viernes, 29 de abril de 2016

Maldito Gato (las canciones de mi vida)


_Qué lindo gatito. Dijo la señorita que había llegado a la casa de Miguel, y cuando ella lo quiso acariciar este se atrinchero en el sofá y a la chica gruñó, como si se tratara de un puma acorralado. 
_¡Cuidado con ese maldito gato!
_¿Qué pasa con él, por qué es tan huraño? solo quería acariciarlo.
_Si, lo sé, no te preocupes; míralo acostado a lo largo del medio del sofá, el único lugar en donde podríamos estar juntos.
_Bueno, la verdad que este gato me da miedo; mira con los ojos que me ve, mejor dejamos esta cita para otro día.  ¡Chau! 
La encantadora y sexy señorita, mi cita, mi gran noche, salió de mi apartamento, muy asustada y ya no la he vuelto a ver, ¡maldito gato!

_¿A dónde fue a parar mi comida? seguramente este maldito gato se la comió, otro día que salgo al trabajo sin desayunar.
_Oye maldito gato que le has hecho a mi camisa, ¡ah! tendré que ponerme esta que esta sucia.

_Miguel, lleva días llegando tarde.
_¡Perdón jefe, no sucederá más, se lo prometo. 
El jefe de Miguel hizo un cara de como quien dice:  -Pajas de todos los días. 

Mientras acomodaba mi oficina, llegó Martín.  -Hola Miguel, te sigue dando problemas tu gato, ¡jejeje! Me lo dijo en tono sarcástico.
_Si ya lo sabes, ¿por qué preguntas?
_¿Por qué no lo matas o lo regalas o lo sacas a la calle? o sea ¡deshaste ya de ese maldito gato!
_Como si fuera tan sencillo, el desgraciado siempre me da la vuelta, si te contara lo que me hizo con la de contabilidad.
_La hermosura de contabilidad, no me digas que ya...
_No, el desgraciado gato la asustó y ya no acepotó salir conmigo.
_Ese si es el colmo, como dije: ¡Mata al maldito gato!
_Sabes muy bien que no puedo hacerlo.
_Si, ya me has dicho que era el gato de Mariela, pero ella se fue.
_Y, me lo heredó a mi. Además tengo las esperanzas de que un día ella regresé por él y al hacerlo se de cuenta de que aun me ama y volvamos a ser una familia genial, ¿sabes algo? antes ese gato era diferente, todo lo contrario a lo que hoy es, pero desde el día en que me descubrió que le estaba poniendo los cuernos y el gato la vió llorar tanto mientras hizo sus maletas y se fue dejándomelo ahí; él cambió y ahora me odia y no me abandona, es un desgraciado.
_Seguramente se encargará de hacerte pagar el sufrimiento que le causaste a Mariela-
_Bien merecido creo que me lo tengo, pues ella si que me amaba, fui un imbécil lo sé.
_Si mi hermano, fuiste un imbécil, pues como Mariela no hay otra y en eso le doy la razón a tu gato. ¡Jajaja!

Martín se fue a su oficina riéndose de mi.
_Ya vine, ¿donde estas maldito gato?, ¿donde te has metido? sal de tu escondite; ahí estás, mira condenado gato como has dejado mi camisa nueva toda rasgada y meada, no me mires así, ya te he dicho miles de veces que lo siento mucho, pero Mariela no me perdona, ¿qué quieres que yo haga?
_Hagamos un trato, pórtate bien y juntos un día saldremos a buscarla y le pediremos perdón ¡te parece? Pero, solo si te portas bien, ¿tenemos un trato, que me dices?
_¡Ayyyy condenado gato! no tenías porque arañar mi mano, baja de ahí ya veras como te pongo.
_Ok, aceptaré que esa fue una respuesta positiva, ¿entonces tenemos un trato?

_Hola Miguel veo que hoy si traes camisa limpia. 
_Y hasta llegó temprano. Paso al lado el jefe haciendo el comentario.
_Y asi será de hoy en adelante jefe ya verá. Pero el jefe como siempre me ignoró.
_Cuneta que pasó con tu gato, te dejo tranquilo. Preguntó Martin a Miguel. 
_Hicimos un trato y mira me aruño la mano. 
_Pero se te infectó. ¡Jajaja!
_No te rías, si se me infectó, pero ahora está un poco más tranquilo, vez vine temprano y me dejo desayunar y hasta cambiarme de camisa.
_Y, ¿cual es el trato que has hecho con el animal? 
_Pues, le prometí que saldría a buscar a Mariela, pero no tengo ni idea de donde localizarla.
_¡Ah! no te preocupes, eso te lo averiguo al instante. Martín cogió el teléfono de mi escritorio  y marco a una extensión.
_Hola corazón, si yo tu osito de felpa.
_¡Jijijijiji! me reí de Martín.
_No te rías o hasta aquí llegó la investigación. Me respondió Martin tapando la bocina del teléfono.
_Esta bien. Le dije a Martín, sonriendo tímidamente
_Me puedes decir; ¿dónde localizo a Mariela...? No mi gatita, no es para dársela al cabrón de Miguel, la verdad es que quiero contarle de su gato.
_Me imagino que lo extraña como él a ella, espera yo lo apunto, lo tengo gracias mi gatita, ¡miau!
_Acá esta Miguelito y ¿ahora que harás? 
_No sé, hablaré con el maldito gato y luego te cuento, gracias te debo una.
Salí de la oficina y me dirigí a la dirección que Martin me consiguió a verificar si Mariela vivía ahí, no me iba a aventurar a salir con el maldito gato y al no encontrar a Mariela tal vez se me lanzaría al rostro y entonces me jodería mi físico Griego. -¡Ahí esta Mariela! me esconderé, pues si me ve es capaz de cambiarse de dirección, ¡vaya sigue hermosa y sexy la condenada!

_Ya vine gato, ¿donde estas? ya encontré a Mariela, tu ama, sal, mañana iremos por ella, ¿qué me dices? 
_¡Ah! aquí estas, no es necesario tanta melosería gato, deja mis piernas, que luego me las dejas con estática y me doy buenos toques eléctricos con el picaporte, pero, ¿ya vez que bien nos vemos así?

_Oye, ¿qué haces? mira la hora que es, es muy temprano, deja dormir otro rato, ¡ayyyy! esta bien maldito gato, ahora me baño y me cambio y no te rías, que te conozco bien esa mirada, se que te burlas de mi.
_Ya estoy listo, gato ven para acá, no pensarás ir así, ven te daré un baño, ¡jajajaja! mira te has esponjado tanto, un poco de nado bajo del agua. Y lo metí bajo el agua, el gato pataleaba y mi rostro como si fuera un diablillo, ¡jijiji! Pero no tuve corazón y no pude ahogar al maldito gato, pues en el fondo sabía que era mi unica razón para traer conmigo a Mariela, no me mires así bien merecido que te lo tienes por ser pura lata conmigo maldito gato; ahora a la secadora, mira que rico hueles, ¿esto si te gusta verdad? mírate con la panza para arriba, ahora una peinadita, la verdad no me explico por que hago todo esto pero, aunque no me lo creas también extraño a Mariela y la deseo a mi lado más que tú. Ahora te pongo este moño rojo, mírate ¡jajajaja! pareces un gato marica. 

El maldito gato maulló mal humorado, pero se aguantó lasa ganas de ensartarme las garras, eso lo noto en su mirada. 
_Bueno vamos a conquistar de nuevo a Mariela, espero tengamos suerte. 
_Aqui es, apartamento numero 13, si, bueno este es el plan, yo toco y tu te quedas aquí, sentado con esta rosa en tu hocico, ojala y se te meta una espina maldito gato, no, tranquilo era una broma gatito listo.
Toqué el timbre y me escondí, la puerta se abrió y en ella apareció Mariela, ella tan bella, al verla el gato maulló amorosamente y dejo la rosa roja frente a sus pantuflas. ¿

¿Qué haces aquí firulais? te ves bello, solo esta moña no me gusta, pues te hace ver algo gay y esta rosa no me digas que me la traes tú.
_No, te la traigo yo. 
Dije con voz tímida, mientras salía de mi escondite. Mientras el maldito gato acariciaba con su cuerpo y cola a su bella ama, quien frunció el seño y me dijo
_¿Qué haces aquí?
_Venimos el gato y yo a pedirte vuelvas con nosotros, pues te extrañamos tanto. Me hinqué y supliqué... 
-Te pido me perdones, te amo Mariela y de la moña gay del maldito gato, extraje algo que Mariela no vió; se trataba de un anillo de compromiso, ella al verlo se arrojó sobre mis brazos. _También te extrañé mi amor y ¡claro que aceptó!

Mariela y yo nos casamos, el maldito gato llevaba los anillos en una canastilla sobre su lomo, todos al verlo en la iglesia, decían: -¡Qué lindo gato! 
Martín con su pareja, la de contabilidad, no su novia, pues ya terminó con ella; dijo al ver pasar al maldito gato: -Ahí va el maldito gato, quien hizo casarse a mi amigo. 
_¿En serio? Dijo la de contabilidad y cuando Martin se lo confirmó, ella pensó: Mañana me compro un maldito gato. ¡Jejeje!

Unos meses  más tarde, cuando regresaba del trabajo, al cual ya nunca más volví a llegar tarde ni con ropa sucia; escuché esto.
_Te lo dije firulais, que juntos íbamos a lograr atrapar a Miguel, hiciste bien tu trabajo. 
El maldito gato sonrió y pensó: -hice todo lo que me ordenaste amita.
_¡Ah maldito gato! dije, mientras el maldito gato salió corriendo por la ventana, sabiendo lo que había hecho. 
_Muy bien y tú me tendiste una trampa con ese maldito gato.
_Pero ¿valió la pena o no mi amor?
_Si, la verdad que valió la pena mi amor; peo eso no lo debe de saber nunca ese maldito gato,  mi venganza empezará mañana ya veras. 
Y, luego de un beso con mucho amor, ambos reímos como nunca antes y el maldito gato sobre la azotea lamiéndose sus... -¡Jejejeje! ¡Ah maldito gato!






