendo los últimos meses; pues no había podido conseguir trabajo debido a su edad, se trataba de un ingeniero de 45 años, él llevaba dos años y medio desempleado. 
Se les permitió a las cadenas televisivas entrar a la escena del crimen para que entrevistar al malhechor.

_Señor, ¿por qué ha horrorizado a la población robado cada día, cinco panes franceses? ¿no le da vergüenza?

_¡¡Tenemos hambre señorita!! Y no daré mas declaraciones. 
Dijo el maleante a la periodista.

Mientras tanto, en otra parte de moderna ciudad, un hombre de apenas 16 años, con revolver humeante en mano y frente a su victima sin vida, lo registraba para tomar su celular; al tenerlo en mano marcó un numero y le contestó su jefe desde la cárcel de máxima seguridad.

_Hecho jefe... Ahora entenderán estos hijos de puta que no bromeamos y pagaran las extorsiones... Diga, ¿le gustaron las chicas que le envié anoche?... Son de lo más caro de la ciudad... Cuénteme, ¿su plasma de 60 pulgadas esta bien o quiere que le mande otra?... 

Este fue el dialogo entre sicario y su jefe; condenado a 500 años, por: Asesinatos, robo a mano armada, trafico de drogas y estupefacientes, etc.
_Todo bien muchacho...  Buen trabajo, con lo que tenemos ahorrado dile a tu madre y a mis hermanos que financien la candidatura del licenciado, pues quiero que gane la presidencia.
 _Esta bien jefe, como diga, y ya sabe, lo que me pida... Hoy le mando su auto para que salga a divertirse, la policía celebra un increíble arresto.
_¡Sí! lo veo en directo... Están superando, así que tenga cuidado mi sicario preferido.

Por la calle vacía de autoridades, al ojo de la gente honrada y honesta en un barrio de clase media, caminaba como si nada, el sicario con revolver aún en mano, hablando muy relajado con su jefe en prisión...



                                  El Fin


Cualquier parecido con la realidad de cualquiera de nuestras civilizadas y modernas ciudades; no es pura casualidad... ES LA PURA Y CRUEL REALIDAD.
Esto vivimos a diario los ciudadanos de pueblos honrados y trabajadores...

¿USTED QUE OPINA?...
¡Será hasta la próxima!... ¡Duerma tranquilo! que nuestras autoridades y políticos velan por nuestros sueños.

lunes, 22 de febrero de 2016

La Ginecóloga (erotismo light)


La clínica de la Doctora Pacheco, se encontraba como siempre, de lunes a viernes, días de consulta, abarrotada de toda clase y variedad de féminas. En la sala de estar se escuchaban excelentes comentarios de la Doctora: Que si era muy acertada..., que si ella le había detectado un cáncer a tiempo, lo que le salvo la vida... Por otro lado, habían otras que permanecían en silencio total, solamente leyendo las revistas para pasar el tiempo, mientras les tocaba su turno. Dos de ellas, apretaban sus muslos, uno contra el otro, pues el solo hecho de pensar que su turno se acercaba, ellas comenzaban a manifestar una excitación increíble; sus senos se les colocaban duros, los pezones se evidenciaban y de sus vulvas se aventuraban gotas de sus líquidos vaginales; las cuales les corrían hasta su cola.

_Señora Marisol, su turno, pase por favor.

Le indicó la secretaría, a quien le correspondía el turno, una paciente nueva de 40 años, divorciada y sin pareja actualmente, una mujer de estatura un poco arriba de la media, con figura de veinteañera, la cual la había logrado luego de su divorcio, el hecho de no tener hijos y la decepción por su separación la llevaron a seguir un régimen de ejercicios convirtiéndola en una mujer muy deseable; para agregar que, hasta su ex suspiraba por ella, pero la señora Marisol, ya no quiso regresar con el que fue por quince años su amado esposo. Debo agregar que cuando habían transcurrido unos cinco años de vida conyugal, ella se había descuidado mucho, en relación a como su marido la conoció, pero nunca mejor a como se encontraba hoy día. 

Ella no conocía a la Ginecóloga, pero le habían llegado excelentes comentarios de ella y lo profesional que ella era en su campo de la ginecología y aunque ya conocía los procedimientos por su anterior ginecólogo quien le hizo propuestas indecorosas; decidió cambiar de medico y alguna amiga se la recomendó.

_Por acá señora Marisol. 

Le condujo la secretaria de la ginecóloga, ella siguió y se sentó en la silla de los pacientes. Del cuarto contiguo escuchó.

_¡Ahora la atiendo! ¡solo me lavo las manos!
_¡Esta bien Dra. no se preocupe!

Respondió Marisol amablemente sin dejar de sentirse un poco incomoda por el hecho de ser un nuevo medico y también por ser mujer.

_¡Buen tarde! 

Dijo la Dra. quien apareció en la clínica con toalla desechable limpiando sus manos.

