jueves, 10 de agosto de 2017

Esperando por ti



Buscando por ti, seguro que te encontraré.
Me lo dicta todo mi ser, el camino me lo enseña el corazón.
Serán montañas con sus ríos y arboledas, 
o quizá sean océanos y sus mares,
tal vez ríos con sus lagunas,
Dónde estés escondida. Seguro que te encontraré.

Esperando por el amor, esperando por alguien como tú.
Lo he presentido en mi pecho, mi corazón a latido contento.
Serán continentes, su geografía y sus idiomas,
o quizás sean otras regiones, otras costumbres,
tal vez sea que ya tienes dueño, 
lo siento por él pero me perteneces.

Nada me hará desistir en mi búsqueda, en hallar lo que amo.
Nada me detendrá, nada podrá hacerme claudicar.
Es mi vida la que está en juego y la mujer que yo quiero.
Me lo dicta el corazón, me lo asegura todo mi ser.
Una extraña sensación me achina la piel 
de pensar que pronto te encontraré y te amaré.

Nada me detendrá, 
nada hará que salgas de mí, 
nada me hará dejar de pensar solo en ti, 
nada hará que un día no te pueda encontrar.

Somos imanes, 
yo el polo norte y tu el sur, 
atracción que nos unirá y nos enamorará.
Lo que ahora tengas es solo un entrenamiento de amor, 
porque lo que realmente buscas lo tengo yo,
lo que deseo yo, lo tienes tú... 
Tú eres la luz y yo soy la oscuridad 
y juntos haremos los más bellos claroscuros.

Esperando por ti, hoy estoy frente al mar, 
las olas me dicen que pronto vendrás, 
las gaviotas vuelan a tu encuentro.

Esperando por ti, hoy miro al cielo y ruego por tu amor, 
las nubes blancas se encienden y dibujan lindas figuras 
me enseñan lo que será nuestro amor.

Esperando por ti, me llega el viento del sur, 
fresco y cálido como seguro serás tú.

Esperando por ti veo el horizonte, 
el sol nace y muere, con la esperanza de vernos un día juntos.

Esperando por ti me sorprende la luna, 
me sonríe y me enseña toda la miel que nos espera.

Esperando por ti estoy, ven pronto, 
que desespero en la espera, 
me enloquece saber que estás, pero no estás aquí
sentir tu aliento en mi boca, sentir el calor de tu piel, 
sentir el sudor brotando de cada poro, 
sentirme entre tus brazos. 

Soñando estoy, pues aquí estoy esperando por ti.