Maldito Gato de: M. Gallardo
Historia de: M. Gallardo y S. Raga.

jueves, 28 de abril de 2016

El Autosuficiente y macho


Al verme parado en medio de la cocina me dije: ¿Qué rayos hago aquí?
luego recordé que mi mujer esta de vacaciones donde mi querida suegra,
regresé y me dije: ¿Qué tan dificil puede ser? si mi mujer se divierte todo el día aquí,
divertido será para mi tambien, ¿qué me prepararé? empezaré con unos huevos fritos,
¡mmmm que delicia!, veamos, ¿en dónde chingados están los ricos huevos?
deben de estar por aquí, no, entonces por aquí, rayos que mujer mas desordenada
¿dónde se metió la docena de huevos que le compré? Veamos que hay en al nevera,
vaya, mira a donde los vino a esconder, seguro quiere que muera de hambre
pero no esta vez, amor.
Lo colocaré por aquí y ahora el siguiente paso, una cacerola, que seguro está 
acá en la alacena, allá esta colgando la condenada y yo tan chaparro, ¿cómo le hará?
pues soy más alto que ella. 
Voy por ti, nada me detendrá y mis huevos voy a desayunar, ya sé, la escalera que tengo en el garage, aquí vengo ya por tí, jajaja, ¿qué diantres se cayó por qui? y ahora por acá, escalera condenada mira la reguera que has hecho, después limpiaré.
Arriba por ti voy cacerola que freirá a mis huevos, bueno no los míos, los blanquillos, ¡jejeje!
Te sacaré de aquí, antes que me dejes sin cocina condenada escalera, ya me arreglaré contigo al rato; bueno, ahora cacerola a la estufa, ¿cómo se enciende esta vaina, donde estarán los fósforos?, tendré que salir a la tienda, pues tambien me dejó sin fósforos, ya me escuchará cuando regrese de casa de su madre, mi recordada suegra.
¿Qué nunca compra fósforos?, que la estufa tiene un encendido automático y eso como jodido
es, ¿dígame don Chato? 
Veamos como dijo don Chato, que mueva esta perilla y luego oprima un botón, que por aquí debe haber, ¿será este?, ¡nop!, no es. 
Disculpe don Chato pero véndame mejor los fósforos, pues no encendió con dicho botón, ¿va usted a creer? Qué se habrá ido el gas, ¡jajaja!, no señor, yo siempre le doy a mi mujer el dinero suficiente y tambien para el gas y eso no es posible todavía no termina el mes.
Aló me trae un tambo de gas de 25 lbs. Sí, donde doña Chila, soy su marido, no suyo de la Chila.
Mientras viene el gas ¿qué hago?, veré que más hay por aquí, frijoles, pero congelados, los meteré al horno para descongelarlos, ¿por qué se le habrá olvidado dejarlos en el congelador? ¿pensará volver hasta el otro mes?, bendita mujer, lo harías para que te llamé y diga, regresa que te extrañó, pero eso no tiene discusión, yo puedo sobrevivir sin ti, ya verás que rico huevo y frijoles desayunaré.
Pase por acá, que ya conoce el camino, esta bien, ahora la enciendo, ¿qué me dijo con Chato? que mueva la llave, ya está, ahora oprimo el botón electrónico, ya está, aquí esta la fogata, gracias, muchas gracias. 
¿Qué cuesta más caro? eso no me lo esperaba, siempre a costado mucho menos, ¿qué eso fue hace seis meses? ¡mmmm!, este debe tener algún arreglo con mi mujer, pues nunca me a pedido aumento o si, bueno, lo siento no te creí ¡jijijiji!
¡Ayyyy! cacerola de mierda ya me quemaste mi mano, tan rápido te has calentado, te pareces a mi mujer, claro cuando estaba más joven, ahora parece la hielera, jejeje o ¿seré yo?, ¡nooo! claro que no, todavía que las puedo, ya vera condenada, cuando regrese le daré lo suyo aunque tenga dolor de cabeza, de nada la ayudará esa vieja excusa, se encenderá como esta estufa. Maldito huevo se reventó y no le di tan duro, que regadero, ahora habrá que limpiar, bueno luego lo hago, pues ya muero de hambre, mira se me ampollo la mano.
Bueno, ahora un poco de menos fuerza, ¿cómo diablos romperán a bendito huevo mi mujer? 
¡ah! ya recordé, nada más duro que quebrar a un huevo por la punta, seguro será por el medio, ¡ahí está!, se me fue una buena cantidad de cascara, no hay problema, más calcio para mis huesos... ¿Qué putas se esta pegando a la cacerola? y ese humo que hace llorar mis ojos y el huevo que ya se puso negro. ¡Ayyyy otra quemada!
Maldición, comeré solo frijoles, que se me habrá olvidado con el condenado huevo, ¿por qué se habrá quemado? mira otras ampollas y los frijoles siguen congelados, mejor veré que más hay en la refri, esto no, esto tampoco, esto menos, ¡mmmm! esto si esta bueno, un bote con mantequilla de maní, veamos si no ha vencido, ¿crees que no lo sé?, dice... Está buena aun, ahora necesito pan. ¿Don chato tiene pan?, nada, una quemadita nada del otro mundo, ¡noo! ¿cómo cree? si sé usar la estufa, esto me lo hice en el trabajo, si de este esta muy bien, apuntelo por favor. 
Ahora, ¿cómo se abren estas condenadas latas? ya lo tengo, ahora regreso, voy por mi martillo y un desarmador, ya verás que pronto estarás abierta para mi.
Acá estamos bote condenado, ahora un golpe y ya, ¡ayyyyyy! fueron las ampollas por las que falle y a mi dedo hinché. 
¡Ah! que jodidos ya se me fue el apetito. Ya hagan silencio condenadas tripas, recuerden que me debían una dieta. 
¡Riing! ¡riing! Aló, hola mi amor, todo esta bien, no te preocupes, ¿cómo esta mi encantadora suegra? bien, que bien...¡¡ Oye!! ¿cuando diantres piensas regresar que ya muero de hambre y estas malditas tripas no paran de chillar y mis manos hinchadas y ampolladas?, no hagas caso era una broma.
Bueno a dormir sin comer, mi primer día de dieta, que bueno soy, que fuerza de voluntad. ¿Quien puede ser?, a esta hora nadie me visitaría, ¿será algún cobrador? esos condenados trabajan a toda hora, ¡¡ya voy!! ¡¡ya voy!! 
¡¡Mi amor!! que alegre que vinieras tan pronto, terminaron tus vacaciones, mira como pasa el tiempo, que hoy por la mañana te marchaste, ¿en serio? mira, ni cuenta me di, deja todo ahí, nada es un dedo hinchado y unas cuantas ampollas, no te fijes y ve a la cocina, quiero alimentarme, muero de hambre, dar comida a estas condenadas que no dejan de chillar. 
No, no esta echo un relajo, todo esta bajo control, ¡ah! lo que si pasó es que se fue el gas, pero ya lo compré y mi amor, este mes de doy más gasto, pues subió de precio el gas; hoy me enteré.
¡Gracias Diosito! por traer de regreso a mi mujercita, si que es buena en la cocina, lo tengo que reconocer. ¿Ya? ¡mmmm que rico!...  ¡Te amo! 

Mi Primera Historia de Amor



Sin verme, sin conocerme, ella me amó
y nueve meses después cuando me vio 
de alegría ella lloró, yo lloraba pero de terror,
al sentir que ya no estaría junto a ti,
mi angustia se calmó cuando mi piel a la tuya sintió 
y fue mucho mejor cuando tu seno me alimentó (amamantó).

Una historia de amor, de un amor diferente,
que nació de otra historia de amor, pero diferente, 
una historia de amor que vino de Dios 
quien tambien me enseñó a llamarte: Madre 
pero yo lo cambie por: Mamá.

Tiempo pasó, para entender que ella
me dió la vida, instrumento ella fué
para realizar el milagro de la vida,
un milagro que siempre llamaré: Mamá.

Pasará tiempo después de tiempo
para comprender que eres mi primer amor,
que mamá significa: Amor.

Ella es mi historia de amor

mi primera historia de amor 
la que siemrpe recordaré y nunca olvidaré,
porque nunca de ella encontraré traición,
sobretodo siempre me eligió 
y tambien me protegió.

Mi historia de amor se llama: Mamá.
Mi primera novia se llamó: Mamá.
Mi primer enamoramiento fué: Mamá.
Los primeros celos me los hizo sentir: Mamá.

Quien me creó y me formó
con su propia piel y sangre de sus venas; 
mi piel es un trozo de su piel,
su sangre a mi corazón enamoró y por ella latió. 
Ella es un regalo de Dios y se llama: Mamá


miércoles, 27 de abril de 2016

TANGO 3


Si supieras que aquí te espero
quien sabe y te enteres 
lo que aun siento por ti
seguro nadie te lo habrá contado.

Si supieras esto, ya estarías aquí,
ya nadie viene por aquí, 
mucho menos se compadecen 
al ver sufrir mi pecho.

Cómo hago para que te enteres
que aquí dentro de mi 
aun se mantiene vivo aquel amor
y lo guardo solo para ti,
pues nunca te he olvidado.

Hoy te pienso en mi tristeza,
fuiste muy buena conmigo 
y que siempre me has querido
eso todos lo han sabido, pero nadie
se apiada de mi corazón maltrecho,
y si algún día te ven seguro no te lo dirán.

A nadie debo agradecerle, 
pues de mi, todos se han olvidado,
me enteré que has triunfado en la vida
que ahora eres una mujer de peso y de oro
será solo por ello, que nadie te cuenta 
que aqui te espera mi pobre corazón.

Que estoy solo pensando en esa buena mujer
que ahora pertenece a otra élite,
ahora erestú el gato y yo el ratón,
los que fueron nuestros amigos 
se han largaron contigo,
y se callan, no te dicen que aun te amo.

Amigos que se van, 
donde ven que brilla la opulencia, 
mientras que en mi quedo la pobreza.

El mundo fue y será un tremendo basurero, 
eso ya nadie lo podrá cambiar 
que todos bailan al son 
del que tiene la moneda en el banco
y como yo no tengo más que deuda
me han olvidado y abandonado.

Pero tu no eres así, lo se muy bien, 
y por ello, acá te espero con la misma ilusión.

Si supieras que aun te espero 
y que te amo ahora mas que ayer
en un santiamén estarías a mi lado,
dejarías todo lo que has logrado 
pues la felicidad no la da tanta riqueza
y menos si a tu lado solo hay ratas
que comen del caviar 
que arrojas al bote de la basura.

Si supieras que sigo siendo el mismo 
y que aun te espero 
con la mayor de las riquezas,
esa que no alimenta a manojo de mal amigos
que estarán a tu lado esperando tus migajas
que te sobren, pues seguramente eso es mejor
que la cena que hay en mi mesa.

Si supieras que aun te amo 
y que no hay riqueza más grande 
que un amor sincero, 
acá te espero hasta que uno 
de esos burros y ratas mal paridas
se le salga por lo mismo 
y te diga que aun te amo y que te espero
con la mejor riqueza que se llama amor. 

Riqueza que no necesita de banco
para ganar intereses, 
solo necesita ver tu rostro y escuchar tu corazón
para multiplicar en mi y en ti 
esa sensación que no se logra en ningún mercado.

Tu riqueza algún día se acabará o la robarán, 
pero la que te espera conmigo 
esa no acabará jamás.