_Es paciente nueva ¿no es así?
_Es correcto Dra.
_¿Cómo supo de mi clínica?...    ¿Alguien la recomendó?...   ¿Me encontró en las paginas amarillas?...

Cuestionaba la Dra. Pacheco, una mujer rubia, de 35 años, esbelta, mujer bellísima, un poco más alta que la paciente. Su escote permitía ver sus atributos operados por un colega, los cuales lucia con orgullo y de sus caderas no se diga, algo espectacular, las cuales terminaban en un par de piernas largas y con un grosor que ni mandado a hacer, dignas a su estatura. 
En otras palabras, de un lado, como paciente, una trigueña bellísima y del otro lado, una galena igual de hermosa.

_Por favor ¿su nombre?... 
Ella escribió en su laptop los datos... 
_¿Edad?... 40 años...  Y otras preguntas importantes para llenar su ficha medica.
_Bueno Marisol, ¿cuénteme qué la trae por acá? ¿qué molestias siente?
_Ninguna Dra., solamente una consulta de rutina, eso nada más.
_¡Bien!, ojala y todas las mujeres de su edad pensaran como usted, por favor pase por acá la voy a examinar. Desnúdese.
_¿Acá Dra.?
_Sí, ahí por favor; la espero en la camilla, tómese su tiempo, no hay prisa.
_¿Dra.? me indica ¿dónde encuentro una bata por favor?
_Mi querida Marisol, ambas somos mujeres, por tanto no uso batas; ¡salga sin pena y acomódese en la camilla!
_Pero, estoy completamente desnuda según me lo pide usted, ¿eso es necesario? Pues mi anterior medico solamente me quitaba las pantaletas y pantalón si lo traía o la falda claro, pero ¿desnudarme completamente Dra. que pena?
_La enteindo, pero la necesito como vino al mundo, cada medico tiene sus métodos y por la desnudez no se preocupe, somos mujeres y nadie entrará por esa puerta, ¡eso se lo aseguro!

Por fin, salio la bellísima trigueña de 4 décadas, completamente desnuda, a lo que la doctora no le dio importancia, ella muy profesional la tomo del brazo y la ayudó a acomodarse sobre su camilla; una muy acogedora, especial y diferente.
Cuando la hermosa hembra estuvo acostada boca arriba y completamente desnuda, la Dra. inició su trabajo; tomándole la presión arterial, le esculcó: Ojos, oídos y nariz, luego le palpó el cuello, con unas manos tan suaves y calientes, le palpó por atrás de la nuca buscando ganglios, siguió su camino y levantó los brazos de Marisol e hizo lo mismo en sus axilas, luego de hacerlo en cada brazo se concentró en los enormes y naturales senos de Marisol, ella la palpó en busca de alguna bolita y se acercó a ellos para de cerca descartar alguna malformación o alguna señal que le indicara algo fuera de lo normal, cuando la Dra. palpó los senos de su paciente, luego atrapó con gran habilidad el pezón moreno entre sus dedos indice y medio, algo que provocó que en la paciente este se le hinchara. Esto, puso un poco incomoda a Marisol, pero la Dra. solamente le sonrió como indicando que todo estaba bien, luego de acariciar los senos de la morena, los cuales se encontraban ya duros y sus pezones erguidos, la Dra. continuó con su tersas, delicadas, suaves y hábiles manos su recorrido y palpó el rígido abdomen de la cuarentona, el cual estaba muy duro debido al ejercicio.

_¿Haces ejercicios verdad?
_Si Dra.
_Eso esta muy bien y se te nota.

Luego el silencio regreso y ella sobó su abdomen de una manera que Marisol sintió adentro del mismo como las mariposas dormidas se le despertaban y más abajo también sintió, como sus labios vaginales, el labio mayor o externo se empezaba a separar, dejando al aire a un hermoso y gordito clítoris. Marisol apretó sus piernas, unas muy bien trabajadas en el gym con mucha pena, pero la Dra. cuando se percató de ello, sin despegar sus habilidosas manos, las deslizó hasta el monte de venus y le explicó a su paciente

_¡Relájate!, no te tenses ni te preocupes por lo que esta pasando ,es completamente normal.

Marisol no pudo hablar, simplemente asintió con un gesto de pena, por lo que estaba experimentando, pues ya se encontraba muy excitada. La Dra. tomó con cada mano a cada pesada pierna, unos ejemplares dignos de admiración por lo que el ejercicio había hecho en la cuarentona; unas piernas de envidia, como de veinte pero de puro musculo y colocó cada pierna a un costado y los subió sobre los descansa piernas de la camilla, dejando a los ojos de la ginecóloga el mejor paisaje para macho; una vulva rendida y receptora, esperando ser poseída. Por sus nalgas, dos redondeadas y firmes, corría el indicativo de que sí estaba preparada para ser poseída. La ginecóloga separó los labios mayores de la vulva y lo hizo con una sola mano, con los dedos indice y medio, los mismo que utilizó en los pezones, los cuales seguían apuntando hacia el cielo, firmes y duros sobre enormes senos morenos, formó una V con sus dedos y con sutileza y una gran pericia los separó, provocando con ello que los labios internos o menores empujaran para enfrente el clítoris gordito de Marisol; la Dra. con la mano izquierda lo rozó provocando que de la garganta de la paciente se escapara un suspiro.

