viernes, 4 de agosto de 2017

Ya no te amo


Hasta aquí llegamos. No discutas màs. Porque ya no te amo.
No digas màs, pues todo lo que me dices se puede usar en tu contra,
recuerda que quien se alejò fuiste tù no yo 
y quien a mi llegò en tu ausencia me entregò todo su amor, 
curò mi corazòn herido y adolorido.

No niego que te ame, y mucho, pero en mi soledad 
encontré en los brazos de otra 
la luz y el calor que me dejo tu adiòs. (tu abandono)

No digas màs, no quiero ser quien ahora te hiera, 
aunque tengo todo el derecho del mundo
derecho que me dio tu adiòs.

Hasta aquì llegamos, no hay nada màs que discutir, deja de insistir,
el amor llega un dìa a ser un simple recuerdo, bonito o malo,
experiencia que puede entregar un gran valor para evitar ser ilusionado (otra desilusión)
y abandonado por el lindo hablar de otro amigo que solo deseaba
arrebatarte de mi lado, para una vez logrado, dejarte a ti de lado, 
lastimada y amargada.

Nada hay que decir ya, entre nosotros todo esta platicado, (hablado)
nada màs por decir, todo està mas que claro, asì que no discutamos;
si tù tienes la razón, y no mi corazón, quien sufrió màs con tu traición.

Te digo; solo porque lo preguntas, 
¿qué cuando comenzó este amor?, te lo digo; 
que fue cuando me encontró llorando por tu amor, por tu abandono,
ella me entregó su calor, su amor, 
sanò las heridas que dejaste en mi piel, en mi mente y en mi corazón.

Asì que, no discutamos màs, no hay nada de que hablar, 
no vengas pidiendo perdón, 
pues ya te perdonè cuando me llegó este nuevo amor, 
ella me enseñò que no es bueno vivir con rencor en el corazón, 
odiando, recordando, eso solo lastima màs a mi corazòn.

Si un dìa te amè tanto, que hasta daba la vida por ti,
hoy todo eso contigo murió, lo que te pase no es mi problema,
ese problema es solo tuyo. 
Regresa con quien te arrebatò y te conquistò,
quien te arrebatò todo este amor por el que hoy vienes pidiendo perdón.

Pero no  puedo perdonar lo que ya no recuerdo, 
lo que ya superè en brazos de una buena mujer,
la que me espera afuera por respeto a los dos, 
nos ha dejado discutiendo lo que no tiene discusión,
pues te repito; que ya no te amo.

Te recomiendo que busques en otros brazos 
el amor que por ti ya no tengo,
quizá y encuentres alguien que te entregue su amor, 
y cure el dolor que llevas en tu corazón.

Con èl encuentres el amor que de mi desapareció.
Solo eres un recuerdo, malo o bueno, una experiencia nada màs, 
para no cometer el mismo error, con un nuevo amor.

Si me preguntas cuando comenzó este nuevo amor, 
te lo repitò; ella me encontró llorando por tu adiós, 
me consoló (me dio consuelo) y a mi corazón con amor lo sanò.

Por eso yo... ¡Ya no te amo!