Entonces, sereno y con ilusión 
espero a que regreses,
sé muy bien que tarde o temprano 
eso pasará, que ami lado volverás
y que me darás y te daré 
la mayor de las riquezas que da el amor.






martes, 26 de abril de 2016

Puppy Love


Desde la ventana que da al jardín, con curiosidad y emoción, una mujer los veía ilusionada.
Se trataba de un par de cachorros que se amaban por primera vez; ella, la mujer, recordaba al ver a aquellos cachorros su primera vez, a veces sentía ganas de llorar, otras, se emocionaba y se sonreía
al verlos jugar el juego del primer amor. Pegada al cristal pero sin dejarse ver, seguía con atención
aquel amor primero, de sus pequeños cachorros, los cuales se encontraban en el centro de su bello y colorido jardín.
¿Qué vez con tanta ilusión mujer? se escuchó una vos grave, la que hizo que tuviera un sobresalto, se trataba de su esposo, tipo grande y tosco, ella al sentirlo sobre su hombro tratando de ver lo que a ella
ilusionaba tanto, con la cortina intento cubrir el enorme ventanal, pero a él eso le pareció muy sospechoso y de nuevo con tono grave le preguntó: ¿Que cubres con nervio en la piel? 
Nada mi amor, dijo la mujer con la vos entorpecida,
solo son un par de cachorros que juegan a entregarse el amor primero, eso es, ella aseguró, pero seguía entre el cristal y él. 
Quiero ver tambien. ¡Noo!, dijo asustada, algo que más intrigó al señor y haciendo una caricia en la que era su mujer, con cariño y ya serio le dijo con la vos mucho más firme: 
Deja ver mujer. No le quedo de otra más que la cortina correr y juntos al cristal se hicieron, ella con miedo en el rostro vio a sus cachorros que seguían jugando a su primer amor. 
Él, al verlos el seño frunció y lo que vio no le gustó, justo cuando él iba a protestar, la mujer lo detuvo y le dijo: Recuerdas nuestra primera vez, cuando fuimos jóvenes, no te enfades por favor. 
Él, al ver en su cara el horror su seño desfrunció y pronto sonrió y a la mujer con amor acarició y después sus labios tiernamente los besó, pero sin dejar de ver a sus cachorros que seguían a medio jardín jugueteando y conociendo las mieles del primer amor. 
¿No crees que son demasiado jóvenes aún? 
Ella con ternura respondió: No más de lo que eramos tú y yo, ¿recuerdas lo felices que eramos descubriendo nuestro primer amor? 
Él de nuevo la besó, como lo hizo hace tantos años y le dijo sonriendo con picardía en sus ojos: Si verdad. Y de nuevo hacia el jardín a sus cachorros observó, de sus ojos una lagrima se escapó y agregó: En verdad que se ven bellos. Lo sé mi amor, ella aliviada respondió. 
¿Qué haces? nos verán, dijo ella con su rostro pintado de rojo por la vergüenza de espiar a su pequeños cachorros imitando a los adultos en las cosas del amor, su primer amor, pero él no hizo caso y las ventanas de para a par abrió; algo que a los cachorros sobresaltó, el verse descubiertos en sus juegos amorosos, asustados de inmediato se separaron para no ser castigados y además se encontraban avergonzados por su primer juego, el padre y la madre a su hija saludaron y ella más colorada que la madre dijo: ¡Hola papi! ¡Hola mami! y además enojada dijo: ¿Qué hacen ahí espiándonos?, ¿no les da vergüenza? 
Ellos sonrieron al escuchar la inocencia de su hija y su novio. El padre fue quien respondió. ¡Vaya, ahora los regañados somos los padres! Y todos rieron y, luego agregó: Vengan, los invito a un helado y del jardín los cachorros enamorados de la mano salieron, adelante de los padres de la chica enamorada ilusionados iban, ellos, los padres, tambien tomados de la mano y creo que más enamorados que sus cachorros, felices por la acera caminaron hasta la heladería y así concluyeron una tarde de Puppy Love.

Cuando vuelvas


Cuando vuelvas, 
lo espero con ansias,
mi rostro se iluminará 
y mi corazón de nuevo latirá,
de su letargo por fin saldrá.

Cuando vuelvas,
ya hace tiempo ya,
que desespero 
y a veces siento que muero,
date prisa, ¡regresa ya!

Cuando vuelvas,
otra vez mi cielo azul será, 
a mi cuerpo lo calentará 
el sol mañanero y por las noches, 
las estrellas saldrán a bailar 
y la luna me iluminará.

Cuando vuelvas,
viviré de nuevo, nos fundiremos
en abrazo sincero 
y te llenaré de caricias,
con ellas, recorreré tu cuerpo 
que tanto extraño,
solo miel de mi recibirás.

Cuando vuelvas,
las estaciones del año se normalizarán 
dejara de ser eterno invierno
y la primavera al fin llegará,
con ella a mi vida calentarán 
y de nuevo me escucharas cantar.

Cuando vuelvas,
si es que un día vuelves,
a veces a mi corazón engaño
para que no pare de palpitar
y me deje seguir con vida 
esperando por la mujer que tanto amo
y que un día, ¡sé que volverá!

Eso sucederá cuando vuelvas,
¡regresa ya!

El engaño de una luna


Sentado sobre la luna 
sentí lo que era la soledad
en un piquito del cuarto menguante
me juraste todo tu amor,
te creí, siempre he sido así.

Al llegar el plenilunio 
a plena luz, te vi escapar de mi
me sentí, como lobo solitario 
simplemente aullando
pero en realidad 
me encontraba llorando.

Cuando llegó menguante
llegaste de nuevo a mi, sonriente,
de nuevo, como niño confiado 
en ti creí, sequé mis lagrimas 
y sollozando te recibí, 
no lo niego fui feliz.

Pero en plenilunio 
de nuevo te vi partir,
escapar otra vez de mi
y una vez más junto al lobo
lloré, mientras el lobo solo aulló.

Para cuando la luna fue nueva
te vi parada ahí, ahora eras tú 
que junto a los lobos mentías 
imitándolos que aullabas,
pero en realidad llorabas.

Al verme, te sonreí 
y a mi lado ansiosa corriste 
y tu cuerpo flaco acomodaste, 
te refugiaste entre mis  brazos fríos.

Al llegar de nuevo el plenilunio
me viste y me pediste perdón,
yo solamente sonreí 
y tu cara se iluminó.

Como niña malcriada y perdonada
limpiaste las lagrimas en tus ojos,
cuando reaccionaste y suspiraste,
yo, ya no estaba ahí, 
en tu descuido me largue de ahí.

Y desde entonces,
en cada luna llena 
de lejos te veo ahí sentada,
donde un día estuve yo;
solitaria, abandonada y llorando. 

Y acá en la tierra, 
miles de lobos aullándote, 
pero en realidad solo 
se están burlando de ti.



lunes, 25 de abril de 2016

Una Utópica Historia


El cielo se abrió como si una parte de él hubiera sido succionado hacía adentro, hacia el universo negro, dejando en su lugar un agujero como del tamaño de un campo de fútbol, en sus bordes, las nubes quedaron como si algo las estuviera succionando aún, como una especie de cráter de volcán al cual le entra una densa niebla; esto sucedía justo a pleno día y no solo en nuestra ciudad, tambien pasaba en otras partes del mundo, de noche, de día y al amanecer. 
Las redes sociales en alerta y como siempre, el publico de los que hasta no ver no creer, decían que eran unas babosadas, efectos especiales de alguien que quiere ganarse unos dolares a costa de las redes sociales al llegar a ciertas cantidades de vistas. 
Mientras esto sucedía, en los despejados cielos de una particular ciudad como en el resto del planeta, en cuestión de unas horas de diferencia en las apariciones simultaneas de estos agujeros en los cielos terrestres, los mares y océanos tambien se abrían de igual manera quedando como si se tratara de unas cataratas circulares de las mismas dimensiones de los agujeros en los cielos, las embarcaciones que transitaban por ellos, viraban con violencia para no ser absorbidos por los remolinos y olas que se formaban a muchos metros antes de llegar a los agujeros de tamaño colosal, dimensiones de estadios de fútbol. 
A las horas, tal cual sucedió con las aguas, se veía el mismo fenómeno, pero sobre la estable tierra ,edificios a la redonda de los metros de una circunferencia tambien del tamaño de campos de fútbol, lo que hubo ahí, fue succionado quedando en su lugar tremendo hoyo. 
En las cadenas noticiosas se lograban ver estos fenómenos, los entrevistados aseguraban que se trataba del final del mundo según, profecías Bíblicas, los científicos entrevistados carecían de explicaciones que satisficieran a las autoridades y publico en general; no hubo más de uno que fueron honestos al indicar que no sabían el porque sucedía lo que estaban viendo. 
Sin embargo, había otros que aseguraban que los agujeros eran obra de extraterrestres, que por fin nos conquistarían y nos harían sus esclavos por la eternidad, a esto, muchos le dieron crédito pues, realmente parecía sacado de una película hollywoodense de los genios en temas extraterrestres, a quienes tambien los entrevistaban, pero ellos decían que no sabían nada, ni la menor de las ideas se les venia a su cabeza y además se les veía muy asustados. 
Lo extraño era que aparte de los enormes agujeros no sucedía nada más en particular, como terremotos, tsunamis y cualquier otra catástrofe natural a la que ya estamos acostumbrados y que ya no nos asusta para nada.
Estuvieron ahí sin provocar ningún tipo de inconveniente, más que el pánico mundial, mientras las autoridades de las naciones poderosas del mundo encargaban a sus ejércitos se prepararan para investigar que sucedía adentro en los agujeros, pidiendo voluntarios para aventurarse con aparatos sofisticados; naves aéreas, navales y terrestres e ingresar en algunos agujeros. Claro que estos agujeros eran custodiados por los ejércitos a una distancia prudente y precautoria. 
De lo que nadie se percataba, era de que la contaminación del oxigeno iba en decaimiento, que a las contaminaciones en las aguas les sucedía lo mismo y no se diga de la contaminación terrestre, todo esto era como una especie de limpieza; como si alguien colocara una aspiradora silenciosa por debajo de las alfombras en los hogares, lugares, focos de contaminación de servidumbre haragana que ahí dejan las porquerías para no realizar correctamente sus labores de limpieza y este solo por mencionar un simple y barato ejemplo. 
Luego de casi un mes de aquellas apariciones y de que los encargados de incursionar voluntariamente en busca de respuestas retornaban de los agujeros, tal cual se fueron asi volvieron, con la novedad de que no habían encontrado absolutamente nada, que si habían viajado por varias horas, eso para ellos, pero para la superficie terrestre fueron muchos días. 
La humanidad seguía sin entender y con el Dios nos agarre confesados en los labios, el negocio de las iglesias subió sus acciones a números jamas imaginados, los templos permanecían abarrotados de fieles y por única vez las iglesias y las diferentes religiones estaban unidas en oración constante; campas de campaña en el Vaticano, los fanáticos religiosos que se mantienen en una constante guerra, trabajando al lado de los militares, los que hace ya un par de meses fueron sus enemigos mortales, otros regresando e invitando a retomar sus territorios que para otros son sagrados en el medio oriente. 
Jamás la tierra estuvo en una convivencia tan pacifica que creo nunca más volverá a verse en toda la historia de la humanidad. 
También, se veía a los millonarios del mundo construyendo infraestructuras en el África y otros lugares iguales o peores, para que sus habitantes tengan una calidad de vida y no la deprimente vida actual, la cual ignoramos todos. 
En fin, el mundo pasaba por una etapa nunca prevista por ninguna profecía; al termino de casi un año de cambios en todo el globo terráqueo y que muchas enfermedades se daban por erradicadas, como si se tratara de milagros no documentados científicamente, pero todo era a consecuencia de la limpieza que en la tierra se llevaba a cabo, pues muchas enfermedades modernas actuales son consecuencias de la ignorancia o las billeteras gordas de los que son dioses en este planeta y lo contaminan sin ver a quien. 
Por fin, algo sucedió en aquellos agujeros que estuvieron limpiando al planeta sin provocar ningún acontecimiento anormal agregado. El clima regreso a su normalidad, las estaciones bien establecidas y marcadas, cada una daba inicio el día que le tocaba terminar a la anterior, la gente ya extrañaba los terremotos, los tsunamis, los tornados y todas esas catástrofes naturales.
Ese día, algo especial y diferente sucedió, algo que alarmó a la humanidad y provocó algunos suicidios masivos de personas que pensaron que ahora sí, se nos venía el fin del mundo. 
¿Qué sucedía en los agujeros para que estas personas hayan tomado fatal decisión? De los agujeros en los cielos se empezó a escuchar un ensordecedor sonido que provenía de él y que con forme los días avanzaban, ese sonido era mayor, más amplificado, fuera lo que fuere se sentía que estaba pronto a salir de ellos, lo mismo sucedía en los océanos y sobre la tierra. 
Llegó el momento de la verdad y de los agujeros en el cielo salieron miles de aves con plumajes jamás vistos y cuando salían de ellos, se dirigían a diferentes lugares cardinales. Se trataban de las aves que en la historia de la humanidad se daban por extintos desde los tiempos prehistóricos, habían ciertas aves que nuestros libros no identificaban por no ser conocidos cuando se empezó a documentar la historia del mundo, de los agujeros marítimos, lo mismo y de los agujeros terrestres tambien, de ellos salían animales carnívoros, que en los tiempos en que existieron devoraron a muchos hombres, pero esta vez, salían y se dirigían a ciertos lugares del planeta sin siquiera intentar acechar contra ser humano; algunos lugares vieron salir hasta dinosaurios, lugares no habitados aun; la sabiduría de la naturaleza. 
Y mientras ellos se dirigían con sus destinos, dirigidos por sus instintos, los agujeros como empezaron a abrirse, comenzaron a cerrarse, a excepción de los agujeros terrestres, esos serían cerrados por los residentes. Y se erigieron en cada agujero sellado, justo en el centro, una estatua para recordar el día en que la tierra despertó y se auto-limpió y a la humanidad se unió.