_Estas sensible, eso está muy bien, nos indica que puedes disfrutar de múltiples orgasmos. 
_Dime Marisol ¿desde cuando no disfrutas de uno?
_No lo recuerdo Dra., pero casi lo había olvidado.
_No te preocupes, que ahora lo sentirás. 

Y antes de que Marisol dijera nada, sintió como la lengua de la doctora saboreo de sus jugos desde la parte de abajo de sus nalgas; lentamente y con la lengua muy humedecida recorría sus parte intima, hasta que llegó a su grueso e hinchado clítoris. Marisol se estremeció y aunque estaba asustada no dijo nada, simplemente metió sus uñas entre la sábana que cubría la camilla, pues no podía dejar de sentir miles de cosquillas sobre su clítoris, pues la Dra. además de lamerla, le masajeaba con la lengua el clítoris y esas sensaciones que al inicio eran simple cosquilleo se le introdujo en su cuerpo, pues sus terminaciones nerviosas le repercutían por adentro de la vagina, colocándole las paredes vaginales bien arrugadas y a sus piernas muy inquietas, tanto que las colocó sobre la espalda de la experta Dra. Pacheco en el arte del sexo oral, la excitación era tanta, que ella soltó la sábana de la camilla y le cogió la cabeza a la Dra. la cual se encontraba haciendo círculos en su vulva herviente, casi le arrancaba la cabellera y le apretaba la cara sobre su vulva mientras que la Dra. ahora le acariciaba con la nariz toda su zona erógena y a la vez el introducía el dedo en la vagina, acariciando el famoso punto G y con la otra mano usando su dedo medio se lo introducía en el ano de la divorciada de 40 años.

Marisol no soportó y soltó la mujer reprimida que hacia muchos años vivía adentro de ella y sus gemidos eran tales que, se escuchaban en la sala de estar. Marisol disfrutaba como nunca del mejor de sus orgasmos.

Mientras en la sala de estar las chicas que esperaban su turno a las cuales sus jugos les corría por los muslos hasta sus nalgas y las que tenían sus pezones erguidos esperando entrar a la consulta para recibir de la Ginecóloga Pacheco su dosis de placer; ambas corrieron al baño y al darse cuenta que las dos deseaban entrar al baño y que ambas sabían lo que pasaba adentro de la clínica y que además, se habían visto en otras oportunidades en las mismas decidieron entrar las dos al baño y al cerrar la puerta, se fundieron en un beso apasionado y chupador, para saciar en algo la excitación que traían desde antes de llegar a la clínica.



Si deseas la historia completa... "Erotismo Light de Sergio Raga".


viernes, 19 de febrero de 2016

Ellas te lo dirán



Cuando no tengas en quien pensar; 
cuando no tengas nada para dar; 
cuando el tiempo te deje ver tú realidad; 
y te lastime tanta soledad...

Pensaras en los besos que ya te dí
y comprenderás que nadie 
te ha amado ni te amará así... 

Ese día sentirás, 
que grande fue mi amor por ti, 
Se que llorarás y por mi suspirarás...

Recordarás tantos te quiero que te di, 
tantos veces que invente 
mil maneras de quererte 
para que nunca lograrás olvidarme...

Si viví mil aventuras esas fueron junto a ti
sé que te mueres por regresar
por volver a probar 
el amor que un día fue tuyo 
y de nadie más...

Ahora que te encuentras sola 
sin nadie en quien pensar 
y te agobia tanta soledad...

Soñarás con los besos,
esos miles que viven en tu piel
llorarás y sufrirás por mi
rodeada de tanta soledad...

Cuando no tengas en quien pensar
y te agobie la soledad
me recordarás y en mi pensarás...   

No podrás retener aquel suspiro
que nacía y moría por mi
en mis labios y los tuyos.
Es que estábamos enamorados...

Lo recordarás ahora 
que no tienes en quien pensar,
ahora que no tienes a nadie para amar...

Para ti: Que aún disfrutas de mis besos.
Para aquellas: Que ya los disfrutaron
y no los han podido olvidar. 
Y para ti: Que aún deseas saber a que saben...

Ellas te dirán: ¡Que saben a miel!


jueves, 18 de febrero de 2016

Having my baby


Te veo modelando tu vestido frente al espejo 
y te veo como todos te ven: ¡bella mujer!
Te colocas de lado y luego del otro lado,
te miras de frente, de lado, de espalda y te sonríes; 
lo haces, como imaginando lo bello que ese día será.