                                   El   Fin


Pd: Perdón, pero debo de contar algo que se me olvido, o que me quería quedar con él para no arruinar esta utópica historia que quien sabe y un día sea una realidad. Bueno, lo que sucede y me callé, es que medio siglo después o menos (sea usted quien considere el tiempo) todo regresó a la normalidad, ¿a qué me refiero con esto? Bueno, regresaron las guerras, los ricos empezaron a contaminar de nuevo el planeta, las enfermedades regresaron, miles de animales fueron extinguidos otra vez, los que habían devuelto las tierras sagradas para otros pueblos en el Medio Oriente las robaron de nuevo, los terroristas volvieron y más sangrientos, en fin.
Sé que estarán molestos al igual que yo, pero eso sucedió, triste que la humanidad no comprenda ni aproveche la oportunidad que miles de veces la naturaleza y la Divinidad nos ha dado, pero asi es el ser más inteligente sobre el planeta, lo trae en sus genes, en su carne y esta como siempre lo condenó una vez más.
Ah! olvidaba esto tambien; las religiones se dividieron de nuevo pregonando que ellos son el pueblo elegido y, paro de contar.


Ahora sí...                   EL FIN 

viernes, 22 de abril de 2016

FELIZ DÍA PLANETA TIERRA, MI BELLO HOGAR.


Si la vieras llegando de un viaje espacial te enamorarías de ella.  
Se ve de color azul, muy iluminado y eso no se lo debe al sol.
A su lado, siempre inseparable, bella señorita vestida de novia esperando por su galán.
Si solamente vas de paso no pasará desapercibida, pues es como la luz azul 
que atrae a los insectos voladores.
Solo que su luz, esa de un azul profundo con luz propia, no es mortal.
Lo habitan miles de especies que lo hacen un lugar tan especial en el espacio sideral.
Siempre la veras dando vueltas y arriesgándose girando al rededor de su padre el señor Sol.
Junto a ella, en su eterno baile de rotación y traslación, su inseparable amiga o hermana la Luna.
La cercanía con su padre la hacen tan especial, pues en ella se originó la vida, algo que tal vez es su exclusividad en todo el universo.
Universo creado por el Señor de Señores, nadie lo sabe, pero justo en la cintura de enorme
universo se encuentra ubicada como para ser siempre protegida. 
Alguna vez se le llamó: El Jardín del Edén.

Ahí vivo yo, rodeado de otros seres más, millones en realidad, con ellos y otras especies menos 
privilegiadas, pero si compartimos su verde naturaleza y su grandeza azul que ya antes mencioné.
Esta hecha de tierra y de mucha agua salada, algo que aún no comprendo, pues el agua que llega a sus océanos es dulce.
Tan dulce que es necesaria para la vida en todo este bello lugar.
También cuenta con una especial vegetación y rocas que las llamamos minerales, unas cuestan más que la propia vida de cualquier mortal.
Su clima es de lo mejor, cuatro estaciones bien marcadas: Primavera, Otoño, Verano e Invierno. Pero en otras regiones solo hay dos: La época lluviosa y la otra, la Eterna Primavera. 
Tiene dos lugares muy especiales, uno tan caliente como el mismo infierno, lugar en donde nada puede sobrevivir y otro tan helado, que te hará tiritar. Pocos son los privilegiados que habitan en dicho lugar.

Hubo un tiempo que todo era hermoso en este el lugar, hasta que el hombre encontró como hacerse un dios.
De sus recursos se adueñó y ahí todo empezó a ir muy mal.
Si lo conociste hace más de cien años te habrías querido quedar en ella, ahora el lugar muere y nadie quiere hacer nada. 
El jardín esta quedando como terreno baldío, de su variada fauna,unos pocos han logrado sobrevivir a la maldad del ser más "inteligente" del planeta. 
En ella viven otras especies que son invisibles a la vista, pero que ayudan a mantener un ecosistema que fue muy bien planeado y que tambien se esta acabando.
Ahora pasan y lo que ven; lo ven tan deteriorado que ya nadie se detiene a echar un vistazo. Algunos huyen del lugar, buena fama se ha ganado y lo peor que se ha trasladado y divulgado que ya nadie nos quiere visitar y mucho menos ayudar, por conocer de la maldad del que se apodero de lo que un día fue un lindo lugar, como: El Jardín del Edén.

El lugar se llama: TIERRA  y es hermana de otros planetas que ahora tiemblan de horror, por saber de que, el que destrozo la vida de su bella y azul hermana, los piensa conquistar. 

¿Se imaginan? que hasta ya ha vendido parcelas en ellos sin saber si lo lograrán. 

Con dedicatoria muy especial a mi amado hogar, mi planeta, llamado: TIERRA, a quien deseo de corazón pronto le llegue un milagro, tal cual el de la misma vida en ella y nos haga recapacitar. 
Y, entendamos que no tenemos otro lugar igual y que al terminar con ella, todos los que aquí vivimos y compartimos, moriremos con ella. 
Suena como una triste historia de ficción, pero no lo es, es una historia de la vida real.

FELIZ DÍA DEL PLANETA TIERRA, HOY 22 DE ABRIL .

¿Dónde estás? por ti sufro tanto


Dónde estás? Por qué te escondes de mi?, te busco de día y de noche y aun no te encuentro.

Donde estás? Nadie como tú, eres tan dificil de encontrar, pero cuando te alejes, seguro me dejarás llorando.

Dónde estás? En que brazos andarás?, en que corazón te escondes?, que aún sigo sin ti y me lamento tanto.

Dónde estás? Quién te tiene escondida?, esperando de ahí un día logres escapar y vengas a mi, tú hogar, pero hazlo pronto.

Dónde estás? Bajo qué techo te cubres?, por quien ahora suspiras?, quién te aleja de mi?, sigo esperando, ven a mi pronto.

Dónde estás? Te necesito tanto, pues mi vida sino llegas pronto es muy triste y me aburro tanto.

Dónde estás? Eres de este planeta? o tendré que salir al espacio en tu búsqueda?, mira lo que digo?, es que desespero tanto.

Dónde estás? Pero que dificil es hallarte, algo que buscas tanto y que muchos lo tienen y lo botan pronto.

Dónde estás? Quiero tenerte y mimarte tanto, pero aun no te encuentro, ven pronto que desespero.

Dónde estás? Será que nunca te tendré?, ven pronto, no sabes lo que te pierdes, es que te necesito tanto.

Dónde estás? Quién te cobija? que te sientes tan segura en este mundo donde reina el desamor.

Dónde estás? Nadie como tú me podrá dar nunca tanto y como yo te daré, nadie lo hará, ahora sufro sin ti, tanto.

Dónde estás? Tanto esperar por ti, para cuando un día te tenga conmigo y luego te alejes de mi, me dejarás viviendo con tanto dolor.

Dónde estás? Te extraño y te necesito tanto, que siento que mi vida se aleja de mi, siento que sin ti muero pronto.

Dónde estás? Serás para mi algo dificil de lograr?, algo dificil de encontrar?, algo que para otros ha sido tan sencillo, por ello, jamás te valoraron y te botaron tan pronto. 

Qué dificil es, encontrar al verdadero amor. Te necesito y te espero. 
Te busco tanto, ven pronto o moriré sin saber lo que se siente ser amado. 
Nunca sabré lo que es ser feliz. Contigo la felicidad llegará a mi, o no? 
Ven pronto amor; pero deseo sea el real, el verdadero. 
No quiero copia barata. Te espero, ven pronto, bello sentimiento llamado: Amor.





jueves, 21 de abril de 2016

Al otro lado del Sol (Las canciones de mi vida)