Disfruto con cada movimiento nada sensual
me gustas, aunque has perdido tu figura,
sigues hermosa aunque hayas subido unas libras,
tu carita ahora es redondita, tu cintura ya no existe 
por lo menos será por este tiempo;
tus piernas están gorditas y tus pies 
los tienes hinchaditos,
pero para mi sigues siendo mujer hermosa.

El  reflejo en el espejo 
es más que elocuente,
hermoso ser esperas con ilusión 
que se forma en tu vientre
y me contagias con tu alegría, 
trato de complacerte en todo lo que me pides
algo agotador, pero luego pienso y razono
que nunca te has quejado 
por el peso extra que ahora estrenas.

Sigo viendo al hermoso ser que es mi mujer,
que pronto dejará de serlo 
para convertirse en devota madre,
con ilusión sostienes tu vientre
cuna perfecta para quien contigo vive,
la tomas con una mano arriba y otra abajo
como si fueres perfecto marco 
para máxima creación en este mundo.

Teniendo mi baby,
valerosa mujer es lo que eres,
perder el cuerpo que tanto trabajo te a costado
todo por tener a mi baby.

Teniendo a mi baby,
me miras con ternura y luego me sonríes,
culpable me siento por tener a mi baby
algo que para ti es lo máximo
y para mi lo más glorioso.

Teniendo a mi baby,
sabes que fue hecho con mucho amor
el mismo con que ahora lo esperas
orgullosa mujer, que pronto dejara de serlo 
para ser madre.

Teniendo mi baby
ninguna mujer es más hermosa 
y tierna que tú, teniendo mi baby 
mujer enamorada e ilusionada
que me ve con ternura 
sin dejar de acariciar su cintura.

Teniendo mi baby,
te imagino abrazando a mi baby,
y yo abrazándolos a ambos
te llenaré de amor y ternura
la misma que traerá nuestro baby.

Teniendo a mi baby,
hogar completo ahora seremos,
pues tenemos nuestro perro,
lo que nos hacía falta para llamar hogar 
a nuestra casa, 
nos lo ha enviado Dios.

Teniendo a mi baby,
sigues parada ahí como modelo en pasarela
y nunca sueltas a nuestro fruto
resultado de nuestro amor, 
te juro y te prometo que siempre te amaré
y te bendeciré mujer,
sencillamente por que te amo 
y por el máximo milagro 
que veo en ti bella mujer.

Te veo con tu carita iluminada y sufriendo,
pero aun con tanto dolor no dejas de sonreír,
una mujer enamorada eso eres 
y eres feliz por hacerme padre.
Hermoso ser que iluminas 
todo al momento del parto,
pues estas teniendo a mi baby.



Con dedicatoria muy especial para alguien que tambien lo es,
los amo a los tres.

miércoles, 17 de febrero de 2016

Ejercicio de Relajación 2


Busca un lugar cómodo y acogedor, mejor si tiene poca luz, carencia de ruidos lo cual no es, necesario, pero claro, habrá quienes si lo necesiten; puedes acostarte, recostarte o simplemente sentarte, mejor si es sobre algo suave, que te haga sentir como si te abrazan, así de suave será mucho que mejor.

Ahora cierra tus ojos, toma como siempre varias respiraciones muy profundas y piensa que este momento es tuyo y solo tuyo y recuerda para que lo necesitas.

Luego de las respiraciones profundas y de entender cual es el objetivo principal para lo que harás este ejercicio, utilizaremos al máximo de la imaginación con la que contamos. 

Si no tienes mucha imaginación, no te importe, total para esto son los ejercicios, con el paso tendrás la necesaria.

Imagina que te encuentras en un bosque fresco y silencioso, en el cual solo logras escuchar sonidos silvestres, sonido de aves, hojarascas moviéndose a ritmo de los vientos que por ahí pasan, pero solo logran mover la copa de los arboles, unos que son como sombrillas, que dejan colar unas pizcas de los rayos solares, los saludables y necesarios. 

Espera... Escucha con atención... En algún lugar muy cercano a nosotros hay corrientes de agua fresca y cristalinas, seguramente un yacimiento.

Avanza a su encuentro... Sí, por ahí mismo es que tambien lo escucho... Vamos, corre, algo bueno seguro será, pues recuerda que sin ella, el liquido vital, no habría vida; por tanto bueno debe de ser. 

Mira que belleza, nace allá arriba y cae hasta acá, es tan cristalina que paree una cortina. 

Acércate, no esta profundo y la arena esta blanda y masajea mis pies... ¿Lo sientes?

¿Qué es esto? Parece cómodo un asiento, me haces el honor y tomas asiento; sí ríe y sé feliz es nuestra esencia, el dolor es adoptado y adquirido con el paso de los años y los traumas heredados por quienes nos han criado. 

Ves, te sientes y te ves cómoda, parece que fue hecha para ti.

Una vez sentada ahí, cae sobre ti, como refrescante ducha, cálida y fresca agua limpia y milagrosa; que nace de nuestro hogar la naturaleza y en el nada puede ser malo, dañino mucho menos perjudicial.

Mientras sientes como cae sobre ti maravillosa fuente de aguas cristalinas por carecer de impurezas y contaminaciones, cierra los ojos y que sea tu guía toda tu piel, el tacto es quien mira ahora por ti.

Sientes como corren por tu epidermis cada una de sus gotas brillantes al contacto con el sol.

Cada gota que tiene contacto con tu piel, absorbe de ella toda intranquilidad, ansiedad y depresión y la atrapa y se la lleva adentro de ella, hasta confundirse con la rica y suave arena que rendida sigue masajeándo tus pies... ¿Puedes sentir tanta delicia?

Piensa y siente, que atrapada en cada gota cristalina presos se van de ti, que las gotas te liberan de tanta tensión, esa que hasta hace un rato te agobiaba y martirizaba.

Así es... Gota a gota tu miseria, ansiedad, depresión, estrés y problemas de salud se agotan. 

Y liberan a tu cuerpo de esa carga pesada que tanto te ha incomodado por días, meses y quizás por años. 

El descubrir este lugar no ha sido casualidad, alguien que te ama te ha traído hasta acá. 
¡Pues claro que de seguro ha sido Él!

Mientras sientes como tus malestares gota a gota se agotan; las gotas de agua se agrupan y penetran en la arena y llegan hasta más adentro y se llevan con ella, tanta porquería que de tu cuerpo han extraído, dejándote como a ellas... Libre de males acumulados por largos y penosos años. 

Al entrar en el suelo de tan hermosa montaña, allí quedarán enterradas y de ahí nunca más saldrán, no lo dudes a ti no volverán.

Sigue ahí, desintoxicando tu piel, tu cuerpo, tu alma de tanta carga negativa acumulada por toda una vida; deja que la cascada y sus gotas de agua, cálidas y cristalinas masajeen tu cuerpo y con ello, saquen de ti tanta amargura e infelicidad, tanta enfermedad y regresen a donde pertenecen, debajo de la tierra, lugar de donde nunca debieron salir.

Descansa mientras ellas hacen su trabajo, ahora que con tanta facilidad han extraído de ti todo lo que te causaba penas y dolor.

Ellas que han abierto tus poros, ahora penetran en ti. ¡SÍ! están entrando en tí. 

Siente como entran en tu cuerpo, ahora están en la dermis y juegan con tus vasos capilares y se mezclan con tu sangre, entran y llegan hasta el torrente sanguíneo y con los glóbulos rojos por todo tu interior viajan, lo hacen en armonía perfecta, conjunción de ser humano y naturaleza.

Ellos, atrapan lo que quedo ahí enraizado y al atraparlo lo extraen hacia al exterior utilizando tu transpiración y tambien son atrapados y gota a gota transportados a su lugar, la tierra.

Siente como llegan a cada órgano vital y lo liberan de lo que no es natural, siente como tus órganos funcionan y hacen su trabajo de manera natural. 

Siente la vitalidad y la energía que a ellos ha llegado, te sientes como realmente eres y has sido y serás de hoy en adelante: Vigoroza, llena de vida, que es la naturaleza de tu bello cuerpo.

Debes de saber que, las maravillosas gotas sanadoras que han entrado en ti, ahora conducen a las vitaminas y minerales esenciales, como a los antioxidantes necesarios para tener una excelente salud.

Llegando a lugares a donde ya no llegaban, ahora hacen su trabajo y tu sientes como cumple su trabajo para el cual fueron diseñados. 

Mira y siente, como limpian: Venas y arterias, como desprenden el colesterol y lo pulverizan, limpian a tu organismo y lo preparan para luego sean expulsados por los canales adecuados: Orina, heces, sudor, transpiración y respiración.

Siente como han llegado a tus pulmones y los iluminan, sacando las toxinas que hasta hoy radicaron en tu ser.

Si has fumado; ya olvidado, si has tomado; ya olvidado, si te has drogado; ya olvida todo. 
Tu interior ha sido limpiado, sanado y acomodado.

El aire que respiras ahora, es oxigeno purificado que llenan de vida y energía a cada célula de tu cuerpo nuevo ser eres. Uno que recien nace a la vida de la salud plena.

Siente como viajan por tus venas hasta legar a tu cerebro, han llegado y de los triglicéridos los han limpiado. 

A las células han ayudado a conducir bajo arresto domiciliario a los malos y viejos pensamientos y a los buenos, queridos y olvidados y bellos pensamientos que han estado apresados, hoy son liberados, vuelve a vivir con ellos y disfruta reviviendo todo lo bueno que tu vida te ha dado y que hasta hoy la habías olvidado y con miles de temores habías convivido.

Disfruta de su libertad, pues hoy un ser libre todo tú eres, tal cual para lo que tu cuerpo fue diseñado... Levántate y disfruta de la vida que aun hay miles de cosas buenas por vivir y compartir. 

Ahora las puedes compartir con tus viejos y bellos recuerdos. Ser liberado por la gracia de Dios hoy eres y lo seras tan solo si lo crees.