La noche era fría, las olas tranquilas, las aguas del mar se veían tranquilas, como adormitando, lo mismo que todos en el puerto, la arena brillaba debido a los rayos del sol que se reflejaban en el espejo natural allá en el cielo, rodeada de estrellas titilantes, como una reina se lucía dando inspiración a más de uno en algún lugar. Ella, aprovechaba las aguas tranquilas para observarse bella, de color de novia, como esperando a su amado frente al altar, su blanco era de un plata que reflejaba y alumbraba como lampara de neón. 
En una de las covachas que rodeaban las playas, un hombre joven, quien no lograba reconciliarse con el sueño, sus pensamientos por ella no le permitían más que soñar despierto, él al observaba en su mente, pues la tenía muy bien grabada, cosas que solo permite el amor.
Sobre el mar a unos metros de la playa blanca se encontraban varias barcazas con un vaivén, tal cual, el de la cuna de bebe que se despertó por un mal sueño y la madre adormitada con una mano la mueve para marear al niño y que así ambos puedan volver a dormir, así se veían las barcazas hechizas por los pescadores, otras compradas con mucho esfuerzo, pero entre ellas, una que el hombre joven la construyó, le llevó poco más de un mes como se lo prometió a quien ahora mismo le roba el sueño. 
Al otro lado de la playa, en el lugar que lo rodean miles de cocales, un poco más atrás, se encontraba otra covacha, humilde también, en ella, la chica que le robaba el sueño al joven frente a la playa, ella con el insomnio encima tambien, pero además de pensar en quien la pensaba, era por los nervios, pues al amanecer su vida cambiaría por completo, ella y él tenían su guardado, un gran secreto, el corazón de la chica no se lograba controlar. 
En el cuarto de al lado, los ronquidos de un cansado padre que deberá madrugar para echarse a la mar en busca del sustento diario para su familia.
Por fin, la novia de los cielos se tuvo que retirar, pues su amante estaba por llegar, él que cada noche le permite brillar; otra manera diferente de amar, pero para ellos a funcionado por miles de años y así se sienten muy bien. 
Amaneció, pero no para todo el pueblo, solamente para los que se dirigen con rumbo a donde nace el sol y en el horizonte se perderán para regresar justo cuando muera el sol. 
_¡Buenos días!
Se dijeron entre los amigos pescadores, mientras con una soga controlaban las barcazas que parecían corceles deseosos de hacerse a la aventura diaria y entre ellos, uno nuevo.
_Y, ¿este qué hace aquí?, ahora se cree pescador, ¡jajaja!
Se burlaron de él, mientras tambien con soga en mano intentaba no ser arrastrado hacia adentro del mar. Él los ignoró pues, sabía bien el porque estaba el día de hoy ahí esperando tambien zarpar, pues para él la gente solo le haría estorbo, la gente no le hará falta para adonde irán. }
Los pescadores se empezaron a hacer a la mar, elevaron sus velas y el viento que remolineaba a esa hora por la playa los introdujo hacia adentro del mar, uno a uno se iban alejando lentamente, dando tumbos al encontrarse con alguna ola rebelde que deseaba llegar pronto a la playa, como desfile de carrozas se veían los pescadores con rumbo hacia el sol, llegó un momento que solo eran siluetas de movimientos leves y mareados. 
En la playa del puerto se había quedado uno solo, por la falta de costumbre sus manos empezaban a sangrar, pues el movimiento de las olas era ya un poco más violento, pero él firmemente detenía su barcaza, una con demasiados adornos y flores, mientras se zarandeaba con el alzo en sus manos su vista siempre viendo hacia los cocales. 
Para ahora el resto del pueblo empezaban a desperezarse en sus catres, listos para iniciar sus labores diarias.
_¿Qué pasa que no viene? ¿se habrá arrepentido?, pronto la playa se empezará a llenar.
Esto pensaba el hombre joven con sus manos sangrándole y la vista pegada a los cocales lugar por donde de pronto, apareció una bella chica porteña, quien vestía un atuendo de color blanco y sobre su cabellera larga y de color miel, una diana hecha de flores silvestres de color blanco y amarillo, arrastrando sobre la arena su equipaje. 
Él sintió que la vida le regreso a su cuerpo, pues era a quien con ansias esperaba y además con mucho amor, ella lo saludaba, pero él no podía responder pues, su corcel de madera que flotaba sobre el bravo mar si lo soltaba se escaparía y se perdería tan preciada oportunidad. Cuando el hombre joven se dió cuenta que lo que atrasaba a su amor era el equipaje, desde ahí le grito.
_Date mucha prisa que el soplo de la brisa vendrá a buscarnos y nos llevará al otro lado del sol... Ya no queda nada que nos haga dudar y para conservar nuestro amor es mejor marcharnos, no nos hace falta la gente. Deja el equipaje que no hay tiempo ya y para donde vamos no lo necesitamos...  Ya no hay tiempo, date prisa pues el soplo de la brisa es cada vez más fuerte y me daña mis manos, debemos zarpar ya.
Ella lo escuchó y soltó lo que era su equipaje y salió corriendo de prisa hacia la embarcación que la esperaba con ilusión. Al llegar ella se le colgó entre su cuello y con pasión lo besó, pero el le dijo de nuevo.
_Date prisa, que el soplo de la brisa es justo el que nos llevará a ese lugar; justo al otro lado del sol, ¡vamos sube!
Ella obedeció y sobre la barcaza se subió, en su rostro la felicidad, cuando ella estuvo arriba él soltó las amarras que le sangraban sus manos y empujo la barcaza para sortear algunas olas que se lo impedían, cuando estuvo sobre mar abierto, él se trepó a la balsa y ella lo ayudo y sobre ella, a su lado se sentó, se abrazaron y se quedaron por un tiempo callados simplemente viendo el lugar donde nacieron y crecieron y además, llegado el momento se enamoraron. La barcaza iba con rumbo hacia el sol, se veía como si la barcaza llevara prisa pero no era más que el soplo del viento que insidia con su vela.
_Y mi maleta se quedó en la playa, no tengo más ropa que la que traigo puesta.
_No te preocupes, no había tiempo para el equipaje y para donde vamos no necesitamos de equipaje, ni de la gente, solo necesitamos a nuestro amor. 
_Pues seguro estoy que debe haber un lugar mucho mejor al otro lado del sol, uno, sin envidias, ni malicias, sin odios, ni maldad, ni tanto desconcierto, seguro estoy que ese lugar existe allá. 
Él señaló hacia el sol, ella lo vio con extrañeza y él la entendió y le concluyó. 
_No el sol mi amor, sino al otro lado del sol. Ahi viviremos tranuilos nueestro amor, solos sin gente, ni vecinos con corazón lleno de envidías, habriremos camino y al encontrar ese nuevo lugar, nuestro hogar, ahi seremos muy felices solos tu y yo, amándonos de día y de noche. 
Al atardecer, al anochecer, al amanecer, todo eso lo encontraremos al otro lado del sol.
_¿Pero habrá algo ahí? 
Dijo la chica con algo de temor.
_Deberá haber aún, un lugar mucho mejor, en donde te pueda entregar todo mi amor, sin temor, juntos nos abriremos camino. Las aguas del mar serán siempre azules, el sol no nos quemará, el aire será más puro como nuestro amor.
_¿Cómo el edén, mi amor? 
Dijo la chica con mucha ilusión, una que se reflejaba en sus ojos, se abrazaron y como los pescadores, una silueta se volvieron. 
Mientras en la playa el bullicio y el movimiento de todos los días, cada quien concentrado en lo que hace a diario, nunca se dieron cuenta de que el amor había dejado la playa con rumbo al otro lado del sol.


                                  El fin


Inspirada por la canción del mismo nombre de A. Hammond
Historia de: A. Hammond y S. Raga  

miércoles, 20 de abril de 2016

PENA DE MUERTE (La fábula)


El sicario y asesino, espero a que cayera el manto oscuro de la noche, siempre elegía noches muy negras, tal cual lo era su espíritu. Esa noche, una sin luna y estrellas de luz muy débiles, muy lejanas, como tratando de evitar ver lo que ya sabían pasaría; como suele suceder con personas que solo son simples espectadores, que saben, pero por miedo o por desidia se hacen de la vista chica, o como aquellos, que le dan mucho valor a la vida, pero que cuando la vida es de un pobre ciudadano indefenso a éste, lo ven con desprecio y una vez ya hecha la maldad del que se roba las vidas de inocentes salen en su defensa, tal cual, otra noche estrellada e iluminada. Ese era el escenario y de entre las sombras de su madriguera inmunda se dijo.
_Ya es hora.

Se vio y se sonrió, como sabiendo que todo sería como las ultimas noches, un éxito; sus ojos brillaron entre la oscuridad, tomó sus armas y sin ocultarse el rostro, salió con el mismo rumbo de siempre, pues, seguro conocía el lugar, lugar ya estudiado: El punto de llegada, el otro de entrada, el momento fatídico, el momento de la satisfacción, el otro momento de toma del botín, y el ultimo, el de la fuga, una según él, sin dejar una sola huella, que al cabo ni le interesaba si dejaba o no algún tipo de huella por la cual las autoridades supieran de quien se trataba. 

En el tiempo planificado, el malvado llegó al primer punto, con paso sigiloso se acercó y observó por un par de minutos el ambiente, al ver que todo estaba en calma, que todos dormían, que nadie cuidaba el sector, sus ojos de nuevo brillaron y de su cara, rara sonrisa, una que solo puede dibujar asesino empedernido.  

_Todo está en calma, es momento de hacerlo.
Sobó sus manos y siguió al siguiente punto, pero siempre con mucho cuidado, el momento crucial estaba por llegar, ahora nada podría salir mal, pues de ser así, su trabajo se vería inconcluso y él no podía darse ese lujo, pues la hora cero le había llegado a quien él merodeaba. En un santiamén, el asesino hizo su trabajo, a su lista otra pobre e inocente victima. Si fuere en tiempo de vaqueros, el sicario y asesino habría hecho a la cacha de su pistola otra linea más, señal de la cuenta de los que le había cegado la vida.

_¡Maldición! ¡otro más! 
Esta fue la expresión de varios días, del dueño de la granja, una gallina más había sido ejecutada y alimento del malvado y desgraciado zorro, uno que ya por más de un mes hacía de las suyas en esta y otras granjas vecinas.

_¿Qué harás, Archivaldo? Ya es hora de que actúes o este animal nos dejará sin animales el corral, esta vez mato y se comió a la mejor de las ponedoras de huevos.
La mujer del granjero lloró mientras le reclamaba a Archivaldo, su marido y dueño de la granja, este, sin emitir un solo sonido salió a la granja vecina. 
_Hola Archivaldo, ¿otra gallina? seguramente, por la cara que traes.
_Si Pancracio y según la Agripina la mejor, ¿qué haremos con ese maldito asesino, amigo?
Dijo Archivaldo desconsolado a su amigo y vecino Iginio. 
Mientras Iginio encendía su pipa, llegó a la granja Elizondo.
_Hola vecinos, ya me enteré de todo, tu mujer me dijo que aquí te hallaría Archivaldo, vengo para que tomemos las armas y salgamos por ese bastardo y lo matemos.
_Eso no es posible Iginio ya sabes, se abolió la pena de muerte o de cacería, al cabo es lo mismo.
Dijo Pancracio, mientras echaba una bocanada de humo.
_Pues vamos a la ciudad y pidamos un permiso especial para matar a ese malnacido.
Dijo Archivaldo y aunque conocían la respuesta, lo hicieron, manejaron un viejo camioncito; hasta que llegaron al pueblo y de una se dirigieron con las autoridades.

_Lo lamento mucho señores, pero la pena de muerta esta por abolirse, es cierto que aún esta vigente, pero no puedo autorizar la muerte de pobre animalito, pues podría con ello perder mi trabajo y mi sustento, así que tendrán que buscar otra solución, pero la muerte para el zorro, no es posible.
Se retiraron los tres amigos desconsolados y cuando estuvieron en la puerta, les advirtió el presidente municipal y la máxima autoridad del pueblo.
_Y no olviden, que si hacen algo erróneo, como tomar la autoridad en sus propias manos, tendré que meterlos al bote.
_O sea qué, ¿defiendes al desgraciado asesino?
_La ley es la ley y si no las cumplimos, no recibiremos más dinerito de la gran ciudad, ustedes ya conocen como es esto, nadie estaría más complacido de matar a semejante sabandija, hasta los acompañaría pero, tengo las manos atadas, pues si lo  permito, ya no recibo la ayuda y no negarán que el pueblo y mi rancho están rechulos.
_Pero, señor presidente municipal que podría pasar si matamos a ese maldito. 
_¡Muerte no!, ¡cárcel si!, tráiganlo, pero vivo y lo encierro de por vida, sí, le daré cadena perpetúa. A lo mejor después de unos cuantos años encerrado recapacite y se reinserte como un zorro rehabilitado y se dedique a seguir su vida silvestre y a alimentarse de lo que el campo les dará. Yo creo en la rehabilitación de esos pobres animalitos.

Iginio le dijo al presidente municipal.
_Esta equivocado señor presidente municipal, ellos ya traen en sus genes matar para alimentarse y cuando uno de ellos encuentra una granja, ve lo fácil que es atrapar a un indefenso animal para matarlo y alimentarse, ya no tienen que esforzarse y primero acabaran con la granja de Archivaldo y luego con la de de Pancracio y luego la mía.
Quizá tengas razón Iginio, pero no es ningún disuasivo la muerte del animalito luego llegará otro a tomar su lugar, ¿qué no lo entiendes? Entonces dijo Pancracio.
_Pues tiene usted razón señor, pero al matar a ese malnacido, yo se que no se solucionará el problema y que no será un disuasivo y que del resto de la manada se desprenderá otro y la historia se repetirá, eso lo tenemos muy claro, pero al matar a ese bastardo asesino, estaremos en paz por un tiempo, mientras otro descubre la manera fácil de cazar pues como usted dijo, esta en su adn, eso ni que, pero para entonces habrá pasado un buen tiempo. 

Entones agregó Archivaldo.
_Y cuando ese momento llegué, de nuevo matamos al maldito en turno y descansamos otro tiempo de ellos hasta que la evolución les llegue a su instinto y digan: Aunque el alimento de las granjas es fácil, no la tocaré, porque corre peligro mi vida. ¡He dicho!
Y se fueron del pueblo los tres amigos en el viejo camión, decepcionados, por saber que para las autoridades eran más importantes las vidas de los que asesinaban a sus gallinas, que sus propias gallinas, fuente de alimento y de otros productos que alimentaban al mismo presidente municipal.

Esa noche, otra oscura y fría, salieron de sus granjas los tres amigos, con rifle en mano y se quedaron cuidando sus granjas toda la noche; la idea, agarrar al sicario y asesino para entregarlo a las autoridades.  Ya de madrugada y con el manto oscuro aun encima de ellos, fue Iginio quien acudió a sus amigos con el apresado zorro, con cara de victima y arrepentimiento.
_¡Acá esta el asesino amigos!
_¡Deja ver la cara del desgraciado!
_Tiene cara de yo no fui, cara de victima, a mi no me engañas ¡hijuepueta!
Luego de un rato de silencio y de que solo se escuchaban los sollozos del zorro quien presentía que sus días habían llegado a su fin, escuchó esto, algo que hizo que casi se le saliera el corazón del cuerpo.
_Está bien, esto haremos, llevémoslo al otro pueblo, ahí no esta prohibida la pena de muerte igual que aquí, además, ahí si la ejecutan, si lo hacemos allá estaremos a salvo y habremos terminado por un tiempo con nuestra pesadilla, ¡este desgraciado asesino!

Subieron al viejo camión y se dirigieron con su preso y condenado a muerte hacia la población vecina, al momento de pasar la linea limítrofe parquearon al viejo camión, se apearon de él y llevaron al condenado a un paredón que dividía a ambos poblados, ahí le ataron las manos y le vendaron los ojos; el zorro, sin ver, solo escuchaba lo siguiente.

_¡Preparen!... ¡Apunten!... Y lo ultimo que el asesino condenado a muerte escuchó fue:¡¡Fuego!! 

Y se oyeron en todo el bosque las tres detonaciones, las cuales impactaron dos en el corazón y otra en la cabeza. Ahí dejaron al asesino, como muestra de lo que pasaría con otro que se atreviera a acechar sus granjas. Y por largo tiempo, estuvieron tranquilos y en paz, pero obviamente esto no duró toda la vida; un día mucho tiempo después, llegó a las granjas otro desgraciado. Que sin él saberlo, ya estaba condenado a muerte.

La historia es muy similar a la vida real, de muchos lugares en latinoamérica. Estamos de acuerdo de que para estas lacras, la pena de muerte no es un disuasivo; pero, si en las leyes del lugar ella esta vigente debe llevarse a cabo. También es cierto, que fusilando, inyectando, colgando o cualquier otra forma de cumplir la ley, no evitará que estos insociales hagan de las suyas y sigan matando a personas inocentes por negarse a seguirlos manteniendo, el llevar a cabo la ley, por un tiempo todo volverá a la calma, para luego de nuevo aparecer otro u otros más, a los cuales habrá que ejecutar tambien.
Es un circulo vicioso, algo de no tener fin, pues tal cual en estos engendros del demonio como en los animales salvajes y carnívoros, lo llevan en su adn y en su instinto. Por tanto, si no podemos hacer a un zorro un ser herbívoro o vegetariano, porque su naturaleza siempre será cazar y matar; lo mismo es para estos "hombres".  La vida ya no vale nada y por más que se les dé una nueva oportunidad, ellos seguirán asesinando, pues nacieron para eso, se acostumbraron a vivir del miedo de una sociedad como tal, ellos no quieren tener un sueldo, estudiar para superarse, ellos solo quieren el dinero fácil ya encontraron su modus vivendi.
Además probaron la sangre humana y les gustó tener de rodillas a todos, se sienten dioses e intocables, que con un arma pueden humillar y amedrentar a su igual, matan por gusto y se van caminando tranquilos a la vista de una sociedad ya inmune al dolor, ya acostumbrados a esto siempre y cuando no les toque a ellos vivirla, qué importa.
¡Nada que hacer, más que darles la misma suerte que al zorro!   ¿Usted que piensa?

lunes, 18 de abril de 2016

Byanca Nieves





Tiene una agilidad que te dejará boquiabierto 
y mucha alegría al andar.
Dicen que tiene en el alma y su mirar 
una luz muy especial.
Aseguran que tiene amores con un floral,
que lo mismo le da una rosa que un clavel,
que se levanta muy temprano y riega su jardín 
con el mismo amor que le daría a cualquier animal.
La han visto hablar con las aves que visitan su mágico lugar
y hasta aseguran que la han oído cantar con un ruiseñor 
lo mismo que con un grillo cantor.
Habrá quienes aseguran que se llama Blanca nieves, 
otros dicen que se parece con la Cenicienta.
Lo que con seguridad todos han acertado 
es que tiene alegría al caminar y de sus ojos 
una luz especial. 
Tiene amores con una rosa, lo mismo que con un clavel.
Que riega su mágico lugar y llena de aromas a todo su jardín,
canta con un ruiseñor al amanecer y al anochecer 
cuando hay luna llena la han escuchado cantar 
con un grillo cantor de largas patas y chistosa corbata.
No creas que ya es una mujer, mucho menos una adolescente,
tan solo es una niña, una muy niña, que le gustan las muñecas 
y el panal de rica miel.
Me mira por largos tiempos pensando que podría jugar con ella.
Disfruto verla soñar y oler los aromas de los lindos y coloridos rosales, 
aunque para ella, lo mismo será si es un desteñido clavel.
Yo lo único que de ella sé, es que aun es una niña, muy niña,
que sueña con ser alguien importante en un futuro cercano.
Mientras, tiene amores con un clavel, canta con el ruiseñor 
y sueña al ritmo del canto del señor grillo cantor 
de largas patas y chistosa corbata.
La confunden con Blanca Nieves, pero yo sé bien quien es esa bella niña.
Su linda y picara sonrisa, el hoyuelo de su mejía y esa luz 
que nace de sus ojos claros y grandes.
Ella es mi hija hermosa y su nombre es Byanca. 
Y la he visto cantar la misma canción con el ruiseñor y el grillo cantor.
Lo mismo le da tener amores con un rosal, que con un descolorido clavel,
puede hablar cualquier idioma que las flores en el jardín la escucharán 
lo mismo le sucede con cualquier animal.
Y es que, aun es una niña, tan solo una niña, 
que sueña con un mundo mejor, con una naturaleza llena de lindos colores  
y con animales que para muchos ya son extintos. 
Ella es mi bella niña, de risa picara, hoyuelo en su mejía y 
una especial luz que nace de sus ojos grandes y claros.
Disfruto verla correr por todo el jardín, 
colgando de su mano lleva a su muñeca de trapo. 
Y es que, aun es niña, muy niña. Es mi niña y se llama Byanca.











viernes, 15 de abril de 2016

El camaleón


Corría una década muy delicada en cuanto a guerras sin sentido se refiere y Berlín, Alemania, dividida en dos, los verdes y los colorados. Para mi eso no tenía la menor de las importancias pues, apenas era un crío de cinco años, creo, en mi casa la que quedaba al centro de un enorme jardín, el cual mi madrecita se esmeraba por tenerlo maravilloso, en él, todas las especies de rosas, y tantas otras flores que a algún botánico le habría gustado estudiar. 
Mientras, yo me divertía como explorador en jungla, mi mente me llevaba a los lugares más increibles y paradisíacos y de otras índoles, en viajes; los cuales daban inicio en el televisor de la sala, uno en blanco y negro, luego de ver una de aquellas increibles producciones corría a ese mágico lugar. En el cual hubo como inquilinos: Micos, palomas, gallos, gallinas, una vez tuvimos un camaleón, que desafortunadamente se perdió en el inmenso e inhóspito (para mi) jardín.

Un día, mi inteligente hermana mayor nos dijo: _Vamos a ver si es cierto que se desparece y lo colocó en una rama, sobre un arbolito enano, porque habían unos arboles tambien y efectivamente, cuando lo colocó ahí, el condenado camaleón, se torno del color del enano árbol, y nosotros: _¡Ahhh!, mi hermana dijo. 
_Ahora coloquémoslo por acá y luego por allá. 
En una de tantas colocadas, mi madre gritó desde adentro. 
_¡Lilly y Nory, vengan! 
Ellas salieron corriendo al llamado de la matriarca de mi hogar y yo, las vi correr por el enorme jardín, hasta que entraron en la casona vieja, pero bella, solo quedamos ahí, el animalito y yo, cuando quise ver al camaleón, justo donde lo dejó mi hermana Lilly, apareció por la puerta de ingreso de la casona mi hermana Nory y me gritó.
_¡Lalito! dice Lilly que no le despegues la vista al camaleón.
_¿Bueno? 
Le respondí, emocionado y asustado, pues el animal no era del todo de mi agrado, entonces obedecí a mis hermanas mayores y dirigí mi vista justo a donde habían colocado al camaleón, objeto de diversión y cual fue mi asombro, ya no lo vi, me dije. 
_Condenado animal, ¿crees que no te encontraré? 
E inicie mi búsqueda por el animalito, pero yo estaba equivocado y ya nunca lo encontré, dónde creí que estaría era mi imaginación, mientras lo buscaba mi corazón se aceleraba pensando.
_Me van a regañar.
Luego de varios minutos con mi rostro pálido, llegaron las chicas.
_¿En dónde esta mi hermoso camaleón?
Dijo Lilly y vaya si quería al animal, pues su novio se lo trajo de uno de sus viajes al Petén, pero el animal se aburrió de tanta melosería, que se perdió en el inmenso jardín y por supuesto, al que le jalaron las orejas fue a mi, yo grité.
_¡Mamáaaaa! 
Y salió del caserón, la leona, en busca de su cachorro y al verla ahi parada con el seño frunsido, yo corrí hasta sus enaguas y mi madre les llamó la atención a las chicas, pues como dijo ella: _¿Cómo dejan a un niño de apenas cinco años cuidando a horrible animal?, ustedes par de viejas son las culpables.
_¡Uffff!
De la que me salvé, pues mi hermana me veía con ojos de... ¡Ya te quedaras solo! y me las pagaras. 

Pero, más tarde llegó el novio a visitarla y de una preguntó por el bendito camaleón, mi hermana le dijo.
_Ya lo acosté, esta haciendo como frío ¿no?, pero no te preocupes mi amor, que lo estoy cuidando muy bien.
_Lo se mi amor. 
Dijo el incauto y enamorado novio y entonces se metió en la platica de mayores, otro aun mas incauto, yo.
_Que alivio, ¿entonces lo encontraron?...
_¡Mamáaaaa!
Llegó de nuevo la protectora, leona de la casa.
_¿Qué sucede hijo!
_La Lilly me quiere pegar. Pero ella dijo que el animal de colores ya esta durmiendo en su jaula y yo pensé que lo habían encontrado.
_Lalito tiene razón, no le mienta a su novio señorita y explíquele que el condenado animal se perdió en mi jardín.
_¿En serio? que calidad, te dije que eran inteligentes, ahí estará mejor que en la jaula, no tengas pena mi amor, en mi próximo viaje te traigo otro recuerdo. 
Y sellaron su amor con un beso.
_¡¡Guácala!! 
Dije con nauseas y mi hermana gritó.
_¡Mamá! llévate a tu engendro de aquí, que nos esta molestando.

El novio de Lilly me desarregló mi peinado y me guiño el ojo con tremenda sonrisa.
Creo que le caía bien, mi madre gritó desde el cuarto.
_¡Lalito, a la cama!, ¡te lavas los dientes y a dormir!

Pasaron un par de semanas o un mes, cómo puede saber un niño de mi edad (entonces) cosas del tiempo, si para nosotros, los niños, eso no tiene valor ni nos interesa, todos los días son iguales, una oportunidad para tener otra aventura y que mejor que el enorme jardín de mi casona.