Toma varias respiraciones profundas y notarás la diferencia de un cuerpo desintoxicado y sano, justo para lo que fue diseñado, en los laboratorios más adecuados y estudiados, creadores de la perfección y juntos alma y carne un día recibieron ahí el soplo divino.

Y, de ese lugar saliste feliz, sano y radiante a este mundo contaminado del cual ahora a tu cuerpo has limpiado.

Mientras respiras profundo, abre tus ojos y verás todo más claro y diferente, quédate ahí un rato y medita lo que has practicado y practicaras cada que puedas para mantener tu mente y cuerpo controlados, disfruta de tu nueva vida con plena salud y armonía con el ambiente externo que te ha rodeado y siempre lo hará y conserva tus hermosos y atesorados nuevos recuerdos. 

Cuando lo desees levántate y, A VIVIR LA VIDA,; PERO LA VERDADERA VIDA no la que hasta hoy has vivido y en ella creído, te habías mentido. 

Deja ahí consumiéndose y que las gotas entierren en la oscuridad a todo lo extraído de tu cuerpo y alma. Pues tu perteneces a la luz. 

Un ser de luz eres y por la eternidad seras... ¡A VIVIR LA VIDA!

martes, 16 de febrero de 2016

Huevona mujer (erotismo light)


Eran  casi las diez de la mañana y el esposo se encontraba sentado en el desayunador de la cocina esperando por su mujer, para que esta le preparara un suculento desayuno, pero la mujer brillaba por su ausencia, mientras que este, moría de hambre.

_Condenada mujer, ¿a qué hora se pensará levantar para mi desayuno preparar?

Esto pensaba el hambriento hombre, cuando se abatió la puerta que da, de la sala a la cocina, ella entró en escena; iba completamente desnuda, con un brazo en alto y con el otro tapando su boca y en ella con tremendo bostezo, casi ni se le entendió lo que musitó mientras avanzaba y bostezaba.

_¡Ajúuum buenos días mi amor!

Creo que fue lo que dijo la haragana mujer. Ella, se paró frente al hombre dándole la espalda y como la alacena le quedaba un poco alta, se empino, pues no llevaba zapatos, sus delicados y hermosos 10 dedos, sosteniendo 110 libras de músculos y tersa piel, sin un solo lugar que escondiera un poco de grasa, muy bien distribuidos en todas las partes de la hermosa figura de la fémina.  
Sus muslos estaban rígidos, controlando el peso y el equilibrio, algo que hizo que sus nalgas se abultaran de una manera jamás mejor, las hermosas y redondeadas nalgas que apuntaban de donde vino hermoso ejemplar femenino, hacia el mismo cielo, sus brazos se prolongaban hasta sus dedos finos, delgados y alargados, queriendo alcanzar un frasco con café instantáneo, su espalda delineaba una linea que terminaba en "V" justo donde iniciaban sus nalgas, quienes aun apuntaban al mismo cielo, la cabellera le cubría esa linea vertebral de color negro y justo le colgaba a media espalda. 
El hambriento hombre, quien tambien estaba completamente desnudo, simplemente la observaba. Por fin, tubo en sus delicadas y bien cuidadas manos y con perfecta manicura, el ansiado frasco, cosa de pocos segundos, pero suficientes para que en la retina del individuo que la criticó minutos antes, se quedara quemada tan magna imagen, como una fotografía instantánea, eso fue. 
Ya con la taza llena de café en manos, caminó, siempre manteniendo la verticalidad, algo que le permitían a sus firmes y no muy grandes senos, de los cuales se mantenían al frente de ellos a dos orgullosos y apuntadores pezones, que podría ser por su desnudez o ya por su naturaleza, pero estaban tan erguidos como la figura de  ella, los firmes senos a penas se movían a cada movimiento, siempre firmes y duros; su vientre tan plano, como si se tratara de pista de aterrizaje y más abajo su tesoro más preciado completamente depilado, un depilado a lo Brasileño, caro y perfecto, como si nunca en ese lugar hubo un solo vello, de ahí nacían dos muslos que tambien se adelantaban un tanto al frente, como sus pezones. Sus piernas eran perfectas piezas de arte, torneadas en el mejor torno, muy bien redondeadas, cubriendo perfectamente los huesos de la rodilla hasta terminar en tambien perfectas pantorrillas y de sus pies ni hablar.
Se volteó y caminó hasta el desayunador con hermosa y sensual sonrisa, mientras lo hacía a cada paso que ella daba y por el hecho de sentirse observada y tambien deseada, de sus morenas y perfectas piernas le corrían dos pequeñas y pegajosas gotas que de ella emanaba, debido a su sensualidad y calentura natural que entre sus piernas nacían de fresco y sensual manantial. Mientras describía a diosa hermosa, ella llegó al desayunador y sobre él colocó una taza llena de café tibio y un par de panes tostados embadurnados con mantequilla y le dijo al hombre, que iluso aun la observaba.

_¡Buen provecho mi amor!      

Pero al desearle provecho, ella se percato que su amante esposo estaba muy excitado y con mucha hambre, pero no de un desayuno que tanto espero y por el cual tuvo pensamientos bárbaros para bella compañera que el afortunado tenía como pareja; ella le vió la entrepierna y comprendió que su marido estaba muy hambriento, pero no de esa clase de alimentos, sino de los que la hicieron quedarse en cama más tiempo que lo normal, pues ya habían tenido un encuentro matutino, lo cual a ella la dejó durmiendo otro poco y al hombre con una hambre que maldecía por comer. 
Ella, complaciente le dio el desayuno que él ahora más deseaba. 
Abrió sus piernas y se colocó sobre él, mientras se acomodaba, ella que se encontraba muy bien lubricada, gimió de placer. Él por su parte, alejo del borde del desayunador a misero desayuno y ambos comieron juntos el mejor, erótico y lujurioso desayuno.


No me explico, como simple observador que ahora soy, como este hombre no saca de su vida a huevona mujer y se consigue una más hacendosa, una que madrugue a realizar sus labores de ama de casa y así tenerle a su esposo tremendo desayuno, listo, para que éste se vaya al trabajo bien desayunado, al fin de cuentas es su obligación. Eso pienso; pero si estoy equivocado...
Por favor que alguien me aclare mi confusión.

lunes, 15 de febrero de 2016

En Bancarrota (las canciones de mi vida)


La exuberante chica entró en el banco, al entrar se extrajo los lentes de marca y se los colocó sobre su cabellera, este movimiento y el porte de la hermosa mujer, dejó a todos boquiabiertos, acostumbrada a estas reacciones se hizo a la cola que ella consideró avanzaría más rápido, el cajero al percatarse que ella hacía la fila que le correspondía se apresuró para que no tuviera oportunidad ninguno de sus compañeros, quienes tambien la veían con ojos de lujuria. Ella, siempre viendo al frente y con cínica sonrisa en sus labios, como en la fila habían unos tipos a los cuales se les caía la baba, antes de ser por uno de ellos abordada, saco de su carísima bolsa de mano y de ella, su iphone de ultima generación, personalizado y se entretuvo revisando su redes sociales.

_Buenas tardes, ¿en qué le puedo servir?

Eso dijo, con la vos nerviosa el cajero del banco, ella asombrada guardo su celular, mientras algunos clientes se quejaban con el gerente de porque a ella los de seguridad del banco no le exigían apagara su celular, pero el gerente al igual que todos los caballeros en el banco, simplemente se rindieron ante su porte y belleza.

_¡Ah! ya llegué, perdón no me di cuenta, estaba distraída por completo. ¿Sería tan amable de hacer efectivo este cheque de mi marido? 

Eso dijo, aunque ella no era esposa de quien firmaba dicho cheque.

_¿Me espera un momento por favor?, pues esta cantidad la debe autorizar el gerente del banco, no me tardo, ahora vuelvo.

Ella le sonrió sin dar importancia a lo que el cajero le decía y hacia, pues parecía estar en otro mundo el pobre mortal quien salió corriendo a la oficina del gerente a pedir la autorización. 
A los cinco minutos, el cajero regresó y aclarando su vos, le dijo a tan bella dama.

_Disculpe señorita, pero su cuenta de amor está en números rojos.

Ella simplemente sonrió y pregunto con tal ingenuidad.

_¿Qué significa eso?

El joven tosió de nuevo para que no se le escapara un molesto gallo.

_Su cheque no puede ser pagado, pues no tiene fondos.

Ella se encolerizó y dijo molesta.

_¡Eso no puede ser posible!, ¡quiero hablar con su gerente!

_Perdone señorita, pero le sugiero que mejor hable con su marido; pues, su señor esposo tiene una enorme fortuna de amor en este banco, pero el gerente habló con él para que autorizara se le pagara su cheque, pero él dijo al gerente que la noche de anoche hizo balance y que por fin abrió los ojos y decidió cancelar cualquier transacción para usted; por tanto, la cuenta de su amor está por fin en números rojos. En otras palabras, usted, que antes tuvo un hermoso capital de amor y supongo lo derrochó y ahora se quedó sin fondos. 
Lo siento señorita, pero debo atender al siguiente, tenga usted un buen día.

Eso dijo el cajero y ya no aclaro la vos, ni tocio, pues el nerviosismo se le fue al darse cuenta de que la otra, la bella, la hermosísima, era una de tantas, que solo les interesa el dinero y nunca el amor, en otras palabras, era alguien vacío, alguien que lo único que tiene a su favor es belleza y vanidad.

Ella salió del banco muy descompuesta, diferencia a como cuando ella entró que se sentía toda una reina, cuando se fue ya nadie la peló, ni la volteo a ver, a nadie le interesó. Como se diría: Salió con el rabo entre las patas.