_¡Hola Rubén!, ¿cómo estuvo su viaje?
_Muy bien suegra, ¿la Lilly está?, es que le traigo otro recuerdito del Petén, este si les fascinará, es hermoso.
_¡Quiero ver!, ¡quiero ver!...
Grité dando brincos al rededor de Rubén, pero este, no abrió la caja hasta que mi hermana llegó y lo recibió con un apasionado beso.
_¡¡Guácalaaaa!!
Dije con el estomago descompuesto.
_Vengan, entremos para que lo vean y luego le preparamos en el jardín; su nuevo hogar. 

Entramos y la familia entera estábamos a la expectativa, los cinco hermanos, mi madrecita y mi padrecito.
_¿Qué les parece? 
Dijo Rubén, abriendo la caja.
_¿Qué es eso? 
Grito mi madrecita, mientras el resto de la familia, incluyéndome a mi, quedamos con las pepitas muy bien abiertas; el que primero se expreso, fui yo.
_¡Cool!
(No se si esta expresión estaba vigente o no, pero para que tengan una idea de mi asombro).

Todos salieron al enorme jardín, mis hermanos consiguieron rápido una pala y empezaron a abrir un agujero, mientras mi otro hermano preparaba un poco de mezcla, todos estábamos emocionados. Menos mi madre.

_¡Pero ese animal nos va a comer a todos!, no Rubén, llévese esa cosa de mi casa.
_¡¡Nooooo!! 
Dijimos todos y como ahí habia democracia, mi padre dijo.
_Se quedará, mientras esté pequeño, pero cuando crezca, lo donaremos al zoológico. 
Y todos estuvimos de acuerdo, hasta mi madrecita, jejeje.

Luego de preparar el hogar de nuestra nueva mascota, lo extrajeron de la caja y lo colocaron en su nuevo hogar, este al estar ahí, uno de mis hermanos lo alentó con una varilla de palo de uno de los rosales y éste le rugió.
_(Sonido de rugido, jajaja) Y con sus fauces quebró el palito, agitando con fuerza su cola. 

Era bello mi nuevo inquilino, para el bello y enorme jardín de mi madrecita, ella por supuesto al ver lo que hizo el cocodrilo gritó.
_¡Nooooo! 
Y salio corriendo hacia la cocina de nuestro hogar, dulce hogar. 

_¡Qué tiempos aquellos!

Esperen, cuando el crío del lagarto o cocodrilo, que podría saberlo un niño de cinco años, hizo aquel sonido y quebró el palito agitando con fuerza su cola escamosa, me pareció ver en lo alto de una de las plantas del bello jardín de mi madrecita al camaleón, yo me quedé cayado, pues no quise privarlo de su libertad. Jejeje. 





Nota: esta historia comenzó con el Muro de Berlín pues esa era la historia, pero mi mente me llevó por otro rumbo. Pronto esa historia.


jueves, 14 de abril de 2016

En busca del amor real


¿Quieres enseñarme cuál es el camino que deberé recorrer esta vez que ya no estás? Quiero me indiques ¿qué camino he de seguir? como lo hiciste siempre, cuando caminaste a mi lado, tomados de la mano, recorrimos miles de caminos y ahora que ya no estas, ¿qué camino deberé caminar?, ¿quién me lo enseñará? 
No me enseñaste los caminos que se caminan en soledad, me acostumbraste a caminar de tu mano, que ahora confuso estoy, ¿será este o será aquel?, necesito de ti mujer, no me quiero perder por los caminos oscuros, llenos de espinas de la desesperación y la soledad.
Nunca antes pensé que un día caminaría por la vida como ciego sin su lazarillo, asi me siento sin tu amor, ¿quien me enseñará los nuevos caminos? 
Tú, en su momento lo hiciste muy bien, tan bien que me acostumbre a ser guiado por malvada mujer, que fingió dar mucho amor, tomó de mi lo mejor y al saciarse se largó, dejándome abandonado, sin saber que camino habré ahora de recorrer, ¿quien será mi luz? la que me guié por los caminos nocturnos cuando la luna no salga, noche oscura, me perderé sin alguien que tome mi mano y me encaminé por la ruta del bien, la ruta del buen amor. 
Mal acostumbrado quedé, por confiar en mala mujer, la que de mi tomó siempre lo mejor, al esculcar bien y ya no encontrar anda mejor se largo y solo me dejó, como ciego sin lazarillo. Solo una vez más, ¿dime qué camino recorreré? pónme en él, prometo caminar solo, espero sea uno muy recto y que esté lleno de rosas pero sin espinas, con luna llena para ver bien en las noches frías, quien sabe y caminando este amino encuentre al verdadero amor. 
Pero que me contarás, si eres mujer egoísta, no desearás verme feliz con una buena mujer, sea bella o fea, a mi ya eso no me importa, pues la belleza de nada me sirvió, de ella solo recuerdo maldad pura, eso fuiste mala mujer, pura maldad, sonríes lo sé, lo presiento, lo puedo escuchar, te burlaras de mi mala suerte, la que me heredaste antes de largarte, mejor seguro fue que me dejaras perdido en esta calle de cuatro vías. 
Pensando, sigo, ¿cuál camino deberé seguir? evitar encontrar otra mala mujer igual a ti, otra como tú. 
Quiero conocer lo que es una sana mujer, una que tambien se encuentre en mi posición, perdida por un mal amor, una que tambien ruegue por que alguien le indique un buen camino, si hubiera alguien que la indujera por el camino que decidiré iniciar y en nuestro caminar en ese andar, que me queda por delante tropezar con ella, pedir perdón por mi error levantarla y al tomar su mano, una cálida, suave y en sus dedos sentir latir a un corazón asustado, deseoso de hallar a bello ser, sin importar si es lindo o feo, que le interese solo que tenga un deseo de amar y ser amado eso sería genial. 
Tomaré el que mi corazón ya decidió, caminaré sin descansar y con los ojos bien abiertos, siempre viendo al frente. 
¿Qué es lo que está por llegar? una silueta ¿será de mujer o de otro pobre 
igual que yo?, si es así solo diré hola y seguiré caminando sin descansar, pues algún día, sé que la encontraré y ella me encontrará y por fin, felices seremos.
Vaya, miren quien es, eres tú, ¿qué te pasó? ¿qué? andas ahora sola igual que yo, seguro que alguien tomo de ti lo mejor que de ti, de lo que tomaste de mi, mala mujer, lastima me das, ¿qué tome tu mano? no gracias. 
Sigue caminando, pero te advierto que atrás de mi no hay nada, elegiste mal. 
Ahí la deje, como la vi, destrozada y llorando su maldad, lastima no sentí, solo una satisfacción quien me diría encontrarla tan rápido, vencida y destrozada, creo haberme visto en ella, pero mi perseverancia y mi fuerza que se conjugan en mi fe, mi buena voluntad, la fuerza que te da el dolor que te heredó mala mujer que ahora arrastrada busca tambien un camino para encontrar el verdadero amor. 
Pobre de ella, acaba de pasar a su lado y sé que lo supo cuando me vio pasar a su lado, sé que su corazón lo sintió, pero eso fue muy tarde para ella, ahora mi buen corazón busca a una buena mujer, que sea como yo, que simplemente busque lo que en ella busqué, un amor verdadero y real, sin mentiras, ni engaños. 
Este camino tiene una bifurcación, vaya encrucijada debo elegir bien, ¿la derecha o la izquierda? ¿cuál será el camino correcto? no tengo la experiencia, bueno, quien dijo que para hallar el verdadero amor se necesita de experiencia, tal vez buena suerte nada más, conocer a quien encuentres, tratarla bien y entrar en su corazón, ver bien lo que en el hay y si es, será, buena mujer la que con ansias busco.
Me decidiré por el camino que no habría tomado antes, sí, será este me enfilo a encontrarme con mi destino ya voy en él, siento que elegí bien, caminaré de día y noche, no me detendré ni para descansar, ya habrá tiempo para ello pero con ella, mejor si es en su regazo, uno tibio y cómodo, lo mismo quiero que ella sienta en mi. 
Caminé y caminé, ya nadie me indicó cual es el camino correcto, solos mi corazón y yo, mi instinto y yo, mi presentimiento y yo. 
Me entró la noche y esta no trae luna llena es más ni siquiera estrellas, no veo pero aun así seguí mi caminar y con un bulto tropecé y al suelo fui a dar, solo escuché un sollozo que dijo: perdón, yo respondí: no hay pena, ¿quien esta ahí?, de la nada escuche decir soy buena mujer que un día alguien traicionó y de su mano me soltó, entonces salí en busca de un buen hombre que me entregue un amor verdadero.
Yo sentí un escalofrío en toda mi piel y el corazón se me achiquitó y taquicardia creo me dió, cuando entre sollozos tambien ella preguntó, ¿quién se tropezó conmigo y al suelo fue dar duro golpe? el que te hice dar, pido mil perdones, pero fue sin maldad, solo que el corazón me dijo toma este camino tu destino en él estará, eso hice, pero el dolor que mal hombre me dejó, me hizo desfallecer y de bruces al suelo vine a dar y como esta noche no puedo ni a mi mano ver por ello, seguro no me viste, ¿quien dices que eres? 
El silencio llegó, pero yo lo espante y de una respondí, verás, mi historia es muy similar a la tuya, tambien me paso lo mismo con una mala mujer a la que acabo de ver revolcarse en el suelo pues, alguien ya me vengó, justicia Divina diría yo. 
Ahí la deje y me encontré con una bifurcación y lo mismo que a ti, este camino me hizo seguir caminé de día y de noche hasta que contigo tropecé y al suelo caí, como ves, es la misma historia para ambos. 
Sí, dijo la mujer, su timbre de voz era muy celestial, bella, la visualicé, lo mismo dijo; tienes una cálida voz, por ella voy a conocerte. 
Yo diría que nuestras almas son las que hablan le dije y me asombré de lo que de mi boca salió, ella me dijo, bello pensamiento, asi debes de ser tú, mi cara de color rojo alumbró pero no alcanzó para iluminar el rostro de ella, me dijo, alarga tu mano y lo hice, creo ella tambien. Ahora lo hacen como locos, un buen rato dando manotazos al aire, cuando por fin me encontré con algo, le dije: ¿eres tú? si soy, me dijo y agregó ¿eres tú? si soy le dije, nuestras pieles se incendiaron y lentamente recorrimos el camino de nuestras pieles hasta que por fin su mano se entrelazo con la mía.+
Era cálida, suave y tersa, me dije, esta es una mujer buena, mi corazón me lo indica, pues brinca como nunca y en sus dedos yo sentí el palpitar del suyo, ella me dijo: ¿lo sientes? 
Sí, es hermoso y tú ¿lo puedes tambien sentir? claro que si, estoy emocionada, jamas antes esto pude sentir con nadie, yo tambien, creo que si eres tú, ¿quien soy? me preguntó. 
El amor real que tanto he buscado le dije sin temor y con decisión, ella de la misma manera me dijo: creo sentir lo mismo, me lo dice mi corazón, son nuestras almas las que hablan y si es así, entonces si es un amor real, el que salimos a buscar, ahora nuestros corazones en armonía. Nuestros oídos escuchaban hermosa melodía, como si fuera una sinfonía, ella me dijo: sigue mi brazo, pero no te sueltes por favor, así podremos como dos ciegos vernos el rostro. 
Aunque te digo, que el físico no me interesa, si eres guapo será por añadidura un regalo Divino, lo mismo creo yo, le dije y cuando sentí sus manos dibujaban en su cerebro mi rostro yo le permití que lo hiciera sin interrumpirla y luego de un rato ella dijo: Wao, si que eres guapo, mi rostro de nuevo de rojo alumbró y quiso ver algo pero nada, ahora conóceme tú, me dijo. 
Y me llevo mis manos a su rostro y empece a hacer mi boceto de su rostro en mi mente y al breve momento tambien exclamé, que bella mujer eres, ella tambien dió lusaso rojo, pero no alcanzó para podernos ver. 
Falta poco para amanecer, ¿por qué estas tan segura? le pregunté; ya sentado muy cerca de ella, porque dicen que mientras mas oscuro es porque esta pronto a amanecer, ¿no te da miedo? que muy pronto, por fin, sabremos como somos. 
No, porque lo que busco en una mujer lo tienes tú, yo tambien paro de buscar ya encontré lo que creo es el amor real. 
Nos abrazamos y nuestras mejías se unieron, sentimos a nuestros corazones palpitar y lentamente y ya sin temor hicimos un breve recorrido, ella con sus ojos cerrados y yo con los míos bien apretados, nuestros labios se encontraron y el ansiado beso llegó y con él, tambien llegó el día. 
Todo se iluminó, sentimos un delicioso olor, seguíamos besándonos, pensamos ese olor es el del amor real y con miedo nos negamos a abrir nuestros ojos, pues para el amor no importa imagen alguna. 
Solo son caricias cálidas, sensibles y suaves y por un largo rato seguimos solamente acariciándonos y besándonos, hasta que ella dijo: oye, creo llego el momento voy a abrir mis ojos y quiero lo hagas tú tambien y si al verme cambias de parecer, no me importará pues ya mi corazón sintió lo que es el amor real, yo digo lo mismo. 
Y lentamente fuimos abriendo nuestros ojos y la luz del día fue entrando en nuestras pupilas, lo más bellos fue cuando vi entrar en ellos al amor de mi vida, cosa maravillosa y más hermosa su luz que iluminó mi vida y mi luz iluminó la de ella, nos pusimos de pie y nos abrazamos, por primera vez nuestros corazones frente a frente, se dieron pequeños golpes. 
La manera de ellos de decir te amo, yo tomé su mano y ella la mía y nos encaminamos hacia donde nació el sol tomados de la mano, unas que jamas se separarán pues yo no pienso soltarla, ni yo tampoco dijo emocionada. 
Y, caminamos aquel largo camino que algunos lo llaman vida, parece ser muy largo, eso es bueno y al caminar con rumbo a lo que nos depara la vida, nuestro destino, en el lugar en donde estuvimos por primera vez juntos, quedó un lugar florecido, con bellas flores y rosas multicolores, pero algo extraño, en ellas una sola espina no se encontró. 
Eso era un excelente presagio.
Así es el camino de la vida y el encuentro con el verdadero y real amor...