Al salir, tomo un respiro profundo, se vio en el vidrio del banco el cual la reflejaba, se colocó sus lentes de marca y se encaminó hasta donde dejo su lujoso coche, pero mientras iba con rumbo hacia donde lo parqueó; en una vitrina del almacén, el más caro del centro comercial, algo hermoso le llamó poderosamente la atención y se dirigió hacia él, ella pensó: -No tengo efectivo, pero tengo mis tarjetas de crédito- Entró en lugar y tomo lo que le gustó y sin ver el precio se dirigió hasta la caja.

_Buenas señorita... Colocó la joya y dijo... Me la llevo.

La cajera se sonrió, quiza pensando en la comisión que le dejaría la venta de la joya y tomó la tarjeta de crédito y la paso...

_Perdón señorita, pero no me la acepta.

_¡Pásela otra vez, por favor! 

Dijo ella muy nerviosa, la señorita del lujosos almacén la pasó de nuevo y nada; con la cabeza le dijo que no.
Ella extrajo otra y lo mismo, luego otra y nada, al final la ultima y tampoco.

_Que pena, ¿me puede devolver las tarjetas para solventar este error? 

Dijo la bella mujer con el rostro completamente rojo, a lo que la empleada le respondió con desagrado.

_Perdone señorita, pero tengo ordenes del banco de destruir cada tarjeta rechazada y especialmente de esta, según esta hoja que hoy por la mañana nos llegó. Sus cuentas están en números rojos, en otras palabras no tienen fondo. Que pena, porque estas tarjetas las entregan solo personas que están muy enamorados, pues son cuentas llenas de amor, y según sé, su esposo dice usted, parece que si la amaba y mucho. Que pena, pero tengo que trabajar, ya quisiera yo una cuenta como esta, ¡llena de amor! Yo, si la cuidaría, para que nunca me hicieran balance y así, jamás perder tanta fortuna de amor. 

Esto lo decía la empleada mientras con una tijera en mano cortaba lo que un día fue una gran fortuna llena de amor.

la bella dama se retiró y en uno de los pasillos del enorme centro comercial, extrajo su iphone de ultima generación y marco a su marido.

_¡Aló! 

Dijo el enamorado en el otro lado de la linea.

_Soy yo, amor ¿qué sucede, por qué me estas haciendo esto, me has dejado en bancarrota?

_Lo sé, hoy la cuenta de tu amor esta por fin en números rojos; anoche hice balance y al final abrí los ojos, no vuelvas a girar sobre este amor que no respondo; pues, la cuenta que te abrí con ilusión ya no tiene fondos- Lo siento, pero todo se agota y tiraste todo nuestro amor y ahora acabas... ¡En bancarrota! Pero debes de saber que todo se agota. Y, colgó.

la mujer que salió del almacén casi trastrabillando de dolor, pues acababa de terminar con quien quiza como nadie la amó. Ella caminó por varios metros sin rumbo, con la vista completamente perdida, pues después de ser millonaria en amor, ahora era una pobre mujer solamente con hermosa figura; iba tan mal, que más adelante se le fracturó un tacón de sus zapatillas compradas en New York y al suelo cayó, ahí quedo llorando con su corazón destrozado. 
Pero cuando sentía que el mundo se le caía encima, se detuvo una camioneta enorme de color negro, de marca BMW y de ella salió un tipo corto de estatura con muchas cadenas gruesas de puro oro colgando de su cuello, mientras a los costados de la nave y en otros lugares se apostaban sus guardaespaldas ; él y se dirigió hasta la bella chica.

_¿Se lastimó señorita, le puedo ayudar en algo?

Ella se dió cuenta de que tipo de hombre se trataba, que cuando le quiso esquivar se dio cuenta que a su Mercedes Benz ultimo modelo, el cual estaba parqueado a unos cuantos metros se lo llevaba una grúa, seguramente reportado por quien le deposito todo su amor sin recibir nada a cambio. Ella entendió que en cuanto al amor estaba en la calle, volteó sus ojazos azules al incauto y peligroso que le ofrecía una nueva cuenta bancaria llena de amor, la cual ella la aceptó. 
Se levantó con la ayuda del tipo y al vehículo blindado se subió y la caravana se alejo, la bella chica había abierto nueva cuenta de amor, una muy peligrosa, pero el fin justificaba todo.

Tristeza y pena es lo que dan estas bellas mujeres, que creen que su belleza será eterna y que nunca la perderán, pues reciben a manos llenas todo el amor y otras cosas sin pensar en ahorrar para los días viejos, no les importa quedarse en bancarrota, pues saben bien que al rato y sin problema, otro se hará cargo de sus deudas y vuelven a lo mismo. Pero, cuando pierdan esa belleza que les fue prestada y si no han ahorrado nada para cuando tuvieron ese hermoso capital, el cual simplemente lo han derrochado y de que manera... Me pregunto; ¿qué harán, cuando nadie quiera invertir en ese amor?
Al cual ya se le pasó su tiempo.




Historia de Braulio y S. Raga.