Nunca me volveré a enamorar de nuevo.


Si tú pretendes que nada pasó
que me queda por hacer,
seguir mi camino 
pensando en lo que pudo ser.

Pensando en ti y en mi
cuando el amor estuvo aquí
todo era mucho mejor,
pero que me queda por hacer.

No volver a enamorarme otra vez,
nada va a cambiar estés o no, 
nada va ser igual conmigo sin ti,
deberé seguir mi camino.
De algo si estoy seguro hoy,
no me vuelvo a enamorar de nuevo.

Cuando miro para atrás, 
lo felices que juntos fuimos,
algo que ahora se ve muy lejano,
nada va volver hacer igual otra vez
sino te tengo aquí conmigo,
para que enamorarme de nuevo.

No me vuelvo a enamorar otra vez,
no quiero sufrir con otra decepción,
nada volverá a hacer igual otra vez
sino estas conmigo, 
sino estamos juntos tú y yo.

No me vuelvo a enamorar otra vez,
nada sería igual sino estas tú aquí.
pretendiendo que nunca pasó nada. 
Lo que para mi fue amor
para ti fue solo un juego.

No me vuelvo a enamorar otra vez,
no quiero sufrir con alguien como tú
que pretende que nunca nada pasó,
si para mi fue lo más bello que me sucedió,
no me vuelvo a enamorar de nuevo.

No discutiré que el amor es lo más bello
cuando encuentras alguien que te corresponda,
cuando encuentras a tu alma gemela,
ahora nada volverá a ser igual.
No me vuelvo a enamorar otra vez.




Historias deTaxi


Como todas las noches, salía de casa, la que un día fuera de mi amor y mía, pero por mi trabajo ella me traicionó y yo a ella, en venganza, con la mujer de quien ella eligió para hacerme daño, uno que aun resuena en mi.
Arranqué mi cucarachita (volkswagen) y me hice hacia la ciudad, mientras me dirigía hacia la Avenida Reforma con la ilusión de que alguna chica con vestidos de lentejuela me hiciera la parada, pero hacía mucho tiempo de que no la encontraba, ya no la volví a encontrar, parece que regresó con su esposo, no sé si por amor o por el dinero, a seguir con seguridad aguantándole los engaños con mujeres trabajadoras de sus empresas, la señora si que era guapa y nos la pasamos muy bien mientras ella quiso vengarse de su marido, pero que le podía entregar yo, un simple taxista, nada más que juventud, cosa que a ella no le interesó. 
Por fin, llegue a mi lugar de trabajo, la Reforma e inicié mi recorrido no sin antes, revisar como cada noche a mi San Juan, ese nombre le puse a mi machete, uno muy filoso, en honor al lugar en dónde lo compré y ahí fiel al alcance de mi mano izquierda, brillante como la misma luz que incidía en él y no se diga en el filo, este brillaba aun más, estaba afilado como para cortar queso Kraft. 
Por fin, a una cuadra un enorme tipo me hizo la parada y me detuve a su lado.
_Buenas noches míster. Le dije amablemente, y agregué ¿hacia dónde se dirige?
Él me respondió con acento engringado.
_ How much? para el Antigua.
_Esta lejos míster, le puedo cobrar; unos 250.00.
_Shit demasiado money,  le sirven 200.00?, para me estarría muy good.
_Está bien míster, adelante.
El enorme hombre rubio, de ojos azules y barba de una semana, se sentó al lado mío y al encontrar el primer retorno me devolví para buscar la carretera que me llevara a la bella Antigua.
_De donde, tú eres?
Me dijo el gringo.
_Soy de la capital. Y, usted de ¿donde es?
_Me ser, from Chicago.
_¡La ciudad de los vientos! 
Dije con mucha propiedad.
_You know my amigo?
_No, cómo, si apenas gano para sobrevivir.
_Ah mi creer que cada noche sacar buen money ustedes los drivers.
_No míster, lo justo, pues la gasolina, los repuestos, llantas etc. todo eso son un gasto. Y ademas hay noches que no cae nada, hoy por lo menos, usted me hace el paro.
_¿El paro?
_O sea, me a contratado para el viaje.
_Oh yea.

Extrajo de su bolsa un cigarrillo, eso creí, pero no, era un puto puro y cuando lo iba a prender, pensé; me va a dejar hedionda mi cucarachita con esa mierda.
_Disculpa míster, esta prohibido fumar acá adentro, mejor se espera hasta que lleguemos a la Antigua.
_A mi no me vas a decir que hacer hijo de puta, acá quien manda soy yo cerote.
Me dijo el mal nacido con un acento mucho más nacional que el mio, este gringo cerote no era gringo, seguramente era de Chiquimula o de otro lugar de oriente, pues por allá son puros gringos los cabrones.
_Qué putas, se te fue a la  mierda el acento de gringo? ¡chapín cerote! ¿De dónde sos en realidad?
_Soy de Chiquimula cabrón.

Mientras decía esto, encendió el puro y le dió tremendo jalón a la mota y después de la espalda extrajo un pistolón de esos que usan en oriente. Lo colocó bajo su pierna con el cañón apuntándome a mi. Yo por mi lado, iba extrayendo a mi San Juan de su vaina.
_¿Qué putas brilla tanto ahí?
Me pregunto, mientras vi que en una estación de gasolina, justo al finalizar la Roosevelt, una patrulla con dos barrigones policías. Me metí ahí.
_¿Qué haces cerote?
_Voy a echar gasolina mula, esta mierda no camina con aire.

Al salir de mi cucarachita, corrí hasta los dos tiras.
_¡Auxilio!, ¡ayuda!
_¿Qué le pasa señor?
Me dicen los agentes y yo, les digo.
_Ahí en mi taxi, un hijueputa que me viene amenazando con un revolver y ademas viene fumando mota, quiero que por favor lo saquen de mi taxi.
_¡Vamos pareja!
Le dijo el chaparrito al más alto y panzón y con pistola en mano, se acercaron hasta mi taxi.
_Hey, el canche del taxi, salga con las manos en alto.
_What happened señores?
_Es un pinche extranjero pareja, gringo por lo visto.
_Disculpe míster, pero tenemos que registrar el auto, ¿viene usted armado?
_¡Oh my God! ¡of course not! what happen con ustedes,  please respect.

Sin salir de la cucarachita, el gringo buey, convenció a los inocentes guardias de seguridad nacional, quienes la agarraron contra mi.
_¡Oye taxista cabrón! no chingues a los gringos que traen divisas al país, súbite y lo llevas a donde quiera, sino te enchachamos y el carro, al corralón, la multa que te espera y la noche en el bote te servirán de escarmiento para no volver a chingar a la autoridad y a los turistas. 
Ni modo, no me quedó de otra, más que subir a mi cucarachita y seguir mi camino.
Yo iba manejando con una mano en el volante y en la otra mi mi San Juan, el supuesto gringo cabrón, seguía fumando su mota y orificio de la pistola seguía apuntándome.
_¿Te crees muy listo no cabrón? ahora me vas a dar todo el dinero que traigas encima, tus tenis que están cabrones y tambien me llevaré el radio, algo me darán, esta bien cabrón. Ah y tambien tu celular.
Para ahora íbamos por el motel La Colina Rosa.
_¿Y que te hace pensar que te voy a dar lo que me pides canche cerote? 

Esto lo puso como la gran puta y saco de abajo de sus piernas el pistolón y me apunto hacia la cabeza. Yo agarré valor y le dije con muchos huevos en la vos, ya estaba como la gran puta por lo sucedido.
_¡Mira hijo de cien mil putas, mejor te hubieras quedado con los putos policías, pues ahora ya te llevo la gran puta maldito!
_¡¡Ayyyyyyy!! cerote me chingaste, ¡hijo de puta!

La sangre me brinco en el rostro y a los pies del supuesto gringo cayeron su mano y la pistola, mientras el muy macho chillaba como niña al verse sangrando del nudillo, de su fuerte brazo sin mano.
_Te bajas o te vuelo el brazo, las piernas y los huevos; ¡hijo de puta!
_Si, tranquilo ya me bajo. Oye por favor, llévame al hospital te lo suplico, te pago lo que quieras pues ya he güeviado bastante hoy y tengo mucha papa.
_Tu madre, hijo de puta, ahí te ves y mira como salís vos solo.
_Por favor hermano, compatriota, llama a los bomberos aunque sea, por favorcito mi hermanito.
_Mejor dame la papa de la que me hablaste cerote o te dejo manco y cojo.
_No, tranquilo, aquí esta, es toda tuya.

Me dio todo lo hueviado esa noche y yo viré en U, primero verifique que todo estuviera como estaba, silencio; el desgraciado se quedo ahí hincado chillando y agarrándose lo que le quedo en lugar de su mano y yo, regresé para mi casa, pues la noche había estado muy buena y mientras pasaba por los barrancos de Mixco, me paré un rato, vi para todos los lados, tome la mano del gringo, la que aun tenía el pistolón y los arrojé al fondo del barranco para que se lo coman la carroña. Subí a mi cucarachita y prendí la radio; sonó Arjona con la canción: Historia de taxi y a todo pulmón le hice segunda al cabrón del Arjona.



Hasta la próxima historia de la serie.